Abrir menú principal
Héctor Hidalgo Solá.

Héctor Hidalgo Solá (desaparecido el 18 de julio de 1977 en Buenos Aires) fue un político y diplomático argentino, perteneciente a la Unión Cívica Radical.

Índice

BiografíaEditar

Héctor Hidalgo Solá pertenecía al ala conservadora de la Unión Cívica Radical. Durante el gobierno de Juan Perón (1973-1974) Hidalgo Solá fue uno de los principales promotores de un gobierno de unidad nacional peronista-radical, como respuesta a la grave situación de inestabilidad política.[1]

En aquel momento Hidalgo Solá escribió el libro La Hora De Argentina, que fue editado por El Ateneo en 1974.

Durante el Proceso de Reorganización Nacional Héctor Hidalgo Solá fue uno de los dirigentes radicales que ocupó cargos en el gobierno militar como embajador en Venezuela.

Su captura y asesinato fue la primera de las operaciones del grupo de tareas 3.3.2 contra diplomáticos argentinos que no tenían ninguna relación con la guerrilla o lo que los militares llamaban la «subversión». La segunda operación fue el secuestro y asesinato de la diplomática Helena Holmberg.[2]

El 18 de julio de 1977 fue secuestrado en Buenos Aires, fue visto en La ESMA y hasta la fecha permanece desaparecido.

Sectores relacionados con el gobierno militar han intentado atribuir el secuestro a las organizaciones guerrilleras. Sin embargo, Robert Cox, editor responsable del diario argentino de habla inglés The Buenos Aires Herald, ha contado que en junio de 1979, luego de una conferencia de prensa con el general Albano Harguindeguy, Ministro del Interior del gobierno militar, se produjo el siguiente diálogo entre ambos:

  • Cox: “Mire, los excesos son, por ejemplo, Fernández Pondal. Muchos periodistas son excesos. Hidalgo Solá es un exceso”.
  • Harguindeguy: “Hidalgo Solá, sí. Fernández Pondal no sé cómo murió. Sí. Yo no puedo saber si es exceso o no”.[3]

En “El embajador de la nada”, relato incluido en el libro Desde este mundo,[4]​ su autor, Miguel Briante detalla los acontecimientos vinculados al secuestro del embajador Hidalgo Solá.

ReferenciasEditar

  1. Alfonsín señaló a Siete Días que "dentro del radicalismo, hay quienes hablan de una emergencia nacional, colocándonos a todos en una falsa alternativa de hierro, uno de cuyos extremos sería la claudicación y otro el golpe". Pero el diputado nacional Rubén Rabanal se encargó de desvirtuar los rumores: "No hay ninguna oferta oficial y, aunque la hubiese, el radicalismo debe mantener su individualidad partidaria". En verdad, la incorporación a los ministerios es una vieja idea de Hidalgo Solá, un dirigente que sueña con la conjunción, incluso orgánica, de peronistas y radicales. Recientemente, sus seguidores sostenían que el radicalismo podía acceder a los ministerios de Educación, Justicia y Relaciones Exteriores, e incluso ocupar algunas subsecretarías.; Balbín-Alfonsín: ¿Qué quieren los radicales?, Revista Siete Días Ilustrados, mayo 1974.
  2. Miriam Lewin y Olga Wornat (2014). Putas y guerrilleras, crímenes sexuales en los centros clandestinos de detención. Buenos Aires: Planeta. ISBN 978-950-49-3934-4. 
  3. Jorge Elías, Maten al cartero: posdata del asedio a la prensa durante las dictaduras militares del Cono Sur, Buenos Aires, Fundación Cadal, 2005, pág. 99.
  4. Desde este Mundo, por Miguel Briante, Sudamericana 2005.

BibliografíaEditar

  • ELIAS, Jorge (2005). Maten al cartero: posdata del asedio a la prensa durante las dictaduras militares del Cono Sur. Buenos Aires:Fundación Cadal. ISBN 987-21129-8-3. 
  • HIDALGO SOLÁ, Héctor (1974). La hora de Argentina. Buenos Aires:El Ateneo. 
  • BRIANTE, Miguel (2005). «El embajador de la nada». Desde este mundo. Buenos Aires:Sudamericana. ISBN 950-07-2577-0. 

Véase tambiénEditar