Nuevas siete maravillas del mundo moderno

(Redirigido desde «Siete maravillas del mundo moderno»)
Chichén Itzá, en la península de Yucatán (México).
El Coliseo, en Roma (Italia).
El Taj Mahal, en la ciudad de Agra (India).

Se denominan las nuevas siete maravillas del mundo a los monumentos que resultaron ganadores en un concurso internacional, inspirado en la lista de las siete maravillas del mundo antiguo y realizado por una empresa privada de nombre New Open World Corporation. La iniciativa partió del empresario suizo Bernard Weber, fundador de la empresa.

Índice

Antiguas siete maravillasEditar

Las siete maravillas del mundo conocido por los griegos helenísticos fueron seleccionadas por Maerten van Heemskrerck en el siglo XVI en una serie de siete cuadros, uno para cada obra.[1]​ Previamente autores como Filón de Bizancio, Antípatro de Sidón, Gregorio Nacianceno o Beda el Venerable, entre otros, habían confeccionado sus respectivos listados.

Sistema de votaciónEditar

La votación fue pública. Los participantes debieron registrar un correo electrónico en el sitio web de la corporación y elegir sus candidatos favoritos. También se pudo votar vía SMS y a través de un número telefónico de pago. Una de las críticas del sistema empleado fue en la práctica nada impedía que una misma persona votara más de una vez, siempre y cuando lo hiciera desde un correo electrónico o SMS distinto. Se pudo votar por una sola candidata y recibir un certificado de la votación específica mediante el pago de dos dólares estadounidenses.

En cada voto se eligieron siete candidatas de una larga lista inicial, confeccionada por la corporación, y que se incrementó a pedido de diversos países o de solicitudes masivas de votantes. En los últimos meses de la votación solo participaron los 21 candidatos que hasta entonces habían obtenido la mayor cantidad de votos.

Ante las protestas del gobierno egipcio en la etapa final, se eliminó de la lista a las Pirámides de Guiza, hecho que fue disimulado por los organizadores asignándole a esta el estatus de Candidata Honoraria, debido a que es la única de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo que permanece en pie.

En esta selección se admitieron estructuras creadas por el hombre hasta el año 2000, con la condición de que estuviesen en pie en la actualidad. Los resultados fueron dados a conocer el 07/07/07, es decir, el 7 de julio de 2007 en el Estádio da Luz, en Lisboa (Portugal), en una gran ceremonia. A la ceremonia asistieron varios invitados especiales, como Lionel Messi, Jennifer Lopez, Hilary Swank, Ben Kingsley y Bipasha Basu.

Hechos, contrastes y cifrasEditar

  • Para elegir las Nuevas Maravillas del Mundo se realizaron más de cien millones de votos sin restringir el origen de las votaciones ni el número de votos por persona, que provinieron del mundo entero.
  • Se trata de la primera votación masiva por internet, teléfono y mensajes de texto en la historia, abierta a participantes de todo el mundo.
  • Una de cada cuatro personas del planeta (alrededor de 1.600 millones de seres humanos) vio en directo el 07/07/07 el anuncio de los resultados de la votación, transmitidos desde Lisboa.[2]
  • La ceremonia del anuncio de las nuevas maravillas fue transmitida en directo por más de 160 canales de televisión a más de 170 países.[3]
  • El mayor número de teléfonos, computadoras y acceso a internet está ubicado en los países desarrollados.
  • En la primera fase de la votación, más de la mitad de los países miembros de la Unesco tenían un monumento destacado compitiendo para convertirse en una de las Nuevas Maravillas del Mundo, lo que originó el apoyo político de muchos de sus respectivos gobiernos.
  • Las Siete Nuevas Maravillas escogidas han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, según el listado del año 2012.
  • Después de finalizada la votación por las siete nuevas maravillas del mundo, comenzó la búsqueda por elegir a las Siete maravillas naturales del mundo,[4]​ la cual alcanzó su objetivo el 11 de noviembre de 2011.[5]

Maravilla honoríficaEditar

Se consideró que la Gran Pirámide de Guiza (Egipto) sería la octava maravilla honorífica. La Gran Pirámide había sido excluida de la votación, por ser la más antigua y la única que aún perdura de las siete maravillas del mundo antiguo. El hecho se dio en el marco de una gran oposición de las autoridades culturales egipcias, tales como Zahi Hawass, secretario general del Consejo Superior de Antigüedades del gobierno egipcio (Ministro de Antigüedades hasta 2011), que calificó a este concurso de «operación publicitaria».

GanadorasEditar

CandidatasEditar

Después de un tiempo de votación se dieron a conocer los 76 semifinalistas quedando en este orden:

  1. Cristo Redentor, Brasil
  2. Machu Picchu, Cusco, Perú
  3. Gran Muralla, China
  4. Petra, Jordania
  5. Taj Mahal, India
  6. Coliseo de Roma, Italia
  7. Chichen Itzá, México
  8. Torre Eiffel, Francia
  9. Torre de Pisa, Italia
  10. Kremlin, Catedral de San Basilio y la Plaza Roja de Moscú, Rusia
  11. Ciudad histórica de Sanaa, Yemén
  12. Palacio de Versalles, Francia
  13. Alhambra, España
  14. Angkor Wat, Camboya
  15. Estatua de la Libertad, Estados Unidos
  16. Templo de la Sagrada Familia, España
  17. Iglesia de Santa Sofía, Turquía
  18. Ópera de Sídney, Australia
  19. Palacio de Potala, China
  20. Golden Gate, Estados Unidos
  21. Mezquita de Djingareyber, Malí
  22. Templo de Meenakshi Amman, India
  23. Palacio Imperial de Kioto, Japón
  24. Empire State, Estados Unidos
  25. Catedral de Aquisgrán, Alemania
  26. Templo de Oro, India
  27. Acrópolis de Atenas, Grecia
  28. Templo de Brihadeshwara, India
  29. Templo de Arunachaleswara, India
  30. Estatua Bahubali, India
  31. Santiago de Compostela, España
  32. Parlamento de Budapest, Hungría
  33. Stonehenge, Gran Bretaña
  34. Neuschwanstein, Alemania
  35. Mahabalipuram, India
  36. Puente de Goeltzschtal, Alemania
  37. Dhammakaya Cetiya, Tailandia
  38. Catedral de Colonia, Alemania
  39. Iglesia de Nuestra Señora de Dresde, Alemania
  40. La Giralda, España
  41. Pirámides de Guiza, Egipto
  42. Templo del Loto, India
  43. Guerreros de terracota, China
  44. Castillo de Praga, República Checa
  45. Ciudad Prohibida, China
  46. Kapellbrücke, Suiza
  47. Torre de Londres, Gran Bretaña
  48. Torres Petronas, Malasia
  49. Estadio Olímpico de Münich, Alemania
  50. Kiyomizu-dera, Japón
  51. Sigiriya, Sri Lanka
  52. Parlamento del Reino Unido, Gran Bretaña
  53. Mezquita de Córdoba, España
  54. Abu Simbel, Egipto
  55. Catedral de San Pablo de Londres, Gran Bretaña
  56. Teotihuacán, México
  57. Ojo de Londres, Gran Bretaña
  58. Puente Carlos, República Checa
  59. Basílica de San Pedro, Ciudad del Vaticano
  60. Templo de Ranakpur, India
  61. Big Ben, Gran Bretaña
  62. Monte Rushmore, Estados Unidos
  63. Museo Guggenheim Bilbao, España
  64. Líneas de Nazca, Perú
  65. Monte Saint-Michel, Francia
  66. Hotel Burj Al Arab, Emiratos Árabes Unidos
  67. Capilla Sixtina, Ciudad del Vaticano
  68. Palacio Real de Madrid, España
  69. Observatorio de Greenwich, Gran Bretaña
  70. Torre CN, Canadá
  71. Valle de los Reyes, Egipto
  72. Tumba Megalítica de Newgrange, Irlanda
  73. Acueducto de Segovia, España
  74. Estadio Panathinaiko, Grecia
  75. Canal de Panamá, Panamá

FinalistasEditar

CríticasEditar

 
Países que albergan las Nuevas siete maravillas del mundo moderno.

El proyecto ha sido criticado por diferentes motivos:

  • La Unesco, entidad de las Naciones Unidas que declara como Patrimonio de la Humanidad a sitios de importancia cultural o natural, no dio el aval para esta campaña, por considerarla mediática y a título personal de Weber. Declaró que no es suficiente el valor sentimental de los monumentos para incluirla en una lista de las características que se pretende. El organismo internacional afirmó que la votación no es universal, en tanto que deja fuera a millones de personas que no tienen acceso a internet, y que la lista de candidatos fue creada bajo criterios poco científicos y educativos.
  • Hubo quienes pensaron que se trató de un proyecto con finalidad económica (al tener que pagar para votar por teléfono por ejemplo) aunque Bernard Weber afirmó que los beneficios de este proyecto iban a ser destinados a la restauración de monumentos.
  • Otra crítica que hicieron algunos estudiosos del arte es el hecho de que las siete maravillas se elijan por votación, cuando el mérito artístico no se elige por votación y menos de personas que no tengan conocimientos artísticos.
  • Otros como el director del Chichén Itzá pensaron que este tipo de iniciativas fomentan la competitividad y la discriminación.[6]
  • Algunas personas en Egipto pensaron que las Pirámides de Gizeh no tienen que competir con edificios modernos, por ejemplo la Ópera de Sídney e incluso algunos han acusado de «absurdo» al proyecto.[7][8]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar

  • Cox, Reg, and Neil Morris, The Seven Wonders of the Modern World. Chelsea House Publications: Library, octubre de 2000. ISBN 079106048
  • Cox, Reg, Neil Morris, and James Field, The Seven Wonders of the Medieval World. Chelsea House Publications: Library, octubre de 2000. ISBN 0-7910-6047-0
  • Curlee, Lynn (2002). The Seven Wonders of the Ancient World (en inglés). Chicago: Atheneum Books for Young Readers. ISBN 978-0689831829. 
  • D'Epiro, Peter, and Mary Desmond Pinkowish, What Are the Seven Wonders of the World? and 100 Other Great Cultural Lists. Anchor. 1 de diciembre de 1998. ISBN 0-385-49062-3
  • Morris, Neil, The Seven Wonders of the Natural World. Chrysalis Books. 30 de diciembre de 2002. ISBN 1-84138-495-X

Enlaces externosEditar