Abrir menú principal

Paganismo

concepto religioso
(Redirigido desde «Pagana»)

El paganismo es un concepto religioso que originalmente se refería al conjunto de creencias que no estaban acorde con las religiones abrahámicas en la Antigua Roma.[1]​ El término pagano (en latín: paganus, significa «habitante del campo», «rústico», de aldea o pagus) se utiliza por primera vez en inscripciones cristianas de principios del siglo IV en el ámbito cultural del Imperio romano para designar a quienes en aquella época adoraban a los dioses romanos y, por ende, rechazaban o desconocían la creencia en un dios único que, según la fe judía y cristiana, se habría revelado al pueblo de Israel a través de la Biblia.

Con el edicto de tolerancia del emperador Constantino I y desde la época del emperador Teodosio I, en el siglo IV , el cristianismo se convirtió en la religión oficial y obligatoria en el Imperio romano. Los cambios religiosos se produjeron de manera inmediata en las grandes poblaciones de Roma, pero tardaron en llegar a los lugares más alejados y menos poblados. Las zonas rurales eran llamadas pagus y sus habitantes paganus.[2]

En similar sentido, se utiliza el término gentil, aunque su origen es diferente. Al traducirse la Biblia del griego koiné al latín (Vulgata), se eligió el término gēns (de donde deriva la palabra gente) para significar sucesivamente el linaje, la etnia, el pueblo y el país. En plural, gentes se utilizaba para designar a los extranjeros, en contraposición a los romanos, y en el mismo sentido se utilizó el diminutivo «gentiles», que aparece en la lengua francesa del siglo XV.[3]​ De allí que en el cristianismo se adjudiquen a Pablo de Tarso, casi indistintamente, los títulos de «Apóstol de los gentiles»,[4]​ «Apóstol de las gentes»,[5]​ «Apóstol de las naciones»,[3]​ o «Apóstol de los paganos».[6]

El paganismo fue originalmente un término peyorativo [7]​y connotaba ampliamente la "religión del campesinado". [7][8]​ Durante y después de la Edad Media, el término paganismo se aplicó a cualquier religión no abrahámica o desconocida, y el término aludía una creencia en un dios falso.[9][10]

La mayoría de las religiones paganas que existen hoy en día, el paganismo moderno o neopaganismo, expresan una visión del mundo panteísta, politeísta o animista; pero algunas son monoteístas.[11][12][13]

Índice

DefiniciónEditar

El término paganismo es complejo, para definirlo es importante comprender el contexto de su terminología asociada.[14]​ Los primeros cristianos utilizaba dicho término para referirse a la diversidad de cultos que los rodeaban como un solo grupo, ya sea por razones de conveniencia o por retórica.[15]​ Si bien el paganismo generalmente implica el politeísmo, la distinción principal entre paganos clásicos y cristianos no fue el número de deidades,[16]​ ya que no todos los paganos eran "estrictamente" politeístas.[13]

A lo largo de la historia, muchos de ellos creían en una deidad suprema (Sin embargo, la mayoría de los paganos creían en una clase de dioses). Para los cristianos, la distinción más importante era si alguien adoraba o no al dios que según ellos (los cristianos) era el verdadero. Tanto los politeístas, monoteístas, ateos o ajenos a la Iglesia se definían como paganos. [17]

Hacer referencia al paganismo como religiones indígenas pre-cristianas no es soportado. No todas las tradiciones paganas históricas eran pre-cristianas o indígenas de sus lugares de culto.[14]

Debido a la historia del nombre, el paganismo tradicionalmente abarca las culturas colectivas del mundo clásico, incluyendo las tribus grecorromana, celta, germánica y eslava.[18]​ Sin embargo, en el lenguaje moderno, dicho término se ha extendido hasta las tradiciones religiosas de las prehistoria.[19]

El paganismo llegó a ser incluso comparado por los cristianos con un sentido de hedonismo, representando aquellos que son materialistas, autoindulgentes, despreocupados por el futuro y desinteresados en las religiones con más seguidores.[20][21]

Otros usos del términoEditar

El término pagano o gentiles y sus equivalentes en otros idiomas también han sido utilizados por corrientes cristianas para designar a otras que se definen como cristianas pero conservan cultos sincréticos que recuerdan al paganismo. Por ejemplo, en la Iglesia de Bizancio los iconoclastas consideraban paganismo el culto a las imágenes de los iconodulas. Para algunos protestantes el culto a los santos de la Iglesia ortodoxa, de la Iglesia copta, de la Iglesia anglicana y de la Iglesia católica, (entre otras iglesias) sería una especie de paganismo. Igualmente, algunos eclesiásticos católicos europeos calificaban como semi-paganas prácticas sincréticas de los nativos americanos o asiáticos evangelizados.

Durante siglos los textos que utilizan este término son principalmente cristianos. Sin embargo, desde el siglo XIX, el desarrollo de un ocultismo ilustrado en la civilización occidental ha llevado a que algunos cultos se definieran a sí mismos como paganos y recuperen antiguas tradiciones paganas europeas. Es lo que a veces se llama neopaganismo.

El término pagano también es empleado para referirse a otras religiones no monoteístas, tales como el hinduismo, el animismo, el vudú, las religiones afroamericanas, el chamanismo amerindio, el shinto, la religión tradicional china y el budismo.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Significado de Pagano». Consultado el 29 de abril de 2019. 
  2. López, Alfred (3 de octubre de 2014). «¿De dónde surge llamar ‘paganos’ a los Dioses y costumbres de la Antigua Roma?». 20 minutos. Consultado el 11 de diciembre de 2017. 
  3. a b Dreyfus, Paul (2008). Pablo de Tarso: ciudadano del Imperio (4.ª edición). Madrid: Edicones Palabra. p. 171. ISBN 978-84-9840-151-6. 
  4. Barbaglio, Giuseppe (2008). La teología de San Pablo (2.ª edición). Salamanca: Secretariado Trinitario. p. 310. ISBN 84-96488-05-5. Consultado el 31 de diciembre de 2013. 
  5. Fabris, Rinaldo (1999). Pablo: el apóstol de las gentes. 648 páginas. Madrid: San Pablo. ISBN 978-84-285-2116-1. 
  6. Becker, Jürgen (1996). Pablo: el apóstol de los paganos. 576 páginas. Salamanca: Ediciones Sígueme. ISBN 978-84-301-1276-0. 
  7. a b Peter Brown (1999). «Pagan». En Glen Warren Bowersock; Peter Brown; Oleg Grabar. Late Antiquity: A Guide to the Postclassical World. Harvard University Press. pp. 625-626 p=625. ISBN 978-0-674-51173-6. 
  8. Owen Davies (2011). Paganism: A Very Short Introduction. Oxford University Press. pp. 1-2. ISBN 978-0-19-162001-0. 
  9. Kaarina Aitamurto (2016). Paganism, Traditionalism, Nationalism: Narratives of Russian Rodnoverie. Routledge. pp. 12-15. ISBN 978-1-317-08443-3. 
  10. Owen Davies (2011). Paganism: A Very Short Introduction. Oxford University Press. pp. 1-6, 70-83. ISBN 978-0-19-162001-0. 
  11. Lewis, James R. (2004). The Oxford Handbook of New Religious Movements. Oxford University Press. p. 13. ISBN 0-19-514986-6. 
  12. Hanegraff, Wouter J. (1006). New Age Religion and Western Culture: Esotericism in the Mirror of Secular Thought. Brill Academic Publishers. p. 84. ISBN 90-04-10696-0. 
  13. a b Cameron, 2011, pp. 28, 30.
  14. a b Davies, 2011, Defining paganism.
  15. Cameron, 2011, p. 26.
  16. Cameron, 2011, p. 29.
  17. Cameron, 2011, pp. 27, 31.
  18. Cameron, 2011, p. 28.
  19. Davies, 2011, Chapter 1: The ancient world.
  20. Antonio Virgili, Culti misterici ed orientali a Pompei, Roma, Gangemi, 2008
  21. 'Hymn to Proserpine'

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar