Abrir menú principal

Video bajo demanda

sistema que permite a los usuarios elegir y visualizar/escuchar vídeo o audio bajo demanda

El vídeo bajo demanda (VBD), (en inglés video on demand, VOD) o televisión a la carta, es un servicio OTT de televisión. Esta modalidad de difusión de contenidos multimedia, permite al usuario acceder a un contenido concreto, en el momento que lo solicita, visualizándolo en línea en su dispositivo.[1]

HistoriaEditar

Uno de los primeros sistemas de VOD comercial fue puesto en marcha experimentalmente en Hong Kong durante 1990, pero fracasó al poco tiempo debido a que los CD eran mucho más baratos y que la televisión por suscripción no era común en Hong Kong.

A partir del 1994 se desarrolla un servicio de VOD por parte de la televisión interactiva de Cambridge en Inglaterra. Este servicio proporcionaba video y datos a 250 hogares y escuelas conectadas a la red de cable de Cambridge (más tarde parte de NTL y actualmente Virgin Media). La retransmisión con MPEG-1 fue difundido a través de una red ATM de un servidor de medios de comunicación ICL con STB, diseñado por Acorn Online Media. El sistema se inició con una velocidad de 2 Mbps por casa y posteriormente aumentó a 25 Mbps. Los contenidos fueron suministrados por la BBC y Anglia TV, pero el proyecto concluyó en 1996 debido a la dificultad en la obtención de contenidos.

En 1998, Kingston Comunications se convirtió en la primera compañía británica en lanzar un servicio de VOD plenamente comercial y la primera en integrar la televisión abierta y acceso a Internet a través de un único descodificador mediante la entrega de propiedad intelectual a través de ADSL. En 2001 Kingston Interactive TV había atraído a 15.000 suscriptores y después de una serie de ensayos el servicio HomeChoice se desplegó en 1999 en Londres. Posteriormente, aumentó el número de clientes hasta 40.000, para que luego fueran comprados por Tiscali en 2006. En la actualidad los sistemas VOD están ampliamente desplegados por todas partes de Estados Unidos y desde 2006 ya se contabilizan más de 140 servicios en Europa.

FuncionalidadEditar

El sistema contiene las funciones básicas de video, como la opción de detener el programa o reanudarlo a voluntad del mismo cliente, llevarlo hacia delante y hacia atrás, ponerlo a cámara lenta o en pausa; son los llamados modos trampa. Además VOD permite al usuario disponer del programa deseado sin depender de horarios fijos de programación. El espectador dispone de una amplia oferta de programas para visualizar o realizar un pago por ciertos programas como en el caso de pago por visión. El cliente está conectado a un servidor de vídeo bajo demanda que dispone de un sistema alternativo a los tradicionales alquileres de películas.

En los sistemas de retransmisión basados en disco existe la necesidad de un procesamiento adicional, ya que los archivos separados de avance rápido y retroceso deben ser almacenados en unidades de disco duro. En cambio, los sistemas basados en memoria pueden ejecutar estos sistemas directamente desde la RAM ya que no necesita almacenamiento adicional.

Hay dos posibles maneras de distribución de VOD. El primero es a través de LAN, en la que se puede realizar una distribución mucho más rápida a los usuarios. En cambio, si se hace a través de WAN la respuesta es más lenta pero el alcance será mucho mayor.

Los servicios de descarga VOD son posibles en casas con conexión vía cable (óptico o coaxial) o bien ADSL. VOD utiliza protocolos en tiempo real, como por ejemplo protocolo de transporte en tiempo real (RTP) sobre el protocolo de datagramas de usuario (UDP) con el protocolo de control en tiempo real (RTCP). Un buen complemento sería un protocolo de reserva de recursos (RSVP).

TiposEditar

TransaccionalEditar

El vídeo bajo demanda transaccional (TVoD, por sus siglas en inglés) es un sistema de pago por visión de contenidos audiovisuales basado en el que disponen los videoclubs. El usuario adquiere los derechos de visionado de un contenido audiovisual a un bajo precio y durante un tiempo determinado. La principal diferencia con los videoclubs es que el usuario puede visualizar los contenidos desde internet, a través de un ordenador o un dispositivo móvil, sin necesidad de reproductor DVD ni televisor. Los servicios de vídeo bajo demanda transaccionales también suelen permitir la descarga de los contenidos adquiridos para visualizarlos sin acceso a internet hasta que finalice el periodo de alquiler.

En diferidoEditar

El vídeo bajo demanda en diferido o push video on demand es una técnica utilizada por diferentes difusores en los sistemas que carecen de la interactividad para proporcionar un video bajo demanda de verdad, que les permite simular dicho sistema de vídeo bajo demanda. Un sistema VoD en diferido utiliza una grabadora de video personal o PVR para grabar automáticamente una selección de la programación, que a menudo se transmite durante la noche, con la capacidad de repuesto. Los usuarios pueden ver la programación descargada en cualquier momento. Como el contenido de esta programación ocupa un espacio en el disco duro PVR, éste suele ser eliminado después de una semana para liberar espacio y dejar sitio a nuevos programas. El hecho de que el espacio sea limitado en el disco duro PVR significa que la flexibilidad y la selección de los programas disponibles en estos sistemas es más restringido que en los demás sistemas VOD.

En redifusiónEditar

El vídeo casi bajo demanda o near video on demand es un sistema de pago por visión utilizado por difusores multicanal. Este sistema utiliza una distribución con un altísimo ancho de banda, prácticamente igual al de los satélites y televisión por cable. Se transmiten varias copias del programa en pequeños intervalos de tiempo (unos 30 minutos), de este modo cualquier usuario puede ver el contenido desde el inicio sin tener que depender del horario. Otro servicio asociado, es el de programación almacenada o catch-up TV, que pone a disposición del usuario, toda la programación de los canales de la plataforma, durante un periodo posterior a la emisión original.

Situación por paísEditar

ChileEditar

En Chile, el sistema de video bajo demanda está disponible en los principales operadores de televisión de pago.

EspañaEditar

En España, el sistema de video bajo demanda está siendo impulsado por los operadores de televisión de pago a través de múltiples dispositivos conectados: decodificadores, aplicaciones para ordenadores personales y dispositivos móviles, y aplicaciones para televisores inteligentes. Estos servicios sólo pueden estar disponibles en la televisión por cable e IPTV, puesto que es imprescindible una conexión bidireccional, que el satélite o la TDT no permiten.

Movistar+ envía en cada momento el programa seleccionado por el usuario sobre su línea telefónica empleando tecnologías DSL, y FTTH para contenidos en alta definición. Dispone de su propio servicio llamado Yomvi, en aplicaciones para computadoras personales y dispositivos móviles.[2]

Vodafone TV heredó de Ono, además de su red de cable, un sistema de video a la carta bajo la denominación Ojo, disponible a través de su decodificador TiVo.[3]

Orange TV también presentó el servicio de video bajo demanda en su modalidad de televisión.[4]

Las tres cableras del norte del país, R, Telecable y Euskaltel, disponen de su propio servicio de video bajo demanda.[5][6]

Plataformas

MéxicoEditar

En México, el sistema de vídeo bajo demanda es cada vez mas usado, principalmente son ofrecidos por operadores que ofrecen servicios de telecomunicaciones a base de paquetes de contratación. Las principales empresas en México que ofrecen este tipo de contenido son Izzi de Televisa con su servicio de streaming Blim, Telmex de América Móvil con el servicio Claro Video, la empresa Cinépolis con Cinépolis Klic, Megacable con su servicio Xview, MVS Comunicaciones con su plataforma Dish Movil, Maxcom con su plataforma Yuzu TV y Cinema UNO que ofrece un servicio enfocado a las películas independientes. Esto a permitido al consumidor visualizar los contenidos en diferentes dispositivos digitales y en otras plataformas.

Plataformas
  • Blim
  • Claro Video
  • Cinépolis Klic
  • Xview
  • Dish Móvil
  • Yuzu TV
  • Cinema UNO
  • FilmInLatino

LegalidadEditar

Los sistemas VOD hacen referencia, generalmente, a los mecanismos de funcionamiento legítimo de acuerdo con las leyes actuales. Las motivaciones actuales para un futuro desarrollo se remontan a la creación de redes peer to peer y el desarrollo de software para compartir archivos como por ejemplo Bit Torrent. Estas innovaciones demostraron que técnicamente es posible ofrecer al consumidor, cada una de las películas que se producen. De este modo se consigue no cargar al proveedor con todo el coste de subir información para que el cliente que lo desee, pueda recibirla.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar