Un protoestado[nota 1]​ es un estado en formación. Este término fue creado por los prehistoriadores para designar un estado intermedio entre la sociedad de jefatura (clanes, tribus, cacicatos…) y una organización política estática.[2]

Índice

HistóricamenteEditar

 
Sociedades en el mundo hacia el 1000 a. C.
     Cazadores-recolectores      Pastores nómadas      Sociedades agrícolas simples      Sociedades agrícolas complejas/jefaturas      Estados      Deshabitado

En la Prehistoria la sociedad se dividía en comunidades organizadas tribalmente. Sin embargo, en la Edad de los Metales aparecieron las primeras ciudades. Estas fueron los primeros protoestados.

En la Edad Antigua, ninguna entidad política cumplía los requesitos para ser considerado como estado. Sin embargo, no eran sociedades de jefatura, sino algo intermedio. Por ello, incluso algunos Imperios son considerados protoestados.

En La República de Platón se narra la estructura del estado ideal, pero fue Maquiavelo quien introdujo la palabra «estado» usando el término del italiano stato, evolución de la palabra status del latín:

Los estados y soberanías que han tenido y tienen autoridad sobre los hombres, fueron y son, o repúblicas o principados.

Maquiavelo, El Príncipe.

Sin embargo, el concepto de estado como lo conocemos ahora viene del fin del Antiguo Régimen y el inicio de la Edad Contemporánea. Por ello, se podrían considerar protoestados muchas “naciones”, Reinos y otras entidades feudales medievales.

En la Tercera Guerra Carlista, Carlos VII fundó un protoestado al ocupar Estella: estableció su Corte y llegó a acuñar una moneda propia.[3]

En la actualidadEditar

 
Territorios ocupados por el Dáesh

Los protoestados no pueden ejercer la soberanía nacional completamente debido a la falta de instituciones y puede no estar reconocido por la comunidad internacional. En la actualidad, la mayoría de los protoestados han surgido por fallos en el Estado anterior (estado fallido) o el intento fracasado de imponer un estado a una minoría étnica concentrada geográficamente. Suelen poseer pocas riquezas y estar en guerra permanente. Sus poblaciones suelen ser pequeñas.[4]​ El caso más importante es el Estado Islámico.[5][6][7]​ A pesar de ser considerado por muchos como un grupo terrorista insurgente, en la práctica es un protoestado: posee una burocracia, es capaz de ejercer un monopolio legal dentro de un territorio conquistado (incluso recauda sus propios impuestos) y tiene un ejército. Es un protoestado totalitario que se financia con métodos mafiosos y atrae musulmanes de otros países.[8]​ Otros ejemplos son Mali poscolonial, Kosovo en sus inicios[4]​ y Palestina.[9]

Véase tambiénEditar

Notas y referenciasEditar

NotasEditar

  1. Del griego prōto- (πρωτο-): “en primer lugar en el tiempo”.[1]

ReferenciasEditar

  1. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «proto-». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. Consultado el 31 de marzo de 2016. 
  2. Georges El Khoury. «Typologie de réformes de l’Etat: Un moyen de changement garantissant la souveraineté étatique». Facultad de gestión y administración de la Universidad Saint-Joseph (Beirut, El Líbano) (en francés). Consultado el 12 de marzo de 2016. 
  3. Ayuntamiento de Estella (ed.). «Historia de una ciudad». Sitio web oficial del Ayuntamiento de Estella (Navarra). Consultado el 30 de marzo de 2016. «De 1872 a 1876 se produce la tercera Guerra Carlista, siendo Estella, tras su ocupación, capital de la Corte de Carlos VII.» 
  4. a b Torreblanca, José Ignacio (12 de julio de 2010). «Estados-embrión». El País. Consultado el 28 de marzo de 2016. 
  5. Segurado, Nacho (16 de abril de 2015). «¿Por qué Estado Islámico le está ganando la partida a los herederos de Bin Laden?». 20 minutos. Consultado el 12 de marzo de 2016. 
  6. Rengel, Carmen (5 de abril de 2015). «Javier Martín: El Estado Islámico tiene espíritu de gobernar y permanecer». El Huffington Post. Consultado el 12 de marzo de 2016. 
  7. «Islamic State: The struggle to stay rich». BBC News. Consultado el 16 de marzo de 2016. 
  8. Martín Rodríguez, 2015, p. 15.
  9. fr:Adrien Jaulmes (30 de noviembre de 2012). «Ramallah, capitale d'un proto-État». Le Figaro (en francés). Consultado el 12 de marzo de 2016. 

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar