Vitelio

emperador del Imperio romano

Aulo Vitelio (en latín: Aulus Vitellius; 24 de septiembre del 15-20 de diciembre del 69),[n. 1]​ fue el emperador romano desde el 19 de abril del 69 hasta el 20 de diciembre de ese mismo año, el llamado año de los cuatro emperadores. Accedió al trono tras las muertes de sus dos rivales, Galba y Otón. A su ascenso al trono se convirtió en el primer emperador que añadió el cognomen honorífico de Germánico a su nombre, en vez del de César. Este primero había caído en desuso a consecuencia de los actos del último que lo portó, el emperador Nerón.

Vitelio
Emperador romano
Pseudo-Vitellius Louvre MR684.jpg
Busto de Vitelio. Museo del Louvre, París (Francia.
Reinado
19 de abril de 69-20 de diciembre de 69
Predecesor Otón
Sucesor Vespasiano
Información personal
Nombre secular Aulo Vitelio (de nacimiento);
Aulo Vitelio Germánico Augusto (nombre de reinado)
Nacimiento 24 de septiembre de 15
Roma, Italia
Fallecimiento 20 de diciembre de 69 (54 años)
Roma, Italia
Familia
Padre Lucio Vitelio
Madre Sextilia
Cónyuge Petronia
Galeria Fundana

Sus pretensiones al trono se vieron mermadas cuando las legiones estacionadas en las provincias orientales declararon emperador a su comandante, Vespasiano. El inevitable conflicto armado que estalló entre ambos emperadores finalizó con la aplastante derrota que sufrieron las fuerzas de Vitelio en la segunda batalla de Bedriacum. Cuando se vio sin posibilidades de vencer, trató de abdicar en favor de su rival al trono; no obstante, las tropas de Vespasiano lo asesinaron el 20 de diciembre de ese año en la capital.

Familia y juventudEditar

Era hijo de Lucio Vitelio y de su esposa Sextilia, así como hermano de Lucio Vitelio. Suetonio redactó dos relatos distintos acerca de los orígenes de los Vitelii, en uno afirma que descendían de los antiguos dirigentes del Lacio y en el otro que sus orígenes eran mucho más humildes.[n. 2]​ Suetonio escribió que el horóscopo del día de su nacimiento dejó a sus padres tan horrorizados que intentaron impedir que se convirtiera en cónsul.[n. 3]​ Pasó su infancia en Capri, entre los favoritos del emperador Tiberio, donde era conocido por el apodo de spintria.[2]​ Gozó del favor del emperador Calígula, cuyos carros conducía, y de los de Claudio y Nerón, con quienes jugaba a los dados.

Servicio públicoEditar

Carrera política y militarEditar

Gracias al afecto que despertó en los tres emperadores fue nombrado sacerdote. Nombrado cónsul en 48, obtuvo el gobierno proconsular de la provincia de África (60/1) en el cual dio pruebas de un enorme desinterés. Luego sirvió como legatus a las órdenes de su hermano, quien le sucedió en su puesto. Luego de expirar su tiempo en el cargo fue designado para desempeñar diversos cargos administrativos, labrándose una buena reputación en Roma.[3]

Contrajo matrimonio con una mujer llamada Petronia, con la que tuvo un hijo tuerto llamado Petroniano; Vitelio emanciparía al joven, al que su madre había hecho heredero, para después asesinarle acusándole de parricidio. Tras ello se casó con Galeria Fundana, con la que tuvo dos hijos.[4][n. 4]

Cuando estaba terriblemente acosado por las deudas, el emperador Galba le cedió el mando de la provincia de Germania Inferior (68), quizá a consecuencia de la influencia de uno de sus compañeros, el senador Tito Vinio. Allí se ganó pronto el afecto de sus soldados gracias a su flexible disciplina y a su carácter cercano.[5]

Ascenso al poderEditar

El 2 de enero,[6]​ por iniciativa de los comandantes de las legiones del Rin, Cecina y Valente, los soldados le sacaron de su campamento de Colonia Agrippinensis (Colonia) le cedieron la espada de Julio César y le llevaron al centro del campamento, donde lo aclamaron como emperador.[7]​ Vitelio pronunció entonces: Valor. Poco después añadió a su nombre el título de Germánico; aunque rehusó tomar el de Augusto o el de César.[7]​ A esta rebelión se unieron los ejércitos de Galia, Britania y Recia.

Cuando recibió noticias acerca de la muerte de Galba, ordenó la provincia centroeuropea y dividió su ejército en dos divisiones, una de las cuales marchó contra Otón a la cabeza de sus comandantes, y la otra cuyo mando apartó para asumirlo el mismo. Suetonio afirma que cuando Vitelio emprendió su marcha, esta se vio rodeada de considerables vaticinios adversos.[8]

Tras ser informado de la muerte de su rival en Bedriacum realizó sus primeras acciones como emperador de facto; ordenó el asesinato de las 120 personas que, con afán de obtener el favor de Otón, se habían declarado culpables del asesinato de Galba y disolvió las cohors praetoriae, que volvieron a completarse con hombres de su confianza. De camino a la capital se ganó el odio del pueblo a consecuencia de los excesos a los que permitía entregarse a su corte. Cuando alcanzó el lugar donde se había producido la batalla en la que había fallecido su enemigo exclamó ante los soldados que se apartaban del hedor de los cadáveres:[9]

El cadáver de un enemigo siempre huele bien, y mejor aún si es un conciudadano.
Suetonio, Vida de Vitelio

Luego de pronunciar esta máxima se dirigió a la tumba de Otón; allí se burló de él en presencia de sus fuerzas.[9]​ Cuando llegó a Roma hizo gala de la opulencia que le había hecho ganarse los desafectos del pueblo al entrar en la capital ataviado con lujosas vestimentas y a la cabeza de hombres vestidos con sus mejores ropajes, asumió el pontificado, estableció las magistraturas por un periodo de diez años y se declaró cónsul vitalicio.[10]​ El 19 de abril fue reconocido emperador por el Senado.[11]

EmperadorEditar

AdministraciónEditar

Al igual que le sucediera a Galba, Vitelio estaba totalmente dominado por su corte y en especial por su liberto Asiático al que llegó a manumitir para concederle el gobierno de una provincia.[12]​ Las fuentes clásicas afirman que se valió de su posición para entregarse a los más suntuosos placeres culinarios; en la capital eran conocidos sus banquetes.[13]

Suetonio afirma en su De Vita Caesarum que el emperador era un ser cruel al que le gustaba ordenar asesinatos y contemplarlos. Asesinó a todos aquellos que le habían exigido el dinero de sus deudas, a sus dos hijos, a los que se habían expresado públicamente contra la facción del circo de los azules. Se llegó a afirmar incluso que había dejado morir a su madre.[14]

A pesar de ello, los historiadores Tácito y Dión Casio rechazan ciertas aseveraciones de Suetonio acerca de la administración de Vitelio, a la que consideran aceptable. El primero de ellos describe las que considera sus dos contribuciones más importantes al gobierno del Imperio:[15]

  • Finalizó con la práctica de los centuriones de vender exenciones fiscales y militares a sus hombres, cambio que el historiador describe como una política adoptada por« todos los buenos emperadores».
  • Amplió los cargos de la administración imperial más allá del grupo de los libertos imperiales, permitiendo así que los équites ocupasen puestos en el gobierno.

El 1 de octubre de 69 elaboró una ley por la que se expulsaba de Roma e Italia a todos los astrólogos. Algunos de ellos declararon tras la firma del decreto:[14]

Salud a todos. Por orden de los caldeos, se prohíbe a Vitelio Germánico estar en ninguna parte del mundo para las calendas del mismo mes.
Suetonio, Las vidas de los doce césares

En respuesta, el emperador asesinó a todo el astrólogo que cayera en sus manos.[16]

CaídaEditar

 
Efigie de Vitelio en una moneda.

Cuando Vitelio tuvo conocimiento de que los ejércitos de Mesia, Panonia, Siria y Judea habían declarado emperador a su comandante, Vespasiano, puso en marcha una serie de medidas desesperadas que supusieron una considerable carga para el tesoro. No obstante, cuando se enteró de que las huestes de Dalmacia e Iliria se habían unido a su adversario trató de dimitir de su cargo. Muchos de sus allegados desertaron de su bando.[17]

Al parecer, Vitelio esperó a Vespasiano al mando de sus tropas en Mevania. Cuando las fuerzas de su rival alcanzaron el lugar, el emperador convino su dimisión con Marco Antonio Primo, comandante de la Legio VI y uno de los principales partidarios de su adversario. A pesar de ello, los pretorianos le obligaron a violar el acuerdo y le hicieron volver a palacio. Suetonio y Tácito afirman que, cuando las tropas de Vespasiano entraron en la capital, Vitelio se escondió en el hogar de un portero.[18]​ El 20 de diciembre,[19]​ sus enemigos lo encontraron y lo trasladaron al Foro, donde el pueblo y sus soldados lo asesinaron. Tras la masacre se arrojó su cuerpo al Tíber y su cabeza fue paseada por las calles de la capital.[20]​ Su hijo y su hermano también fueron asesinados.[20]​ Se nombró Césares a Domiciano y a Tito, los hijos de Vespasiano. El emperador llegaría a Roma a finales de 70.

Representaciones en el arteEditar

  • Vitelio es, también, el antagonista en la novela Gladiador, escrita por Gordon Russell.

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. Denominación imperial en latín: AVLVS VITELLIVS GERMANICVS IMPERATOR AVGVSTVS.
  2. La primera de estas historias afirma:
    Existe una obra dedicada por Q. Elogio a Q. Vitelio, cuestor del divino Augusto, en la que se dice que los Vitelios proceden de Fauno, rey de los aborígenes, y de Vitelia, que en muchos lugares fue adorada como divinidad; que reinaron en todo el Lacio; que su posteridad pasó del país de los sabinos a Roma, donde fue agregada al número de los patricios; que por mucho tiempo subsistieron rastros de su existencia, tales como la vía Vitelia, desde el Janículo al mar, y una colonia del mismo nombre, cuya defensa emprendió en otro tiempo esta sola familia contra los Equículos; que en fin, en la época de la guerra con los samnitas, muchos de los Vitelios, que habían sido mandados en guarnición a la Apulia, se establecieron en Nuceria, y que sus descendientes, regresando a Roma mucho después, recobraron su puesto en el orden de los senadores.

    Mientras que la segunda:
    Por otra parte, indican algunos autores a un liberto como tronco de esta raza. Casio Severo y otros muchos dicen que este liberto fue zapatero, cuyo hijo, después de haber reunido una gruesa fortuna en sus negocios y en sus funciones de procurador, casó con una mujer de mala vida, hija de un panadero llamado Antíoco, con la que tuvo un hijo que llegó a ser caballero romano.
  3. Esto escribe:[1]
    El horóscopo que de su nacimiento obtuvieron los astrólogos espantó de tal suerte a su familia, que su padre hizo durante su vida increíbles esfuerzos para impedir que se le confiase ninguna provincia; y su madre, al verle al frente de un ejército y al saber que había sido saludado emperador, comenzó a llorar, como si ya estuviese perdido
  4. Un varón y una mujer. Suetonio afirma que el primero tenía un defecto en el habla.

ReferenciasEditar

  1. Suetonio, Las vidas de los doce césares, Vida de Vitelio IV.
  2. Suetonio, Las vidas de los doce césares, Vida de Vitelio III.
  3. Suetonio, Las vidas de los doce césares, Vida de Vitelio, V.
  4. Suetonio, Las vidas de los doce césares, Vida de Vitelio, VI.
  5. Suetonio, Las vidas de los doce césares, Vida de Vitelio, VII.
  6. Tácito, Historias 1.57. «Proxima legionis primae hiberna erant et promptissimus et legatis Fabius Valens. is die postero coloniam Agrippinensem cum equitibus legionis auxiliariorumque ingressus imperatorem Vitellium consalutavit.»
  7. a b Suetonio, Las vidas de los doce césares, Vida de Vitelio, VIII.
  8. Suetonio, Las vidas de los doce césares, Vida de Vitelio, IX.
  9. a b Suetonio, Las vidas de los doce césares, Vida de Vitelio, X.
  10. Suetonio, Las vidas de los doce césares, Vida de Vitelio, XI.
  11. CIL 2051: XIII K. Mai(as) ["El día 13 antes de las calendas de Mayo"]
  12. Suetonio, Las vidas de los doce césares, Vida de Vitelio, XII.
  13. Suetonio, Las vidas de los doce césares, Vida de Vitelio, XIII.
  14. a b Suetonio, Las vidas de los doce césares, Vida de Vitelio, XIV.
  15. Tácito, Historias.
  16. Barton, 2002, p. 47-48.
  17. Suetonio, Las vidas de los doce césares, Vida de Vitelio, XV.
  18. Suetonio, Las vidas de los doce césares, Vida de Vitelio, XVI.
  19. Tácito (III) registra la defección de sus tropas el 18 de diciembre y la toma del capitolio el día siguiente. Dion Casio (64.22) indica que murió un día después, aunque sus cálculos indican que murió el 22, no 20. De cualquier forma, Tácito suele ser siempre favorecido.
  20. a b Suetonio, Las vidas de los doce césares, Vida de Vitelio, XVII.

Bibliografía utilizadaEditar

Barton, Tamsyn (2002). ANCIENT ASTROLOGY (Sciences of Antiquity Series) (en inglés). Oxon: Routledge. ISBN 0415110297.    Este artículo incorpora texto de una publicación sin restricciones conocidas de derecho de autor  Varios autores (1910-1911). «Encyclopædia Britannica». En Chisholm, Hugh, ed. Encyclopædia Britannica. A Dictionary of Arts, Sciences, Literature, and General information (en inglés) (11.ª edición). Encyclopædia Britannica, Inc.; actualmente en dominio público. 

Enlaces externosEditar

Fuentes primariasEditar

Fuentes secundariasEditar


Predecesor:
Otón
Emperador romano
69
Sucesor:
Vespasiano
Predecesor:
Claudio y Lucio Vitelio
Cónsul romano
con Lucio Vipstano Publícola Mesala

48
Sucesor:
Quinto Veranio y Cayo Pompeyo Longo Galo
Predecesor:
Cneo Hosidio Geta
Procónsul de la provincia romana de África
60-61
Sucesor:
Lucio Vitelio
Predecesor:
Fonteyo Capitón
Gobernador de Germania Inferior
68-69
Sucesor:
Cayo Dilio Vócula