Revueltas del Partido Nacionalista de Puerto Rico

Las Revueltas del Partido Nacionalista de Puerto Rico sucedidas en los años 1950 fue un llamado por la independencia y la insurrección de dicho partido político (que tenía cerca de 500 miembros)[1]​ contra el gobierno de los EE. UU. en Puerto Rico y la creación del status de "Estado Libre Asociado" (inglés: Free Associated State) por considerarla una farsa colonial.

Las revueltas comenzaron el 30 de octubre de 1950, siendo conocidas como Revolución nacionalista de Puerto Rico, a las órdenes del líder nacionalista Pedro Albizu Campos, con levantamientos en varias ciudades, entre ellas Peñuelas, Mayagüez, Naranjito, Arecibo y Ponce, de los cuales los acontecimientos más notables que en Utuado, donde los insurgentes fueron masacrados, en Jayuya, ciudad donde se declaró la "República Libre de Puerto Rico", y que resultó sometida tras la respuesta de los militares, y en San Juan, donde los nacionalistas hicieron un atentado contra el entonces gobernador Luis Muñoz Marín en su residencia de "La Fortaleza".

Las revueltas no se limitaron a Puerto Rico, sino que también incluía un complot para asesinar entonces presidente de Estados Unidos Harry S. Truman en Washington D. C. El 1 de noviembre de 1950, dos miembros de los nacionalistas atacaron la Casa Blair, donde Truman se hospedaba durante el tiempo que se hacían reparaciones a la Casa Blanca. El último intento importante por el Partido Nacionalista de Puerto Rico para atraer la atención mundial a la situación colonial de Puerto Rico se produjo el 1 de marzo de 1954, cuando cuatro nacionalistas atacaron a la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

Referencias editar

Véase también editar

Enlaces externos editar