Diceros bicornis

especie de mamíferos

El rinoceronte negro o de labio ganchudo (Diceros bicornis) es una especie de mamífero perisodáctilo de la familia de los rinocerótidos, nativa del este y sur de África, incluyendo países como Angola, Botsuana, Kenia, Malaui, Mozambique, Namibia, Sudáfrica, Esuatini, Tanzania, Zambia y Zimbabue. Aunque la especie se denomina "negro", sus colores varían del marrón al gris. Es el único miembro existente del género Diceros. El otro rinoceronte africano es el rinoceronte blanco (Ceratotherium simum).

 
Rinoceronte negro

Rinoceronte negro en el Saint Louis Zoo
Estado de conservación
En peligro crítico (CR)
En peligro crítico (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Perissodactyla
Familia: Rhinocerotidae
Subfamilia: Rhinocerotinae
Género: Diceros
Gray, 1821
Especie: D. bicornis
Linnaeus, 1758
Distribución
Extensión actual del rinoceronte negro
Extensión actual del rinoceronte negro
     Área de ocupación permanente.     Área de extinto.     Área de restablecimiento.     Área de colonización asistida (ocupación permanente).
Extensión histórica del rinoceronte negro (c. 1700).[2]​ Entramado: Posible extensión histórica en África Occidental.[3]​
Extensión histórica del rinoceronte negro (c. 1700).[2]​ Entramado: Posible extensión histórica en África Occidental.[3]
Subespecies[4]

El nombre "blanco" en el rinoceronte blanco se dice a menudo que es una mala interpretación del afrikáans "wyd" (holandés "wijd"), que significa ancho, en referencia a su labio superior cuadrado, a diferencia del labio puntiagudo o ganchudo del rinoceronte negro. Por esta razón, estos rinocerontes a veces se denominan rinoceronte de labio cuadrado (blanco) o rinoceronte de labio ganchudo (negro).[5]

El rinoceronte negro está críticamente amenazado de extinción. Tres de sus subespecies han sido declaradas extintas, incluyendo el rinoceronte negro occidental (Diceros bicornis longipes) en 2011, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Al menos dos subespecies, Diceros bicornis brucii y Diceros bicornis longipes, se han extinguido debido a la caza furtiva. En países como Mozambique, el rinoceronte negro ha desaparecido por completo. La UICN estima que quedan aproximadamente 3,142 individuos maduros en la naturaleza. La especie está amenazada por múltiples factores, incluyendo la caza furtiva y la reducción de su hábitat.[6][7][8]

Descripción

editar
 
Cráneo de Diceros bicornis.

El rinoceronte negro o de labio ganchudo (Diceros bicornis) se diferencia del rinoceronte blanco en su color, su menor tamaño y el labio en forma de pico prensil. Aunque llega a los 1,6 m de altura y 1400 kg de peso, lo que lo convierte en el cuarto mamífero más grande de África por detrás del elefante africano, el rinoceronte blanco y el hipopótamo, presenta un color gris ligeramente más oscuro. Esta forma del labio se debe a su dieta, basada en hojas de arbustos y árboles bajos, mientras que el rinoceronte blanco se alimenta de hierba del suelo y tiene un labio recto y ancho. Gracias a esta diferencia en sus dietas, ambas especies pueden coexistir en el mismo ecosistema.[9][10]

Un rinoceronte negro adulto mide entre 132 y 180 cm de altura hasta el hombro y entre 2,8 y 3,75 m de longitud. Los adultos pesan típicamente entre 800 y 1400 kg, aunque se han reportado ejemplares machos de hasta 2896 kg. Las hembras son más pequeñas que los machos. Los rinocerontes negros tienen dos cuernos en el cráneo hechos de queratina, siendo el cuerno frontal más prominente y normalmente de unos 50 cm de largo, aunque puede alcanzar hasta 135,9 cm. El cuerno más largo registrado de un rinoceronte negro midió casi 1,5 m de longitud. A veces, puede desarrollarse un tercer cuerno más pequeño. Estos cuernos se usan para defensa, intimidación, excavación de raíces y romper ramas durante la alimentación.[11][12]

El rinoceronte negro también se distingue del rinoceronte blanco por su tamaño más pequeño, cráneo y orejas más pequeñas, y por la posición de la cabeza, que se mantiene más alta ya que el rinoceronte negro es un ramoneador, no un pastador. Su piel gruesa les protege de espinas y hierbas afiladas y alberga parásitos externos como ácaros y garrapatas, que pueden ser consumidos por pajarillos como los picabueyes y garcetas. Esta interacción fue inicialmente considerada como mutualismo, pero evidencias recientes sugieren que los picabueyes pueden ser parásitos que se alimentan de la sangre del rinoceronte.[13][14]

Aunque se asume comúnmente que los rinocerontes negros tienen mala vista, estudios han demostrado que su visión es comparativamente buena, similar a la de un conejo. Sus orejas tienen un rango de rotación relativamente amplio para detectar sonidos, y su excelente sentido del olfato les alerta sobre la presencia de depredadores.[15]

Taxonomía

editar
 
Rinoceronte negro en Gemsbokvlakte.

Notas Taxonómicas

editar

Existen diferencias genéticas significativas entre las tres subespecies actuales de rinoceronte negro reconocidas por el Grupo Especialista en Rinocerontes Africanos de la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN (AfRSG). Estas diferencias son consistentes con su consideración como subespecies, aunque es poco probable que ocurra depresión por cruce entre estas poblaciones.[16]

Análisis posteriores de clasificación de muestras de ADN de RhoDIS (originalmente realizadas con fines forenses) también respaldaron firmemente el uso de la clasificación de las tres subespecies sobrevivientes a nivel continental. Estos análisis indicaron que las muestras de Diceros bicornis minor podrían subdividirse aún más en origen Zambesi, KwaZulu-Natal (KZN) o mixto Zambesi/KZN. Moodley et al. también encontraron esta subdivisión en D. b. minor. Las poblaciones fundadas con animales de KZN resultaron ser menos diversas genéticamente que las derivadas de animales Zambesi debido a un reciente cuello de botella severo. Los datos indican que gran parte de la diversidad genética se ha recuperado en la gran población mixta de KZN/Zambesi en el Parque Nacional Kruger.[16]

Un fuerte apoyo para continuar usando las tres subespecies/unidades de manejo restantes también proviene de trabajos independientes sobre diferentes conjuntos de datos de ADN por Moodley et al. (2017) y Le Roex (2018). Los análisis de Moodley et al. (2017) se basaron en un amplio muestreo de ADN de rinoceronte de poblaciones existentes, así como de 217 especímenes de museos en todo el mundo (cubriendo muchas áreas donde el rinoceronte negro ha sido extirpado). Este trabajo encontró que se ha perdido el 69% de la variación genética mitocondrial de la especie. Basado en datos nucleares y mitocondriales, Moodley et al. (2017) identificaron cuatro Unidades Evolutivamente Significativas (ESU) sobrevivientes para el rinoceronte negro. Tres de estas ESU (SC, EA y CE) se encontraron coocurriendo con contacto secundario en África Oriental. Una reunión del Grupo de Manejo de Rinocerontes de la Comunidad de África Oriental, que se centró en la genética de los rinocerontes africanos (y a la que asistieron algunos miembros de la UICN, SSC AfRSG y del Grupo de Especialistas en Conservación), recomendó que, debido a esta coocurrencia, estas tres ESU en África Oriental deberían constituir y gestionarse como un solo Clúster de Manejo del Rinoceronte Negro Oriental (equivalente a D. b. michaeli). Aunque los datos de Moodley et al. (2017) también indicaron que había una única ESU sobreviviente en el sur de África, los datos de microsatélites indicaron que esta ESU debería subdividirse en Clústers de Manejo del Rinoceronte Negro Sudoccidental y Sudoriental. Estos dos Clústers de Manejo en África austral equivalen a las subespecies D. b. bicornis (haplogrupo SW) y D. b. minor (haplogrupos SE y SN), respectivamente.[16]

El estudio de Moodley et al. (2017) también encontró que el rango histórico del rinoceronte negro occidental (D. b. longipes), que ha sido declarado extinto, se extendía a una población predominantemente D. b. michaeli entrecruzada en el Masai Mara (haplotipo CV). Sin embargo, probablemente sobrevivan muy pocos individuos con este haplotipo CV.[16]

Así, hubo consenso en diferentes estudios que utilizaron diferentes conjuntos de datos y métodos analíticos que los tres Clústers de Unidades de Manejo recomendados se alineaban estrechamente y respaldaban la clasificación existente de las tres subespecies sobrevivientes de rinoceronte negro.[16]

Todos los estudios encontraron que las diferencias eran mayores entre D. b. michaeli y las otras dos subespecies del sur de África, D. b. minor y D. b. bicornis. Los límites de las subespecies en los planes de especies actuales también reflejan en parte diferencias climáticas y de hábitat, así como posibles barreras al movimiento, como la "brecha de Transkei".[16]

Basándose en tamaños de muestra muy pequeños, los resultados de Moodley et al. (2017) sugirieron que el rinoceronte negro original que solía ocurrir en Zambia, pero que fue exterminado por la caza furtiva en 1995, podría clasificarse mejor como D. b. michaeli en lugar de D. b. minor. Sin embargo, debido a los tamaños de muestra pequeños y dado que la especie fue reintroducida con fundadores D. b. minor, y que históricamente Zambia se consideraba rango de D. b. minor, y los climas y hábitats son más similares a algunos rangos de D. b. minor; los revisores recomendaron que los animales históricos pre-1995 de Zambia deberían seguir asignándose a D. b. minor para esta revisión de la Lista Roja (como ha sido históricamente). Con más datos, esto podría cambiar en el futuro. Dado que aún había un número significativo de rinocerontes negros en Zambia a principios de la década de 1970, cómo se asignan estos animales influye en la evaluación de la Lista Roja de la subespecie D. b. minor, que cambiaría a En Peligro según los criterios A2 y A4. La evaluación de D. b. michaeli permanece igual, ya sea que los animales históricos se clasifiquen como D. b. minor o D. b. michaeli.[16]

La especie fue nombrada por primera vez como Rhinoceros bicornis por Carl Linnaeus en la 10ª edición de su Systema naturae en 1758. El nombre significa "rinoceronte de dos cuernos". Hay cierta confusión sobre lo que exactamente concibió Linnaeus bajo este nombre, ya que esta especie probablemente se basó en el cráneo de un rinoceronte indio de un solo cuerno (Rhinoceros unicornis), con un segundo cuerno añadido artificialmente por el colector. Se sabe que existió un cráneo así y Linnaeus incluso mencionó a la India como origen de esta especie. Sin embargo, también se refirió a informes de viajeros tempranos sobre un rinoceronte de dos cuernos en África y cuando se descubrió que solo había una especie de rinoceronte de un solo cuerno en la India, Rhinoceros bicornis se utilizó para referirse a los rinocerontes africanos (el rinoceronte blanco solo fue reconocido en 1812). En 1911, esto se formalizó y se declaró oficialmente el Cabo de Buena Esperanza como la localidad tipo de la especie.[16][17][18]

Subespecies

editar

La variación intraespecífica en el rinoceronte negro ha sido discutida por varios autores y aún no se ha resuelto definitivamente. El esquema más aceptado considera siete u ocho subespecies, de las cuales tres se han extinguido en tiempos históricos y una está al borde de la extinción:[19][20][21]

  1. Rinoceronte negro del sur o rinoceronte negro del Cabo (Diceros bicornis bicornis) – Extinto. Fue abundante desde el Cabo de Buena Esperanza hasta Transvaal, Sudáfrica y probablemente en el sur de Namibia. Esta era la subespecie más grande y se extinguió debido a la caza excesiva y la destrucción de su hábitat alrededor de 1850.
  2. Rinoceronte negro nororiental (Diceros bicornis brucii) – Extinto. Antiguamente habitaba el centro de Sudán, Eritrea, el norte y sureste de Etiopía, Yibuti y el norte y sureste de Somalia. Las poblaciones relictas en el norte de Somalia desaparecieron a principios del siglo XX.
  3. Rinoceronte negro del Chobe (Diceros bicornis chobiensis) – Una subespecie local restringida al valle del Chobe en el sureste de Angola, Namibia (Región de Zambezi) y el norte de Botsuana. Casi extinto, posiblemente solo sobreviva un ejemplar en Botsuana.
  4. Rinoceronte negro de Uganda (Diceros bicornis ladoensis) – Distribución histórica desde Sudán del Sur, a través de Uganda hasta el oeste de Kenia y el suroeste de Etiopía. Se considera extinto en la mayor parte de esta área y su estado de conservación es incierto, aunque probablemente sobreviva en reservas kenianas.
  5. Rinoceronte negro occidental (Diceros bicornis longipes) – Extinto. Vivía en Sudán del Sur, el norte de la República Centroafricana, el sur de Chad, el norte de Camerún, el noreste de Nigeria y el sureste de Níger. El último ejemplar conocido en estado salvaje fue visto en el norte de Camerún. En 2006, una encuesta intensiva en Camerún no logró encontrar ningún ejemplar, lo que llevó a temer su extinción en la naturaleza. El 10 de noviembre de 2011, la UICN declaró oficialmente extinto al rinoceronte negro occidental.
  6. Rinoceronte negro oriental (Diceros bicornis michaeli) – Tenía una distribución histórica desde Sudán del Sur, Uganda y Etiopía, hasta Kenia y el norte de Tanzania. Hoy en día, su rango se limita principalmente a Kenia, Ruanda y Tanzania, además de una población en el Parque Nacional de Elefantes Addo en Sudáfrica.
  7. Rinoceronte negro centro-sureño (Diceros bicornis minor) – La subespecie más ampliamente distribuida, caracterizada por un cuerpo compacto, cabeza proporcionalmente grande y pliegues de piel prominentes. Se distribuía desde el noreste de Sudáfrica (KwaZulu-Natal) hasta el noreste de Tanzania y el sureste de Kenia. Preservado en reservas a lo largo de la mayor parte de su rango histórico, pero probablemente extinto en el este de Angola, el sur de la República Democrática del Congo y posiblemente Mozambique. Extinto, pero reintroducido en Malawi, Botsuana y Zambia. También habita en partes de Namibia y en parques nacionales de Sudáfrica.
  8. Rinoceronte negro sudoccidental (Diceros bicornis occidentalis) – Una subespecie pequeña, adaptada para sobrevivir en condiciones desérticas y semi-desérticas. Originalmente distribuido en el noroeste de Namibia y el suroeste de Angola, hoy en día restringido a reservas de vida silvestre en Namibia con avistamientos esporádicos en Angola. Estas poblaciones a menudo se consideran parte de D. b. bicornis o D. b. minor, pero algunos expertos las consideran una subespecie por derecho propio.

El esquema alternativo más ampliamente adoptado solo reconoce cinco subespecies o "ecotipos": D. b. bicornis, D. b. brucii, D. b. longipes, D. b. michaeli y D. b. minor. Este concepto también es utilizado por la UICN, que lista tres subespecies sobrevivientes y reconoce a D. b. brucii y D. b. longipes como extintas. La diferencia más importante con respecto al esquema anterior es la inclusión de la subespecie sudoccidental existente de Namibia en D. b. bicornis en lugar de considerarla una subespecie propia, lo que significa que la subespecie nominal se considera existente.

Evolución

editar

Origen

editar

El rinoceronte negro se originó en el Eoceno hace aproximadamente cincuenta millones de años junto con otros miembros de los Perisodáctilos. Los ancestros de los rinocerontes negro y blanco estaban presentes en África a finales del Mioceno tardío, hace unos diez millones de años. Durante este tiempo, ambas especies evolucionaron a partir de una especie ancestral común, Ceratotherium neumayri. El clado que comprende el género Diceros se caracteriza por una mayor adaptación a la alimentación mediante ramoneo. Entre cuatro y cinco millones de años atrás, el rinoceronte negro se separó del rinoceronte blanco.[22]

Después de esta división, el ancestro directo de Diceros bicornis, Diceros praecox, estuvo presente en el Plioceno de África Oriental (Etiopía, Kenia, Tanzania). Diceros bicornis evolucionó a partir de esta especie durante el Plioceno tardíoPleistoceno temprano, con el registro definitivo más antiguo en el límite Plioceno-Pleistoceno, hace aproximadamente 2,5 millones de años en Koobi Fora, Kenia.[23][24]

Árbol filogenético

editar

El árbol filogenético ilustra las relaciones evolutivas entre diferentes especies de rinocerontes. Este árbol se divide en dos subfamilias principales: Elasmotheriinae y Rhinocerotinae.[25]

Subfamilia Elasmotheriinae:

Subfamilia Rhinocerotinae:

Esta subfamilia se subdivide en varias ramas, destacando las siguientes especies:

  • Rinoceronte blanco (Ceratotherium simum): Una de las dos especies de rinocerontes africanos, caracterizada por su gran tamaño y labio cuadrado.
  • Rinoceronte negro (Diceros bicornis): La otra especie de rinoceronte africano, conocida por su labio puntiagudo y presenil, adaptado para el ramoneo.

Dentro de la subfamilia Rhinocerotinae, se encuentran también especies extintas y actuales de rinocerontes asiáticos:

Además, hay tres especies actuales de rinocerontes asiáticos:

  • Rinoceronte de Sumatra (Dicerorhinus sumatrensis): La especie de rinoceronte más pequeña y peluda, que vive en Indonesia y Malasia.
  • Rinoceronte de Java (Rhinoceros sondaicus): Una especie críticamente amenazada que habita en un parque nacional en Java, Indonesia.
  • Rinoceronte indio (Rhinoceros unicornis): Conocido por su único cuerno y su gran tamaño, esta especie se encuentra principalmente en la India y Nepal.

El árbol filogenético muestra cómo estas especies están interrelacionadas, destacando su divergencia a lo largo de millones de años de evolución.

Conservación

editar

Información de evaluación de la Lista Roja de la UICN

editar

El rinoceronte negro califica para ser listado como En Peligro Crítico (CR) bajo los criterios A2abd+4abd. Aunque las cifras de rinoceronte negro se han más que duplicado desde su punto más bajo a mediados de la década de 1990, gracias a una mayor protección y una mejor gestión biológica para mantener más subpoblaciones productivas, la especie califica como CR debido a la magnitud del declive en números durante las últimas tres generaciones. Esto es consecuencia de una caza furtiva extremadamente intensa en las décadas de 1970, 1980 y principios de la de 1990.[26]

Como ocurre con los rinocerontes blancos, existe un grado de incertidumbre en las estimaciones puntuales del número de rinocerontes negros. Basándose en el muestreo bootstrap de estimaciones de subpoblaciones individuales (usando la precisión calculada real o estimada probable para cada subpoblación), se estimó que los niveles de confianza del 90% sobre el total de rinocerontes negros a finales de 2017 oscilaban entre 5,366 y 5,627 ejemplares.[26]

A nivel de especie, el rinoceronte negro (a finales de 2017) sigue calificando como En Peligro Crítico (CR) según el criterio A2 (estimación que cae dentro de la zona sombreada en azul oscuro de CR). Su número ha seguido aumentando, aunque a un ritmo más lento debido a los efectos de la caza furtiva. La estimación continental revisada para finales de 2018 es de 5,630, similar a las estimaciones modeladas de 2018 de 5,640 (asumiendo una detección precisa de la caza furtiva) y de 5,593 (con modelado de una detección significativa de caza furtiva).[26]

A finales de 2019, debido a una combinación de un crecimiento limitado de la población y la disminución de los valores de umbral de la categoría de amenaza bajo el criterio A4, muestra que el número proyectado de rinocerontes negros a finales de 2019 (5,789) supera marginalmente el nivel de umbral de CR para ese año de 5,735, ascendiendo a la zona sombreada en azul medio de En Peligro desde la zona sombreada en azul oscuro de En Peligro Crítico. Sin embargo, a menos que se esté corrigiendo un error, antes de que una especie pueda ser reclasificada a una categoría de amenaza menor, debe haber cumplido con los criterios para la reclasificación durante al menos cinco años. Por lo tanto, aunque actualmente califica para ser categorizada como CR, para finales de 2024 (cinco años después de cruzar a la zona intermedia azul de En Peligro), la especie podría calificar para ser reevaluada como En Peligro (asumiendo que se encuentran todas las carcasas cazadas furtivamente).[26]

Si estas tendencias continuaran, los gráficos sugieren que el rinoceronte negro podría calificar para ser evaluado como Vulnerable en 2030 y Casi Amenazado en 2032.[26]

La razón por la cual las zonas de categoría de amenaza umbral disminuyen bruscamente con el tiempo se debe a la caza furtiva muy intensa de rinocerontes negros de 1973 a 1983, lo que causó una marcada disminución en las estimaciones puntuales de rinocerontes negros durante ese período, de 37,807 a 9,444. Los números de rinocerontes negros durante tres generaciones muestran un patrón clásico de "efecto salto de esquí" de grandes declives a largo plazo seguidos de aumentos recientes.[26]

Hace tres generaciones (es decir, hace 44 años, en 1973), la estimación puntual de la población de rinocerontes negros era de 37,807 individuos. A pesar de que los números se duplicaron desde un mínimo de 2,354, sólo había 5,495 al final de 2017. Esto representa una disminución del 85% en tres generaciones, lo que califica como En Peligro Crítico bajo el criterio A2. Una reducción del 83% fue proyectada un año hacia el futuro (basado en datos hasta 2017), desde 1974 hasta 2018. Esta reducción fue la misma que la observada en las estimaciones puntuales para estas fechas. La siguiente peor reducción proyectada en estimaciones puntuales durante tres generaciones fue modelada dos años adelante desde 1975 hasta 2019 (una reducción del 81% desde una estimación de 28,674 en 1975). Aunque los números continúan aumentando a nivel continental, la tasa de incremento se ha reducido debido a la escalada de la caza furtiva desde 2007.[26]

El rinoceronte negro y sus subespecies tienen las siguientes clasificaciones de estado de conservación:[26]

  • Rinoceronte Negro (Diceros bicornis): En Peligro Crítico
    • Rinoceronte Negro del Sureste (Diceros bicornis minor): En Peligro Crítico
    • Rinoceronte Negro del Este (Diceros bicornis michaeli): En Peligro Crítico
    • Rinoceronte Negro del Suroeste (Diceros bicornis bicornis): Casi Amenazado

La consanguinidad intenta evitarse mediante el intercambio de ejemplares entre distintos parques nacionales de diferentes países, entre otras medidas que se toman para preservar la especie.[26]

Proyecciones de la Población del Rinoceronte Negro

editar

Según un estudio reciente, las proyecciones en el número de rinocerontes negros asumen que los niveles reportados de caza furtiva reflejan con precisión los niveles reales (es decir, suponiendo que no hay sub-detección de la caza furtiva).[26]

Categorías de Estado de Conservación:

editar

Las proyecciones se han clasificado en tres categorías de conservación bajo el criterio A4 de la UICN:[26]

  • En Peligro Crítico (CR): Las poblaciones que caen en esta categoría tienen un riesgo extremadamente alto de extinción en la naturaleza.
  • En Peligro (EN): Estas poblaciones están en peligro de extinción, pero con un riesgo menor que las que están en la categoría de En Peligro Crítico.
  • Vulnerable (VU): Las poblaciones en esta categoría enfrentan un alto riesgo de extinción en la naturaleza a medio plazo.

Proyecciones con Diferentes Escenarios de Caza Furtiva:

editar

Se realizaron proyecciones utilizando diferentes escenarios basados en tasas de crecimiento de la población y niveles de caza furtiva:[26]

  • Escenarios con Caza Furtiva Alta:
    • 5 Años con Caza Furtiva al 2.5%, 5%, y 7.5%: Estos escenarios muestran que si la caza furtiva continúa a tasas elevadas durante cinco años, la población de rinocerontes negros podría permanecer en la categoría de En Peligro Crítico o En Peligro debido a la alta mortalidad.
  • Escenarios con Caza Furtiva Moderada:
    • 3 Años con Caza Furtiva al 2.5%, 5%, y 7.5%: Estos escenarios proyectan que la población podría tener una leve mejora pero aún enfrentaría grandes riesgos de extinción si la caza furtiva no se controla adecuadamente.
  • Escenarios con Caza Furtiva Baja:
    • 1 Año con Caza Furtiva al 2.5%, 5%, y 7.5%: Proyectan que con una caza furtiva significativamente reducida, la población de rinocerontes negros podría recuperarse mejor, moviéndose hacia categorías de menor riesgo como En Peligro o Vulnerable.

Resumen de las Proyecciones:

editar
  • Escenarios Óptimos: En los casos donde la caza furtiva es mínima y las tasas de crecimiento poblacional son positivas, se observa una tendencia de recuperación más rápida de la población de rinocerontes negros, potencialmente sacándolos de la categoría de En Peligro Crítico.[26]
  • Escenarios Pesimistas: Con altas tasas de caza furtiva y bajas tasas de crecimiento poblacional, la especie podría permanecer en un estado crítico, con altas probabilidades de extinción en la naturaleza.[26]

Número de Individuos Maduros

editar

Datos del Grupo de Manejo de Rinocerontes de la SADC (SADC RMG) indican que, en promedio, aproximadamente el 55.8% de las poblaciones de rinocerontes negros son adultas. Este porcentaje se utilizó para convertir los umbrales de número de individuos maduros especificados en umbrales de número total equivalentes, ya que las estimaciones de abundancia generalmente están disponibles como números totales en lugar de números de individuos maduros.[26]

Los números de umbral equivalentes de rinocerontes totales (en comparación con los números de umbral de individuos maduros) bajo el criterio C, tomando el 55.8% de las poblaciones como adultas, fueron los siguientes:[26]

  • <448 (menos de 250 individuos maduros)
  • <4,480 (menos de 2,500 individuos maduros)
  • <17,920 (menos de 10,000 individuos maduros)

Acciones de Conservación

editar

Las acciones de conservación implementadas para el rinoceronte negro incluyen:[26]

  • Investigación y Monitoreo: Se ha desarrollado un Plan de Recuperación de Acción y existe un esquema de monitoreo sistemático para seguir el progreso de la especie.
  • Protección de Tierras/Agua: Se han identificado sitios de conservación a lo largo de toda su distribución. Entre el 91% y el 100% de la población está protegida en Áreas Protegidas (AP) y el rinoceronte negro habita al menos una de estas áreas protegidas.
  • Manejo de Especies: Existen planes de manejo de cosecha. La especie ha sido reintroducida exitosamente o introducida benignamente en algunas áreas y está sujeta a conservación ex-situ.
  • Educación: Se llevan a cabo programas recientes de educación y concienciación. La especie está incluida en la legislación internacional y está sujeta a controles internacionales de gestión y comercio.

Las acciones de conservación necesarias para el rinoceronte negro se enfocan principalmente en el manejo de especies, incluyendo el manejo de la cosecha y del comercio. Estas medidas son cruciales para garantizar la protección y el crecimiento de la población de rinocerontes negros, garantizando su supervivencia a largo plazo.

En cuanto a la investigación necesaria, se requiere un monitoreo constante de las tendencias de la población, los niveles de cosecha y las tendencias de comercio. Estos estudios proporcionarán datos vitales para evaluar la efectividad de las acciones de conservación y ajustar las estrategias según sea necesario.

Los rinocerontes negros han estado listados en el Apéndice I de CITES desde 1977. Todo comercio internacional comercial de rinocerontes negros y sus productos ha sido prohibido. Para ayudar a reducir el comercio ilegal y complementar las prohibiciones de comercio internacional de CITES, se implementaron medidas y legislaciones nacionales contra el comercio en la década de 1990 por varios estados consumidores. La protección adecuada en campo de las subpoblaciones de rinocerontes ha sido crítica. Muchos rinocerontes restantes están ahora concentrados en santuarios vallados, conservatorios, áreas de conservación de rinocerontes y zonas de protección intensiva donde los esfuerzos de aplicación de la ley pueden enfocarse a niveles adecuados. El monitoreo también ha proporcionado información para guiar la toma de decisiones de manejo biológico para gestionar las subpoblaciones de rinocerontes para un rápido crecimiento poblacional. Esto ha resultado en el traslado de animales excedentes para establecer nuevas poblaciones dentro y fuera del antiguo rango de la especie. Tras una disminución en el rendimiento reproductivo en algunas áreas, recientemente se ha aumentado el esfuerzo para mejorar el manejo biológico para incrementar las tasas de crecimiento de la metapoblación. También se están haciendo esfuerzos crecientes para integrar a las comunidades locales en los esfuerzos de conservación (más notablemente en la región de Kunene en Namibia). Estratégicamente, los rinocerontes negros son gestionados por varios actores (sector privado y estatal) en varios países, aumentando su seguridad a largo plazo.

A diferencia de los rinocerontes blancos del sur, la mayoría de los rinocerontes negros en tierras de propiedad privada son gestionados en base a la custodia para el estado. Desde la CoP13 de CITES, se han aprobado cuotas limitadas de caza deportiva para los dos estados del área de distribución con las mayores poblaciones (Sudáfrica y Namibia). La remoción de individuos específicos puede mejorar la conservación demográfica y/o genética. Además de las iniciativas locales y nacionales, existen varias iniciativas regionales africanas de conservación de rinocerontes: el Grupo de Manejo de Rinocerontes de SADC, el Grupo de Seguridad de Rinocerontes y Elefantes del África Meridional, y el Grupo de Manejo de Rinocerontes de la Comunidad de África Oriental. Además de los Planes Nacionales de Rinocerontes, existe un Plan Continental de Conservación de los Estados del Área de Distribución del Rinoceronte Africano. El Grupo de Especialistas en Rinocerontes Africanos de la CSE de la UICN es el organismo de coordinación continental para la conservación de rinocerontes africanos.

Amenazas

editar

Los rinocerontes negros enfrentan diversas amenazas. La principal amenaza para la especie es la caza ilegal (furtivismo) para abastecer el comercio internacional ilícito de cuernos de rinoceronte. Se estima que alrededor del 95% de los cuernos de rinoceronte obtenidos en África para los mercados ilegales de usuarios finales en el sudeste asiático provienen de esta fuente. El cuerno de rinoceronte ha tenido tradicionalmente dos usos principales: en la medicina china y como objeto ornamental. Recientemente, el cuerno de rinoceronte se ha convertido en un material muy apreciado para la fabricación de artículos tallados caros y de alto estatus, como cuencos y brazaletes. También se ha utilizado para producir mangos tallados de manera ornamental para dagas ceremoniales (jambiyas) usadas en Yemen y algunos países de Oriente Medio. Históricamente, los cuernos de rinoceronte también se han utilizado en la medicina tradicional china (como reductor de fiebre). Sin embargo, más recientemente, se ha observado que las virutas de las tallas se venden ilegalmente al mercado medicinal a precios más bajos que los artículos trabajados.[26]

Aunque los números del rinoceronte negro continúan aumentando a nivel continental, el furtivismo ha ralentizado el crecimiento general. Algunas poblaciones también han disminuido. La caza furtiva de rinocerontes negros alcanzó su pico en 2015 y ha ido disminuyendo desde entonces.

El aumento significativo del furtivismo desde 2007 ha elevado drásticamente los costos de protección y los riesgos para la inversión y el personal. Esto ha resultado en una reducción de los incentivos. Algunos propietarios privados en Sudáfrica se han deshecho de sus rinocerontes. Si esta preocupante tendencia continúa, amenaza con revertir la expansión del rango y tiene el potencial de reducir los presupuestos de conservación y los incentivos para conservar el rinoceronte negro de manera privada (tanto los de propiedad privada como los gestionados para el estado en base a la custodia, debido a la disminución de las ventas de animales vivos y al aumento significativo de los costos de protección). Para obtener más información sobre las amenazas, consulte el informe conjunto de IUCN/TRAFFIC sobre rinocerontes para la CITES CoP18.

La caza limitada de especímenes individuales específicos de rinoceronte negro macho en exceso para promover objetivos demográficos y genéticos de la meta población fue sancionada recientemente por la CITES. Sin embargo, actualmente los rinocerontes negros solo se venden abiertamente en Sudáfrica, mientras que, en todos los otros estados del área de distribución, los rinocerontes negros en tierras comunales o privadas se gestionan en régimen de custodia para el estado. Los rinocerontes negros están principalmente amenazados por la caza ilegal para obtener sus cuernos.

Los especímenes vivos para translocación se toman invariablemente de su hábitat natural, con la ocasional reintroducción de animales de zoológicos.

Referencias

editar
  1. Emslie, R. (2011). «Diceros bicornis». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2012.2 (en inglés). ISSN 2307-8235. Consultado el 4 de mayo de 2013. 
  2. Hillman-Smith, A.K.K. & Groves, C.P. (1994). «Diceros bicornis» (PDF). Mammalian Species (American Society of Mammalogists) (455): 1-8. JSTOR 3504292. doi:10.2307/3504292. 
  3. Rookmaaker, L.C. (2004). «Historical distribution of the black rhinoceros (Diceros bicornis) in West Africa» (PDF). African Zoology 39 (1): 63-70. 
  4. Wilson, Don E.; Reeder, DeeAnn M., eds. (2005). Mammal Species of the World (en inglés) (3ª edición). Baltimore: Johns Hopkins University Press, 2 vols. (2142 pp.). ISBN 978-0-8018-8221-0. 
  5. «White Rhino Extinct - Facts, Diet & Habitat Information» (en inglés estadounidense). Consultado el 14 de mayo de 2024. 
  6. Knight, Matthew (10 de noviembre de 2011). «Western black rhino declared extinct». CNN (en inglés). Consultado el 14 de mayo de 2024. 
  7. IUCN (14 de enero de 2020). Diceros bicornis: Emslie, R.: The IUCN Red List of Threatened Species 2020: e.T6557A152728945 (en inglés). International Union for Conservation of Nature. doi:10.2305/iucn.uk.2020-1.rlts.t6557a152728945.en. Consultado el 14 de mayo de 2024. 
  8. IUCN (14 de enero de 2020). Diceros bicornis ssp. longipes: Emslie, R.: The IUCN Red List of Threatened Species 2020: e.T39319A45814470 (en inglés). International Union for Conservation of Nature. doi:10.2305/iucn.uk.2020-1.rlts.t39319a45814470.en. Consultado el 14 de mayo de 2024. 
  9. Hillman-Smith, A. K. Kes; Groves, Colin P. (2 de junio de 1994). «Diceros bicornis». Mammalian Species (455): 1. doi:10.2307/3504292. Consultado el 14 de mayo de 2024. 
  10. Kurnit, Jennifer. «Diceros bicornis (black rhinoceros)». Animal Diversity Web (en inglés). Consultado el 14 de mayo de 2024. 
  11. Internet Archive, Richard (2004). No turning back : the life and death of animal species. New York : HarperCollins. ISBN 978-0-06-055803-1. Consultado el 14 de mayo de 2024. 
  12. «About the Black Rhino | FortWorthZoo Blog - Expedition: Education». web.archive.org. 22 de febrero de 2014. Consultado el 14 de mayo de 2024. 
  13. Mikula, Peter; Hadrava, Jiří; Albrecht, Tomáš; Tryjanowski, Piotr (19 de marzo de 2018). «Large-scale assessment of commensalistic–mutualistic associations between African birds and herbivorous mammals using internet photos». PeerJ (en inglés) 6: e4520. ISSN 2167-8359. PMC 5863707. PMID 29576981. doi:10.7717/peerj.4520. Consultado el 14 de mayo de 2024. 
  14. Weeks, P. (1 de marzo de 2000). «Red-billed oxpeckers: vampires or tickbirds?». Behavioral Ecology 11 (2): 154-160. doi:10.1093/beheco/11.2.154. Consultado el 14 de mayo de 2024. 
  15. Pettigrew, John D.; Manger, Paul R. (2008-03). «Retinal ganglion cell density of the black rhinoceros ( Diceros bicornis ): Calculating visual resolution». Visual Neuroscience (en inglés) 25 (2): 215-220. ISSN 0952-5238. doi:10.1017/S0952523808080498. Consultado el 14 de mayo de 2024. 
  16. a b c d e f g h IUCN (14 de enero de 2020). Diceros bicornis: Emslie, R.: The IUCN Red List of Threatened Species 2020: e.T6557A152728945 (en inglés). International Union for Conservation of Nature. doi:10.2305/iucn.uk.2020-1.rlts.t6557a152728945.en. Consultado el 14 de mayo de 2024. 
  17. «RRC: The mammals of the tenth edition of Linnaeus; an attempt to fix the types of the genera and the exact bases and localities of the species». www.rhinoresourcecenter.com. Consultado el 14 de mayo de 2024. 
  18. Rookmaaker, L. C. (2005-04). «Review of the European perception of the African rhinoceros». Journal of Zoology (en inglés) 265 (4): 365-376. ISSN 0952-8369. doi:10.1017/S0952836905006436. Consultado el 14 de mayo de 2024. 
  19. http://www.rhinoresourcecenter.com. «RRC: Rhino Resource Center». www.rhinoresourcecenter.com. Consultado el 15 de mayo de 2024. 
  20. Groves, C.P. (1967). "Geographic variation in the black rhinoceros (Diceros bicornis Linnaeus, 1758)". Zeitschrift für Säugetierkunde (32): 267–276.
  21. Groves, Colin; Grubb, Peter (15 de noviembre de 2011). Ungulate Taxonomy (en inglés). JHU Press. ISBN 978-1-4214-0093-8. Consultado el 15 de mayo de 2024. 
  22. "Mammals." EDGE of Existence. N.p., n.d. Web. 23 October 2013.
  23. Geraads, Denis (27 de junio de 2005). «Pliocene Rhinocerotidae (Mammalia) from Hadar and Dikika (Lower Awash, Ethiopia), and a revision of the origin of modern african rhinos». Journal of Vertebrate Paleontology (en inglés) 25 (2): 451-461. ISSN 0272-4634. doi:10.1671/0272-4634(2005)025[0451:PRMFHA]2.0.CO;2. Consultado el 15 de mayo de 2024. 
  24. «RRC: Rhinocerotidae». www.rhinoresourcecenter.com. Consultado el 15 de mayo de 2024. 
  25. Liu, Shanlin; Westbury, Michael V.; Dussex, Nicolas; Mitchell, Kieren J.; Sinding, Mikkel-Holger S.; Heintzman, Peter D.; Duchêne, David A.; Kapp, Joshua D. et al. (2021-09). «Ancient and modern genomes unravel the evolutionary history of the rhinoceros family». Cell (en inglés) 184 (19): 4874-4885.e16. doi:10.1016/j.cell.2021.07.032. Consultado el 15 de mayo de 2024. 
  26. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q IUCN (14 de enero de 2020). Diceros bicornis: Emslie, R.: The IUCN Red List of Threatened Species 2020: e.T6557A152728945 (en inglés). International Union for Conservation of Nature. doi:10.2305/iucn.uk.2020-1.rlts.t6557a152728945.en. Consultado el 15 de mayo de 2024. 

Enlaces externos

editar