Leccionario

libro litúrgico

El leccionario (latín: lectionarium) o epistolario es un libro litúrgico que contiene los pasajes de los textos religiosos leídos durante las ceremonias religiosas. Por lo tanto, es la obra que contiene las lecturas de oficios en la liturgia cristiana, en particular en la Misa católica y la liturgia ortodoxa.[1]

Leccionario Merovingio, siglo VII º ) sobre pergamino.

HistóricoEditar

La lectura de la Torá, en tiempos talmúdicos, se hacía en la tierra de Israel en un ciclo de tres años, mientras que en Babilonia era solo de un año. El judaísmo rabínico adoptó el rito babilónico, pero los primeros cristianos adaptaron el rito "palestino" a toda la Biblia griega, Antiguo y Nuevo Testamento, el llamado Rito de la Iglesia de Jerusalén. Según el filólogo Christoph Luxenberg, el Corán se derivaría, en parte, de tal leccionario de salmos en lengua siríaca, más precisamente sirio-aramea.

Algunos leccionarios, copiados e iluminados en la Edad Media son verdaderas obras de arte. Este es el caso, por ejemplo, del llamado leccionario de Luxeuil, obra maestra de la iluminación merovingia.

Por otro lado, los libros, copiados en piel de animales, que costaban muy caro, la Biblia rara vez se copiaba por completo en su totalidad. En el XI siglo, en la época en que se desarrollaba la filosofía escolástica, se adquiere el hábito de copiar los pasajes bíblicos que parecen ser más importantes, esencialmente del Nuevo Testamento, luego seguidos con un comentario. Estos compendios fueron utilizados por estudiantes de universidades.

Leccionario católicoEditar

Desde el Concilio Vaticano II, el leccionario dominical prevé un circuito de toda la Biblia en tres años y el leccionario diario se basa en un ritmo de dos años. Esto permite, en particular, un recorrido más amplio de la Biblia. Las lecturas durante la misa dominical son, desde las reformas de 1970 : un pasaje del Antiguo Testamento o de los Hechos de los Apóstoles, un extracto de los Salmos, un pasaje de una epístola, un pasaje del Evangelio. Para la misa diaria, las lecturas son : un pasaje de la Biblia con exclusión de los Evangelios y los Salmos, según un principio de lectura casi continua durante un ciclo de dos años ; un extracto del Salmo, un pasaje del Evangelio, según un ciclo anual.

ReferenciasEditar

  1. «Lectionary». Encyclopædia Britannica Online. Consultado el 6 de julio de 2007.