Abrir menú principal

Ismael Huerta Díaz

diplomático chileno

Ismael Huerta Díaz (Talcahuano, 13 de octubre de 1916 - 9 de junio de 1997) fue un oficial de la Armada de Chile que alcanzó el grado de Vicealmirante.

Durante el gobierno de la Unidad Popular ocupó el cargo de Ministro de Obras Públicas y Transportes; en el gobierno de la Dictadura Militar que depuso a Salvador Allende, fue designado Ministro de Relaciones Exteriores, luego embajador representante permanente de Chile ante las Naciones Unidas, con sede en Nueva York, y finalmente rector de la Universidad Técnica Federico Santa María.

En 1942 contrajo matrimonio con Guillermina Wallace Dunsmore Aird y tuvo cuatro hijos: Ismael, Bernarda, Jorge (quien también llegaría a Vicealmirante) y Mina.

Infancia y juventudEditar

Nació en Talcahuano el 13 de octubre de 1916. Su madre fue doña Lucrecia Díaz Vargas y su padre don Ismael Huerta Lira, oficial de la Armada de Chile que en 1927, con el grado de Contraalmirante y siendo Comandante en Jefe del Apostadero Naval de Magallanes, obtuvo su retiro de la institución para radicarse inicialmente en Valparaíso y finalmente en Quilpué, ciudad de la que fue Alcalde.

Como hijo de marino, debido a los transbordos del padre, el joven Huerta comenzó sus estudios en el kindergarten del Colegio de la Inmaculada Concepción de Talcahuano. Luego, en Punta Arenas, asistió al Liceo Salesiano San José, y finalmente al Colegio de los Sagrados Corazones de Valparaíso.

Rendido el tercer año de humanidades, requisito de estudios para ingresar a la Escuela Naval Arturo Prat, no pudo hacerlo por no tener la edad mínima exigida. Cursó el cuarto año de humanidades ingresando a la Escuela Naval en 1931.

Carrera navalEditar

Ingresó a la Escuela Naval en 1931 con 14 años de edad. Egresó como Guardiamarina en 1936 con la segunda antigüedad de su promoción.

En 1936 efectuó el viaje de instrucción de Guardiamarinas a bordo del petrolero “Maipo”, que estaba comandado por el capitán de navío don Luis Villarroel de la Rosa. El itinerario incluyó: Valparaíso, Isla de Pascua, Estados Unidos de América – los puertos de San Diego y Los Ángeles - y regresó a Valparaíso después de sesenta días. Al término del viaje fue notificado de que había sido seleccionado para que, junto con el guardiamarina Aureliano Villegas, efectuara el viaje de instrucción del crucero escuela francés “Jeanne d'Arc”, pero antes continuaría el curso de guardiamarinas a bordo de la corbeta “General Baquedano”, efectuando el levantamiento hidrográfico de la bahía de Quintero, y se embarcaría en el acorazado “Almirante Latorre” por un corto tiempo.

En junio de 1936 se embarcó en la M/N “Huasco” con destino a Antofagasta y luego en el “Arizona”, nave de la Compagnie Générale Transatlantique, elegida por la Armada para que se trasladara a Francia y tuviera tiempo de practicar francés. El viaje en el “Arizona” duró seis semanas, y luego en París tuvo seis semanas más para practicar el idioma galo antes de presentarse en el buque escuela.

El 1 de octubre de 1936 se embarcó en el “Jeanne d'Arc”. La “Jeanne”, como cariñosamente la nombraban sus tripulantes, desplazaba 6.700 toneladas, tenía una eslora de 170 metros y una manga de 17,70 metros, y calaba 6.5 metros. Su batería principal consistía en 8 cañones de 155 mm dispuestos en 4 torres dobles, poseía varias piezas para defensa antiaérea y 2 tubos lanzatorpedos de 550 mm. Llevaba 2 hidroaviones. Su propulsión era mediante dos turbinas independientes, a vapor, que accionaban dos hélices, tenía 4 calderas a petróleo. Su radio de acción, a velocidad de crucero de 13,5 nudos, era de 5.000 millas. Su velocidad máxima era de 27 nudos.

La nave había sido diseñada en forma equilibrada entre su capacidad combativa y las necesidades de un buque escuela. Poseía 10 cámaras para Guardiamarinas con capacidad para 12 personas cada una y una amplia sala de conferencias.

En el viaje se embarcaron 8 oficiales extranjeros: 1 letón, 2 iraníes, 2 polacos, 1 rumano y 2 chilenos. El viaje estuvo dividido en dos etapas en las que tocaron puertos de Portugal, Marruecos, Brasil, varias colonias francesas y británicas, Venezuela, Colombia, Estados Unidos, Haití, Cuba y regreso a Francia. En la segunda etapa, que se inició en abril del mismo año, tocaron puertos de Inglaterra, Escocia, las Islas Feroe, Noruega, Alemania, Dinamarca y Holanda, regresando a Brest el 4 de julio de 1937, donde rindió los exámenes finales obteniendo meritorias notas y calificaciones. El 17 del mismo mes se desembarcó definitivamente de la nave en la que navegó 21.880 millas náuticas.

Finalizado el viaje de instrucción, tras una breve estada en París, efectuó curso de radio en la Escuela Superior de Electricidad de París. El curso duró de octubre de 1937 a julio de 1938. Luego la casa Telefunken de Berlín lo invitó a que continuara sus estudios de radio en Alemania; este curso práctico sobre equipos de comunicaciones navales y de aviación fue de noviembre de 1938 hasta enero de 1939.

El 24 de febrero de 1939 desembarcó en Valparaíso del vapor “Colombo” luego de dos años, ocho meses y cinco días de ausencia. La superioridad naval dispuso que efectuara el curso de aplicación de artillería que se dictaba a bordo del crucero "Blanco Encalada" y luego, para terminar los cursos de aplicación, fue transbordado a la Escuela de Torpedos y Electricidad, en Talcahuano, para tomar ramos sobre Torpedos, Explosivos, Bajo Voltaje, Teléfonos, Buceo, Submarinos y Girocompases.

A pesar de tener el mejor promedio de la promoción, fue reprobado en los exámenes de ascenso a Teniente 2º, al no convalidarle el Presidente de la Comisión de Exámenes sus requisitos obtenidos durante su estadía en Europa, por lo que continuó en el grado de Guardiamarina por otro año. Esta injusta situación fue corregida en 1941, pero influyó en su carrera naval.

En febrero de 1940 fue transbordado al transporte "Abtao" para que efectuara los requisitos de navegación, que según la Comisión de exámenes, le faltaba completar. Estando a bordo tuvo que aceptar seguir la carrera de técnico, por sus estudios en Francia y Alemania, contra sus deseos de ser oficial especialista en Artillería.

En febrero de 1941 fue transbordado a la Escuela de Comunicaciones para cursar la especialidad de Comunicaciones e Informaciones. Terminado el curso de especialidad, en marzo de 1942, contrajo matrimonio con Guillermina Wallace Dunsmore Aird y fue destinado al Subdepartamento de Comunicaciones de Valparaíso, como Oficial Técnico.

En octubre de 1942 fue transbordado al Subdepartamento de Comunicaciones Navales de Talcahuano. A principios de 1947 fue nuevamente transbordado al Subdepartamento de Telecomunicaciones Navales de Valparaíso, repartición en la que permaneció hasta abril de 1949. Estando en esta repartición fue embarcado en comisión en la fragata "Covadonga”, integrando la Tercera Expedición Antártica, que requería un técnico en radiocomunicaciones. De regreso a Viña del Mar, en abril de 1949 se embarcó con su familia en el “Alondra” para cumplir transbordo a Punta Arenas como jefe del Subdepartamento de Telecomunicaciones de Magallanes, cargo que mantuvo hasta 1952. Durante su permanencia en Punta Arenas le cupo la responsabilidad de la instalación de la Radioestación de Río Los Ciervos y cumplió numerosas comisiones en los patrulleros "Lautaro", y "Lientur", y en la barcaza "Grumete Díaz", naves en las que recorrió la jurisdicción naval, desde el faro San Pedro hasta la isla Navarino. A fines de 1950 y principios de 1951 se embarcó en comisión en la fragata “Iquique”, formando parte de la Cuarta Expedición Antártica.

En mayo de 1953 fue destinado a la Misión Naval de Chile en Londres, como inspector de los radares que se estaban fabricando para el acorazado "Almirante Latorre", nave que se pensaba modernizar. Durante su permanencia en Inglaterra efectuó curso de radares en Marconi College y en la Escuela de Electrónica de la Royal Navy, en el H.M.S. "Collingwood". Debido a que el plan de modernización del viejo acorazado no prosperó, regresó a Chile en noviembre de 1954, siendo destinado al Subdepartamento de Electrónica y Telecomunicaciones Navales de Talcahuano, nuevo nombre del antiguo subdepartamento de Comunicaciones, donde se había desempeñado anteriormente como Jefe interino.

En marzo de 1957 fue destinado al Arsenal de Valparaíso, en el que asumió la jefatura del Subdepartamento de Electrónica. A comienzos de 1958 fue enviado en comisión a la Academia de Guerra Naval a efectuar el Curso de Informaciones de Estado Mayor. Terminado éste se reintegró al Arsenal, pero a mediados de año fue designado jefe del Departamento de Electrónica de la Dirección de Armamentos, jefatura que conservó por casi diez años.

En 1960, a petición de la Universidad Santa María, dictó un curso en su Escuela de Verano: Sistemas Electrónicos de Ayuda a la Navegación. También en esa época y por varios años dictó clases de Sonar y Acústica Submarina a los oficiales alumnos de los cursos de submarinos y de electrónica de la Armada. La Universidad Católica de Valparaíso organizó un Politécnico para expertos pesqueros al que dictó rudimentos de navegación electrónica: radar, sonar, ecosonda y radiogionómetro. También dictó cursillos y conferencias en escuelas de temporada de diversas universidades. A los cursos de especialistas en Navegación de la Armada le dictó la asignatura de Sistemas Electrónicos Aplicados a la Navegación.

En octubre de 1962 ascendió al grado de Capitán de Navío, siendo designado Subdirector de la Dirección de Armamento sin perjuicio de su puesto de jefe del Departamento de Electrónica.

En 1965 fue enviado en comisión y efectuó el Curso de Alto Comando integrado por 17 Coroneles del Ejército y la Fuerza Aérea, 10 Capitanes de Navío y 2 civiles pertenecientes al Ministerio de Relaciones Exteriores. Estando en este curso le correspondió desempeñarse como edecán de Sus Majestades los Reyes de Bélgica durante su visita oficial a Chile.

A fines de 1965 asumió como Director de Armamento subrogante, por lo que pasó a integrar el Consejo Naval, órgano consultivo del Comandante en Jefe en el cual se desarrollan los debates al más alto nivel institucional.

En enero de 1969 fue ascendido al grado de Contraalmirante, y el 16 de febrero del mismo año fue designado Director de la Dirección de Astilleros y Maestranzas de la Armada, ASMAR.

A mediados de 1971 fue designado director de la Compañía de Acero del Pacífico, CAP, en representación de las Fuerzas Armadas. El 5 de febrero de 1973 asumió como Director General de los Servicios de la Armada, y en septiembre del mismo año ascendió a Vicealmirante. Se acogió a retiro el 2 de junio de 1977.

Participación políticaEditar

Durante la Unidad PopularEditar

El 2 de noviembre de 1972 fue nombrado Ministro en la cartera de Obras Públicas y Transporte. En esa fecha el presidente Salvador Allende integró al Gabinete a tres altos oficiales de las Fuerzas Armadas en un intento de estabilizar la situación interna del país. A los pocos días de haber asumido el cargo, desconocidos lanzaron una bomba al jardín de su casa en Viña del Mar, la que fue encontrada por su esposa y hecha detonar por expertos militares; era de alto poder explosivo.

El 22 de diciembre hizo entrega de la Dirección de ASMAR al contraalmirante Gerald Wood. El 10 de enero de 1973, el nuevo Ministro de Hacienda, Fernando Flores, se dirigió al país por cadena nacional de emisoras y anunció la creación de una Secretaría Nacional de Distribución. En este discurso Flores efectuó un ataque enconado contra “la dominación imperialista, monopólica y latifundista...los enemigos de la Patria... , ante tal lenguaje, y visto que el Ministro había hablado en nombre del Gobierno y por lo tanto del Gabinete, Huerta decidió presentar su renuncia para no avalar tales palabras. El Presidente se la aceptó el 31 de ese mes, designándose como sucesor al contraalmirante Daniel Arellano Mac-Leod.

Luego, en marzo de 1973, criticó duramente el proyecto educacional del gobierno, conocido como Escuela Nacional Unificada (ENU).

Durante la Dictadura MilitarEditar

Fue partícipe del golpe de Estado en Chile del 11 de septiembre de 1973, el cual derrocó al gobierno del presidente Salvador Allende. Ese mismo día Huerta ascendió al grado de Vicealmirante. Fue nombrado Ministro de Relaciones Exteriores de Chile por la Junta Militar de Gobierno el 12 de septiembre de 1973, hasta 1974, y como tal defendió al nuevo gobierno ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, denunciando la existencia del llamado Plan Zeta. En febrero de 1974 se entrevistó con Henry Kissinger en la Ciudad de México.

El 30 de julio de 1974 fue nombrado Embajador de Chile ante las Naciones Unidas. Permaneció en ese cargo hasta el 16 de mayo de 1977, cuando fue reemplazado por Sergio Diez.

El 14 de septiembre de 1977 asumió el cargo de Rector de la Universidad Técnica Federico Santa María, que ejerció hasta el 17 de mayo de 1984.

LegadoEditar

Su legado se basa principalmente en las innumerables horas que dedicó a la enseñanza en diversos planteles universitarios, pero principalmente dentro de la propia institución naval. Inició su labor docente en 1943 con los oficiales alumnos de la especialidad de submarinos, a los que les dictó clases relacionadas con los diversos Sistemas Electrónicos de a bordo; luego, a los alumnos de la especialidad de electrónica les enseñó Sonar y Acústica Submarina, y a los de la especialidad de navegación, Sistemas Electrónicos Aplicados a la Navegación. Muchas generaciones de oficiales especialistas supieron de las amenas e instructivas clases del vicealmirante Huerta, y esta condición fue la que determinó que la Junta de Gobierno lo designara rector de la Universidad Técnica Federico Santa María en 1977.

Otro aspecto de su legado fue su libro “Volvería a ser marino”, obra que el señor Vicealmirante dedicó a la Armada de Chile. En casi 1000 páginas publicadas en dos tomos, en forma entretenida y documentada nos relata en primera persona su vida desde su nacimiento, su carrera naval y luego su actuación durante el gobierno de la Dictadura Militar. Esta obra tiene el mérito de que está basada en los innumerables apuntes, recortes de prensa y memorias profesionales que el Vicealmirante fue juntando desde su inicios en la carrera naval, y como él manifiesta en el prólogo del libro: “Valiosa ayuda me brindó el diario que llevé rigurosamente durante el período en que estuve al frente del Ministerio de Obras Públicas y Transporte”.

LibrosEditar

Título Año ISBN
Volvería a ser Marino (2 Tomos) 1988 ISBN

Notas y referenciasEditar

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar


Predecesor:
Pascual Barraza Barraza
Ministro de Obras Públicas y Transportes de Chile
12 de diciembre de 1972 - 31 de enero de 1973
Sucesor:
Daniel Arellano Mac-Leod
Predecesor:
Clodomiro Almeyda Medina
Ministro de Relaciones Exteriores de Chile
12 de septiembre de 1973 - 11 de julio de 1974
Sucesor:
Patricio Carvajal Prado
Predecesor:
James Holger Blair
Embajador de Chile ante las Naciones Unidas
30 de julio de 1974 - 16 de mayo de 1977
Sucesor:
Sergio Diez Urzúa