Liberalismo conservador

ideología política

El liberalismo conservador es una ideología que combina posiciones liberales y conservadoras en asuntos sociales, económicos o éticos.[1]​ El liberalismo conservador es una variante más moderada del liberalismo clásico. Se aplica como etiqueta a diferentes partidos políticos y posiciones ideológicas de carácter ecléctico y posibilista. En general se trata de partidos de amplio espectro que engloban tanto la centroderecha política del liberalismo como a la derecha conservadora y tradicionalista o la combinación de valores y políticas liberales con posturas conservadoras. Defiende el fuerte individualismo, el mercado libre y destacan la importancia de la moral basada en la religión y lo militar. Propugnan por un Estado mínimo, bajos impuestos, regulaciones escasas y que el Estado solo intervenga para asegurar los negocios al sector privado.

Los liberales conservadores creen en el libre mercado y las políticas económicas laissez faire combinadas con los valores conservadores tradicionales, como la creencia de que la desigualdad social es inevitable, rechazando el concepto de justicia social, la importancia de la religión como una institución portadora de ideologías, no solo religiosas (tal y como defiende el neoconservadurismo), sino de conservación del orden social y el valor de la moral tradicional.

Las corrientes políticas definidas con estos términos suelen conciliar el conservadurismo democrático y el liberalismo económico y defienden un gobierno limitado junto con la defensa de la continuidad del orden democrático, una vez que este quedó establecido históricamente.

Frente al conservadurismo tradicional, contiene una mayor apertura a temas valóricos y hace a un lado el proteccionismo de este. Frente al liberalismo tradicional, se muestra alejado de los cambios políticos radicales, y apuesta por la estabilidad y el mantenimiento de un orden social heredado, matizado con cambios moderados (reformismo). El liberalismo conservador tiene posiciones económicas liberales y en favor de la desregulación de la actividad económica, aunque en cuestiones de políticas sociales, derecho de familia, derechos y libertades reproductivos y derechos sexuales, tiene posturas más conservadoras.


PerúEditar

En Perú su máximo exponente ha sido el presidente Alberto Fujimori, orientado hacia el populismo de derecha, el conservadurismo y el liberalismo económico. Políticamente al fujimorismo se le posiciona en la derecha liberal conservadora. Con un fuerte conservadurismo social y una visión neoliberal en lo económico respaldada como la minimización del papel del estado mediante privatizaciones de empresas estatales, la baja de salarios y la apertura económica. [2][3][4][5][6]

ChileEditar

En Chile esta corriente esta identificada al pinochetismo una corriente personalista de derecha, basada en el anticomunismo, el autoritarismo, el militarismo, el conservadurismo, el patriotismo, el nacionalismo y el neoliberalismo.[7][8]​ Esta ideología está inspirada en los postulados de Milton Friedman consejero de Augusto Pinochet, quien mantuvo una dictadura militar entre 1973 a 1990 con más de 40.000 mil víctimas[9]​. Pérez de Arce, Hermógenes. La verdad al juicio de Pinochet. Santiago: Zig-Zag. ISBN 9567855021. Los postulados del pinochetismo estaban fuertemente influidos por Hayek, quién admiró el Chile de Pinochet y Sociedad Mont Pelerin que realizó varias asambleas en Viña del Mar, una localidad costera donde fue planeado el golpe contra Allende. En 1978 consultado sobre la situación social, política y económica de Chile Hayek llegó a afirmar que las libertades personales fueron más amplias bajo Pinochet. Hayek advertía, en fin, que la democracia es un medio para preservar la libertad y no un fin en sí misma. Según Hayek la democracia tiene el potencial cierto de desarrollar tendencias totalitarias que terminan por aniquilar la libertad de las personas de la mano de mayorías de turno o minorías bien organizadas que, reclamando representar los intereses de mayorías, podrían utilizar el dispositivo coactivo del Estado para avanzar su propia agenda de poder.[10]

ArgentinaEditar

Para sus detractores, el liberalismo conservador ha sido descrito como la ideología de la dictadura conocida como Proceso de Reorganización Nacional caracterizada por la apertura económica, el desarrollismo económico[11]​ y el fuerte conservadurismo social.[12]​ Los que sostienen esa definición aseguran que, en la actualidad, su principal exponente sería el partido político PRO (Propuesta Republicana), liderado por el expresidente Mauricio Macri y su movimiento conocido como macrismo, influenciado por el populismo de derecha.[13][14][15]

La definición expuesta pertenece a una posición ideológica que no necesariamente cuenta con el respaldo del consenso académico, pero que sí cuenta con respaldo dentro de algunos medios y expositores de la centroizquierda en Argentina.

Otros paísesEditar

También se consideran arquetipos de este movimiento Jimmy Morales en Guatemala, Sebastian Piñera en Chile, Juan Orlando Hernández y su Partido Nacional en Honduras. Donald Trump en los Estados Unidos, Marine Le Pen en Francia y Viktor Orbán en Hungría, El Partido por la Libertad (PVV), del populista de derecha Geert Wilders, el partido Ley y Justicia de Polonia. [16]Lech Kaczyński en Polonia junto a las formaciones Autodefensa de la República de Polonia y la Liga de las Familias Polacas, la Liga Norte en Italia junto a Silvio Berlusconi, Fidesz en Hungría .[17][18]​En Brasil, su principal referente es Jair Bolsonaro[19]​y en Honduras: Porfirio Lobo.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Nordsieck, Wolfram. «Parties and Elections in Europe». 
  2. Reinoso Elias, Alvaro. «El fujimorismo no cambia». Diario Voces. Consultado el 16 de abril de 2018. 
  3. UGAZ, PAO. «Fujimori acaricia el poder con la promesa del populismo». ABC. Consultado el 16 de abril de 2018. 
  4. Fowks, Jacqueline. «Fujimori refuerza su populismo con medidas conservadoras». El País. Consultado el 16 de abril de 2018. 
  5. Jiménez, Beatriz. «El voto de Keiko». El Mundo. Consultado el 16 de abril de 2018. 
  6. «Keiko Fujimori en carrera a la presidencia de Perú bajo la sombra de su padre». Sputnik. Consultado el 16 de abril de 2018. 
  7. «¿Se arrepiente Chile del pinochetismo neoliberal?». 
  8. http://www.teleSURtv.net
  9. https://elpais.com/diario/2011/08/20/internacional/1313791208_850215.html
  10. https://www.elcato.org/cinco-razones-por-las-que-el-chile-capitalista-es-mejor-que-la-venezuela-socialista
  11. «Nicolás Márquez – La crítica liberal a Martínez de Hoz». Debatime. Consultado el 29 de junio de 2020. 
  12. Morresi, Sergio 2010, no. 27, p. 103-135 Sociohistórica Morresi, S. (2010) El liberalismo conservador y la ideología del Proceso de Reorganización Nacional. Sociohistórica 135.
  13. https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-88564-2007-07-23.html
  14. «Declaración de intelectuales del mundo contra las políticas de Macri». El Destape. 20 de marzo de 2017. 
  15. «Repercusiones del triunfo de Macri en el contexto latinoamericano». QuatroTV. 25 de noviembre de 2015. Consultado el 10 de marzo de 2016. 
  16. Kelemen, R. Daniel (2017). «Europe’s Other Democratic Deficit: National Authoritarianism in Europe’s Democratic Union». Government and Opposition (Cambridge: Cambridge University Press) 52 (2): 211-238. ISSN 1477-7053.
  17. Mudde, Cas. «Populist Radical-Right Parties in Europe Today.» En Transformations of Populism in Europe and the Americas. History and Recent Tendencies, de Jhon Abromeit, York Norman, Gary Marotta y B.M Chesterton, 296-307. Londres: Bloomsbury Publishing, 2015.
  18. Antón-Mellón, Joan, y Aitor Hernández-Carr. «El crecimiento electoral de la derecha radical populista en Europa: parámetros ideológicos y motivaciones sociales.» Política y Sociedad, Vol 53, N.º 1, 2016: 17-28.
  19. Soares, José Manoel Montanha da Silveira (2017). «A onda conservadora: ensaios sobre os atuais tempos sombrios no Brasil». Revista Em Pauta (en portugués) 15 (39). ISSN 2238-3786. doi:10.12957/rep.2017.30390.

Enlaces externosEditar