Indicador Myers-Briggs

Modelo de tipos de personalidad
(Redirigido desde «MBTI»)

El indicador Myers-Briggs o inventario tipológico de Myers-Briggs,MBTI por sus siglas en inglés– es un cuestionario autorreportado que evalúa cómo las personas perciben el entorno y toman decisiones. Fue creado por Katharine Cook Briggs y su hija Isabel Briggs Myers durante la Segunda Guerra Mundial, y los criterios utilizados se basan en las propuestas que Carl Gustav Jung publicó en su trabajo Tipos psicológicos.[1][2]

Tabla con descripciones de cada tipo de personalidad Myers-Briggs.

La prueba utiliza cuatro escalas, llamadas dicotomías, definidas como pares opuestos entre ocho categorías: introversión-extraversión, sensación-intuición, pensamiento-sentimiento, juicio-percepción. Cada categoría es simbolizada por una letra, de modo que el resultado se muestra con una combinación de cuatro letras, de entre las dieciséis posibles, que pretende definir la personalidad del sujeto.

A pesar de no haber podido demostrar de forma adecuada su fiabilidad como test de personalidad,[3][4][5]​ es empleado como criterio de selección para clasificación en pedagogía, dinámica de grupos, capacitación de personal, asesoramiento matrimonial, y desarrollo personal. También es utilizado para la creación de personajes de juegos de rol.[6]

Aunque el MBTI se parece a algunas teorías psicológicas, ha sido criticado como pseudociencia[7]​ y no está ampliamente respaldado por investigadores académicos en el campo.[8][9]​ Algunos psicólogos académicos han criticado al indicador en la literatura, con el argumento de que "no existen suficientes datos que lo avalen" y que el mismo es un ejemplo del efecto Forer.[10]

HistoriaEditar

 
Katharine Briggs e Isabel Briggs-Myers, 7 de enero de 1921.

El MBTI fue desarrollado por Katherine Cook Briggs y su hija, Isabel Briggs Myers. Katherine había creado en 1917 una clasificación de la personalidad dividida en cuatro tipos: social, pensador, ejecutivo y espontáneo.

En 1923 se publicó Psychological Type, la traducción a inglés del libro Psychologische Typen de Carl Gustav Jung, y su lectura inspiró a Katherine Briggs, que publicó dos artículos sobre su teoría de los tipos en la revista The New Republic: Meet Yourself Using the Personality Paint Box, en 1926, y Up From Barbarism en 1928. En 1929 la hija de Katherine Briggs, Isabel Briggs Myers, escribió una novela de misterio titulada El asesinato que ocurrirá, donde utilizó algunas ideas de tipología. Isabel Myers se acopla progresivamente a las investigaciones que realizaba su madre, hasta dedicarse de tiempo completo a ellas.

En 1942 se crea el "Briggs-Myers Type Indicator" y en 1944 se publica el manual para su uso como una prueba para la selección de personal basándose en que la teoría de tipos de Jung proporciona un vínculo teórico entre personalidad y desempeño laboral.[11]​ En 1956 se renombra a su forma actual, "Myers-Briggs Type Indicator".[12][13]

En 1957, el Educational Testing Service (ETS) comenzó a distribuir el MBTI con fines de investigación, para decidir si debía incluírse en su repertorio de pruebas patentadas. Después de una revisión crítica de la prueba, ETS decidió abandonar el proyecto y terminó su relación con Myers.[14]​ En 1975, Consulting Psychologists Press adquirió el derecho a vender el MBTI.[10]

Acerca del indicadorEditar

El indicador se diferencia de otros tests estandarizados y otros parámetros de medida, tales como la inteligencia, en que no mide una característica sino que clasifica los tipos de preferencias de las personas.

De acuerdo con la teoría de Myers-Briggs, mientras que los tipos y parámetros son innatos, los parámetros pueden ser mejorados de manera similar a las habilidades, mientras que los tipos, si el individuo se encuentra en un medio ambiente sano, se definirán de manera natural con el transcurso del tiempo. El indicador intenta establecer el orden en que esto ocurre en cada persona y es en esta información, combinada con entrevistas realizadas a otras personas que han tenido las mismas preferencias, en lo que están basadas las descripciones de los tipos.

Así pues, el indicador es similar a una flecha que intenta apuntar en la dirección de la descripción apropiada; Existe un fuerte debate sobre el aspecto de la teoría que establece que las características en que se clasifican son los tipos y no los parámetros, aquellos que pueden mejorarse con la práctica.

Sin embargo, los que apoyan el indicador explican que aprender sobre las características innatas es a la vez crear la oportunidad para mejorar cómo se aplican en diferentes contextos. En este sentido, el MBTI puede generar cambios significativos y crecimiento personal.

Instrumentos del Indicador MBTIEditar

Las preferencias MBTI indican las diferencias en las personas basadas en lo siguiente:

Al usar sus preferencias en cada una de estas áreas, las personas pueden desarrollar lo que Jung y Myers llamaban tipos psicológicos. Este patrón de personalidad fundamental resulta de la interacción dinámica de las cuatro preferencias, en relación con sus influencias ambientales y sus tendencias individuales propias. Las personas son propensas a desarrollar conductas, habilidades y actitudes en función de su tipo particular. Cada tipo de personalidad tiene su propia fuerza potencial como también áreas que ofrecen la oportunidad de ser desarrolladas.

La herramienta del MBTI consiste en preguntas de opción múltiple que responde a las bases de las cuatro dicotomías (par de opuestos psicológicos). Dieciséis resultados son posibles, cada uno identificado por su propio código de cuatro letras y es denotado por su letra inicial (excepto que la N es usada para Intuición, ya que la I se aplica a Introversión). El MBTI tiene aproximadamente 75% de precisión de acuerdo con su propio manual.

TipoEditar

El modelo de tipología de Myers-Briggs considera a los tipos de personalidad en forma similar a la característica que posee una persona que es diestra o zurda: los individuos nacen o desarrollan ciertos tipos de formas de pensar y actuar.

El MBTI ordena estas diferencia psicológicas en cuatro conjuntos de pares opuestos (extrovertido / introvertido, sensorial / intuitivo, racional / emocional y calificador / perceptivo), o "dicotomías" cuyas combinaciones dan origen a 16 tipos psicológicos. Ninguno de estos tipos es "mejor" o "peor"; sin embargo, Briggs y Myers pensaban que los individuos naturalmente tendrían una preferencia por una combinación específica de diferencias.[15]​ En forma similar a como la gente encuentra que escribir con la mano izquierda es más difícil si uno es diestro, los individuos encuentran dificultoso utilizar preferencia psicológicas que son opuestas a las propias.

Cada uno de los dieciséis tipos que se obtienen de las combinaciones posibles de estas características se identifica a través de una abreviatura de cuatro letras que corresponden a las cuatro preferencias, que indican el tipo de preferencia en cada dicotomía. Por ejemplo:

  • ENTJ - Extroversión, iNtuición, Pensamiento (Thinking), Calificador (Judging)
  • INTJ - Introversión, iNtuición, Pensamiento (Thinking), Calificador (Judging)
  • ISFP - Introversión, Sensorial, Emocional (Feeling), Perceptivo
  • INTP - Introversión, iNtuición, Pensamiento (Thinking), Perceptivo

Y así sucesivamente para las 16 combinaciones posibles.

Las cuatro dicotomíasEditar

Dicotomías
Extroversión Introversión
Sensorial iNtuitivo
T - pensamiento (thinking) F - emocional (feeling)
J - calificador (judging) Perceptivo

Los cuatro pares de preferencias o dicotomías se muestran en la tabla adjunta.

Es necesario notar que los términos utilizados para cada dicotomía poseen ciertos significados técnicos específicos en el contexto del MBTI que son distintos de sus significados usuales. Por ejemplo, las personas que tienen una preferencia en calificar en lugar de percibir no significa necesariamente que sean más afines a "calificar o juzgar" o menos "perceptivas".

El MBTI tampoco mide la aptitud. Solamente indica la inclinación hacia una preferencia con respecto a otra. Por esta razón, no es correcto describir a alguien que posee un alto puntaje en Extroversión en comparación con Introversión en un test MBTI como 'más' extrovertido: sólo se puede indicar que posee una preferencia más definida.

Los puntajes de cada una de las dicotomías pueden variar en forma considerable según cada persona, aún entre aquellas del mismo tipo. Sin embargo, Isabel Myers consideraba que la dirección de la tendencia de la preferencia (por ejemplo, E vs. I) era más importante que el grado o intensidad de la preferencia (por ejemplo, muy definida vs. tenue).[16]

Formato y desarrollo del test MBTIEditar

La versión norteamericana del MBTI Step I comprende 93 preguntas de elección forzada (en la versión en inglés europeo hay 88 preguntas). Elección forzada significa que el individuo debe elegir solo una de dos posibles respuestas que se le proponen para cada pregunta. Las opciones son una mezcla de pares de palabras y oraciones breves. Las opciones no son opuestos en sentido literal pero intentan reflejar preferencias opuestas de la misma dicotomía. En algunas versiones del test se les permite a los participantes saltearse preguntas en las que consideran que no les es posible elegir entre una de las dos opciones.

Se le asigna un puntaje al MBTI utilizando técnicas psicométricas, tales como item response theory, también se intenta identificar la preferencia, y la claridad con que la preferencia se expresa, en cada dicotomía. Luego de haber realizado el MBTI, por los general se les solicita a las personas que realicen un ejercicio de Mejor Ajuste (ver explicación previa) y luego se les da una descripción de su Tipo, que por lo general incluye un gráfico de barras y un número que indica con cuanta nitidez se expresa cada preferencia en el cuestionario que completaron.

El término tipos de mejor ajuste se refiere al código ético que deben seguir los facilitadores que utilizan el test. Éste establece que la persona que se somete al test del indicador es siempre el mejor juez respecto a cuáles son sus preferencias y que nunca se debe utilizar únicamente el indicador como base para tomar una decisión.

Críticas a su validezEditar

La validez del test como instrumento psicométrico es objeto de duda, tanto por su diseño como por su valor estadístico.

Entre un tercio y la mitad de los estudios realizados sobre el MBTI ha sido elaborado por equipos no independientes que brindan capacitación en el test, financiados por sus ventas y publicados en conflicto de interés, en revistas como Journal of Psychological Type,[17]​ que son metodológicamente débiles o poco científicos.[18]

Una revisión de 1996 de Gardner y Martinko concluyó: "Está claro que los esfuerzos por detectar vínculos simplistas entre las preferencias de tipo y la eficacia administrativa han sido decepcionantes. De hecho, dada la calidad mixta de la investigación y los hallazgos inconsistentes, no se puede obtener una conclusión definitiva con respecto a estas relaciones."[19]

El especialista en psicometría Robert Hogan escribió: "La mayoría de los psicólogos de la personalidad consideran al MBTI poco más que una elaborada galleta de la suerte."[20]

Esta prueba y similares se incluyen entre las difundidas por la moda del "autoconocimiento".[21][22]​ Debe su popularidad al mismo tipo de sugestión que el horóscopo zodiacal o "qué chakra es dominante", o el parecido eneagrama de la personalidad, todos ellos apoyados en explotar el efecto Forer, una mezcla de adulación y sesgo de confirmación que sugestiona al encuestado para que parezca ajustarse a la predicción.[23]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Jung, Carl Gustav (August 1, 1971). Psychological Types (Collected Works of C.G. Jung, Volume 6). Princeton University Press. ISBN 0-691-09770-4.
  2. El test Myers-Briggs te permite saber tu personalidad. La Vanguardia. 30 de agosto de 2017. Consultado el 31 de agosto de 2017. 
  3. Hunsley J, Lee CM, Wood JM (2004). Controversial and questionable assessment techniques. Science and Pseudoscience in Clinical Psychology, Lilienfeld SO, Lohr JM, Lynn SJ (eds.). Guilford, ISBN 1-59385-070-0, p. 65.
  4. McCrae, R R; Costa, P T (1989) Reinterpreting the Myers-Briggs Type Indicator From the Perspective of the Five-Factor Model of Personality. Journal of Personality, 57(1):17-40.
  5. Stricker, L J; Ross, J (1964) An Assessment of Some Structural Properties of the Jungian Personality Typology. Journal of Abnormal and Social Psychology, 68(1):62-71.
  6. «Dungeons & Dragons: Which Class Should You Play Based On Your MBTI®?». TheGamer (en inglés estadounidense). 1 de octubre de 2020. Consultado el 12 de enero de 2021. 
  7. Thyer, Bruce A.,. Science and pseudoscience in social work practice. ISBN 978-0-8261-7769-8. OCLC 909028322. Consultado el 12 de enero de 2021. 
  8. Pittenger, David J. (1993-12). «The Utility of the Myers-Briggs Type Indicator». Review of Educational Research 63 (4): 467-488. ISSN 0034-6543. doi:10.3102/00346543063004467. Consultado el 12 de enero de 2021. 
  9. Bailey, Richard P.; Madigan, Daniel J.; Cope, Ed; Nicholls, Adam R. (2 de mayo de 2018). «The Prevalence of Pseudoscientific Ideas and Neuromyths Among Sports Coaches». Frontiers in Psychology 9. ISSN 1664-1078. PMC 5941987. PMID 29770115. doi:10.3389/fpsyg.2018.00641. Consultado el 12 de enero de 2021. 
  10. a b Pittenger, D.J. (1993) Measuring the MBTI...And Coming Up Short (pdf). Journal of Career Planning & Placement.
  11. Christiansen, Neil D.; Tett, Robert P. Handbook of Personality at Work. Routledge. ISBN 978-0-203-52691-0. Consultado el 12 de enero de 2021. 
  12. Geyer, Peter (1998) Some Significant Dates. Retrieved December 5, 2005.
  13. University of Florida (2003) Guide to the Isabel Briggs Myers Papers 1885-1992, George A. Smathers Libraries, Department of Special and Area Studies Collections, Gainesville, FL. Retrieved December 5, 2005.
  14. «A DESCRIPTION AND EVALUATION OF THE MYERS-BRIGGS TYPE INDICATOR». ETS Research Bulletin Series 1962 (1): i-179. 1962-06. ISSN 0424-6144. doi:10.1002/j.2333-8504.1962.tb00951.x. Consultado el 11 de enero de 2021. 
  15. Myers, Isabel Briggs with Peter B. Myers (1980) Gifts Differing: Understanding Personality Type . Davies-Black Publishing, ISBN=0-89106-074-X.
  16. Myers, Isabel Briggs; McCaulley Mary H.; Quenk, Naomi L.; Hammer, Allen L. (1998). MBTI Manual (A guide to the development and use of the Myers Briggs type indicator). Consulting Psychologists Press; 3rd ed edition. ISBN 0-89106-130-4. 
  17. Álvarez-Montero, Francisco J.; Leyva-Cruz, María G.; Moreno-Alcaraz, Flérida (9 de diciembre de 2018). «Learning Styles Inventories: an update of Coffield, Moseley, Hall, & Ecclestone’s Reliability and Validity Matrix». Electronic Journal of Research in Education Psychology 16 (46): 597. ISSN 1696-2095. doi:10.25115/ejrep.v16i46.2237. Consultado el 10 de enero de 2021. 
  18. Gardner, William L.; Martinko, Mark J. (30 de junio de 2016). «Using the Myers-Briggs Type Indicator to Study Managers: A Literature Review and Research Agenda:». Journal of Management (en inglés). doi:10.1177/014920639602200103. Consultado el 10 de enero de 2021. 
  19. «APA PsycNet». doi.apa.org. doi:10.1037/1065-9293.57.3.210. Consultado el 10 de enero de 2021. 
  20. Hogan, Robert, 1937- (2007). Personality and the fate of organizations. Erlbaum. p. 28. ISBN 0-8058-4142-3. OCLC 65400436. Consultado el 10 de enero de 2021. 
  21. «Goodbye to MBTI, the Fad That Won’t Die». Psychology Today (en inglés estadounidense). Consultado el 10 de enero de 2021. 
  22. Silva, Jennifer M. (7 de agosto de 2013). Coming Up Short. Oxford University Press. ISBN 978-0-19-993146-0. Consultado el 10 de enero de 2021. 
  23. «What You Don't Know about This Personality Test Can Hurt You». Psychology Today (en inglés estadounidense). Consultado el 10 de enero de 2021. 

Enlaces externosEditar