Vuelo 990 de Egyptair

Accidente Aéreo

El vuelo 990 de EgyptAir (MS990 / MSR990) era un vuelo regular desde el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, Estados Unidos, al Aeropuerto Internacional de El Cairo, Egipto, con una parada en el aeropuerto internacional John F. Kennedy, en la ciudad de Nueva York. El 31 de octubre de 1999, el Boeing 767 que operaba la ruta se estrelló en el Océano Atlántico a unas 60 millas (100 km) al sur de Nantucket Island, Massachusetts, matando a los 217 pasajeros y tripulantes a bordo.

Vuelo 990 de Egyptair
Egyptair Boeing 767-300 in 1992.jpg
El Boeing 767 de Egyptair accidentado en mayo de 1992.
Fecha 31 de octubre de 1999
Causa Probable suicidio cometido por uno de los pilotos
Lugar Océano Atlántico a 100 km de Nueva York
Coordenadas 40°20′51″N 69°45′24″O / 40.3475, -69.756667Coordenadas: 40°20′51″N 69°45′24″O / 40.3475, -69.756667
Origen Aeropuerto Internacional de Los Ángeles
Última escala Aeropuerto Internacional John F. Kennedy
Destino Aeropuerto Internacional de El Cairo
Fallecidos 217
Heridos 0
Implicado
Tipo Boeing 767-366ER
Operador Egyptair
Registro SU-GAP
Nombre Tutmosis III
Pasajeros 203
Tripulación 14
Supervivientes 0

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB en inglés) descubrió que la causa probable del accidente fue la salida del avión del vuelo de crucero normal y el impacto posterior con el Océano Atlántico, fue una acción deliberada del primer oficial de relevo. El informe de la NTSB declaró que el impacto fue "el resultado de las entradas del control de vuelo del primer oficial de relevo", pero no determinó una razón específica para las supuestas acciones del primer oficial de relevo[1]​. La Agencia Egipcia de Aviación Civil (ECAA) concluyó que el incidente fue causado por una falla mecánica del sistema de control del ascensor de la aeronave. El informe sugirió varias posibilidades para la causa del accidente, centrándose en el posible fallo de una de las unidades de control de potencia del timón de profundidad[2]​.

Al parecer los atentados del 11-S, realizados con aviones comerciales, se inspiraron en parte en los sucesos del Vuelo 990 de EgyptAir[3][4]​.

Fue el desastre aéreo más grave de 1999.

DesarrolloEditar

 
Perfil de vuelo de MS990 (Fuente: NTSB).
 
Lectura del registrador de datos de vuelo (con partes de la transcripción del CVR) del vuelo 990 de EgyptAir por parte de la NTSB. (Fuente: NTSB)
 
Buques de la Guardia Costera de los Estados Unidos en busca de supervivientes y restos del accidente.

El vuelo 990 de EgyptAir era un vuelo programado de Los Ángeles a El Cairo (con escala en Nueva York) con 203 pasajeros, 5 pilotos, y 9 tripulantes más. Este vuelo salía desde JFK, a las 6:00 GMT 1:00 (hora local). El vuelo estaba comandado por el capitán Ahmed El Habashi, con 36 años en la aerolínea, y el primer oficial Adel Anwar de 36 años de edad y, como jefe de las aerolíneas para el Boeing 767-300ER el capitán Hatem Rousty. A las 6:20 GMT, 1:20 (hora local), el primer oficial pasa por los procedimientos de control para su viaje. El avión despegó por la pista 22R. Esa noche el capitán Raulf Nour El Din y el primer oficial Gamil El Batouty son los pilotos de refuerzo.

Mientras el capitán estaba en el baño, Gamil El Batouty, único tripulante en cabina, desconecta el piloto automático y lanza el morro del avión hacia abajo, inclinándose. Apaga los motores y el avión empieza a descender en caída libre en dirección al océano mientras hay una fuerza G 0 de absoluta ingravidez dentro del avión, el primer oficial, manteniendo una absoluta tranquilidad y sangre fría, sólo repite en varias ocasiones claramente la frase: "I rely on God" (Confío de Dios). La caída es tan fuerte que el avión alcanza el 99% de la velocidad del sonido. El capitán, que vuelve precipitadamente a la cabina, alertado por los movimientos extraños, nervioso y desconociendo lo que sucede, intenta frenar la caída usando los aceleradores pero no funciona. Después usa los frenos de velocidad con los paneles de las alas levantados en un esfuerzo por frenar la caída. Dos minutos después de que los motores fueran apagados, el vuelo 990 desaparece del radar, chocando en el océano Atlántico a unos 100 kilómetros de Nueva York.

RescateEditar

A las 2 horas 15 minutos del impacto la guardia costera recibe una llamada de emergencia y envían al barco USS King Pointer, que es el primero en llegar a la zona del desastre.

InvestigaciónEditar

Los investigadores egipcios hicieron un informe en donde se relataba que la causa del accidente era un fallo de los elevadores del avión. La NTSB recuperó las grabaciones de voz de la cabina y la grabadora de datos de vuelo, ya que estas quedaron a tan solo 70 metros de profundidad bajo el mar. Se descubrió que la presión del aceite estaba más baja de lo normal, pero que el resto del avión había permanecido en perfectas condiciones durante el vuelo. Así pues, la teoría oficial expuesta por el FBI afirma que el primer oficial a bordo del avión había cortado la alimentación de los motores para suicidarse porque días antes le habían comunicado que ese seria su último vuelo; y el caso fue cerrado con una gran cantidad de enigmas que hoy en día aún se desconocen. Muchos conocidos del primer oficial afirman que la teoría del suicidio les parece imposible ya que éste era una persona muy alegre, no sufría problemas familiares ni económicos ni sufría de depresión. Misteriosamente, se encontró el avión en el mar, se pudo recuperar la caja negra, pero no se encontró ni un solo cuerpo. En accidentes similares se han encontrado a menudo más de la mitad de los pasajeros, pero en esta ocasión no se pudo recuperar ninguno.

Véase tambiénEditar

Sucesos similares

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar