Abrir menú principal

Romanización (transliteración)

representación de un idioma escrito o hablado mediante el uso del alfabeto latino
La palabra "idioma chino" o "Mandarin" con caracteres chinos tradicionales (國語), simplificados (国语), y romanizado con los sistemas: pinyin (guóyǔ), gwoyeu romatzyh (gwoyeu), Wade-Giles (kuo23) y Yale (gwo2yu3).

La romanización o latinización es la representación de un idioma escrito o hablado mediante el uso del alfabeto latino. Normalmente el método incluye la transliteración para la representación de la lengua escrita y la transcripción para representar la palabra hablada.

La transcripción fonética más habitual, común por ejemplo en diccionarios de idiomas, utiliza el Alfabeto Fonético Internacional (AFI). Sin embargo, la transliteración desde otros idiomas cuenta con muchas versiones, estándares o convenios que han ido cambiando con los años y que varían por cada idioma.

Romanización específicosEditar

La lista a continuación puede estar incompleta, ver también Categoría:Romanización

ÁrabeEditar

El alfabeto árabe se utiliza para escribir árabe, persa, urdo y pastún, entre otros muchos idiomas del mundo musulmán, aunque también otros idiomas que no contaban con alfabeto adoptaron este alfabeto como por ejemplo algunas lenguas bereberes. Los diferentes estándares adoptados incluyen entre otros:

GriegoEditar

  • ISO 843 establece un sistema para la transliteración y/o transcripción de los caracteres griegos a los latinos, independientemente del período histórico al que pertenezcan, por ejemplo se puede emplear en el griego moderno o el griego antiguo. Reemplaza la norma ISO/R 843.[2]
  • Método de la UNGEGN
  • Beta Code

BúlgaroEditar

RusoEditar

Transliteración científica

ChinoEditar

Chino mandarínEditar

Chino cantonésEditar

JaponésEditar

JeroglíficosEditar

Los jeroglíficos del Antiguo Egipto, no tienen un sistema unificado de transcripción, por los escasos conocimientos de la fonética real de la grafía. La inmensa mayoría de las transcripciones de esta lengua son de naturaleza teórica.

CoreanoEditar

PersaEditar

La romanización y la influencia del inglésEditar

Actualmente, la amplia difusión y uso del idioma inglés como lengua franca en medios de comunicación de masas, está afectando a la correcta romanización de extranjerismos al español. Por ejemplo, el fundador de la república China, en chino tradicional es 毛泽东 y la romanización Wade-Giles es "Mao Tsê-tung", sin embargo se ha generalizado el uso de "Mao Zedong" mas fácil de pronunciar para los hablantes del inglés pero que, al pronunciar en español, se hace de manera totalmente alejada e inteligible para un hablante de chino. El sistema Wade-Giles, se aproxima mas en este caso de como se debería de pronunciar en español:   ˈmaʊ dzəˈdʊŋ .[6]

Ver tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «DMG». dmg-web.de. Consultado el 2 de marzo de 2019. 
  2. «ISO 843:1997». Organización Internacional de Normalización (en inglés). Consultado el 2 de marzo de 2019. 
  3. «Antarctic Place-names Commission. Republic of Bulgaria, Ministry of Foreign Affairs». web.archive.org. 16 de junio de 2007. Consultado el 2 de marzo de 2019. 
  4. «Таблица за транслитерация на българската азбука в английската азбука». web.archive.org. 1 de diciembre de 2006. Consultado el 2 de marzo de 2019. 
  5. «Закон за транслитерацията – Уикиизточник». bg.wikisource.org. Consultado el 2 de marzo de 2019. 
  6. Bargalló, Luis Cortés (1 de enero de 1998). La lengua española y los medios de comunicación (1ª edición). México: Siglo XXI. p. 75. ISBN 9789682321108. Consultado el 2 de marzo de 2019.