Abrir menú principal

Lotario I (en neerlandés y latín medieval: Lotharius, alemán: Lothar, francés: Lothaire, italiano: Lotario) (795 — 29 de septiembre de 855), fue el emperador de Occidente (817-855, cogobernante con su padre hasta 840), y gobernador de Baviera (815-817), rey de Italia (818-855) y la Francia Media (840-855).

Lotario I
Rey de la Francia Media, Emperador de Occidente y Rey de Italia
Lothar I.jpg
Lotario I en el Evangeliario de Lotario, c. 849–851 , actualmente ubicado en la Biblioteca nacional de Francia
Información personal
Otros títulos Emperador de Occidente (817-855)
Rey de Italia (818-839)
Reinado 843 - 855
Coronación 817, por su padre en Aquisgrán
5 de abril de 823, por Papa Pascual I (Roma)
Nacimiento 795
Fallecimiento 29 de septiembre de 855
Prüm
Entierro Prüm
Predecesor Ludovico Pío
Sucesor Luis II el Joven
Lotario II
Carlos de Provenza
Familia
Dinastía Carolingios
Padre Ludovico Pío
Madre Ermengarda de Hesbaye
Consorte Ermengarda de Tours
Descendencia Luis II el Joven (825-875) Red crown.png
Hiltruda (o Ermengarda) (c. 826 - c. 865/866)
Lotario II (825-869) Red crown.png
Rotrude (? - ?)
Carlos de Provenza (845-863) Red crown.png
Berthe (c. 830 - 852)
Carlomán (c. 853 - ?). (hijo de una amante llamada Doda)
Denier carolingio de Lotario I, acuñado en Dorestad (Francia Media) después de 850.

Lotario fue el hijo mayor del emperador Ludovico Pío, también conocido en español como «Luis el Piadoso» y su esposa Ermengarda de Hesbaye,[1]​ hija de Ingerman el duque de Hesbaye. En varias ocasiones, Lotario liferó a sus hermanos Pipino I de Aquitania y Luis el Germánico en rebeldía contra su padre para protestar contra los intentos de hacer a su medio hermano Carlos el Calvo coheredero de los dominios francos. A la muerte de su padre, Carlos y Luis unieron fuerzas contra Lotario en una guerra civil que duró tres años (840-843). Las luchas entre los hermanos llevaron directamente a la ruptura del imperio franco reunido por su abuelo Carlomagno y estableció el fundamento del desarrollo de lo que son las modernas Francia y Alemania.

Primeros años y reinadoEditar

 
Reino de Baviera

Lotario nació en 795, hijo de Ludovico Pío y Ermengarda de Hesbaye. Su padre era el hijo del emperador reinante, Carlomagno. Se sabe poco de los primeros años de Lotario, que pasó probablemente en la corte de su abuelo Carlomagno. En 814, murió el anciano Carlomagno, y dejó a su hijo Ludovico Pío su vasto imperio. Al año siguiente, Lotario, ahora un adulto, fue enviado a gobernar Baviera en 815 por su padre y el nuevo emperador Ludovico Pío.[1]​ En 817, Ludovico Pío[1]​ redactó su Ordinatio Imperii.[2]​ En ella, Ludovico designó a Lotario como su heredero principal y ordenó que Lotario fuese el señor de los hijos menores de Ludovico, Pipino de Aquitania (que tenía 20 años) y Luis el Germánico (que tenía 13), así como su sobrino (primo de Lotario) Bernardo de Italia. Lotario también heredaría sus tierras si murieran sin hijos. Lotario, de 22 años de edad, fue entonces coronado emperador conjunto por su padre en Aquisgrán.[1]​ Al mismo tiempo, Aquitania y Baviera fueron entregadas a sus hermanos Pipino y Luis, respectivamente, como reinos subsidiarios.[2]​ Después de la muerte de Bernardo por Ludovico Pío, Lotario recibió también el Reino de Italia.[cita requerida] En 821, Lotario se casó con Ermengarda (m. 851), hija de Hugo el conde de Tours.[1]

En 822, asumió el gobierno de Italia, y durante la Pascua, el 5 de abril de 823, fue coronado emperador de nuevo por el papa Pascual I, esta vez en Roma. En noviembre de 824, Lotario promulgó un estatuto, la Constitutio Romana, concerniente a las relaciones del papa y el emperador que reservó el poder supremo a los potentados seculares, y después emitió varias ordenanzas para el buen gobierno de Italia.[1]

Al regreso de Lotario a la corte de su padre, su madrastra Judit ganó su consentimiento a su plan para asegurar un reino para su hijo Carlos, un plan que se llevó a cabo en 829,[1]​ cuando el joven príncipe recibió Alemannia como rey.[cita requerida] Lotario, sin embargo, pronto cambió su actitud y pasó la década posterior en constante lucha sobre la división del Imperio con su padre. Fue alternativamente capitán del imperio, y desterrado y confinado a Italia, al mismo tiempo tomando las armas en alianza con sus hermanos y en otro combatiendo contra ellos, mientras que las fronteras del reino a él adjudicado fueron a su vez extendidos y reducidos.[1]

Rompiendo el reinoEditar

La primera rebelión empezó en 830. Los tres hermanos combatieron contra su padre, a quien depusieron. En 831, su padre fue reinstalado y privó a Lotario de su título imperial y entregó Italia a Carlos. La segunda rebelión fue instigada por Angilberto II, arzobispo de Milán, en 833, y de nuevo Ludovico Pío fue depuesto en 834. Lotario, a través de la lealtad de los lombardos y posteriores reconciliaciones, conservó Italia y la posición imperial por todo el resto de las divisiones del Imperio por su padre.[cita requerida]

 
Retrato de medallón que se presume que es Lotario, de la encuadernación del Salterio de Lotario en la British Library.
 
Denarius de Lotario I, de 840–55

Cuando Luis el Piadoso estaba muriendo en 840, envió las insignias imperiales a Lotario; le fue concedida la autoridad imperial por derecho de primogenitura, pero siguiendo la tradición franca, su padre vio necesario dotar de una parte del reino a cada uno de sus hijos. Lotario, desdeñando las diversas particiones, reclamó la totalidad del imperio. Tenía 45 años cuando su padre murió. Las negociaciones con su hermano Luis el Germánico y su medio hermano Carlos, ambos negándose a aceptar la pretensión de Lotario, fueron seguidas por una alianza de los hermanos menores contra Lotario. Una batalla decisiva tuvo lugar en Fontenay-en-Puisaye el 25 de junio de 841, cuando, a pesar de su valentía personal[1]​ y la de su sobrino, aliado suyo, Pipino II de Aquitania[cita requerida], Lotario fue derrotado y huyó a Aquisgrán. Con tropas frescas empezó una guerra de saqueo, pero las fuerzas de sus hermanos eran demasiado fuertes, y llevando con él un tesoro tan grande como podía, abandonó su capital a ellos.[1][Aclaración requerida] Se encontró con los líderes de la Stellinga en Espira y les prometió su apoyo a cambio del suyo, pero Luis y luego la nobleza sajona nativa aplastó a los Stellinga en los años siguientes.[cita requerida]

Las negociaciones de paz empezaron, y en junio de 842 los hermanos se encontraron en una isla en el Saona. Llegaron a un acuerdo que desarrolló, después de mucha dificultad y retrasos, hasta convertirse en el tratado de Verdún, firmado en agosto de 843. Por él, Lotario recibió el título imperial así como Italia septentrional y una larga franja de territorio desde el mar del Norte hasta el Mediterráneo, esencialmente a lo largo de los valles del Rin y el Ródano; este territorio incluye las regiones de Lorena, Alsacia, Borgoña, y Provenza. Pronto cedió Italia a su hijo mayor, Luis, y se quedó en su nuevo reino, implicándose en luchas y reconciliaciones con sus hermanos y en esfuerzos fútiles por defender sus tierras de los ataques de los hombres del norte (como vikingos se les conocía en los escritos francos) y los sarracenos (como se conocía en los escritos francos a los leales a diversos fatimíes, omeyas y abasíes).[1]

En 845 el conde de Arles, Fulcrado, lideró una rebelión en Provenza. El emperador la aplastó y el conde se unió a él en una expedición contra los sarracenos en Italia en 846.

Muerte y legadoEditar

 
Representación en una vidriera del siglo XIII de Lotario, catedral de Estrasburgo

En 855 enfermó gravemente, y sin esperanzas de recuperación, renunció al trono, dividiendo sus tierras entre sus tres hijos, y el 23 de septiembre entró en el monasterio de Prüm, donde murió seis días después. Fue enterrado en Prüm, donde se encontraron sus restos en 1860.[1]​ Fue en Prüm donde Lotario fue más celebrado.[3]

El mismo año, el reino de Lotario fue dividido entre sus tres hijos[1]​ en un trato llamado el tratado de Prum: el mayor, Luis II, recibió Italia y el título de emperador; el segundo, Lotario II, recibió Lotaringia; el más joven, Carlos, recibió Provenza.[cita requerida]

FamiliaEditar

Se casó con Ermengarda de Tours en 821, quien murió en 851.[1]​ Tuvieron los siguientes hijos:

Se le conoce un hijo ilegítimo.

  • Carlomán (? – m. 853)

TítulosEditar

Títulos Reales Carolingios
Predecesor:
Bernardo I
Rey de Italia
818-855
junto con Luis II el Joven (844-875)
Sucesor:
Luis II el Joven
Predecesor:
Ludovico Pío
como rey de los francos y emperador carolingio
Rey de la Francia Media
840-855
Sucedido por:
Luis II el Joven (Italia)
Lotario II (Lotaringia)
Carlos (Provenza)
Emperador carolingio
817-855
junto con Ludovico Pío (814-840) y junto a Luis II el Joven (850-855)
Sucesor:
Luis II el Joven
Títulos de Nobleza
Predecesor:
Luis el Germánico
Duque de Maine
(Dux Cenomannicus)
817-831
Sucesor:
Pipino I de Aquitania

ReferenciasEditar

  1. a b c d e f g h i j k l m n
  2. a b Duckett, Eleanor (1962). Carolingian Portraits. University of Michigan Press. pp. 26, 34. 
  3. Screen, Elina (May 2018). «Remembering and Forgetting Lothar I». Writing the Early Medieval West. doi:10.1017/9781108182386.017. Consultado el 9 de abril de 2019. 
  4. Constance Brittain Bouchard, Those of My Blood: Creating Noble Families in Medieval Francia, (University of Pennsylvania Press, 2001), 106.
Fuentes de la Encyclopædia Britannica de 1911

Enlaces externosEditar