Abrir menú principal

Nikola Tesla

inventor, ingeniero mecánico e ingeniero eléctrico
Nikola Tesla
Никола Тесла
Tesla Sarony.jpg
Nikola Tesla a la edad de 34 años, hacia 1890. (Foto tomada por Napoleon Sarony)
Información personal
Nombre de nacimiento Никола Тесла Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 10 de julio de 1856
Bandera de Imperio austríaco Smiljan, Gospić, Imperio austríaco
Fallecimiento 7 de enero de 1943 (86 años)
Bandera de Estados Unidos Nueva York, Estados Unidos
Causa de la muerte Infarto de miocardio Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepultura Museo Nikola Tesla Ver y modificar los datos en Wikidata
Residencia Praga, Budapest, Graz, París, Colorado Springs, Nueva York, Karlovac y Smiljan Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Imperio austríaco (1856–1867), Imperio austrohúngaro (1867–1918) y estadounidense (1891–1943) Ver y modificar los datos en Wikidata
Lengua materna Serbocroata Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Milutin Tesla Ver y modificar los datos en Wikidata
Đuka madic Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educado en
Información profesional
Ocupación Inventor, ingeniero eléctrico, ingeniero mecánico, físico e ingeniero Ver y modificar los datos en Wikidata
Área Ingeniería eléctrica e ingeniería mecánica Ver y modificar los datos en Wikidata
Conocido por Inventos, corriente alterna, motor asíncrono, campo magnético rotativo, radio y tecnología inalámbrica
Empleador
Miembro de
Distinciones
Firma TeslaSignature.svg

Nikola Tesla (en cirílico: Никола Тесла; Smiljan, Imperio austríaco, actual Croacia, 10 de julio de 1856 - Nueva York, 7 de enero de 1943) fue un inventor, ingeniero mecánico, eléctrico y físico de origen serbocroata.[1][2]​ Se le conoce sobre todo por sus numerosas invenciones en el campo del electromagnetismo, desarrolladas a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Las patentes de Tesla y su trabajo teórico ayudaron a forjar las bases de los sistemas modernos para el uso de la energía eléctrica por corriente alterna (CA), incluyendo el sistema polifásico de distribución eléctrica y el motor de corriente alterna, que contribuyeron al surgimiento de la Segunda Revolución Industrial.[3]

Su carácter personal, su enfrentamiento con Edison y el halo de misterio que rodea a algunos de sus descubrimientos, han hecho que Tesla se convirtiera en un científico muy popular a partir de la década de 1990, con una abundante bibliografía disponible acerca de su vida y de su obra.[4]

Índice

Semblanza general

Tesla, de etnia serbia,[5][6]​ nació en el pueblo de Smiljan (actualmente en Croacia) en el entonces Imperio austrohúngaro y tiempo después se nacionalizaría estadounidense.[7]

Tras su demostración de la comunicación inalámbrica por medio de ondas de radio en 1894[8]​ y después de su victoria en la guerra de las corrientes, se le reconoció ampliamente como uno de los más grandes ingenieros eléctricos de los Estados Unidos de América.[9]​ Durante este periodo la fama de Tesla rivalizaba con la de cualquier inventor o científico de la historia o la cultura popular,[10]​ pero debido a su personalidad excéntrica y a sus afirmaciones increíbles —a veces totalmente inverosímiles, y en ocasiones, falsas— acerca del posible desarrollo de innovaciones científicas y tecnológicas, Tesla terminó relegado al ostracismo y considerado un científico loco.[11]​ Nunca prestó mayor atención a sus finanzas y se dice que murió empobrecido a los 86 años.[12]

Además de su trabajo en electromagnetismo e ingeniería electromecánica, el trabajo de Tesla más tarde sirvió en diferente medida al desarrollo de la robótica, el control remoto, el radar, las ciencias de la computación, la balística, la física nuclear,[13]​ y la física teórica. Llevó adelante estudios que permitirían desarrollar la radio, pero nunca desarrolló este concepto debido a que no entendía del todo la física inherente a este fenómeno. Posteriormente, cuando Guillermo Marconi reclamó los derechos de uso de la radio en plena Segunda Guerra Mundial, la Corte Suprema de los Estados Unidos rechazó la solicitud, incluyendo en su decisión la restauración de ciertas patentes previas a la de Marconi, entre ellas algunas de Tesla.[14]

La unidad de medida del campo magnético (B) del Sistema Internacional de Unidades (también denominado densidad de flujo magnético o inducción magnética), el tesla (T), fue llamado así en su honor en la Conferencia General de Pesas y Medidas de París en 1960.[15]

Su personalidad, su carácter excéntrico, y la historia de su experimento sobre transmisión inalámbrica, son utilizados por aficionados a las teorías conspirativas para justificar varias pseudociencias, atribuyéndole inventos, hechos y/o investigaciones que no se corresponden con la realidad.[16]

Primeros años

 
Milutin Tesla, sacerdote ortodoxo, padre de Nikola Tesla.
 
Nikola Tesla en 1879, a la edad de 23 años.
 
 
Partida de nacimiento de Tesla (1883)
 
Reconstrucción de la casa natal de Tesla. Centro Memorial Nikola Tesla en Similjan, Croacia.

Nikola Tesla era hijo de padres serbios.[17]​ Nació en el pueblo de Smiljan, en el Imperio austrohúngaro, cerca de la ciudad de Gospić, perteneciente al territorio de la actual Croacia. Su certificado de bautismo afirma que nació el 28 de junio de 1856 del calendario juliano, correspondiente al 10 de julio del calendario gregoriano en uso actualmente. Su padre fue Milutin Tesla, un sacerdote de la iglesia ortodoxa serbia en la jurisdicción de Sremski Karlovci, y su madre Đuka Mandić, un ama de casa de ascendencia serbia,[17]​ que dedicaba parte de su tiempo como científica autodidacta al desarrollo de pequeños aparatos caseros.[1][18]

Se cree que su origen paterno proviene de alguno de los clanes serbios del valle del río Tara, o bien del noble herzegovino Pavle Orlović.[19]​ Su madre, Đuka, provenía de una familia ortodoxa domiciliada en Lika y Banija, pero con profundos orígenes en Kosovo.[20]​ Era competente fabricando herramientas artesanales caseras y había aprendido de memoria numerosos poemas épicos serbios, pero nunca aprendió a leer.[21]

La familia se trasladó a Gospić en 1862. Tesla asistió al Gimnasio de Karlovac, donde completó el plan de estudios de cuatro años en tres.[22]

Más tarde comenzó los estudios de ingeniería eléctrica en la Universidad de Graz, en la ciudad del mismo nombre, en 1875. Mientras estuvo allí, estudió los usos de la corriente alterna. Algunas fuentes afirman que se licenció por la Universidad de Graz,[23][24][25]​ aunque la universidad afirma que no recibió ningún grado y que no continuó más allá del segundo semestre del tercer año, durante el cual dejó de asistir a las clases.[26][27][28][29]

Respecto a su época en Graz, Tesla afirmaba que "trabajaba desde las 3 a.m. a las 11 p.m., incluso domingos y días festivos".[8]​ Después de la muerte de su padre en 1879, Tesla encontró un paquete de cartas de sus profesores a su padre, advirtiéndole de que, a menos que lo sacaran de la escuela, su hijo moriría por exceso de trabajo. Al final de su segundo año, perdió su beca y se volvió adicto al juego.[8]​ Durante su tercer año, perdió su asignación y el dinero de su matrícula, aunque más adelante se recuperó de sus pérdidas iniciales y devolvió el saldo a su familia. Afirmaba que "pudo dominar [su] pasión en ese momento", pero más tarde en los EE.UU. fue nuevamente conocido por jugar al billar.[30]

En diciembre de 1878 abandonó Graz y dejó de relacionarse con sus familiares. Sus amigos pensaban que se había ahogado en el río Mura. Se dirigió a Maribor, (hoy Eslovenia), donde obtuvo su primer empleo como ayudante de ingeniería, trabajo que desempeñó durante un año. Durante este periodo sufrió una crisis nerviosa. Posteriormente fue persuadido por su padre para continuar sus estudios en la Universidad Carolina en Praga, a la que asistió durante el verano de 1880. Allí fue influido por Ernst Mach. Sin embargo, después de que su padre falleciera, dejó la Universidad, completando solamente un curso.[31]

Tesla pasaba el tiempo leyendo muchas obras y memorizando libros completos, ya que supuestamente poseía una memoria fotográfica.[32]​ En su autobiografía relató que en ciertas ocasiones experimentó determinados momentos de inspiración. Durante su infancia sufrió varios episodios de una enfermedad muy peculiar, que le provocaba que cegadores haces de luz apareciesen ante sus ojos, a menudo acompañados de alucinaciones. Normalmente las visiones estaban asociadas a una palabra o idea que le rondaba la cabeza. Otras veces, estas le daban la solución a problemas que se le habían planteado. Simplemente con escuchar el nombre de un objeto, era capaz de visualizarlo de forma muy realista. Actualmente la sinestesia presenta síntomas similares. Tesla podía visualizar una invención en su cerebro con precisión extrema, incluyendo todas las dimensiones, antes de iniciar la etapa de construcción; una técnica algunas veces conocida como pensamiento visual. No solía dibujar esquemas, en lugar de eso concebía todas las ideas solo con la mente. También en ocasiones tenía reminiscencias de hechos que le habían sucedido previamente en su vida; fenómeno este que se inició durante su infancia.[32]

En 1880, se trasladó a Budapest para trabajar bajo las órdenes de Tivadar Puskás en una compañía de telégrafos,[33]​ la compañía nacional de teléfonos. Allí conoció a Nebojša Petrović, un joven inventor serbio que vivía en Austria. A pesar de que su encuentro fue breve, trabajaron juntos en un proyecto usando turbinas gemelas para generar energía continua. Para cuando se produjo la apertura de la central telefónica en 1881 en Budapest, Tesla se había convertido en el jefe de electricistas de la compañía, y fue más tarde ingeniero del primer sistema telefónico del país. También desarrolló un dispositivo que, de acuerdo con ciertas fuentes, era un repetidor telefónico o amplificador, pero que, según otros, pudo haber sido el primer altavoz.[34]

Trabajador de la Compañía Edison

 
Pasaporte de Nikola Tesla, página 1, (1883)
 
Talleres de Maquinaria Edison en Goerck Street, Nueva York. Tesla encontró el cambio de la Europa cosmopolita a trabajar en este edificio, ubicado entre los barrios bajos del lado este de Manhattan, una "sorpresa dolorosa".[35]

En 1882 se trasladó a París, Francia, para trabajar como ingeniero en la Continental Edison Company (una de las compañías de Thomas Alva Edison), diseñando mejoras para el equipo eléctrico traído del otro lado del océano gracias a las ideas de Edison. Según su biografía, en el mismo año, concibió el motor de inducción e inició el desarrollo de varios dispositivos que usaban el campo magnético rotativo, por los cuales recibió patentes en 1888.

Poco después, Tesla despertó de un sueño en el cual su madre había muerto, «y yo supe que eso había sucedido».[36]​ Tras esto, cayó enfermo. Permaneció dos o tres semanas recuperándose en Gospić y en el pueblo de Tomingaj, cerca de Gračac, el lugar de nacimiento de su madre.

En junio de 1884, llegó por primera vez a los Estados Unidos, a la ciudad de Nueva York,[37]​ con poco más que una carta de recomendación de Charles Batchelor, un antiguo empleador. En la carta de recomendación a Thomas Edison, Batchelor escribió, «conozco a dos grandes hombres, usted es uno de ellos; el otro es este joven».[38]​ Edison contrató a Tesla para trabajar en su Edison Machine Works. Empezó a trabajar para Edison como un simple ingeniero eléctrico, resolviendo algunos de los problemas de la compañía.

La compañía de Edison había instalado varias dinamos en el SS Oregon, en aquel momento uno de los transatlánticos más rápidos y el primer barco en contar con electricidad a bordo,[39]​ empleada para la iluminación de la nave.[40]​ En 1884 las dinamos se dañaron, lo que retrasó la salida del buque de Nueva York.[41]​ Tesla se presentó voluntario para realizar la reparación, y estuvo trabajando toda la noche para lograr hacer funcionar de nuevo las dinamos,[41]​ gracias a lo cual recibió las felicitaciones de Edison a la mañana siguiente.[39]

La carrera de Tesla progresó rápidamente. Se le ofreció incluso la tarea de rediseñar completamente los generadores de corriente continua de la compañía de Edison.[42]​ Tesla afirmaba que le ofrecieron 50.000 dólares(~ 1,1 millones en 2007, ajustado por la inflación)[43]​ por rediseñar los ineficientes motores y generadores de Edison, mejorando tanto su servicio como su economía.[32]​ En 1885, cuando Tesla preguntó acerca de su remuneración, Edison replicó, "Tesla, usted no entiende nuestro humor estadounidense", rompiendo así su palabra.[44][45]​ Con un sueldo de solo 18 dólares a la semana, tendría que haber trabajado 53 años para reunir el dinero que le fue prometido; la oferta era igual al capital inicial de la compañía. Renunció a su empleo de inmediato cuando se le denegó aumentar su salario a 25 dólares semanales.[46]

Así pues, poco después, necesitado de trabajo, se encontró a sí mismo cavando zanjas para la compañía de Edison por un corto periodo de tiempo, que aprovechó para concentrarse en su sistema polifásico de corriente alterna.[32]

Tesla Electric Light & Manufacturing

 
Generador eléctrico de Nikola Tesla para producir corriente alterna, usado para trasportar energía a gran distancia, según la patente Patente USPTO nº 390721.

En 1886, Tesla fundó su propia compañía, la Tesla Electric Light & Manufacturing. Los primeros inversores no estuvieron de acuerdo con sus planes para el desarrollo de un motor de corriente alterna y finalmente lo relevaron de su puesto en la compañía. Trabajó como obrero en Nueva York de 1886 a 1887 para mantenerse y reunir capital para su próximo proyecto. En 1887, construyó un motor de inducción sin escobillas, alimentado con corriente alterna,[47]​ que presentó en el American Institute of Electrical Engineers (Instituto Americano de Ingenieros Eléctricos) actualmente IEEE (Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos) en 1888. Sin embargo, Galileo Ferraris había desarrollado el mismo diseño varios meses antes de manera independiente. En el mismo año, desarrolló el principio de su bobina de Tesla, y comenzó a trabajar con George Westinghouse en la Westinghouse Electric & Manufacturing Company's en los laboratorios de Pittsburgh. Westinghouse escuchó sus ideas sobre sistemas polifásicos, que podrían permitir la trasmisión de corriente alterna a larga distancia.[48]

Conflicto comercial
La demostración de Tesla de su motor de inducción y el posterior otorgamiento de la patente por parte de Westinghouse, ambos en 1888, se produjeron en el momento de la competencia extrema entre las compañías eléctricas.[49][50]​ Las tres grandes empresas, Westinghouse, Edison y Thompson-Houston, intentaban crecer en una economía capitalista de negocios intensivos, mientras que financieramente se socavaban unas a otras. Incluso hubo una campaña de propaganda, denominada "guerra de las corrientes", con Edison Electric tratando de afirmar que su sistema de corriente continua era mejor y más seguro que el sistema de Westinghouse.[51][52]​ Competir en este mercado significaba que Westinghouse no dispondría inmediatamente de los recursos en efectivo o de ingeniería para desarrollar el motor de Tesla y el sistema polifásico relacionado.[53]

Dos años después de firmar el contrato de Tesla, Westinghouse Electric estaba en problemas. El casi colapso de Baring Brothers en Londres desencadenó el pánico financiero de 1890, lo que provocó que los inversores solicitaran sus préstamos a Westinghouse.[54]​ La repentina escasez de efectivo obligó a la compañía a refinanciar sus deudas. Los nuevos prestamistas exigieron que Westinghouse recortara lo que parecía un gasto excesivo en la adquisición de otras compañías, investigación y patentes, incluidos los derechos acordados por el motor de Tesla.[55][56]​ En ese punto, el motor de inducción de Tesla no había tenido éxito y estaba estancado su desarrollo.[54][53]​ Westinghouse estaba pagando un canon[57]​ garantizado de 15.000 dólares por año, aunque los ejemplos operativos del motor todavía no eran habituales, al igual que los sistemas de alimentación polifásicos necesarios para alimentarlos.[54][58]

A principios de 1891, George Westinghouse explicó sus dificultades financieras a Tesla en términos contundentes, diciéndole que, si no cumplía con las demandas de sus prestamistas, ya no tendría el control de Westinghouse Electric y Tesla tendría que "tratar con los banqueros" para intentar cobrar sus futuros derechos.[59]​ Las ventajas de que Westinghouse continuara defendiendo su motor probablemente parecieron obvias a Tesla y aceptó liberar a la empresa de la cláusula de pago del canon del contrato.[59][60]​ Seis años después, Westinghouse compraría la patente de Tesla por un pago de 216.000 dólares como parte de un acuerdo de intercambio de patentes firmado con General Electric (una compañía creada a partir de la fusión de Edison y Thompson-Houston en 1892).[61][62][63]

Laboratorios de Nueva York

El dinero que Tesla obtuvo de la licencia de sus patentes de corriente alterna lo hizo económicamente independiente y le proporcionó el tiempo y los fondos necesarios para perseguir sus propios intereses.[64]​ En 1889, Tesla se mudó de la tienda de Liberty Street que Peck y Brown habían alquilado y durante los siguientes doce años trabajó en una serie de talleres/laboratorios en Manhattan, como un laboratorio en el 175 de Grand Street (1889-1892), el cuarto piso del 33-35 South de la Quinta Avenida (1892-1895), y el sexto y séptimo pisos del 46-48 East de Houston Street (1895-1902).[65][66]​ Tesla y su personal contratado realizarían parte de su trabajo más importante en estos talleres.

Ciudadano estadounidense

 
Mark Twain en el laboratorio de Nikola Tesla, (1894). El escritor era un gran amigo del científico.

El 30 de julio de 1891, Tesla se convirtió en ciudadano de los Estados Unidos a la edad de 35 años. Instaló su laboratorio en la Quinta Avenida con 35 sur, en la ciudad de Nueva York, en ese mismo año. Posteriormente lo trasladó a la calle Houston con 46 este. En este lugar, mientras realizaba experimentos sobre resonancia mecánica con osciladores electromecánicos, generó resonancia en algunos edificios vecinos y, aunque debido a las frecuencias utilizadas no afectó al suyo, sí generó quejas ante la policía: como la velocidad del resonador creció, y siendo consciente del peligro, se vio obligado a terminar el experimento utilizando un martillo, justo en el momento en que llegaron los agentes.[67]

También hizo funcionar lámparas eléctricas en dos lugares de Nueva York, proporcionando evidencia para el potencial de la trasmisión inalámbrica de energía.[68]

Algunas de sus amistades más cercanas eran artistas. Se hizo amigo de Robert Underwood Johnson, editor del Century Magazine, quien adaptó algunos poemas serbios de Jovan Jovanović Zmaj (que Tesla tradujo). También en esta época, Tesla fue influido por la filosofía védica (es decir, la doctrina hinduista) según los preceptos de Swami Vivekananda; en tal medida que después de su exposición a estas enseñanzas, empezó a usar palabras en sánscrito para nombrar algunos de sus conceptos fundamentales referentes a la materia y la energía.[69]

A los 36 años le fueron otorgadas las primeras patentes relacionadas con la alimentación polifásica y continuó con sus investigaciones sobre los principios del campo magnético rotativo. De 1892 a 1894 sirvió como vicepresidente del Instituto Americano de Ingenieros Eléctricos (American Institute of Electrical Engineers), el precursor, junto con el Institute of Radio Engineers, del actual IEEE. De 1893 a 1895, investigó la corriente alterna de alta frecuencia, generando una corriente alterna de un millón de voltios usando una bobina de Tesla cónica e investigó el efecto pelicular en conductores,[70]​ diseñó circuitos LC,[71]​ inventó una máquina para inducir el sueño,[72]lámparas de descarga inalámbricas,[73]​ y transmisión de energía electromagnética, construyendo el primer radiotransmisor.[74]​ En San Luis, Misuri, hizo una demostración sobre radiocomunicación en 1893.

En la Exposición Universal de Chicago en 1893, hubo por primera vez un edificio dedicado a exposiciones eléctricas. En este evento Tesla y George Westinghouse presentaron a los visitantes la alimentación mediante corriente alterna que fue usada para iluminar la exposición. Además se exhibieron las lámparas fluorescentes y bombillas de Tesla de un solo nodo.[75]

También explicó los principios del campo magnético rotativo y del motor de inducción, demostrando cómo mantener verticalmente un huevo de cobre mediante su dispositivo conocido como "Huevo de Colón de Tesla".[76]

Desarrolló el llamado generador de Tesla en 1895, en conjunto con sus inventos sobre la licuefacción del aire.[77]​ Sabía, por los descubrimientos de Kelvin, que el aire en estado de licuefacción absorbía más calor del requerido teóricamente, cuando retornaba a su estado gaseoso y era usado para mover algún dispositivo.[78]​ Justo antes de finalizar su trabajo y patentar cualquier aplicación, ocurrió un incendio en su laboratorio, que destruyó todo su equipo, modelos e invenciones. Poco después, Carl von Linde, en Alemania, presentó una patente de la aplicación de este mismo proceso.[79]

Bobina Tesla

En el verano de 1889, Tesla viajó a la Exposición Universal en París, donde se enteró de los experimentos de Heinrich Rudolf Hertz (realizados en 1886-88) que demostraron la existencia de radiación electromagnética, incluidas las ondas de radio.[80]​ Encontró este nuevo descubrimiento "refrescante" y decidió explorarlo más a fondo. Al repetir, y luego expandir, estos experimentos, intentó alimentar una bobina de Ruhmkorff con un alternador de alta velocidad, que había estado desarrollando como parte de un sistema de lámpara de arco mejorado, pero descubrió que la corriente de alta frecuencia sobrecalentaba el núcleo de hierro y fundía el aislamiento entre los devanados principales y secundarios en la bobina. Para solucionar este problema, se le ocurrió su bobina de Tesla con un espacio de aire en lugar de material aislante entre los devanados primarios y secundarios, y un núcleo de hierro que se podía mover a diferentes posiciones dentro o fuera de la bobina.[81]

Iluminación inalámbrica

 
Tesla demostrando la iluminación inalámbrica mediante "inducción electrostática" durante una conferencia en el Columbia College, mediante dos largos tubos Geissler (similares a tubos de neón) en sus manos (1891)

Después de 1890, Tesla experimentó con la transmisión de potencia mediante acoplamiento inductivo y capacitivo, utilizando altos voltajes de corriente alterna generados con su bobina Tesla.[82]​ Intentó desarrollar un sistema de iluminación inalámbrico basado en acoplamiento inductivo y capacitivo y realizó una serie de demostraciones públicas donde encendió tubos de Geissler e incluso bombillas incandescentes en un escenario.[83]​ Pasó la mayor parte de la década trabajando en variaciones de esta nueva forma de iluminación con la ayuda de varios inversores, pero ninguna de las empresas logró sacar un producto comercial de sus hallazgos.[84]

En 1893 en St. Louis, Misuri, ante el Instituto Franklin de Filadelfia (Pensilvania) y ante la National Electric Light Association, Tesla dijo a los espectadores que estaba seguro de que un sistema como el suyo podría eventualmente conducir "señales inteligibles o incluso energía eléctrica a cualquier distancia sin el uso de cables" al conducirlas a través de la Tierra.[85][86]​ Pensaba que solo era cuestión de tiempo que el hombre pudiese adaptar las máquinas al engranaje de la naturaleza, declarando: «Antes de que pasen muchas generaciones, nuestras máquinas serán impulsadas por energía obtenida en cualquier punto del universo».[87]

Generador oscilador a vapor

Tratando de encontrar una forma mejor de generar corriente alterna, Tesla desarrolló un alternador accionado con vapor. Lo patentó en 1893 y lo presentó en la Exposición Mundial Colombina de Chicago de ese año. El vapor era forzado hacia el oscilador y se precipitaría a través de una serie de válvulas, empujando un pistón unido a una armadura hacia arriba y hacia abajo. La armadura magnética vibraba hacia arriba y hacia abajo a alta velocidad, produciendo un campo magnético alterno. Este campo inducía a su vez una corriente eléctrica alterna en las bobinas de alambre adyacentes. Eliminó las partes complicadas de una máquina/generadora de vapor, pero nunca se contempló como una solución de ingeniería factible para generar electricidad.[88][89]

Sistema polifásico y la Exposición de Chicago

 
Una exhibición de Westinghouse del "Tesla Polyphase System" en la Exposición Colombina de Chicago en 1893

A principios de 1893, el ingeniero Benjamin G. Lamme de Westinghouse había progresado mucho desarrollando una versión eficiente del motor de inducción de Tesla, y Westinghouse Electric comenzó a calificar su sistema polifásico completo como el "Sistema Tesla Polifase". Creían que las patentes de Tesla les daban la prioridad sobre otros sistemas de corriente alterna.[90]

Westinghouse Electric le pidió a Tesla que participara en el Exposición Universal de Chicago de 1893, donde la compañía tenía un gran espacio en un edificio dedicado a exhibiciones eléctricas. Westinghouse Electric ganó la licitación para iluminar la Exposición con corriente alterna y fue un evento clave en la historia de esta forma de electricidad, ya que la compañía demostró al público estadounidense la seguridad, fiabilidad y eficiencia de un sistema de corriente alterna completamente integrado.[91][92][93]​ Tesla mostró una serie de efectos eléctricos relacionados con la corriente alterna, así como su sistema de iluminación inalámbrico, utilizando una demostración que había realizado anteriormente en toda América y Europa; [94]​ incluyendo el uso de alto voltaje, y una corriente alterna de alta frecuencia para encender un lámpara de descarga inalámbricamente.[95]

Un observador anotó:

Dentro de la sala se suspendieron dos placas de goma dura cubiertas con papel de aluminio. Estaban a unos quince pies de distancia, y servían como terminales de los cables que salían de los transformadores. Cuando se encendía la corriente, las lámparas o tubos, que no tenían cables conectados a ellos, sino que estaban sobre una mesa entre las placas suspendidas, o que podían sostenerse en la mano en casi cualquier parte de la habitación, se iluminaban. Estos fueron los mismos experimentos y el mismo aparato mostrado por Tesla en Londres unos dos años antes, "donde produjeron tanta maravilla y asombro".[96]

Tesla también explicó los principios del campo magnético rotativo en un motor de inducción al demostrar cómo hacer que un huevo de cobre se coloque de punta, usando un dispositivo que él construyó conocido como el Huevo de Colón,[97]​ e introdujo su nuevo generador de corriente alterna con un oscilador alimentado a vapor.

Consultoría en Niagara

En 1893, Edward Dean Adams, que encabezaba la compañía que explotaría el salto hidroeléctrico adyacente a las Cataratas del Niágara, solicitó la opinión de Tesla sobre qué sistema sería mejor para transmitir la energía generada en las cataratas. Durante varios años, hubo una serie de propuestas y concursos abiertos sobre la mejor manera de usar la energía generada por las cataratas. Entre los sistemas propuestos por varias empresas de EE.UU. y Europa se encontraban las corrientes alternas bifásicas y trifásicas, las corrientes continuas de alta tensión y sistemas de aire comprimido. Adams se dirigió a Tesla para obtener información sobre el estado actual de todos los sistemas de la competencia, y este le aconsejó que un sistema de dos fases sería el más fiable, y que había un sistema de Westinghouse para encender bombillas incandescentes usando corriente alterna de dos fases. La compañía adjudicó un contrato a Westinghouse Electric para construir un sistema de generación de corriente alterna de dos fases en las Cataratas del Niágara, basado en el asesoramiento de Tesla y la demostración de Westinghouse en la Exposición Colombina de que podrían construir un sistema de corriente alterna completo. Al mismo tiempo, se otorgó un contrato adicional a General Electric para construir el sistema de distribución de la corriente generada.[98]

Algunas personas creen falsamente que en las cataratas del Niágara se construyó la primera central hidroeléctrica gracias a los desarrollos de Tesla en 1893, consiguiendo en 1896 transmitir electricidad a la ciudad de Búfalo (Nueva York). Las primeras centrales hidroeléctricas se desarrollaron primero en Europa en 1878-1885. Tras 1885 Westinghouse contrató, entre otros, a William Stanley, Oliver B. Shallenberger y Benjamin Lamme, para construir sistemas de potencia de corriente alterna en todo EEUU. Tesla no se unió a Westinghouse hasta 1888.[99]

La Compañía Nikola Tesla

En 1895, Edward Dean Adams, impresionado con lo que vio cuando recorrió el laboratorio de Tesla, aceptó ayudar a fundar la empresa Nikola Tesla, creada para financiar, desarrollar y comercializar una variedad de patentes e invenciones anteriores de Tesla, así como otras nuevas. Alfred Brown firmó, trayendo patentes desarrolladas bajo Peck and Brown. El consejo de la empresa se completó con William Birch Rankine y Charles F. Coaney.[100]​ Encontraron pocos inversores, dado que a mediados de la década de 1890 se vivía un momento difícil desde el punto de vista financiero, y las patentes inalámbricas de iluminación y osciladores que se establecieron en el mercado nunca se materializaron. La compañía manejaría las patentes de Tesla en las décadas siguientes.

Incendio del laboratorio

En la madrugada del 13 de marzo de 1895, el edificio de la Quinta Avenida Sur que albergaba el laboratorio de Tesla se incendió. El fuego comenzó en el sótano del inmueble y fue tan intenso que el laboratorio de Tesla situado en el cuarto piso se quemó y colapsó en el segundo piso. El incendio no solo retrasó los proyectos en curso de Tesla, sino que también destruyó una colección de notas tempranas y material de investigación, modelos y piezas de demostración, incluidas muchas que habían sido expuestas en la Exposición Colombina de 1893. Tesla dijo al The New York Times: "Estoy demasiado apenado para hablar. ¿Qué puedo decir?"[101]​ Después del incendio, Tesla se mudó al 46-48 de East Houston Street y reconstruyó su laboratorio en los pisos 6 y 7.

Experimentos con rayos X

 
Radiografía de una mano tomada por Tesla.[102]
 
En 1898, Tesla hizo una demostración de un barco controlado por radio que esperaba vender como un torpedo guiado a las marinas de todo el mundo.[103]

En 1894, Tesla empezó a investigar los que después se llamaron rayos X. En el incendio de su laboratorio en 1895 se perdió todo su trabajo, según afirmó el propio Tesla. Mientras tanto, en noviembre de ese mismo año, el científico alemán Wilhelm Röntgen concluía su extensa y sistemática investigación de los rayos X, publicando sus conclusiones en 1895. La primera publicación de Tesla sobre los "rayos de Rontgen" data de 1895.[104]

Según el propio Tesla narra, usó su propio tubo de vacío (similar a su patente Patente USPTO nº 514170: «#514,170»). Este dispositivo difería de otros tubos de rayos X por el hecho de no tener electrodo receptor. El término moderno para el fenómeno producido por este artefacto es Bremsstrahlung (o radiación de frenado).

En sus primeras investigaciones Tesla diseñó algunos experimentos para producir rayos X. Afirmó que con estos circuitos, «el instrumento podrá generar rayos de Roentgen de mayor potencia que la obtenida con aparatos ordinarios».[105]

También mencionó los peligros de trabajar con sus circuitos y con los rayos X producidos por sus dispositivos de un solo nodo. De muchas de sus notas en las investigaciones preliminares de este fenómeno, atribuyó el daño de la piel a varias causas. Creyó que inicialmente el daño no podría ser causado por los rayos de Roentgen, sino por el ozono generado al contacto con la piel y en parte también al ácido nitroso. Pensaba que se trataba de ondas longitudinales, como las producidas por las ondas en plasmas.[106][107]

Radiocontrol remoto

En 1898, Tesla demostró en público un barco que controlaba usando un radiocontrol basado en un cohesor -que denominó "telautomaton"- durante una exposición eléctrica en el Madison Square Garden.[108]​. La multitud que presenció la demostración hizo afirmaciones escandalosas sobre el funcionamiento del barco, tales como magia, telepatía o que estaba siendo pilotado por un mono entrenado oculto en su interior.[109]​ Tesla intentó vender su idea al ejército de los EE.UU. como un tipo de torpedo controlado por radio, pero la marina mostró poco interés.[110]​ El radiocontrol remoto siguió siendo una novedad hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando varios países lo usaron en sus programas militares.[111]​ Tesla aprovechó la oportunidad para demostrar aún más la "Teleautomática" en una conferencia pronunciada en una reunión del Club Comercial de Chicago, mientras viajaba a Colorado Springs, el 13 de mayo de 1899.[101]

Transmisión de energía eléctrica sin cables

 
Nikola Tesla, con el libro de Ruđer Bošković Theoria Philosophiae Naturalis, frente a la espiral de la bobina de su transformador de alto voltaje en East Houston Street, Nueva York.

Desde la década de 1890 hasta 1906, Tesla gastó gran parte de su tiempo y fortuna en una serie de proyectos para desarrollar la transmisión inalámbrica de energía. Fue una expansión de su idea de usar bobinas para transmitir la potencia que había estado demostrando en la iluminación inalámbrica. Vio este procedimiento no solo como una forma de transmitir grandes cantidades de energía en toda la Tierra, sino también, como había señalado en sus conferencias anteriores, una forma de transmitir comunicaciones en todo el mundo.

En el momento en que Tesla estaba formulando sus ideas, no había una forma factible de transmitir de forma inalámbrica señales de comunicación a largas distancias, y mucho menos grandes cantidades de energía. Había estudiado las ondas de radio desde el principio y llegó a la conclusión de que parte del estudio existente sobre ellas, realizado por Hertz, era incorrecto.[112][113][114]​ Además, esta nueva forma de radiación era ampliamente considerada en ese momento como un fenómeno de corta distancia que parecía extinguirse en menos de una milla.[115]​ Tesla notó que, incluso si las teorías sobre ondas de radio eran verdaderas, no tenían ningún valor para los propósitos previstos, ya que esta forma de "luz invisible" disminuiría a distancia como cualquier otra radiación y la haría viajar en línea recta hacia el espacio, "perdiéndose irremediablemente".[116]

A mediados de la década de 1890, Tesla estaba trabajando en la idea de que podría conducir electricidad a larga distancia a través de la Tierra o la atmósfera, y comenzó a desarrollar experimentos para probar esta idea, incluyendo la instalación de un gran transformador de resonancia basado en una bobina de Tesla ubicado en su laboratorio de East Houston Street.[117][118][119]​ Parece que tomó prestada la idea común en aquel momento de que la atmósfera de la Tierra era conductiva,[120][121]​ y propuso un sistema compuesto por globos suspendidos, transmisores y receptores, electrodos en el aire por encima de 9.000 m de altitud, donde pensó que la presión más baja le permitiría enviar altos voltajes (millones de voltios) a largas distancias.

Su «sistema mundial para la transmisión de energía eléctrica sin cables» basado en la conductividad eléctrica de la Tierra, funcionaría mediante la transmisión de energía por varios medios naturales y el uso subsiguiente de la corriente trasmitida entre los dos puntos para alimentar dispositivos eléctricos.[122]

Tesla afirmó haber demostrado la transmisión inalámbrica de energía a principios de 1891. Sin embargo nunca pudo llevarla a la práctica de una forma eficiente.[123]

Colorado Springs

 
Laboratorio de Tesla en Colorado Springs
 
Nikola Tesla en su laboratorio en Colorado Springs hacia 1900.

En 1899, Tesla se traslada a un laboratorio en Colorado Springs, Estados Unidos, para iniciar sus experimentos con alta tensión y mediciones de campo eléctrico. Los objetivos trazados por Tesla en este laboratorio eran: desarrollar un transmisor de gran potencia, perfeccionar los medios para individualizar y aislar la potencia transmitida y determinar las leyes de propagación de las corrientes sobre la Tierra y su atmósfera.[124]​ Durante los ocho meses que estuvo en Colorado Springs, Tesla escribió notas con una detallada descripción de sus investigaciones día a día. Allí dedicó la mitad de su tiempo a medir y probar su enorme bobina Tesla y otro tanto a desarrollar receptores de pequeñas señales y a medir la capacidad de una antena vertical. También realizó observaciones sobre bolas de fuego, que afirmaba haber producido. Un día, notó un comportamiento inusual de un instrumento que registraba tormentas, un cohesor rotativo. Se trataba de un instrumento que realizaba registros cuando una tormenta se aproximaba y se alejaba de su laboratorio. Concluyó que se trataba de la existencia de ondas estacionarias, que podían ser creadas por su oscilador. Con equipos sensibles pudo realizar mediciones de rayos que caían a gran distancia de su laboratorio, observando que las ondas de las descargas crecían hasta un pico y luego decrecían antes de repetir el ciclo total. Tesla sugirió que esto se debía al hecho de que la Tierra y la atmósfera poseían electricidad, lo que hacía que el planeta se comportara como un conductor de dimensiones ilimitadas, en el que era posible hacer transmisión de mensajes telegráficos sin hilos, y todavía más; transmitir potencia eléctrica a cualquier distancia terrestre, casi sin pérdidas, por medio de sus conocimientos de resonancia. Tesla había descubierto que podía producir un anillo alrededor de la Tierra como una campana, con descargas cada dos horas, y también que podía hacerlo resonar eléctricamente. Encontró que la resonancia del planeta era del orden de los 10 Hz, un valor realmente exacto para su época, ya que hoy en día se sabe que es de 8 Hz. Después de que descubriera cómo crear ondas eléctricas permanentes para transmitir potencia eléctrica alrededor del mundo, el científico alemán W. O. Schumann postuló que la Tierra conductiva y la ionosfera forman una guía de onda esférica, a través de la cual se pueden propagar ondas electromagnéticas de muy baja frecuencia (conocidas como ELF por sus siglas en inglés), generadas por la actividad de los rayos a escala mundial, con valores cercanos a los 8 Hz, fenómeno que se conoce como la resonancia Schumann. Tesla realizó trabajos mucho más avanzados que los otros pioneros de la transmisión sin hilos, Hertz y Marconi, quienes usaron altas frecuencias que no resonaban con la Tierra, a diferencia de las ondas de radio de altas longitudes de onda empleadas por Tesla, que tenían la ventaja de ser recibidas en sitios remotos de la Tierra, o en las profundidades del mar, para mantener la comunicación entre naves de superficie y submarinos.[125]

En su laboratorio de Colorado Springs, observó señales inusuales que más tarde creyó podrían ser evidencia de comunicaciones de radio extraterrestre provenientes de Venus o Marte.[126]​ Notó que eran señales repetitivas, pero con una naturaleza distinta a las observadas en tormentas y ruido terrestre. Tesla mencionó que sus invenciones podrían ser usadas para hablar con otros planetas. Y afirmó que inventó el "Teslascopio" para ese propósito. Actualmente se debate sobre el tipo de señales que Tesla pudo recibir, que podrían ser resultado de la radiación natural extraterrestre,[127]​ aunque de todas formas, ha quedado para la historia de la ciencia como el precursor de la radioastronomía.

El 7 de enero de 1900, Tesla dejó Colorado Springs, no sin antes trasladarse durante ciertos períodos de tiempo a la localidad cercana de Cripple Creek, en donde realizaba experimentos colocando bombillas sobre el terreno y, comentaban asombrados sus vecinos, estas se encendían solas. El laboratorio fue demolido y su contenido vendido para pagar las deudas. El conjunto de los experimentos allí preparados por Tesla para el establecimiento de la transmisión de telecomunicaciones inalámbricas trasatlánticas fue conocido como Wardenclyffe.

Se dice que Nikola Tesla no hacía planos, sino que lo memorizaba todo.[32][128]​ Buena parte de la etapa final de su vida la vivió absorto con el proceso judicial que entabló en lo relativo a la invención de la radio, que se disputaba con Marconi, pues Tesla había inventado un dispositivo similar al menos 15 años antes que él. En la década de 1960, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos dictaminó que la patente relativa a la radio era legítimamente propiedad de Tesla, reconociéndolo de forma legal como inventor de esta, si bien esto no trascendió a la opinión pública, que todavía considera a Marconi como su inventor.[129]

Algunos de sus estudios nadie podía descifrarlos debido a su enorme capacidad inductiva. Para la mayoría de sus proyectos ideaba los documentos de cabeza, le bastaba con tener la imagen de dicho objeto sin saber cómo funcionaba, simplemente lo elaboraba sin saber que podía suponer un gran avance para la humanidad.[32]​ Fue un lector minucioso de la teoría física de Ruđer Bošković.[130]

Se especula que ideó un sistema de transmisión de electricidad inalámbrico, de tal suerte que la energía podría ser llevada de un lugar a otro mediante ondas de naturaleza no hertzianas.[131]​ Dicho sistema se basaría en la capacidad de la ionosfera para conducir electricidad, la potencia se transmitiría a una frecuencia de 6 Hz con una enorme torre llamada Wardenclyffe Tower, para valerse de la resonancia Schumann como medio de transporte.

Hoy en día se sabe que esta frecuencia es de 7,83 Hz y no de 6 , aunque realmente varía desde 7,83 Hz a 12 Hz, según la actividad solar y el estado de la ionosfera. Si bien se ha creído que el fracaso del proyecto se dio por problemas financieros, otras versiones aseguran que en realidad las ideas de Tesla para la torre (planeaba utilizar la Tierra como conductora de la electricidad a todo el globo) no funcionaron y que volvió a pedirle dinero a Morgan, pero este, decepcionado ante los resultados, se negó. Algunos expertos de la actualidad han intentado estudiar cómo se suponía que funcionara la Torre Wardenclyffe, pero generalmente terminan con más preguntas que respuestas. No está del todo claro qué método pretendía utilizar Tesla para transmitir electricidad y muchos creen que tal vez ni siquiera él mismo lo tenía definido.

Wardenclyffe

 
La planta Wardenclyffe de Tesla en Long Island en 1904. Desde esta instalación, esperaba demostrar la transmisión inalámbrica de energía eléctrica a través del Atlántico.

Tesla recorrió Nueva York tratando de encontrar inversores para lo que pensó que sería un sistema viable de transmisión inalámbrica, invitándolos a cenar en el Palm Garden del Waldorf Astoria (el hotel donde vivía en ese momento), The Players Club y el restaurante Delmonico.[132]​ En marzo de 1901, obtuvo 150.000 dólares (equivalentes a unos 4,4 millones de dólares de 2018) de J. P. Morgan a cambio de una participación del 51% sobre cualquier patente inalámbrica generada, y comenzó a planear la instalación de la Torre Wardenclyffe para ser construida en Shoreham (Nueva York), unos 160 km al este de la ciudad, en la costa norte de Long Island.[133]

En julio de 1901, había expandido sus planes para construir un transmisor más potente para pasar por delante del sistema de radio de Marconi, que Tesla pensó que era una copia de su propio sistema.[134]​ Se acercó a Morgan para pedirle más dinero y poder construir el sistema más grande, pero Morgan se negó a proporcionar más fondos.[135]

En diciembre de 1901, Marconi transmitió con éxito la letra S de Inglaterra a Newfoundland, derrotando a Tesla en la carrera por ser el primero en completar dicha transmisión. Un mes después del éxito de Marconi, Tesla intentó hacer que Morgan respaldara un plan aún más grande para transmitir mensajes y energía mediante el control de "vibraciones en todo el mundo".[134]​ Durante los cinco años siguientes, Tesla escribió más de 50 cartas a Morgan, implorando y exigiendo fondos adicionales para completar la construcción de Wardenclyffe. Continuó el proyecto durante otros nueve meses en 1902. La torre se erigió en su totalidad, hasta alcanzar los 57 m de altura.[136]​ En junio de 1902, trasladó sus operaciones desde el laboratorio de Houston Street a Wardenclyffe.[133]

Los inversores de Wall Street estaban poniendo su dinero en el sistema de Marconi, y algunos medios de prensa comenzaron a volverse contra el proyecto de Tesla, alegando que era un engaño.[137]​ El proyecto se detuvo en 1905, y en 1906, los problemas financieros y otros eventos pudieron llevar a Tesla a sufrir un ataque de nervios.[138]​ Tuvo que hipotecar la propiedad Wardenclyffe para cubrir sus deudas en el Waldorf Astoria, que finalmente ascendieron a 20.000 dólares (aproximadamente medio millón de dólares de 2018).[139]​ Perdió la propiedad por ejecución hipotecaria en 1915, y en 1917, la Torre fue demolida por el nuevo propietario para hacer del suelo un activo inmobiliario más viable.

Años posteriores

Después de que Wardencyiffe cerró, Tesla continuó escribiendo a Morgan. Tras la muerte de "el gran hombre", escribió al hijo de Morgan, Jack, tratando de obtener más fondos para el proyecto. En 1906, abrió oficinas en el 165 de Broadway en Manhattan, tratando de recaudar más fondos desarrollando y comercializando sus patentes. Más adelante pasó a tener oficinas en la Metropolitan Life Tower de 1910 a 1914; a estar alquilado durante unos meses en el Woolworth Building (de donde tuvo que mudarse porque no podía pagar el alquiler); y finalmente a las oficinas de 8 West 40th Street, donde permaneció de 1915 a 1925. Cuando se mudó a esta última oficina, estaba en bancarrota: la mayoría de sus patentes se habían agotado y estaba teniendo problemas con los nuevos inventos que trataba de desarrollar.[140]

Turbina sin álabes

 
Diseño de la turbina sin álabes de Tesla

En su 50 cumpleaños, en 1906, Tesla demostró una turbina sin álabes de 200 CV de potencia y capaz de girar a 16.000 rpm. Entre 1910 y 1911 se probaron varios de sus motores de turbina sin paletas (de entre 100 y 5000 CV) en la Central eléctrica de Waterside de Nueva York.[141]​ Colaboró en este desarrollo con varias compañías, incluyendo el período 1919-1922 trabajando con la Allis-Chalmers en Milwaukee.[142][143]​ Pasó la mayor parte de su tiempo tratando de perfeccionar la turbina Tesla con Hans Dahlstrand, el ingeniero jefe de la empresa, pero las dificultades de ingeniería hicieron que nunca se convirtiera en un dispositivo práctico.[144]​ Tesla licenció la idea a una empresa de instrumentos de precisión y encontró uso en forma de exactos velocímetros y de otros instrumentos.[145]

Demandas acerca de sistemas inalámbricos

Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, los británicos interceptaron el cable telegráfico transatlántico que unía los EE.UU. con Alemania para controlar el flujo de información entre los dos países. También trataron de cortar la comunicación inalámbrica alemana desde y hacia los Estados Unidos, haciendo que la empresa estadounidense Marconi demandase a la compañía de radio alemana Telefunken por infracción de patente.[146]​ Telefunken convocó a los físicos Jonathan Zenneck y Carl Ferdinand Braun para su defensa, y contrató a Tesla como testigo durante dos años por 1000 dólares al mes. El caso se estancó y luego quedó sin efecto cuando los EE.UU. entraron en guerra contra Alemania en 1917.[146][147]

En 1915, Tesla intentó demandar a la Compañía Marconi por infringir sus patentes de sintonización inalámbrica. La patente de radio inicial de Marconi había sido adjudicada en los EE.UU. en 1897, pero su solicitud de patente de 1900, que cubría mejoras a la transmisión de radio, había sido rechazada varias veces antes de su aprobación final en 1904, con base en que infringía otras patentes existentes, incluidas dos patentes de ajuste inalámbrico de Tesla de 1897.[148][113][149]​ El caso de 1915 de Tesla quedó en nada,[150]​ pero en un caso relacionado, donde la compañía Marconi intentó demandar al gobierno de EE.UU. por infracciones de patentes durante la Primera Guerra Mundial, una decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos de 1943 restauró las patentes anteriores de Oliver Joseph Lodge, John Stone y Tesla.[151]​ El tribunal declaró que su decisión no tenía relación con la reclamación de Marconi como el primero en lograr la transmisión de radio, solo que dado que la demanda de Marconi sobre ciertas mejoras patentadas era cuestionable, la compañía no podía reclamar una infracción sobre esas mismas patentes.[152][113]

Rumores sobre el Premio Nobel

El 6 de noviembre de 1915, un informe de la agencia de noticias Reuters de Londres le otorgó el Premio Nobel de Física de 1915 a Thomas Edison y a Nikola Tesla; sin embargo, el 15 de noviembre, un despacho de Reuters desde Estocolmo declaró que el premio de ese año estaba siendo otorgado a Sir William Henry Bragg y a su hijo William Lawrence Bragg "por sus servicios en el análisis de la estructura cristalina por medio de rayos X".[153][154][155]​ Hubo rumores infundados en aquel momento de que tanto Tesla como Edison habían rechazado el premio. [153]​ La Fundación Nobel señaló que: "Cualquier rumor de que una persona no ha recibido un Premio Nobel porque ha hecho conocer su intención de rechazar la recompensa es ridículo"; un destinatario podría rechazar un Premio Nobel solo después de que se le anuncie como ganador.[153]

Ha habido afirmaciones posteriores de los biógrafos de Tesla de que Edison y Tesla fueron los destinatarios originales y que ninguno recibió el premio debido a su animosidad entre ellos; que cada uno trató de minimizar los logros y el derecho a ganar el premio del otro; que ambos rechazaron aceptar el premio si el otro lo recibía primero; que ambos rechazaron cualquier posibilidad de compartirlo; e incluso que un acaudalado Edison se negó a evitar que Tesla recibiera el premio en metálico de 20.000 dólares.[153][156]

En los años posteriores a estos rumores, ni Tesla ni Edison ganaron el premio (aunque Edison recibió una de las 38 posibles candidaturas en 1915 y Tesla recibió una de las 38 candidaturas posibles en 1937).[157]

Otras ideas

 
Banquete de la segunda reunión del Instituto de Ingenieros de Radio (23 de abril de 1915). Tesla aparece de pie en el centro.
  • Tesla intentó comercializar varios dispositivos basados ​​en la producción de ozono, para lo que fundó la Tesla Ozone Company, que vendía un dispositivo patentado en 1896 basado en su bobina Tesla, utilizado para burbujear el ozono a través de diferentes tipos de aceites con el fin de fabricar un gel terapéutico.[158]​ También trató de desarrollar una variación de este proceso unos años más tarde, como sistema desinfectante para locales hospitalarios.[159]
  • Teorizó que la aplicación de electricidad al cerebro mejoraba la inteligencia. En 1912, elaboró ​​"un plan para iluminar a los estudiantes aburridos saturándolos inconscientemente con electricidad", cableando las paredes de un aula y "saturando [el aula] con ondas eléctricas infinitesimales que vibran a alta frecuencia. El Sr. Tesla afirma que se convierte en un estimulante y saludable "baño electromagnético".[160]​ El plan fue, al menos provisionalmente, aprobado por el entonces superintendente de las escuelas de la ciudad de Nueva York, William H. Maxwell.[160]
  • En la edición de agosto de 1917 de la revista Electrical Experimenter , Tesla postuló que la electricidad podría usarse para localizar submarinos usando el reflejo de un "rayo eléctrico" de "elevada frecuencia", con la señal vista en una pantalla fluorescente (un sistema que se ha observado que tiene un parecido superficial con el radar moderno).[161]​ Tesla estaba equivocado en su suposición de que las ondas de radio de alta frecuencia penetrarían en el agua.[162]Émile Girardeau, quien ayudó a desarrollar el primer sistema de radar de Francia en la década de 1930, afirmaba que la especulación general de Tesla de que se necesitaría una señal de alta frecuencia muy fuerte era correcta. Girardeau manifestó que "(Tesla) estaba profetizando o soñando, ya que no tenía medios para llevarlos a cabo, pero uno debe agregar que si estaba soñando, al menos estaba soñando correctamente".[163]
  • En 1928, recibió la Patente USPTO nº 1,655,114, para un biplano capaz de despegar verticalmente (un avión VTOL), que tras ser "inclinado gradualmente a través de la manipulación de dispositivos elevadores" una vez que había despegado, era capaz de volar como un avión convencional.[164]​ Pensó que el avión se vendería por menos de 1000 dólares,[165]​ aunque fue calificada como una aeronave poco práctica.[166]​ Esta sería su última patente, cerrando acontinuación su última oficina en 350 Madison Ave., a la que se había mudado dos años antes.

Muerte

 
Urna dorada con las cenizas de Tesla, en su objeto geométrico favorito, una esfera (Museo Nikola Tesla, Belgrado).

El 7 de enero de 1943, a la edad de 86 años, Tesla murió solo en la habitación 3327 del Wyndham New Yorker Hotel. Su cuerpo fue encontrado por una doncella que entró en la habitación de Tesla, ignorando el cartel de "no molestar" que el propio Tesla había colocado en su puerta dos días antes. Un médico forense examinó el cuerpo y dictaminó que la causa de la muerte había sido una trombosis coronaria.[101]

Dos días después, el FBI ordenó que la Custodia de Propiedades Extranjeras se apropiara de las pertenencias del difunto,[101]​ aunque Tesla era ciudadano estadounidense.[101]John G. Trump, profesor del M.I.T. y un conocido ingeniero eléctrico que prestaba servicios como ayudante técnico del National Defense Research Committee, fue llamado para analizar los artículos de Tesla, que estaban en custodia.[101]​ Después de una investigación de tres días, el informe de Trump concluyó que no había nada que pudiera constituir un riesgo en manos hostiles, concluyendo que:

Los pensamientos y esfuerzos de [Tesla] durante al menos los últimos 15 años fueron principalmente de carácter especulativo, filosófico y algo promocionales, a menudo relacionados con la producción y transmisión inalámbrica de energía; pero no incluyó principios o métodos nuevos, sólidos y viables para realizar tales cometidos.[167]

En una caja que supuestamente contenía una parte del "rayo de la muerte" de Tesla, Trump encontró una caja de décadas (una sencilla caja conmutadora de resistencias eléctricas)[168]​ de 45 años de antigüedad.

El 10 de enero de 1943, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Fiorello La Guardia, leyó en directo un panegírico escrito por el autor esloveno Louis Adamic en la emisora de radio WNYC, mientras que las piezas de violín "Ave Maria" y la canción popular serbia "Tamo daleko" se escuchaban en segundo plano.[101]​ El 12 de enero, dos mil personas asistieron a un funeral de estado en la Catedral de San Juan el Divino. Después del funeral, el cuerpo de Tesla fue llevado al Cementerio Ferncliff en Ardsley, Nueva York, donde fue incinerado. Al día siguiente, un segundo servicio fue conducido por destacados sacerdotes en la Capilla de la Trinidad (hoy Catedral serbia ortodoxa de San Java) en la ciudad de Nueva York.[101]

Posesiones

En 1952, la insistencia del sobrino de Tesla, Sava Kosanović, consiguió que todas la propiedades de Tesla fueran enviadas a Belgrado en 80 baúles marcados con las letras NT.[101]​ En 1957, la secretaria de Kosanović, Charlotte Muzar, transportó las cenizas de Tesla de Estados Unidos a Belgrado.[101]​ Las cenizas se muestran en una esfera dorada sobre un pedestal de mármol en el Museo Nikola Tesla.[169]

Personalidad

Modo de vida

Desde 1900 vivía en el Hotel Waldorf Astoria de Nueva York, acumulando una gran factura.[170]​ En 1922, se trasladó al Hotel St. Regis, y seguiría un patrón a partir de entonces de mudarse a un nuevo hotel cada pocos años, dejando cuentas impagadas.[171][172]

Paseaba hasta un parque todos los días para alimentar a las palomas. Se dedicó a alimentarlas en la ventana de la habitación de su hotel, atrayendo a los pichones heridos para curarlos.[172][173][174]​ Afirmaba que era visitado diariamente por una paloma blanca que había recogido cuando estaba herida. Se gastó más de 2000 dólares, incluyendo la construcción de un dispositivo que sostuvo al animal cómodamente para que sus huesos pudieran sanar, curando sus alas y patas rotas.[175]​ Tesla declaró:

He estado alimentando palomas, miles de ellas durante años. Pero había una, un pájaro hermoso, de color blanco puro con puntas gris claro en sus alas; ese era diferente. Era una hembra. Solo tenía que desear llamarla y ella venía volando hacia mí. Me encantaba esa paloma como un hombre ama a una mujer, y ella me amaba. Mientras la tuve, hubo un propósito en mi vida.[176]

Las facturas impagadas de Tesla y las quejas sobre el desastre de su alimentación a las palomas lo obligaron a abandonar el St. Regis en 1923, el Hotel Pennsylvania en 1930 y el Hotel Governor Clinton en 1934.[172]​ En un momento dado, también ocupó habitaciones en el edificio JPMorgan Chase World Headquarters.[177]

En 1934, se mudó al Hotel Wyndham New Yorker, y la Westinghouse Electric & Manufacturing Company comenzó a pagarle 125 dólares por mes, además de abonar su alquiler, gastos que la compañía pagaría durante el resto de la vida de Tesla. El relato de cómo se llegó a esta situación varían. Distintas fuentes dicen que Westinghouse estaba preocupado (o había sido advertido) por la posible mala publicidad en torno a las condiciones empobrecidas bajo las cuales vivía su ex inventor estrella.[178][179][180][181]​ El pago ha sido descrito como una "tarifa de consultoría" para evitar la aversión de Tesla a aceptar caridad, o como algún tipo de compensación no especificada.[180]

Conferencias de prensa de cumpleaños

 
Tesla en la portada del Time magazine conmemorativa de su 75 cumpleaños.

En 1931, Kenneth Swezey, un joven escritor que había estado asociado con Tesla por un tiempo, organizó una celebración para el 75° cumpleaños del inventor. Tesla recibió cartas de felicitación de más de 70 pioneros de la ciencia y la ingeniería, incluido Albert Einstein,[182]​ y también apareció en la portada de Time magazine.[183]​ La leyenda de la portada "Todo el mundo es su central eléctrica" destacó su contribución a la generación de energía eléctrica. La fiesta fue tan celebrada, que Tesla la convirtió en un evento anual, una ocasión en la que sacaba una gran cantidad de comida y bebida (con platos de su propia creación) e invitaba a la prensa a ver sus inventos y escuchar historias sobre hazañas pasadas, opiniones sobre eventos actuales, o algunas veces anuncios extraños o desconcertantes.[184][185]

 
Representación en un periódico de la cámara de pensamiento que Tesla describió en su fiesta de cumpleaños de 1933.

Con ocasión de su cumpleaños en 1932, Tesla afirmó que había inventado un motor que funcionaría gracias a la radiación cósmica.[185]​. En 1933, a la edad de 77 años, dijo a los periodistas que, después de treinta y cinco años de trabajo, estaba a punto de producir pruebas de una nueva forma de energía. Afirmó que era una teoría de la energía que estaba "violentamente opuesta" a la física de Einstein, y podría ser aprovechada con un aparato que sería barato de ejecutar y duraría 500 años. También dijo a los periodistas que estaba trabajando en una forma de transmitir longitudes de onda de radio privadas individualizadas, investigando en avances de metalurgia y desarrollando una forma de fotografiar la retina para registrar el pensamiento.[186]

En la fiesta de 1934, Tesla dijo a los periodistas que había diseñado una superarma que, según él, terminaría con todas las guerras.[187][188]​ La llamaría "teleforce", pero usualmente se la mencionaba como su rayo de la muerte.[189]​ La describió como un arma defensiva que se pondría en la frontera de un país para ser utilizada contra el ataque de la infantería o de aeronaves. Tesla nunca reveló durante su vida los planes detallados de cómo el arma podía funcionar, pero en 1984, salieron a la luz en el archivo del Museo Nikola Tesla de Belgrado.[190]​ El tratado, titulado "El nuevo arte de proyectar energía concentrada no dispersiva a través de los medios naturales", describe un tubo de vacío abierto en un lado con un sellado de gas que permite que las partículas salgan, un método para cargar lingotes de tungsteno o de mercurio a millones de voltios, y dirigir la corriente resultante mediante repulsión electrostática.[191][185]​ Tesla intentó interesar al Departamento de Defensa de los Estados Unidos,[192]​ el Reino Unido, la Unión Soviética y Yugoslavia en el dispositivo.[193]

En 1935, en su 79 fiesta de cumpleaños, Tesla cubrió muchos temas. Afirmó haber descubierto el rayo cósmico en 1896 e inventó una forma de producir corriente directa por inducción, y realizó muchas afirmaciones sobre su oscilador mecánico.[194]​ Describiendo el dispositivo (que esperaba que le haría ganar 100 millones de dólares en dos años), dijo a los periodistas que una versión de su oscilador había causado un terremoto en su laboratorio de 46 East Houston Street y en las calles vecinas en el centro de la ciudad de Nueva York en 1898.[194]​ Siguió diciendo a los periodistas que su oscilador podría destruir el Empire State Building con 5 libras de presión de aire.[195]​ También explicó una nueva técnica que desarrolló usando sus osciladores, que llamó "telegeodinámica", utilizándola para transmitir vibraciones al suelo que, según afirmó, funcionarían a cualquier distancia para ser utilizadas para la comunicación o para localizar depósitos minerales subterráneos.[196]

Costumbres

Tesla trabajaba todos los días desde las 9:00 a.m. hasta las 6:00 p.m. o más tarde, con una cena exactamente a las 8:10 p.m., en el restaurante Delmonico y más adelante en el Waldorf Astoria. Pedía su cena por teléfono al maitre, quien también debía ser el único que la sirviera. "La comida debía estar lista a las ocho en punto ... Cenaba solo, excepto en las raras ocasiones en que daba una cena a un grupo para cumplir con sus obligaciones sociales. A continuación, Tesla reanudaba su trabajo, a menudo hasta las 3:00 a.m."[197]

Para hacer ejercicio, caminaba entre 13 y 16 km cada día. Todas las noches flexionaba los dedos de sus pies cien veces, afirmando que estimulaba sus células cerebrales.[198]

En una entrevista con el editor de periódicos Arthur Brisbane, dijo que no creía en la telepatía, y comentó que: "Supongamos que pienso en asesinarte", dijo, "en un segundo lo sabrías. ¿No es maravilloso? ¿Por qué proceso realizaría la mente todo esto?" En la misma entrevista, afirmó que creía que todas las leyes fundamentales podrían reducirse a una.[199]

Tesla se hizo vegetariano en sus últimos años, viviendo solo de leche, pan, miel y jugos de vegetales.[188][200]

Apariencia

 
Nikola Tesla, hacia 1936.

Tesla medía 1,88 m de altura y pesaba 64 kg, con casi ninguna variación de peso desde 1888 hasta alrededor de 1926. Su aspecto fue descrito por el editor periodístico Arthur Brisbane como "casi el hombre más alto, casi el más delgado y sin duda, el más serio que va a Delmonico regularmente".[199][201]​ Era una figura elegante y estilizada en la ciudad de Nueva York, meticuloso en su aseo y vestimenta, y ordenado en sus actividades cotidianas, un aspecto que mantuvo para promover sus relaciones comerciales.[202]​ También se ha dicho que tenía los ojos claros, "manos muy grandes" y "enormes pulgares".[199]

Memoria eidética

Tesla leyó muchas obras, memorizó libros completos y supuestamente tenía una memoria eidética.[203]​ Era polígloto, dominando ocho idiomas: serbocroata, checo, inglés, francés, alemán, húngaro, italiano y latín.[204]​ En su autobiografía relató que experimentaba ciertos momentos concretos de inspiración. Durante sus primeros años, padeció repetidamente episodios en los que estuvo enfermo. Sufría una aflicción peculiar, consistente en que destellos cegadores de luz aparecían ante sus ojos, a menudo acompañados de visiones. [203]​ A menudo, las visiones estaban relacionadas con una palabra o una idea que podría haber encontrado; en otras ocasiones le proporcionarían la solución a un problema particular que se había planteado. Con solo escuchar el nombre de un elemento, podría visualizarlo con detalles realistas. [203]​ Tesla visualizaría una invención en su mente con extrema precisión, incluidas todas sus dimensiones, antes de pasar a la etapa de construcción, una técnica a veces conocida como dibujo mental. Por lo general, no hacía dibujos a mano, sino que trabajaba de memoria. Desde su infancia, tuvo frecuentes ráfagas de recuerdos relativas a eventos que habían sucedido previamente en su vida.[203]

Hábitos de sueño

Tesla afirmó que nunca dormía más de dos horas por noche.[205]​ Sin embargo, admitió haber estado "dormitando" de vez en cuando "para recargar sus baterías".[198]​ Durante su segundo año de estudio en Graz, desarrolló una afición apasionada por competir al billar , al ajedrez y a las cartas, a veces pasando más de 48 horas seguidas en una mesa de juego.[206]​ En una ocasión trabajó durante 84 horas sin descanso en su laboratorio.[207]​ Kenneth Swezey, un periodista del que Tesla se hizo amigo, confirmó que el inventor rara vez dormía. Swezey recordaba una madrugada, cuando Tesla lo llamó a las 3 am: "Estaba durmiendo en mi habitación como un muerto ... De repente, el timbre del teléfono me despertó ... [Tesla] habló animadamente, con pausas, [como solía hacer] ... solucionó un problema, comparó una teoría con otra, lo comentó, y cuando sintió que había llegado a la solución, de repente colgó el teléfono."[198]

Relaciones personales

Tesla nunca se casó, explicando que su castidad fue muy útil para sus capacidades científicas.[203]​ Una vez dijo que en su juventud sentía que nunca podría ser lo suficientemente digno para una mujer, considerando a las mujeres superiores en todos los sentidos. Su opinión se había visto influida en los últimos años cuando contempló cómo las mujeres estaban tratando de superar a los hombres y hacerse más dominantes. Esta "nueva mujer" suscitó mucha indignación por parte de Tesla, que sentía que las mujeres estaban perdiendo su feminidad al tratar de alcanzar el poder. En una entrevista con el Galveston Daily News del 10 de agosto de 1924, declaró: "En lugar de la suave voz de mi adoración reverente, ha llegado la mujer que piensa que su principal éxito en la vida reside en hacerse a sí misma tanto como sea posible, adoptando la vestimenta, la voz y las acciones del hombre, en los deportes y en logros de todo tipo ... La tendencia de las mujeres a apartar al hombre, suplantar el antiguo espíritu de cooperación con él en todos los asuntos de la vida, es muy decepcionante para mí".[208]​ Aunque le dijo a un periodista en años posteriores que a veces sentía el no haberse casado, y que había hecho un sacrificio demasiado grande por su trabajo.[175]​ Eligió prescindir de perseguir o de entablar ninguna relación conocida, encontrando todo el estímulo que necesitaba en su trabajo.

Tesla era asocial y propenso a aislarse con su trabajo.[209][210][108][211]​ Sin embargo, cuando se involucró en la vida social, muchas personas hablaron muy positivamente y con admiración de él. Robert Underwood Johnson lo describió como poseedor de una "distinguida dulzura, sinceridad, modestia, refinamiento, generosidad y fuerza". [175]​ Su secretaria, Dorothy Skerrit, escribió: "Su sonrisa genial y su nobleza siempre denotaron las características caballerescas que estaban tan arraigadas en su alma".[212]​ El amigo de Tesla, Julian Hawthorne, dejó escrito que: "Rara vez uno conoce a un científico o a un ingeniero que también sea un poeta, un filósofo, un conocedor de la música refinada, un lingüista y un entendido degustador de la comida y la bebida".[213]

Era un buen amigo de F. Marion Crawford, Robert Underwood Johnson,[214]Stanford White, [215]​ Fritz Lowenstein, George Scherff y Kenneth Swezey.[216][217][218]

Siendo ya un hombre maduro, se hizo amigo íntimo de Mark Twain; pasaron mucho tiempo juntos en su laboratorio y en otros lugares.[214]​ Twain describió notablemente la invención del motor asíncrono de Tesla como "la patente más valiosa desde el teléfono".[219]​ A finales de la década de 1920, se hizo amigo de George Sylvester Viereck, poeta, escritor, místico y posteriormente, propagandista del nazismo. De vez en cuando, asistía a cenas organizadas por Viereck y su esposa.[220][221]

A veces, Tesla podía ser duro y expresar su disgusto por las personas con sobrepeso, como cuando despidió a una secretaria por su peso.[222]​ Rápidamente criticaba la indumentaria de sus empleados; y en varias ocasiones, ordenó a un subordinado que se fuera a casa y cambiara su vestimenta.[203]

Relación con Edison

Tesla había sido empleado de la Compañía Edison entre 1883 y 1885, primero en París y a continuación en Nueva York. Conocía personalmente al propio Edison, pero su prometedora carrera en la empresa se vio truncada porque no recibió el salario que pensaba que se le había prometido. Sintiéndose engañado, comenzó a trabajar por su cuenta.

Tres años después, en 1888, Tesla había pasado a colaborar con Westinghouse, y en 1893 inició en Chicago sus demostraciones públicas para evidenciar la superioridad de la corriente alterna sobre la corriente continua de Edison, entablándose entonces lo que se conoce como la "guerra de las corrientes".[223]

Edison trató de combatir la teoría de Tesla mediante una campaña para fomentar ante el público el peligro que corrían al utilizar la corriente alterna. El ingeniero Harold P. Brown, que había iniciado una cruzada contra los peligros de la corriente alterna, fue financiado por Edison para investigar la electrocución, contribuyendo al desarrolló de la silla eléctrica y consiguiendo por medios subrepticios que fuera alimentada con corriente alterna.[224]

Respecto a su rival, Edison llegó a decir que: "Tesla es un sujeto que siempre está a punto de hacer algo", en una despectiva alusión a las habituales y altisonantes declaraciones a la prensa de su competidor.[225]​ Por su parte, Tesla llegó a criticar abiertamente el desaliñado modo de vida de Edison, afirmando que: "Tal era su desidia que, de no haber contraído matrimonio con una mujer de sobresaliente inteligencia, que puso todo su empeño en sacarlo a flote, habría muerto hace muchos años".[226]

Cuando Thomas Alva Edison murió, en 1931, Tesla aportó la única opinión negativa a The New York Times, enterrando bajo un denso manto la vida de Edison:

No tenía ninguna afición, no se preocupaba por ningún tipo de diversión y vivía en un absoluto desprecio de las más elementales normas de higiene ... Su método era ineficiente en extremo, ya que se tenía que cubrir un campo inmenso para obtener cualquier cosa, a menos que interviniera la casualidad ciega y, al principio, casi fui un triste testigo de sus actos, sabiendo que solo un poco de teoría y cálculo le habrían ahorrado el 90 por ciento del trabajo. Pero tenía un verdadero desprecio por el aprendizaje de libros y el conocimiento matemático, confiando por completo en su instinto de inventor y en su sentido práctico estadounidense.[227]

Creencias

Sobre la física experimental y teórica

No estuvo de acuerdo con la teoría de que los átomos se componen de partículas subatómicas más pequeñas, indicando que no existía un electrón que creara una carga eléctrica. Creía que si existían electrones, eran un cuarto estado de la materia o "subatomo" que solo podía existir en un vacío experimental y que no tenían nada que ver con la electricidad.[228][229]​ Opinaba que los átomos son inmutables: no podían cambiar de estado o dividirse de ninguna manera. Creía en el concepto dominante en el siglo XIX de un "éter" omnipresente que transmitía la energía eléctrica.[230]

Generalmente era antagónico con las teorías sobre la conversión de la materia en energía.[231]​ También criticaba la teoría de la relatividad de Einstein, diciendo:

Sostengo que el espacio no puede ser curvo, por la simple razón de que no puede tener propiedades. También podría decirse que Dios tiene propiedades. Él no las tiene, sino solo atributos y estos son de nuestra propia creación. De las propiedades solo podemos hablar cuando tratamos con la materia que llena el espacio. Decir que en presencia de cuerpos grandes el espacio se curva es equivalente a afirmar que algo puede actuar sobre la nada. Yo, por mi parte, me niego a suscribir tal punto de vista.[232]

Afirmó haber desarrollado su propio principio físico con respecto a la materia y la energía, en el que comenzó a trabajar en 1892,[212]​ y en 1937, a los 81 años, afirmó en una carta que había completado una "teoría dinámica de la gravedad" que [haría] poner fin a las especulaciones ociosas y a las concepciones falsas, como la del espacio curvo. Señaló que la teoría estaba resuelta en todos los detalles y que esperaba poder dársela pronto al mundo.[233]​ Esta elucidación de su teoría nunca ha sido encontrada en sus escritos.[234]

Sobre la sociedad

 
Tesla hacia 1885.

Además de sus dotes como científico tecnológico, Tesla es ampliamente considerado por sus biógrafos desde el punto de vista filosófico como un humanista.[235][236][237]​ Esto no impidió que, como muchas otras personas notables de su época, se convirtiera en un defensor de una versión de selección artificial impuesta en forma de eugenesia.

Expresó la creencia de que la "piedad" humana había interferido con el "funcionamiento despiadado de la naturaleza". Aunque su argumentación no dependía del concepto de una "raza elegida" o la superioridad inherente de una persona sobre otra, abogó por la eugenesia. En una entrevista de 1937, declaró:

... el nuevo sentido de compasión del hombre comenzó a interferir con el funcionamiento despiadado de la naturaleza. El único método compatible con nuestras nociones de civilización y de raza es evitar la reproducción de los no aptos por esterilización y la orientación deliberada del instinto de apareamiento  ...La tendencia de la opinión entre los eugenistas es que debemos hacer el matrimonio más difícil. Ciertamente, a nadie que no sea un padre deseable se le debe permitir tener descendencia. Dentro de un siglo ya no se le ocurrirá a una persona normal emparejarse con una persona eugenésicamente no apta, y le parecerá tan impropio como casarse con un delincuente habitual.[238]

En 1926, Tesla hizo un comentario sobre los males de la sumisión social de las mujeres y de su lucha para obtener la igualdad de género, e indicó que el futuro de la humanidad estaría a cargo de "abejas reinas". Pensaba que las mujeres se convertirían en el sexo dominante en el futuro.[239]

Hizo predicciones sobre temas relevantes en el entorno inmediato a la Primera Guerra Mundial, en un artículo titulado "Ciencia y Descubrimiento son las grandes Fuerzas que conducirán a la Consumación de la Guerra" (20 de diciembre de 1914).[240]​ Pensaba que la Sociedad de las Naciones no era el remedio adecuado para los problemas de su tiempo.[241]

Sobre la religión

Tesla fue educado en la religión ortodoxa. Durante su vida adulta no se consideró a sí mismo como un "creyente en el sentido ortodoxo", oponiéndose al fanatismo religioso, y opinaba que "el budismo y el cristianismo son las religiones más grandes tanto al número de creyentes como en importancia".[242]​ También dijo que "Para mí, el universo es simplemente una gran máquina que nunca comenzó a existir y nunca terminará" y "lo que llamamos 'alma' o 'espíritu' no es más que la suma de los funcionamientos del cuerpo. Cuando este funcionamiento cesa, el 'alma' o el 'espíritu' también cesa".[242]

En su artículo, "El problema de incrementar la energía humana", publicado en 1900, Tesla escribió:

"Durante años, la idea de que cada uno de nosotros es solamente una parte del todo ha sido proclamada en las consumadamente sabias enseñanzas de la religión, probablemente no solo como significado de asegurar paz y armonía entre los hombres, sino como una verdad hondamente fundada. El budista expresa esto de una manera, el cristiano de otra, pero ambos dicen los mismo: Todos somos uno".[243]

Tesla

Inventos y descubrimientos destacables

La experiencia de transferencia inalámbrica de energía eléctrica de Tesla realizada por el profesor Oliver Zajkov en el Instituto de Física de Ciencias Naturales y Matemáticas de la Universidad de Macedonia.

Entre los más destacables inventos y descubrimientos que han llegado al conocimiento del público en general, se pueden destacar:

  • Transferencia inalámbrica de energía eléctrica[128]​ mediante ondas electromagnéticas. Posteriormente intentó desarrollar un sistema para enviar energía eléctrica sin cables a largas distancias y quiso implementarlo en el proyecto de la torre de Wardenclyffe que tenía el fin de establecer un sistema mundial de comunicaciones y que terminó en fracaso porque antes de que pudiera acabar el proyecto, su inversor, el banquero J. P. Morgan, dejó de financiar las investigaciones de Tesla debido a su inviabilidad financiera, además de que Guillermo Marconi logró realizar transmisiones de señales de radio a través del Atlántico en primer lugar, haciendo perder el interés de Morgan por el proyecto.[244][128]​ Se conservan algunas películas de la torre.
  • Generador de corriente alterna.[245]
  • Bombilla sin filamento o lámpara fluorescente.[246]
  • Dispositivos de electroterapia o diagnóstico, especialmente un generador de rayos X de un solo electrodo. También hay un registro de patente de un generador de ozono.[105][128]
  • Turbina sin paletas, operada por la fricción del fluido.[128]
  • Bobina de Tesla: entregaba en la salida una energía de alto voltaje y alta frecuencia.
  • Principios teóricos del radar.
  • Teslascopio.
  • Control remoto.[128]
  • Bujía para encendido de motores de explosión.[247]
  • Aviones STOL.[128]
  • Estudios sobre Rayos X.
  • Radiogoniómetro.[248]
  • Telegeodinámica eléctrica

Para un listado más amplio de Patentes ver Anexo:Patentes de Tesla

Premios y reconocimientos

 
Monumento de Nikola Tesla en Nueva York.
  • A pesar de que el premio Nobel de física fue otorgado a Marconi por la invención de la radio en 1909, la prensa publicó que Edison y Tesla compartirían el premio Nobel en 1915. Edison trató de minimizar los logros de Tesla y se negó a recibir el premio en caso de que fuera compartido. Algunas fuentes afirmaron que debido a la envidia de Edison ninguno lo ganó, a pesar de sus grandes contribuciones a la ciencia.[249][250]​ Antes, se decía que Tesla podía ser nominado para el premio Nobel de 1912. La nominación se debía posiblemente a sus circuitos sintonizados usando transformadores resonantes de alta tensión y alta frecuencia. La investigación histórica posterior demostró que en esa época el nombre de Tesla no fue considerado para el premio Nobel, aunque alguna prensa sí que habló de ello.[251]
  • Tesla solo fue premiado con la medalla Edison, la máxima distinción otorgada por la IEEE.
  • La unidad utilizada en el Sistema Internacional para medir la inducción magnética se llama tesla en su memoria.
  • El cráter lunar Tesla lleva este nombre en su memoria.[252]
  • El planeta menor (2244) Tesla también conmemora su nombre.[253]
  • El Aeropuerto de Belgrado lleva el nombre Aeropuerto Belgrado Nikola Tesla.[254]
  • La empresa de fabricación de automóviles eléctricos, fundada por Elon Musk en 2003, lleva como nombre "Tesla Motors".
  • Una estatua en honor a Tesla fue colocada en Nueva York en 2013. El presidente serbio Tomislav Nikolic, asistió a la ceremonia de inauguración.[255]
  • Premio Tesla de divulgación. El premio de divulgación que entrega la mayor plataforma de divulgación científica en habla hispana lleva su nombre.[256]

Apariciones en los medios

Cine

Literatura

  • En el libro El diario de Tita de Laura Esquivel, Tita comenta que John Brown conoció a Tesla "su admirado científico" en la feria de Chicago.

Filmografía sobre su vida

  • Tesla (2015), del director Sidney Reed.[257]
  • Tesla, documental (2014) de la directora Sharon Doyle.[258]
  • El motor de Tesla (2014), del director Mark Oliver.[259]
  • El Visionario (2005), del director Joel Shapiro.[260]
  • El maestro del rayo (2000), del director Robert Uth.[261]
  • Tesla, película televisiva (1993), del director Slavoljub Stefanovic [262]
  • El Secreto de Nicola Tesla (1980), del director Kristo Papić.[263]

Véase también

Referencias

  1. a b «Tesla's Biography». Consultado el 27 de octubre de 2016. 
  2. «Electrical pioneer Tesla honoured». BBC News. 10 de julio de 2006. Consultado el 20 de mayo de 2013. 
  3. Joel Martin (2017). Edison vs. Tesla: The Battle over Their Last Invention. Skyhorse Publishing, Inc. p. 59 de 296. ISBN 9781510718777. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  4. Van Riper, 2011, p. 150
  5. Seifer, Marc (1996). Wizard: The Life and Times of Nikola Tesla; Biography of a Genius. Secaucus, NJ: Carol Publishing Group.
    Hay algo en mí que tal vez sea solo ilusorio", comenzó Tesla, "[es] como lo que a menudo llega a las personas jóvenes y entusiastas, pero si fuera lo suficientemente afortunado como para aportar al menos algunas de mis ideas sería para el beneficio de la humanidad ... Si estas esperanzas se vuelven un día una realidad, mi mayor alegría surgiría del hecho de que este trabajo sería obra de un serbio.
  6. (en inglés) Tesla, Nikola. My inventions. «En ese momento yo estaba bajo el dominio de la poesía nacional serbia, y por lo tanto lleno de admiración por las hazañas del héroe.» 
  7. «Electrical pioneer Tesla honoured». BBC News. 10 de julio de 2006. Consultado el 15 de agosto de 2009. 
  8. a b c Nikola Tesla (2014). My Inventions Nikola Tesla's Autobiography. Lulu.com. p. 100. ISBN 9781312382824. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  9. John J. O'Neill (2009). Prodigal Genius: The Life of Nikola Tesla. Lulu.com. pp. 327 de 368. ISBN 9781442173965. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  10. Valone, T. 102 Harnessing the Wheelwork of Nature: Tesla's Science of Energy. Adventures Unlimited Press. ISBN 1931882045. 
  11. Robert Lomas (21 de agosto de 1999). «Spark of genius». Independent Magazine. Consultado el 29 de julio de 2008. 
  12. White MJ (2001). Rivals: conflict as the fuel of science. London: Secker & Warburg. p. 174. ISBN 0-436-20463-0. 
  13. Cheney, M. (2001). Tesla: Man Out of Time. New York, NY: Touchstone. ISBN 0-7432-1536-2. 
  14. «Nikola Tesla: The guy who DIDN'T invent the radio». 
  15. the Tuscan Telephone Triumph. Dominic Gabriel Cianciusi. p. 166. ISBN 9780986732409. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  16. Lastra, Francisco J. (26 de agosto de 2015). «Hablemos de Nikola Tesla: mitos y verdades de un genio». Consultado el 5 de septiembre de 2016. 
  17. a b «duka mandic». 
  18. «Online biography». 
  19. Obrad Mićov Samardžić. "Porijeklo Samardžića i Ostalih Bratstava Roda Orlovića", Mostar 1992. ISBN 86-82271-53-2. 
  20. «Istro-Romanian Community Worldwide - News Media». Consultado el 27 de octubre de 2016. 
  21. Seifer, "Wizard" p. 7
  22. Leaders of the 19th Century with Some Noted Characters of Earlier Times: Their Efforts and Achievements in Advancing Human Progress Vividly Portrayed for the Guidance of Present and Future Generations. A.B. Kuhlman Company. 1900. p. 514. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  23. Wysock, W.C.; Corum, J.F.; Hardesty, J.M.; Corum, K.L. (22 de octubre de 2001). «Who Was The Real Dr. Nikola Tesla? (A Look At His Professional Credentials)» (PDF). Antenna Measurement Techniques Association, posterpape. Archivado desde el original el 26 de marzo de 2009. 
  24. "The Book of New York: Forty Years' Recollections of the American Metrópolis" says he matriculated 4 degrees (physics, mathematics, mechanical engineering and electrical engineering)
  25. Harper's Encyclopædia of United States History from 458 A.D. to 1906. Harper & brothers 1905. Page 52.
  26. Nikola Tesla: the European Years, D. Mrkich
  27. Wohinz, Josef W. (16 de mayo de 2006). «Nikola Tesla und Graz». Technischen Universität Graz. Consultado el 29 de enero de 2006. 
  28. Wohinz, Josef W. (Ed,) (2006). Nikola Tesla und die Technik in Graz. Graz, Austria: Verlag der Technischen Universität Graz. pp.  16. ISBN 3-902465-39-5; ISBN 978-3-902465-39-9 .. 
  29. Kulishich, Kosta (27 de agosto de 1931). «Tesla Nearly Missed His Career as Inventor: College Roommate Tells». Newark News. . Cited in Seifer, Marc, The Life and Times of Nikola Tesla, 1996
  30. John J. O'Neil (2006). Prodigal Genius: The Life of Nikola Tesla. Cosimo, Inc. pp. 249 de 336. ISBN 9781596057135. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  31. Seifer, Marc (1996). Wizard: The Life and Times of Nikola Tesla; Biography of a Genius. Secaucus, NJ: Carol Publishing Group. ISBN. 
  32. a b c d e f Cheney, Margaret (2001) [1979]. Tesla: Man Out of Time. Simon and Schuster. ISBN 0743215362. Consultado el 17 de junio de 2007. 
  33. James Grant Wilson, John Fiske, Appleton's Cyclopædia of American Biography. P. 261.
  34. Did Tesla really invent the loudspeaker? 21st Century Books, Breckenridge, CO.
  35. Carlson, 2013, p. 70.
  36. Marc J. Seifer (1998). Wizard. Citadel Press. ISBN 0806519606. 
  37. "Master of Lightning" by Public Broadcasting Service. Website
  38. Margaret Cheney, Robert Uth (1999). Tesla, Master of Lightning. Barnes & Noble Publishing. pp. 17 de 184. ISBN 9780760710050. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  39. a b «1884». Consultado el 27 de octubre de 2016. 
  40. Gentile, Gary (1966). Shipwrecks of New York. 
  41. a b Carlson, 2013, p. 94-95
  42. «Tesla Says Edison was an Empiricist. Electrical Technician Declares Persistent Trials Attested Inventor's Vigor. 'His Method Inefficient' A Little Theory Would Have Saved Him 90% of Labor, Ex-Aide Asserts. Praises His Great Genius.». New York Times. 19 de octubre de 1931. «Nikola Tesla, one of the world's outstanding electrical technicians, who came to America in 1884 to work with Thomas A. Edison, specifically in the designing of motors and generators, recounted yesterday some of ...» 
  43. Adjusting the reported given amount of money for inflation, the US$50,000 in 1885 would equal US$1,140,112.60 in 2007 Archivado el 21 de julio de 2007 en WebCite
  44. Clifford A. Pickover, Strange Brains and Genius: The Secret Lives of Eccentric Scientists and Madmen. HarperCollins, 1999. 352 pages. P. 14. ISBN 0-688-16894-9
  45. "My Inventions" by Nikola Tesla, printed in Electrical Experimenter Feb–June, 1919. Reprinted, edited by Ben Johnson, New York: Barnes & Noble, 1982. ISBN
  46. Jill Jonnes (2003). Empires of Light: Edison, Tesla, Westinghouse, and the Race to Electrify the World. Random House Publishing Group. pp. 110 de 432. ISBN 9781588360007. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  47. Jonnes, Jill (2004). Empires of Light: Edison, Tesla, Westinghouse, and the Race to Electrify the World. Random House Trade Paperbacks. ISBN 978-0-375-75884-3. 
  48. Alvin K. Benson (2010). Inventors and inventions. Salem Press. pp. 1068 de 1376. ISBN 9781587655265. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  49. Quentin R. Skrabec, George Westinghouse: Gentle Genius, Algora Publishing – 2007, pages 119–121
  50. Robert L. Bradley, Jr., Edison to Enron: Energy Markets and Political Strategies, John Wiley & Sons – 2011, pages 55–58
  51. Quentin R. Skrabec, George Westinghouse: Gentle Genius, Algora Publishing – 2007, pages 118–120
  52. Seifer, 1998, p. 47.
  53. a b Skrabec, Quentin R. (2007). George Westinghouse : gentle genius. New York: Algora Pub. ISBN 0-87586-506-2. 
  54. a b c Carlson, 2013, p. 130.
  55. Carlson, 2013, p. 131.
  56. Jonnes, 2004, p. 29.
  57. Thomas Parke Hughes, Networks of Power: Electrification in Western Society, 1880–1930 (1983), p. 119
  58. Jonnes, 2004, p. 161.
  59. a b Jonnes, 2004, p. 228.
  60. Carlson, 2013, pp. 130–131.
  61. Cheney, 2001, pp. 48–49.
  62. Christopher Cooper, The Truth About Tesla: The Myth of the Lone Genius in the History of Innovation, Race Point Publishing – 2015, page 109
  63. Electricity, a Popular Electrical Journal, Volume 13, No. 4, 4 August 1897, Electricity Newspaper Company −1898, page 50 Google Books
  64. «Nikola Tesla: Scientific Savant from the Tesla Universe Article Collection». 23 de diciembre de 2011. 
  65. Carlson, W. Bernard. Tesla: Inventor of the Electrical Age, Princeton University Press – 2013, page 218
  66. «Laboratories in New York (1889-1902)». Open Tesla Research. 
  67. O'Neill, "Prodigal Genius" pp 162–164
  68. Krumme, Katherine, «Mark Twain and Nikola Tesla: Thunder and Lightning.». 4 de diciembre de 2000 (PDF)
  69. Grotz, Toby, «The Influence of Vedic Philosophy on Nikola Tesla's Understanding of Free Energy.»
  70. Margaret Cheney (2001). Tesla: Man Out of Time. Simon and Schuster. pp. 349 de 400. ISBN 9780743215367. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  71. Vladimir Dimitrijevic (2014). Universe is a sphere of radius zero: New dimension of Tesla technology. Vladimir Dimitrijevic. pp. 65 de 144. ISBN 9781495201660. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  72. Automobile Magazine, Volumen 22,Números 10-12. K-III Magazine Corporation. 2008. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  73. Margaret Cheney (2011). Tesla: Man Out of Time. Simon and Schuster. pp. 79 de 400. ISBN 9781451674866. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  74. Howard B. Rockman (2004). Intellectual Property Law for Engineers and Scientists. John Wiley & Sons. pp. 196 de 511. ISBN 9780471697398. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  75. John Patrick Barrett, Electricity at the Columbian Exposition. R.R. Donnelley 1894 (World's Columbian Exposition, 1893, Chicago, Ill.) Page 168–169
  76. Marc Seifer (1998). Wizard: The Life And Times Of Nikola Tesla. Citadel. p. 576. ISBN 9780806535562. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  77. Daniel Blair Stewart (1999). Tesla: The Modern Sorcerer. Frog Books. pp. 379 de 426. ISBN 9781883319915. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  78. Nikola Tesla, Startling Prediction of the World's Greatest Living Scientist (Article, the North American, 18 May 1902).
  79. William Lyne (1993). Pentagon Aliens. Creatopia Productions (1999). pp. 284-285 de 316. ISBN 9780963746771. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  80. Carlson, 2013, p. 120.
  81. Carlson, 2013, p. 122.
  82. Tesla, Nikola (20 May 1891) Experiments with Alternate Currents of Very High Frequency and Their Application to Methods of Artificial Illumination, lecture before the American Inst. of Electrical Engineers, Columbia College, New York. Reprinted as a book of the same name by. Wildside Press. 2006. ISBN 0-8095-0162-7. 
  83. Carlson, 2013, p. 132.
  84. Christopher Cooper, The Truth About Tesla: The Myth of the Lone Genius in the History of Innovation, Race Point Publishing – 2015, pages 143–144
  85. Carlson, 2013, pp. 178–179.
  86. Orton, John (2004). The Story of Semiconductors. Oxford, England: Oxford University Press. p. 53.  – via Questia (requiere suscripción)
  87. Nikola Tesla (Febrero de 1892). Experiments With Alternate Currents of High Potential and High Frequency. Book Tree (2007). p. 176. ISBN 9781585093151. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  88. Carlson, 2013, pp. 181–185.
  89. Reciprocating Engine, Patente USPTO nº 514169, 6 February 1894.
  90. Carlson, 2013, p. 167.
  91. Richard Moran, Executioner's Current: Thomas Edison, George Westinghouse, and the Invention of the Electric Chair, Knopf Doubleday Publishing Group – 2007, page 222
  92. America at the Fair: Chicago's 1893 World's Columbian Exposition (Google eBook) Chaim M. Rosenberg Arcadia Publishing, 20 February 2008
  93. David J. Bertuca; Donald K. Hartman; Susan M. Neumeister. The World's Columbian Exposition: A Centennial Bibliographic Guide. Books.google.com. pp. xxi. Consultado el 10 de septiembre de 2012. 
  94. Cheney, 2001, p. 76.
  95. Cheney, 2001, p. 79.
  96. Barrett, John Patrick (1894). Electricity at the Columbian Exposition; Including an Account of the Exhibits in the Electricity Building, the Power Plant in Machinery Hall. pp. 268-269. Consultado el 29 de noviembre de 2010. 
  97. «Tesla's Egg of Columbus How Tesla Performed the Feat of Columbus Without Cracking the Egg». Tesla Universe. Consultado el 5 de julio de 2012. 
  98. Carlson, 2013, pp. 167–73.
  99. «Lista de plantas energéticas históricas». 
  100. Carlson, 2013, pp. 205–206.
  101. a b c d e f g h i j «Nikola Tesla Timeline from Tesla Universe». Tesla Universe. Consultado el 16 de enero de 2017. 
  102. Tesla time
  103. W. Bernard Carlson, Tesla: Inventor of the Electrical Age, Princeton University Press – 2013, page 231
  104. Nikola Tesla (2014). My Inventions Nikola Tesla's Autobiography. Lulu.com. p. 100. ISBN 9781312382824. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  105. a b N. Tesla, HIGH FREQUENCY OSCILLATORS FOR ELECTRO-THERAPEUTIC AND OTHER PURPOSES. Proceedings of the American Electro-Therapeutic Association, American Electro-Therapeutic Association. Page 25.
  106. Griffiths, David J. Introduction to Electrodynamics, ISBN 0-13-805326-X, and Jackson, John D. Classical Electrodynamics, ISBN 0-471-30932-X.
  107. Proceedings of the American Electro-Therapeutic Association, American Electro-Therapeutic Association. Page 16.
  108. a b Jonnes, 2004.
  109. Eger, Christopher (n.d.). «The Robot Boat of Nikola Tesla». Self-published. Archivado desde el original el 22 de junio de 2015. Consultado el 22 de junio de 2015. 
  110. Singer, P. W. (2009). Wired for War: The Robotics Revolution and Conflict in the Twenty-first Century. Penguin. ISBN 978-1-440-68597-2. Consultado el 10 de septiembre de 2012 – via Google Books. 
  111. Fitzsimons, Bernard, ed. "Fritz-X", in The Illustrated Encyclopedia of 20th Century Weapons and Warfare (London: Phoebus, 1978), Volume 10, p.1037.
  112. Carlson, 2013, p. 127.
  113. a b c «Nikola Tesla: The Guy Who DIDN'T "Invent Radio"». earlyradiohistory.us. 
  114. Los propios experimentos de Tesla lo llevaron a creer erróneamente que Hertz había identificado una forma de conducción en lugar de una nueva forma de radiación electromagnética, una suposición incorrecta que Tesla sostendría por un par de décadas.(Carlson, pp-127-128)(White, Nikola Tesla: The Guy Who DIDN'T "Invent Radio")
  115. Brian Regal, Radio: The Life Story of a Technology, page 22
  116. Carlson, 2013, p. 209.
  117. My Inventions: The Autobiography of Nikola Tesla, Hart Brothers, 1982, Ch. 5, ISBN 0-910077-00-2
  118. "Tesla on Electricity Without Wires," Electrical Engineer – N. Y., 8 January 1896, p 52. (Refers to letter by Tesla in the NEW YORK HERALD, 12/31/1895.)
  119. MINING & SCIENTIFIC PRESS, "Electrical Progress" Nikola Tesla Is Credited With Statement", April 11, 1896
  120. Seifer, 1996, p. 107.
  121. Carlson, 2013, p. 45.
  122. Robert L. Bradley, Jr. (2011). Edison to Enron: Energy Markets and Political Strategies. John Wiley & Sons. p. 602. ISBN 9781118192511. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  123. Nikola Tesla (2010). My Inventions: The Autobiography of Nikola Tesla. Cosimo, Inc. pp. 67 de 92. ISBN 9781616403867. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  124. A.S. Marincic. Nikola Tesla and the wireless transmission of energy. IEEE Transactions on Power Aparatus and Systems Vol. PAS 101. No. 10. October 1982
  125. Horacio Torres-Sánchez (2002). El rayo: mitos, leyendas, ciencia y tecnología. Universidad Nacional de Colombia, Facultad de Ingeniería. p. 409. ISBN 9789587012132. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  126. Tesla, Nikola, Talking with Planets. Collier's Weekly, 19 February 1901. (EarlyRadioHistory.us)
  127. Corum, Kenneth L.; James F. Corum (1996). Nikola Tesla and the electrical signals of planetary origin. p. 14. OCLC 68193760.
  128. a b c d e f g Nikola Tesla. El hombre que iluminó el mundo. Exposición realizada por el Museo de Historia de Croacia, Zagreb, y el Museo Técnico, Zagreb, con motivo del 150 aniversario del nacimiento de Nikola Tesla. Presentación a cargo de Javier Uceda Antolín, Rector de la Universidad Politécnica de Madrid; http://www.teslasociety.ch/info/doc/Tesla2008_spanisch.pdf
  129. Marc Seifer (1998). Wizard: The Life And Times Of Nikola Tesla. Citadel. p. 576. ISBN 9780806535562. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  130. S. Douglas Woodward, Anthony Patch, Josh Peck, Gonzo Shimura (2016). Revising Reality: A Biblical Look Into the Cosmos. Lulu Press, Inc. ISBN 9781365453786. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  131. John J. O'Neill (2009). Prodigal Genius: The Life of Nikola Tesla. Lulu.com. pp. 190 de 368. ISBN 9781442173965. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  132. «Tesla Wardenclyffe Project Update – An Introduction to the Issues». www.teslascience.org. 
  133. a b Broad, William J (4 May 2009). «A Battle to Preserve a Visionary's Bold Failure». The New York Times. Consultado el 20 May 2013. 
  134. a b Carlson, 2013, p. 315.
  135. «ExtraOrdinary Technology - Vol 4 No 1 - Nikola Tesla: The Lost Wizard». teslatech.info. 
  136. [fuente cuestionable]Seifer, Marc. «Nikola Tesla: The Lost Wizard». ExtraOrdinary Technology (Volume 4, Issue 1; Jan/Feb/March 2006). Consultado el 14 de julio de 2012. 
  137. Malanowski, Gregory, The Race for Wireless, AuthorHouse, page 35
  138. David Hatcher Childress, The Fantastic Inventions of Nikola Tesla, page 255
  139. Tesla, Nikola (8 de diciembre de 2017). «Nikola Tesla on His Work with Alternating Currents and Their Application to Wireless Telegraphy, Telephony, and Transmission of Power: An Extended Interview». 21st Century Books – via Google Books. 
  140. Carlson, 2013, p. 373–375.
  141. Carlson, 2013, p. 371.
  142. Seifer, 2001, p. 398.
  143. Carlson, 2013, p. 373.
  144. «[Projekat Rastko] John J. O'Neill: Prodigal Genius - The Life of Nikola Tesla (1944)». www.rastko.rs. 
  145. Cheney, Uth y Glenn, 1999, p. 115.
  146. a b Carlson, 2013, p. 377.
  147. Seifer, 2001, p. 373.
  148. Howard B. Rockman, Intellectual Property Law for Engineers and Scientists, John Wiley & Sons – 2004, page 198
  149. «Marconi Wireless Tel. Co. v. United States, 320 U.S. 1 (1943)». 
  150. Carlson, 2013, p. 377-378.
  151. Jean-Michel Redouté, Michiel Steyaert, EMC of Analog Integrated Circuits. Books.google.com. p. 3. Consultado el 18 de marzo de 2013. 
  152. Robert Sobot, Wireless Communication Electronics:Introduction to RF Circuits and Design Techniques. Books.google.com. 18 de febrero de 2012. p. 4. Consultado el 18 de marzo de 2013. 
  153. a b c d Cheney, 2001, p. 245.
  154. «The Nobel Prize in Physics 1915». nobelprize.org. Consultado el 29 de julio de 2012. 
  155. Cheney, Uth y Glenn, 1999, p. 120
  156. Seifer, 2001, p. 7.
  157. Seifer, 2001, pp. 378–380.
  158. Anand Kumar Sethi, The European Edisons: Volta, Tesla, and Tigerstedt, Springer - 2016, pages 53-54
  159. Carlson, 2013, p. 353.
  160. a b Gilliams, E. Leslie. «Tesla's Plan of Electrically Treating Schoolchildren». teslacollection.com/. Popular Electricity Magazine (1912). Consultado el 19 de agosto de 2014. 
  161. Margaret Cheney, Robert Uth, Jim Glenn, Tesla, Master of Lightning, pp. 128–129
  162. Lewis Coe (2006). Wireless Radio: A History. McFarland. p. 154. 
  163. Cheney, 2001, p. 266.
  164. Tesla, Nikola. «TESLA PATENT 1,655,114 APPARATUS FOR AERIAL TRANSPORTATION.». U.S. Patent Office. Consultado el 20 de julio de 2012. 
  165. Cheney, 2001, p. 251.
  166. «A.J.S. RAYL Air & Space magazine, September 2006, reprint at History of Flight». airspacemag.com. Consultado el 10 de septiembre de 2012. 
  167. «The Missing Papers». PBS. Consultado el 5 de julio de 2012. 
  168. Childress, 1993, p. 249
  169. «Urn with Tesla's ashes». Tesla Museum. Archivado desde el original el 25 de agosto de 2012. Consultado el 16 de septiembre de 2012. 
  170. Cheney, Uth y Glenn, 1999, p. 125.
  171. Carlson, 2013, p. 467-468.
  172. a b c O'Neill (1944), p. 359
  173. «About Nikola Tesla». Tesla Memorial Society of NY. Archivado desde el original el 25 May 2012. Consultado el 5 de julio de 2012. 
  174. «Tesla Life and Legacy – Poet and Visionary». PBS. Consultado el 5 de julio de 2012. 
  175. a b c Seifer, 2001.
  176. «About Nikola Tesla». Tesla Society of USA and Canada. Archivado desde el original el 25 May 2012. Consultado el 5 de julio de 2012. 
  177. «1917». 
  178. Jonnes, 2004, p. 365.
  179. Cheney, Uth y Glenn, 1999, p. 149
  180. a b Seifer, 2001, p. 435
  181. Carlson, 2013, p. 379.
  182. «Time front cover, Vol XVIII, No. 3». 20 de julio de 1931. Consultado el 10 de septiembre de 2012. 
  183. «Nikola Tesla | 20 July 1931». Time. Consultado el 2 de julio de 2012. 
  184. Cheney, 2001, p. 151.
  185. a b c Carlson, 2013, pp. 380–382.
  186. Tesla Predicts New Source of Power in Year, New York Herald Tribune, 9 July 1933
  187. «Tesla's Ray». Time. 23 de julio de 1934. 
  188. a b Seifer, Marc. «Tesla's "Death Ray" Machine». bibliotecapleyades.net. Consultado el 4 de julio de 2012. 
  189. Cheney, Margaret & Uth, Robert (2001). Tesla: Master of Lightning. Barnes & Noble Books. p. 158
  190. Carlson, 2013, p. 382.
  191. Seifer, 1998, p. 454.
  192. "Aerial Defense 'Death-Beam' Offered to U.S. By Tesla" 12 July 1940
  193. Seifer, Marc J. «Tesla's "death ray" machine». Consultado el 5 de septiembre de 2012. 
  194. a b Earl Sparling, NIKOLA TESLA, AT 79, USES EARTH TO TRANSMIT SIGNALS: EXPECTS TO HAVE $100,000,000 WITHIN TWO YEARS, New York World-Telegram, 11 July 1935
  195. Carlson, 2013, p. 380.
  196. Anderson, Leland, (1998). Nikola Tesla's teleforce & telegeodynamics proposals. Breckenridge, Colo.: 21st Century Books. ISBN 0-9636012-8-8. 
  197. O'Neill, 1944, pp. 283, 286.
  198. a b c Seifer, 2001, p. 413.
  199. a b c Brisbane, Arthur (22 de julio de 1894). «OUR FOREMOST ELECTRICIAN.». The World. 
  200. GITELMAN, LISA. «Reconciling the Visionary with the Inventor Wizard: The Life and Times of Nikola Tesla». technology review (MIT). Consultado el 3 de junio de 2012. 
  201. O'Neill, 1944, p. 292.
  202. O'Neill, 1944, p. 289.
  203. a b c d e f Cheney, 2001, p. 33.
  204. O'Neill, 1944, p. 282.
  205. O'Neill, 1944, p. 46.
  206. O'Neill, 1944, pp. 43, 301.
  207. O'Neill, 1944, p. 208.
  208. «Nikola Tesla-"Mr Tesla Explains Why He Will Never Marry"». An Engineer's Aspect. Consultado el 22 May 2016. 
  209. Malanowski, Gregory (2011). The Race for Wireless: How Radio was Invented (or Discovered?). AuthorHouse. p. 36. ISBN 978-1-4634-3750-3. «Tesla was definitely asocial, a loner. Although in his younger years he was immensely popular and admired by many rich, socialite women, there were no women in his life.» 
  210. Cheney, Uth y Glenn, 1999, Preface.
  211. McNichol, Tom (2011). AC/DC: The Savage Tale of the First Standards War. John Wiley & Sons. pp. 163-64. ISBN 978-1-118-04702-6. «Tesla's peculiar nature made him a solitary man, a loner in a field that was becoming so complex that it demanded collaboration.» 
  212. a b O'Neill, 1944, p. ?.
  213. Cheney, 2001, p. 80.
  214. a b «Famous Friends». Tesla Memorial Society of NY. Consultado el 4 de julio de 2012. 
  215. «Stanford White». Tesla Memorial Society of NY. Consultado el 4 de julio de 2012. 
  216. Swezey, Kenneth M., Papers 1891–1982 47, National Museum of American History, archivado desde el original el 5 May 2012, consultado el 4 de julio de 2012 
  217. «Tribute to Nikola Tesla». Tesla Memorial Society of NY. Consultado el 4 de julio de 2012. 
  218. «Nikola Tesla at Wardenclyffe». Tesla Memorial Society of NY. Consultado el 4 de julio de 2012. 
  219. «Nikola Tesla: The patron saint of geeks?». News Magazine (BBC). 10 de septiembre de 2012. Consultado el 10 de septiembre de 2012. 
  220. Cheney, Margaret & Uth, Robert (2001). Tesla: Master of Lightning. Barnes & Noble Books. p. 137. 
  221. Johnson, Neil M. George Sylvester Viereck: Poet and Propagandist. Neil M. Johnson. 
  222. Cheney, 2001, p. 110.
  223. Marc Seifer (1998). Wizard: The Life And Times Of Nikola Tesla. Citadel. p. 576. ISBN 9780806535562. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  224. Margaret Cheney, Robert Uth (1999). Tesla, Master of Lightning. Barnes & Noble Publishing. pp. 27 de 184. ISBN 9780760710050. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  225. Margaret Cheney (2012). Nikola Tesla: El genio al que le robaron la luz. Turner. ISBN 9788415427285. Consultado el 21 de agosto de 2018. 
  226. Margaret Cheney (2012). «IV En la corte del señor EDISON». Nikola Tesla: El genio al que le robaron la luz. Turner. ISBN 9788415427285. 
  227. Biographiq (2008). Thomas Edison: Life of an Electrifying Man. Filiquarian Publishing, LLC. p. 23. ISBN 978-1-59986-216-3. 
  228. O'Neill, 1944, p. 249.
  229. "The Prophet of Science Looks Into The Future," Popular Science November 1928, p. 171. Books.google.com. Consultado el 18 de marzo de 2013. 
  230. Seifer, 2001, p. 1745
  231. O'Neill, 1944, p. 247.
  232. New York Herald Tribune, 11 September 1932
  233. Prepared Statement by Nikola Tesla downloadable from http://www.tesla.hu
  234. Cheney, 2001, p. 309.
  235. Jonnes, 2004, p. 154.
  236. Belohlavek, Peter; Wagner, John W (2008). Innovation: The Lessons of Nikola Tesla. Blue Eagle. p. 43. ISBN 978-987-651-009-7. «This was Tesla: a scientist, philosopher, humanist, and ethical man of the world in the truest sense.» 
  237. Seifer, Marc J (1996). Wizard: the life and times of Nikola Tesla: biography of a genius. Citadel Press. p. 506. ISBN 978-0-8065-1960-9. «Frank Jenkins, "Nikola Tesla: The Man, Engineer, Inventor, Humanist and Innovator," in Nikola Tesla: Life and Work of a Genius (Belgrade: Yugoslav Society for the Promotion of Scientific Knowledge, 1976), pp. 10–21.» 
  238. «A Machine to End War». Public Broadcasting Service. February 1937. Consultado el 23 de noviembre de 2010. 
  239. Kennedy, John B., "When woman is boss, An interview with Nikola Tesla." Colliers, 30 January 1926.
  240. Tesla, Nikola. «Science and Discovery are the great Forces which will lead to the Consummation of the War». Rastko. Consultado el 17 de julio de 2012. 
  241. Tesla, Nikola (2011). My inventions: the autobiography of Nikola Tesla. Eastford: Martino Fine Books. ISBN 978-1-61427-084-3. 
  242. a b Tesla, Nikola (February 1937). George Sylvester Viereck, ed. «A Machine to End War». PBS.org. Consultado el 27 de julio de 2012. 
  243. http://www.tfcbooks.com/tesla/1900-06-00.htm Tesla, Nikola. "THE PROBLEM OF INCREASING HUMAN ENERGY". Century Illustrated Magazine. Retrieved 15 August 2012.
  244. «ExtraOrdinary Technology | Vol 4 No 1 | Nikola Tesla: The Lost Wizard». teslatech.info. Consultado el 15 de agosto de 2016. 
  245. "Dynamo Electric Machine" U. S. Patent # 390,721 - Oct 9 1888; "Alternating Electric Current Generator" U.S. Patent # 447,921 - March 10 1891.
  246. 'Nikola Tesla y Daniel McFarlane Moore, ambos empleados alguna vez de Thomas Edison, fueron dos de los primeros hombres en desarrollar y vender versiones primitivas de la lámpara fluorescente. Unos años después de su trabajo, en los albores del siglo XX, Peter Cooper Hewitt acercó la lámpara a su diseño moderno cuando llenó las bombillas con vapor de mercurio. La luz que emitía la lámpara Hewitt, sin embargo, era azul-verde en lugar de blanca, lo que la hacía inadecuada para la mayoría de los propósitos a pesar de su eficiencia. http://magnet.fsu.edu/education/tutorials/museum/fluorescentlamp.html
  247. "Electrical Igniter for Gas Engines" U. S. Patent # 690,250.
  248. Journal Il Nuovo Cimento C, On a new general theory of earthquakes. Italian Physical Society, ISSN 1124-1896. Issue Volume 11, Number 2 / March, 1988 DOI 10.1007/BF02561733 Pages 209-217 SpringerLink Date Thursday, February 08, 2007
  249. Seifer 2001, pp. 378 – 380
  250. Research, Health (1996-09). Nikola Tesla Research. p. 9. ISBN 0787304042. Retrieved 28 November 2010.
  251. Elisabeth Crawford, J. L. Heilbron, R. Ullrich, “The Nobel Population 1901–1937: A Census of the Nominators and Nominees for the Prizes in Physics and Chemistry” (Office for the History of Science and Technology, Univ. of California, Berkeley; Office for History of Science, Uppsala Univ., Uppsala, 1987).
  252. «Tesla». Gazetteer of Planetary Nomenclature (en inglés). Flagstaff: USGS Astrogeology Research Program. OCLC 44396779. 
  253. «(2244) Tesla» (en inglés). Jet Propulsion Laboratory. Consultado el 30 de julio de 2015. 
  254. «Aeropuerto de Belgrado Nikola». airport-desk.com. Consultado el 29 de noviembre de 2010. 
  255. «https://www.theguardian.com/science/2013/sep/24/serbia-president-nikola-tesla-monument-wardenclyffe». 
  256. «https://www.naukas.com/2016/09/20/premios-tesla-2016-naukas-bilbao». 
  257. Tesla (2015)) en Internet Movie Database (en inglés)
  258. Tesla (2014) en Internet Movie Database (en inglés)
  259. Tesla's Engine (2014) en Internet Movie Database (en inglés)
  260. The Visionary* - (*Tesla) (2005) en Internet Movie Database (en inglés)
  261. Tesla: Master of Lightning (2000)) en Internet Movie Database (en inglés)
  262. Tesla (1993) en Internet Movie Database (en inglés)
  263. Tajna Nikole Tesle (1980) en Internet Movie Database (en inglés)

Bibliografía

Enlaces externos