Abrir menú principal

Pygarrhichas albogularis

(Redirigido desde «Pygarrhichas»)

El picolezna comesebo,[8]​ (Pygarrhichas albogularis), también denominado picolezna patagónico (en Argentina) o comesebo grande (en Chile),[4]​ es una especie de ave paseriforme de la familia Furnariidae, es el único miembro del género monotípico Pygarrhichas. Es nativo del sudoeste de Sudamérica.

Symbol question.svg
 
Picolezna comesebo
Picolezna comiendo.jpg
Picolezna comesebo (Pygarrhicas albogularis) en San Martín de los Andes, Neuquén, Argentina.
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Passeriformes
Familia: Furnariidae
Subfamilia: Pygarrhichinae[2]
Género: Pygarrhichas
Burmeister, 1837[3]
Especie: P. albogularis
(King, 1831)
Distribución
Sinonimia
  • Dendrocolaptes albo-gularis (protónimo)[4]
  • Dendrodramus leucosternus Gould, 1839
  • Pygarrhichas albo-gularis[4]
  • Pygarrhichus albogularis[4]
  • Pygarrhicus albogularis[4]
  • del género:
  • Variaciones:
    • Pygarrhichus[5]
    • Pygarrhicus[5]
    • Pygarrichus[5]

Nombres popularesEditar

En Argentina también es conocido como corre árboles, falso carpintero, picolezna de garganta blanca, picolezna del bosque o trepador garganta blanca;[9]​ en Chile como carpintero pardo.[10]

Distribución y hábitatEditar

 
Bosque de lengas en Aysén, Patagonia Chilena, ejemplo de hábitat característico de esta especie.

Se distribuye en el sudoeste de la Argentina (hacia el sur desde el sur de Mendoza),[9]​ y el centro y sur de Chile (desde Santiago) hacia el sur hasta Tierra del Fuego.[11]

En la Argentina habita en las provincias de: Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, y Tierra del Fuego Antártida e Islas del Atlántico Sur.

En Chile habita desde Santiago hasta la isla Navarino, en la Región de Magallanes y la Antártica Chilena.

Es una especie endémica de los bosques subantárticos. Sus hábitats naturales incluyen todos los tipos forestales regionales, especialmente los maduros, y especialmente los dominados por lengas (Nothofagus). Habita entre el nivel del mar y los 1200 m de altitud.[11]

DescripciónEditar

El picolezna comesebo mide entre 15 y 16 cm de longitud y pesa entre 20 y 27 g.[11]​ El pico es negro y la base de la mandíbula blanquecina. Las patas son pardas. El iris es pardo. El dorso es pardo oscuro con la rabadilla castaña y las cobertoras alares de color pardo oscuro, con ribetes castaños; la cola es castaña. La garganta, el cuello y el pecho son blancos. El abdómen es pardo oscuro con lunares blancos. Las alas son pardas con banda castaña.[9]​ El patrón ventral no se parece con ningún otro furnárido.[11]​ El pico es fuerte y ligeramente encorvado hacia arriba. Las puntas de las rectrices no poseen barbas y son muy tiesas y firmes, asemejándose a prolongaciones espinosas.[10]

ComportamientoEditar

Es un ave difícil de ver debido a su pequeño tamaño, timidez y colores mimetizados con el entorno. Prefiere los bosques maduros, frecuentando también sus bordes y clareras. A pesar de tener costumbres similares a los carpinteros, no posee fuertes músculos en el cuello, por lo que debe construir sus nidos en maderas de troncos podridos o semiquemados.

Utiliza las puntas firmes de las rectrices como apoyo mientras sube y corre ágilmente por los troncos y ramas gruesas. Con su fuerte pico levanta la corteza arrancando pedacitos y líquenes en busca de su alimento. Sabe frecuentar los restos de fogatas de campamentos en busca de sobras de grasa.[10]

Puede forrajear de forma regular a usual junto a bandadas mixtas, como a veces también solitario.[11]

AlimentaciónEditar

Su dieta preferencial consiste de artrópodos, y también se han registrado larvas de coleópteros.[11]

ReproducciónEditar

La postura ocurre entre noviembre y diciembre. El nido es una perfuración redondeada de profundidad entre 25 y 40 cm, a una distancia entre 3 y 8 m del suelo, en troncos de madera algo podrida. El interior es forrado con aserrín de la propia excavación y pajitas secas. Deposita de dos a tres huevos blancos que miden en promedio 22 x 7 mm.[10]

VocalizaciónEditar

El canto es una serie de agudos «tsisisis .. tsisisi .. tsisisi».[9]

PredadoresEditar

Los adultos pueden ser predados por el aguilucho andino (Buteo albigula) y los pichones por el carpintero negro (Campephilus magellanicus).[9]

Estado de conservaciónEditar

El picolezna comesebo ha sido calificado como especie bajo preocupación menor por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) debido a que su población, todavía no cuantificada, se considera estable y sin evidencias de cualquier declinio o amenazas substanciales.[1]

SistemáticaEditar

 
Pygarrhichas albogularis; ilustración de Gould, 1861.

Descripción originalEditar

La especie P. albogularis fue descrita por primera vez por el ornitólogo británico Phillip Parker King en 1831 bajo el nombre científico Dendrocolaptes albo-gularis. No fue señalada una localidad tipo; presumiblemente sería: «Estrecho de Magallanes occidental, Chile».[11]

El género Pygarrhichas fue propuesto por el naturalista alemán naturalizado argentino Carlos Germán Burmeister en 1837.[3]

EtimologíaEditar

El nombre genérico masculino «Pygarrhichas» deriva del griego « pugē»: rabadilla, y «arrhikhos»: cesta de mimbre;[5]​ y el nombre de la especie «albogularis», proviene del latín «albus»: blanco y «gularis»: de garganta; significando «de garganta blanca».[12]

TaxonomíaEditar

Estudios genético moleculares recientes de Moyle et al (2009) y Derryberry et al (2011), indican que la presente especie está hermanada a un grupo que incluye Microxenops y Ochetorhynchus.[13][14]​ Los estudios de Ohlson et al (2013) propusieron la inclusión de los tres géneros en una subfamilia Pygarrhichinae Wolters, 1977.[2]​ Es monotípica.[11]

ReferenciasEditar

  1. a b BirdLife International (2012). «Pygarrhichas albogularis». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2014.2 (en inglés). ISSN 2307-8235. Consultado el 25 de octubre de 2014. 
  2. a b Ohlson, J. I.; Irestedt, M.; Ericson, P.G.P.; Fjeldså, J. (2013). «Phylogeny and classification of the New World suboscines (Aves, Passeriformes).». Zootaxa (en inglés) (3613): 1-35. ISSN 1175-5326. doi:10.11646/zootaxa.3613.1.1. 
  3. a b Zoonomen Nomenclatural data (2013) Alan P. Peterson. Ver Pygarrhichas en Furnariidae. Acceso: 26 de octubre de 2018.
  4. a b c d e Picolezna Comesebo Pygarrhichas albogularis (King, 1831) en Avibase. Consultada el 25 de octubre de 2014.
  5. a b c d e f Jobling, J.A. (2017). Pygarrhichas Key to Scientific Names in Ornithology (en inglés). En: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.) Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona. Consultado el 26 de octubre de 2018.
  6. Dendrodramus Richmond Index – Genera Dacelalcyon - Dytes – Division of Birds at the National Museum of Natural History, Washington, D.C.
  7. Dromodendron Richmond Index – Genera Dacelalcyon - Dytes – Division of Birds at the National Museum of Natural History, Washington, D.C.
  8. Bernis, F; De Juana, E; Del Hoyo, J; Fernández-Cruz, M; Ferrer, X; Sáez-Royuela, R; Sargatal, J (2003). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Octava parte: Orden Passeriformes, Familias Eurylaimidae a Rhinocryptidae)». Ardeola. Handbook of the Birds of the World (Madrid: SEO/BirdLife) 50 (1): 103-110. ISSN 0570-7358. Consultado el 25 de octubre de 2018. P. 106. 
  9. a b c d e de la Peña, Martín R. (2016). «Pygarrhichas albogularis en: Aves Argentinas: Descripción, Comportamiento, Reproducción y Distribución. Trogonidae a Furnariidae». Picolezna patagónico Pygarrhichas albogularis (P. P. King, 1831), p.366-368. Comunicaciones del Museo Provincial de Ciencias Naturales “Florentino Ameghino” (Nueva Serie). 20 (2): 1-620. ISSN 0325-3856. 
  10. a b c d Pygarrhichas albogularis en Aves de Chile. Consultada el 25 de octubre de 2018.
  11. a b c d e f g h White-throated Treerunner (Pygarrhichas albogularis) en Handbook of the Birds of the World - Alive (en inglés). Consultada el 26 de octubre de 2018.
  12. Jobling, J.A. (2017) albogularis Key to Scientific Names in Ornithology (en inglés). En: del Hoyo, J., Elliott, A., Sargatal, J., Christie, D.A. & de Juana, E. (eds.) Handbook of the Birds of the World Alive. Lynx Edicions, Barcelona. Consultado el 26 de octubre de 2018.
  13. Moyle, R.G.; Chesser, R.T.; Brumfield, R.T.; Tello, J.G.; Marchese, D.J.; Cracraft, J. (2009). «Phylogeny and phylogenetic classification of the antbirds, ovenbirds, woodcreepers, and allies (Aves: Passeriformes: infraorder Furnariides)». Cladistics (en inglés) (25): 1-20. ISSN 0748-3007. doi:10.1111/j.1096-0031.2009.00259.x. 
  14. Derryberry, E.; Claramunt, S.; Derryberry, G.; Chesser, R.T.; Cracraft, J.; Aleixo, A.; Pérez-Éman, J.; Remsen, Jr, J.v.; & Brumfield, R.T. (2011). «Lineage diversification and morphological evolution in a large-scale continental radiation: the Neotropical ovenbirds and woodcreepers (Aves: Furnariidae)». Evolution (en inglés) (65): 2973-2986. ISSN 0014-3820. doi:10.1111/j.1558-5646.2011.01374.x. 

Enlaces externosEditar