Abrir menú principal

Wingegyps cartellei es una especie extinta de ave acipitriforme de la familia de los catártidos[1]​ descrito a partir de restos encontrados en una cueva datada del Pleistoceno y ubicada en los estados de Bahía y Minas Gerais, en el este de Brasil.[2]

Symbol question.svg
 
Wingegyps cartellei
Rango temporal: Pleistoceno
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Incertae sedis (en discusión)
Ver Taxonomía
Familia: Cathartidae
Género: Wingegyps
Alvarenga & Olson, 2004
Especie: W. cartellei
Alvarenga & Olson, 2004

Índice

TaxonomíaEditar

Cuando fue descubierta, fue asignada al orden Ciconiiformes y familia Vulturidae.[2]​ Sin embargo, la mayoría de los autores no considera necesaria la existencia de Vulturidae convirtiéndola en un sinónimo de Cathartidae.[3]​ La posición taxonómica de esta familia ha sido objeto de debate de los ornitólogos siendo clasificado dentro de los órdenes de Falconiformes,[4]Ciconiiformes,[5]Cathartiformes[6]​ y Accipitriformes[7]​ dependiendo del autor. Esta última posición fue adoptada por la Comisión de Clasificación Norteamericana de la AOU[8]​ y por el Congreso Ornitológico Internacional.[9]

Está estrechamente relacionada con los géneros Gymnogyps y Vultur, en especial con los primeros.[2]

Etimología

El nombre genérico viene de la combinación del vocablo griego gyps, que significa buitre y Winge, en honor al ornitólogo danés Oluf Winge. En cuanto a su nombre específico, este hace referencia al paleontólogo Cástor Cartelle, de la Universidad Federal de Minas Gerais.[2]

DescripciónEditar

Es de pequeño tamaño, siendo incluso menor que el gallinazo (Coragyps atratus).[10]​ Se diferencia de otros géneros de cóndores por la total visibilidad desde una vista lateral del cóndilo occipital, el cual no es visible en Breagyps y solo parcialmente en Gymnogyps y Vultur. Su pequeño tamaño posiblemente le trajo varios problemas en su habilidad de encontrar cadáveres o competir por ellos con otras especies de buitres. Si se supone que al igual que sus parientes cercanos del género Cathartes en cuanto a la carencia de capacidad olfatoria, Wingegyps tendría poco éxito compitiendo con cualquiera de las especies de este género por la obtención de pequeños cadáveres.[2]

Sin embargo, es probable que sea el equivalente ecológico del buitre palmero (Gypohierax angolensis), en África, alimentándose del suave mesocarpio de la nuez de Paraguay (Acrocomia aculeata) aunque también podría tener hábitos similares al alimoche común (Neophron percnopterus) subsistiendo con las sobras de otras especies más grandes de buitres. Esta última opción explicaría su extinción ya que al igual que las grandes especies de buitres americanos desapareció casi al mismo tiempo que la megafauna americana.[2]

RangoEditar

Vivió probablemente durante el Pleistoceno superior o el Holoceno inferior, de acuerdo a los datos de las pruebas de carbono 14, que arrojaron una antigüedad de 12 200 años.[2]

ReferenciasEditar

  1. GBIF Backbone Taxonomy (3 de noviembre de 2014). «Wingegyps Alvarenga & Olson, 2004». Global Biodiversity Information Facility (en inglés). Consultado el 25 de febrero de 2016. 
  2. a b c d e f g Alvarenga, Herculano M. E.; Olson, Storrs L. (24 de junio de 2004). «A new genus of tiny condor from the Pleistocene of Brazil (Aves: Vulturidae)». Proceedings of the Biological Society of Washington (en inglés) 117 (1): 1-9. 
  3. Amadon, Dean (1977). «Notes on the Taxonomy of Vultures» (PDF). The Condor (en inglés) 79 (4): 413-16. JSTOR 1367720. doi:10.2307/1367720. 
  4. Sibley, Charles G.; Ahlquist, Jon E. (1991). Phylogeny and Classification of Birds: A Study in Molecular Evolution (en inglés). Yale University Press. ISBN 0-300-04085-7. 
  5. Sibley, Charles G.; Monroe, Burt L. (1990). Distribution and Taxonomy of the Birds of the World (en inglés). Yale University Press. ISBN 0-300-04969-2. 
  6. Ericson, P. G.P; Anderson, C. L; Britton, T.; Elzanowski, A.; Johansson, U. S; Kallersjo, M.; Ohlson, J. I; Parsons, T. J; Zuccon, D.; Mayr, G. (22 de diciembre de 2006). «Diversification of Neoaves: integration of molecular sequence data and fossils». Biology Letters 2 (4): 543-547. doi:10.1098/rsbl.2006.0523. 
  7. Hackett, S. J.; Kimball, R. T.; Reddy, S.; Bowie, R. C. K.; Braun, E. L.; Braun, M. J.; Chojnowski, J. L.; Cox, W. A.; Han, K.-L.; Harshman, J.; Huddleston, C. J.; Marks, B. D.; Miglia, K. J.; Moore, W. S.; Sheldon, F. H.; Steadman, D. W.; Witt, C. C.; Yuri, T. (27 de junio de 2008). «A Phylogenomic Study of Birds Reveals Their Evolutionary History». Science 320 (5884): 1763-1768. doi:10.1126/science.1157704. 
  8. American Ornithologists' Union (2010). «Check-list of North American Birds]». AOU. Archivado desde el original el 6 de junio de 2011. Consultado el 14 de junio de 2011. 
  9. Congreso Ornitológico Internacional. «IOC World Bird List version 2.8». COI. Archivado desde el original el 22 de mayo de 2011. Consultado el 14 de junio de 2011. 
  10. Stucchi, M. (2008). «Un cóndor del Mioceno tardío de la costa peruana». Bol. Lima 153: 141-146. 

Enlaces externosEditar