Wikiproyecto:Rascacielos/Convenciones/Nombres de artículos

Esta convención pretende resolver el problema de si se deben traducir o no los nombres de rascacielos que estén en un idioma diferente del español. Lo he escrito yo (JGRG), basándome en lo acordado en la discusión del wikiproyecto, pero añadiendo partes importantes según mi opinión sobre el tema. Esta convención fue aceptada en la discusión del Wikiproyecto en marzo de 2016.

HistoriaEditar

El tema de traducción de nombres de rascacielos siempre ha sido un tema espinoso en la Wikipedia en español. En realidad, el problema es más extenso, ya que se puede aplicar también a nombres de cualquier edificio, plaza, calle, parque, puente… Aunque lo establecido aquí se dirige únicamente a edificios, y en particular rascacielos, en cierta medida se puede extender a estos artículos. Habitualmente, algunos wikipedistas preferían los nombres traducidos (y, en consecuencia, creaban artículos con estos nombres y renombraban artículos con nombres sin traducir), mientras que otros defendían y ponían en práctica la postura contraria sin que hubiera un consenso sobre ello.

La creación del Wikiproyecto:Rascacielos en 2012 supuso inevitablemente la aparición de esta cuestión. No tengo constancia de que se haya discutido en profundidad anteriormente.[1]​ El 16 de enero de 2013 propuse en el café una discusión para acordar una política global para la cuestión, a raíz de un comentario en la discusión del Anexo:Edificios más altos de Shanghái. Se debatió sobre algunas cuestiones interesantes,[2]​ pero la falta de una redacción de la política hizo que siguiera la confusión en el asunto.

Unos años más tarde, el 4 de octubre de 2015, surgió de nuevo la discusión en el wikiproyecto, esta vez entre Dr. 2000 y yo, a raíz de algunos traslados. Esta discusión supuso el inicio de la verdadera coordinación en el wikiproyecto de los nombres de los rascacielos. Las conclusiones a las que se llegaron se basaron en el equilibrio entre nuestras posturas, una más favorable a traducir y otra menos. Se acordó seguir la política de títulos y se coincidió en que no se debían traducir artificialmente nombres de rascacielos. Sin embargo, de nuevo faltó que se plasmaran sin ambigüedades las convenciones acordadas. Esta discusión se desarrolló sobre todo "edificio a edificio," planteamiento que considero muy conveniente dado que la decisión más correcta depende de ciertos condicionantes de cada edificio, como veremos posteriormente.

En febrero de 2016, volvió a surgir la discusión en el wikiproyecto, esta vez propuesta por Doblecaña. Doblecaña propuso por fin una política coherente sobre el tema, que en esencia es la que se desarrolla y justifica aquí, que aparentemente fue aceptada por todo el wikiproyecto. No obstante, a raíz de la oposición de un usuario externo al wikiproyecto a esa decisión,[3]​ me surgió la idea, consensuada con otros usuarios del proyecto, de redactar este artículo, con el objetivo de que quede clara nuestra postura (ya que en muchas ocasiones es malinterpretada) y pueda ser vista y aceptada por toda la comunidad si así lo considera.

Otra discusión interesante sobre el tema surgió en la CAD de Trump International Hotel and Tower (que llevé yo aunque el artículo fue redactado por Doblecaña), en la que el usuario EfePino propuso que se renombrara "Torre Trump."[4]​ Ahí también se ofrecen algunos argumentos, quizá más concretos, a los que recurriremos en algunas secciones.

Primeras aproximacionesEditar

Para empezar a elaborar una política coherente sobre el tema vamos a empezar averiguando qué afirman las principales entidades que debemos tener en cuenta: en primer lugar las propias políticas de Wikipedia, luego la RAE, institución fundamental del idioma español, y por último CTBUH y Emporis, dos de las páginas webs más importantes sobre rascacielos. Es importante señalar que, hasta la última sección, nos dedicaremos casi exclusivamente a edificios cuyos nombres locales están en idiomas que se escriben con el alfabeto latino.

Políticas de WikipediaEditar

Las convenciones de títulosEditar

La política que más fuerza tiene en este asunto son lógiamente las convenciones de títulos, que en ocasiones son malinterpretadas basándose en WP:ENESPAÑOL e ignorando WP:UNC. Veamos lo que afirman en realidad:

El principio general es que los títulos deben ser formulados de tal manera que puedan ser localizados con la mayor facilidad posible por las personas hispanohablantes que consultan Wikipedia en español. Aparte de ello, los criterios más importantes, que se explican más adelante, son los siguientes: simplicidad, precisión, uso de mayúsculas y pluralización.
[…]
Como todas las convenciones, tampoco estas constituyen unas reglas fijas. A veces deberá primar el sentido común o la visión práctica sobre las reglas establecidas.

Como vemos, el principio fundamental que establecen las convenciones de títulos es emplear el nombre más usado en español para no generar confusión. Posteriormente, también se recoge el principio de que los nombres deben estar en español, argumento usado a menudo por aquellos partidarios de traducir todos los nombres:

El título debe redactarse en español. Si le interesa reflejar también el artículo en un idioma distinto, ello se hará en las primeras líneas de texto escribiendo en tal caso el nombre en cursivas.
Excepcionalmente se indicará el nombre en otro idioma que el español, cuando sea ese el que normalmente se utilice en los países de habla hispana.

Por tanto, la propia política contempla excepciones a este principio,[5]​ excepción en la que como veremos posteriormente con datos objetivos se encuentran muchos rascacielos, y de todos modos este principio está por debajo del nombre más común. De hecho, en ocasiones entra en contradicción con esta norma.[6]​ Por último, la política recoge como otro principio usar los nombres más conocidos, aunque se deriva de lo anterior:

En general, los artículos deberían residir en el nombre más comúnmente usado para el tema sobre el que trata el artículo. Otros nombres menos utilizados, pero que podrían ser referidos, deberían nombrarse en el artículo y ser páginas de redirección.

Limitaciones de las convencionesEditar

Las convenciones de títulos son, en mi opinión, demasiado escuetas e insuficientes. Los principios generales que recoge en la primera parte son razonables y estamos de acuerdo con ellos, aunque quizá se explican demasiado poco y no se detalla cuándo puede haber excepciones, lo que facilita malentendidos (algo favorecido por el hecho de que WP:ENESPAÑOL y WP:UNC son contradictorias en algunas ocasiones). Además, dicha política recoge posteriormente una serie de convenios específicos para artículos concretos. No hay ninguna de nuestro tema, ni siquiera ninguna que se pueda extender o adaptar a él. Es especialmente interesante señalar esto ya que algunos de estos "convenios específicos" contradicen a uno o varios de los principios generales recogidos anteriormente, por ejemplo la política sobre nombres de películas.[7]

Más allá de estas cuestiones, en Wikipedia siempre el sentido común tiene prioridad sobre las políticas, y en caso de discrepancia se deben incumplir las normas. De todos modos, insisto en que todo esto no será necesario ya que la política que aquí proponemos es totalmente coherente con las convenciones globales de títulos.

Otras políticas de WikipediaEditar

En relación a la traducción de nombres propios, es importante recordar lo que afirman dos políticas de Wikipedia:

  • Uno de los pilares fundamentales de Wikipedia es que no es una fuente primaria. En particular, esto quiere decir que no podemos inventarnos traducciones si no contamos con el respaldo de su uso en fuentes fiables.[8]
  • También puede resultar relevante acudir a las convenciones de nombres propios. Sin embargo, estas convenciones no aportan nada a la cuestión que nos ocupa ya que no la tratan.

¿Qué hacen las otras Wikipedias?Editar

Lo que hagan las Wikipedias en otros idiomas no es un argumento suficiente para justificar lo que debemos hacer en la Wikipedia en español. No obstante, creo que resulta ilustrativo averiguar qué hacen en relación a este tema. El resultado es que predominan claramente los nombres sin traducir,[9]​ salvo en ciertos artículos que coinciden en su mayor parte con los que, en mi opinión, se deben traducir.[10]

RAEEditar

No he encontrado ninguna norma de la RAE sobre el caso concreto de traducción de nombres de edificios. No obstante, podemos acudir a las normas de traducción de topónimos para intentar aportar algo de luz. Los nombres de edificios no son topónimos, pero tienen en común con ellos que son nombres propios que designan lugares. Incluimos a continuación un resumen de estas normas:

Cada uno de los topónimos ha recibido un tratamiento diferente de acuerdo con su adscripción a uno de los siguientes grupos:
1. Topónimos con forma tradicional plenamente vigente en español. Se prefiere la forma española, a no ser que haya caído en desuso o se haya producido un cambio de denominación.
2. Topónimos que carecen de forma adaptada al español y se emplean tradicionalmente con la grafía propia de la lengua local o con la grafía correspondiente a una lengua puente. Se respetan estas grafías, incluso en lo concerniente a su acentuación, por tratarse de formas ya asentadas en el uso.
3. Topónimos cuya forma tradicional en español ha caído en desuso en favor de la forma local. Se da primacía a la forma local.
4. Topónimos con cambio de denominación oficial en favor de la forma local, pero que cuentan con una forma tradicional española plenamente vigente. Se prefiere la forma española.

Vemos por tanto que la RAE, aunque se suele caracterizar por una cierta reivindicación de los nombres españoles frente a influencias extranjeras, reconoce el uso de topónimos extranjeros cuando su uso es predominante en español, aunque exista una traducción. Obviamente, cuando es predominante el nombre traducido o adaptado a español, se da primacía a esta forma. Es fácil extrapolar esta filosofía al caso que nos ocupa, y de hecho nuestra propuesta es muy similar a lo que afirma la RAE en estas normas.

CTBUH y EmporisEditar

El Consejo de Edificios Altos y Hábitat Urbano (CTBUH por sus siglas en inglés) es la institución mundial más importante sobre rascacielos. Las convenciones del CTBUH no incluyen comentarios sobre el nombre con el que se deben designar los edificios, pero en sus listas y páginas de edificios el criterio que sigue es claro: prácticamente siempre emplea el nombre del edificio en su idioma original.[11][12]

Los criterios del CTBUH no son aplicables directamente a Wikipedia, ya que, entre otras cosas, la página del CTBUH es en otro idioma, el inglés. No obstante, sus criterios son un reconocimiento a la importancia del nombre oficial del edificio frente a las traducciones indiscriminadas por parte de la institución mundial sobre rascacielos que no debe ser menospreciado.

Con Emporis, una de las páginas webs más importantes sobre edificios, sucede algo parecido al CTBUH. En este caso, Emporis sí que resume su criterio al respecto en los Emporis Standards.[13]​ Estamos de nuevo ante un reconocimiento de la importancia del nombre oficial.

Hacia una política coherente: el nombre más usadoEditar

Como conclusión de lo visto en la sección anterior, podemos aceptar como punto de partida para la política el uso del nombre empleado con más frecuencia en español, algo que parece bastante lógico. No solo lo reconoce así la política de Wikipedia, que es la que más influencia debe tener, sino que también lo acepta la RAE.

Limitaciones del nombre más usadoEditar

Aunque, repetimos, el "nombre más usado" es un buen punto de partida para una política coherente, presenta algunas limitaciones, especialmente relacionadas con la puesta en práctica de esta política. En concreto, las limitaciones más relevantes son:

  • ¿Cómo determinar cuál es el nombre más usado?
  • ¿Qué hacer cuando no hay un claro ganador o no se puede determinar el nombre más usado?
  • El nombre más usado puede no ser el más apropiado

En los apartados siguientes desarrollamos cada uno de los problemas y proponemos una solución en la medida de lo posible.

Cómo determinar el nombre más usadoEditar

Este es el primer problema que se plantea a la hora de la aplicación práctica, y obviamente es de fundamental resolución si queremos poder aplicarla. A continuación comentamos diferentes aproximaciones posibles.

Simple percepciónEditar

Esta es también la primera aproximación al problema, pero tiene un inconveniente importante: es totalmente subjetiva y se basa en las experiencias de cada uno, por tanto las percepciones de personas diferentes pueden variar. En la práctica, esto sucede en bastantes ocasiones, y han sido frecuentes este tipo de discusiones.[14]​ Por tanto, este método no es suficiente para llegar a conclusiones. No obstante, no debe despreciarse totalmente, ya que en ocasiones se pueden llegar a acuerdos entre usuarios basándose en la percepción y quizá algo más. Los usuarios siempre tienen que mantener el sentido común presente a la hora de tomar este tipo de decisiones, e incluir también su percepción.

Búsqueda en internetEditar

Para encontrar datos objetivos, la siguiente opción sería buscar en internet ambos nombres (el original y la posible traducción o traducciones) y determinar cuál aparece en más ocasiones. En principio, es un sistema más objetivo, pero tiene problemas importantes:

  • Puede conducir a una guerra en la que cada usuario aporta más páginas para superar al contrario o intenta descalificar las páginas del contrario diciendo que no son fiables o válidas.[15]
  • El número total de páginas en español que mencionen el edificio puede ser muy escaso.
  • Se pueden encontrar muchas páginas con malas traducciones, copias de Wikipedia o con poca relevancia. En la práctica, este tipo de páginas representan un porcentaje muy importante del total de páginas que mencionan a muchos rascacielos.

Como conclusión, la búsqueda en internet puede reportar conclusiones relevantes, pero hay que tener precaución con algunas situaciones. En algunos casos, puede mostrar con claridad qué nombre predomina, pero en otros casos puede no ser concluyente, ya porque no haya apenas páginas fiables o porque el uso esté muy repartido. En este caso habrá que encontrar alguna solución.

Es posible entrecomillar la búsqueda en Google y seleccionar "páginas en español" en "herramientas de búsqueda" para averiguar el total de menciones de cada nombre en páginas en español, pero de esta manera se pueden incluir muchas páginas de baja calidad y poca fiabilidad, incluso en ocasiones hay errores al catalogar páginas en español. De todos modos, es un buen modo de obtener una primera aproximación del uso de ambos términos en español.[16]

El NGram ViewerEditar

El NGram Viewer (en) es una herramienta de Google que permite consultar y comparar la aparición de distintos n-gramas (secuencias de una o varias palabras seguidas) en multitud de libros en varios idiomas. Además, se representa la evolución de su uso a lo largo del tiempo.[17]​ Por tanto, es una herramienta muy útil para la cuestión que nos ocupa. No solo dispone de una base de datos amplísima, sino que las apariciones que muestra son de libros, por tanto fuentes fiables. A pesar de todas estas virtudes, tiene un gran defecto: que solo aparecen datos de edificios muy relevantes o conocidos, ya que el resto tienen muy pocas o ninguna mención en libros. He realizado numerosas pruebas con esta herramienta y solo aporta datos sobre unos cuantos rascacielos.[18]​ Además, dado que los datos solo llegan hasta 2008, es imposible consultar edificios construidos más recientemente. En resumen, el NGram Viewer es seguramente la herramienta más científica y fiable para determinar el nombre más común en español. Por tanto, considero que debe consultarse siempre que haya un conflicto en el nombre de un edificio, al igual que una calle, parque, ciudad…, y darle importancia, siempre y cuando aporte estos datos,[19]​ cosa que lamentablemente no sucederá con demasiada frecuencia.

¿Qué hacer en caso de que no pueda determinarse cuál es el nombre más usado?Editar

En el apartado anterior hemos explorado distintas maneras de determinar cuál es el nombre más usado, que en principio es el que debemos usar en Wikipedia por lo expuesto anteriormente. Sin embargo, también hemos mostrado las limitaciones de cada uno de ellos, y lo cierto es que en numerosos casos estos métodos no serán concluyentes, bien porque no aporten datos o porque estén tan repartidos que sea imposible determinar cuál es el más usado. En este caso, lo más aconsejable es usar el nombre original, ya que es el nombre oficial del edificio y no podemos traducir sin contar con el respaldo de fuentes fiables ya que Wikipedia no es una fuente primaria. De todos modos, ocasionalmente puede haber otros factores que deban ser tenidos en cuenta para tomar la decisión. En estos casos, lo mejor es abrir una discusión en el Wikiproyecto o la página de discusión del artículo y, como siempre, usar el sentido común.

El nombre más usado puede no ser el más apropiadoEditar

Puede suceder que el nombre más usado no sea el más apropiado para usarse en una enciclopedia.[20]​ Esta situación se puede producir cuando se emplea una abreviatura (tipo el Bernabéu, Barajas, la Castellana…), un apodo o un nombre incorrecto (robo en lugar de hurto, Gran Bretaña en lugar del Reino Unido…). Es importante evitar estas situaciones a la hora de traducir artículos de rascacielos. Muchas páginas con nombres traducidos son de mala calidad y su contenido son malas traducciones (cierto que también puede pasar con páginas que empleen nombres sin traducir), por tanto no se deben de tener en cuenta, como ya hemos dicho anteriormente. En otros casos se usan abreviaciones que no deberán ser el nombre del artículo en Wikipedia. Como ejemplo pondré usar "Empire State" en lugar de "Empire State Building." Es cierto que es frecuente referirse así al edificio, sobre todo coloquialmente, pero desde luego que no es el nombre a usar en la enciclopedia, ya que en este caso el Building forma parte del nombre (frente a otros casos como Eurasia, Latitude en los que no es así).

Edificios con nombres en otros alfabetosEditar

Hasta ahora nos hemos centrado únicamente en idiomas con el alfabeto latino, el mismo que emplea el español, como el inglés, el francés, el italiano, el alemán, el turco o el malayo, pero naturalmente también hay rascacielos en países que usan otros alfabetos como el cirílico, el griego, el chino, el japonés o el árabe.

En principio, podemos aplicar los mismos criterios que para el resto de edificios, pero pronto aparecen los problemas. El primer problema es que nunca podremos emplear el nombre original del edificio en el idioma correspondiente, ya que al no compartir alfabeto no sería legible para el lector hispanohablante.[21]​ No obstante, la solución a este problema es fácil: la transliteración, obviamente solo en los casos en los que se deba emplear el nombre original del edificio.

Pero la situación es mucho más compleja, y la casuística muy variada. Por esto, será aconsejable discutir estos asuntos en la discusión del Wikiproyecto. Aunque quizá se puedan establecer algunos principios comunes para todos los nombres en cierto alfabeto o idioma, debido a la ya dicha variedad de circunstancias, inevitablemente se hará necesario un enfoque "edificio por edificio."

No obstante, creo que en esta página se deben comentar algunas situaciones que pueden producirse y qué principios deben determinar la decisión. Ya hemos dicho que la política general puede valer como primera aproximación a esta cuestión. La regla del "nombre más usado en español" sigue siendo válida en este caso, aunque con las mismas limitaciones que en todos los casos.

En los casos en los que no se pueda determinar cuál es el nombre más usado, deberemos recurrir también al nombre oficial del edificio. Aquí es donde puede surgir la confusión, ya que en algunos casos el nombre usado en las páginas inglesas es una traducción al inglés del nombre original, que por tanto no tendrá validez de nombre oficial (posteriormente veremos que en algunos casos el nombre inglés sí tiene validez), mientras que en otras el nombre en el idioma local es una transliteración de un nombre inglés, o directamente el nombre inglés sin transliterar.

En el primer caso, habrá que decidir entre transliterar o traducir el nombre original. Para tomar esta decisión, deberá tenerse en cuenta lo que hacen las páginas webs oficiales del edificio, arquitecto, promotora… en el idioma local y en otros idiomas, así como el nombre que les da el CTBUH, Emporis y otras páginas de rascacielos. La diferente predominancia de traducciones o transliteraciones puede ser indicativo de lo que debemos hacer. Como ejemplos de traducciones podemos poner Ciudad de Capitales, [22]​ y como ejemplo de transliteraciones, Jin Mao, OKO, Burj Khalifa y Burj al Alam.

En el segundo caso, sin embargo, el nombre inglés si tiene validez ya que es el nombre oficial del edificio en el idioma local, y por tanto será el que deba emplearse. Como ejemplos de edificios que usan el nombre en inglés pese a que el idioma local use otro alfabeto está Sky Towers (Kiev) (uk), y como ejemplos de edificios que lo transliteran está Mercury City Tower (ru). También puede suceder que en el idioma local coexista el uso del nombre inglés junto con otros nombres y se use por ejemplo para comercialización o publicidad. En estos casos, se puede usar el nombre inglés ya que es usado por fuentes oficiales del edificio, aunque algunas ocasiones pueden requerir un enfoque distinto.

¿De verdad se pueden traducir algunos nombres?Editar

Durante todo esta página nos hemos centrado en si deben traducirse o no los nombres de edificios. Sin embargo, también es pertinente dedicar una pequeña sección a estudiar si pueden traducirse, es decir, si son correctas las traducciones, en particular de algunos nombres. Esto tiene especial relación sobre la sección "el nombre más usado puede no ser el más apropiado."

En Wikipedia hemos tenido artículos como Centro financiero internacional de Shanghái, Centro comercial internacional Diwan, Nueva Torre Mundial de Hong Kong o Torre Ciudad Mercurio. Lo curioso es que en países hispanohablantes hay algunos edificios con nombres ingleses: por ejemplo, los numerosos World Trade Center o la ya mencionada Trump Ocean Club International Hotel & Tower de Panamá. No solo sucede en edificios en países hispanohablantes, sino también (de hecho más) en algunos países como Alemania (de) Turquía (tr) o Malasia (ms), lo que haría muy discutible su traducción al español.

Lo cierto es que es cuestionable la traducción de muchos nombres de rascacielos, ya que en español no se emplean este tipo de nombres. Me refiero especialmente a los nombres del tipo World Trade Center, World Financial Center, International Commerce Center... La traducción de estos nombres genera nombres que suenan extraños e incluso ridículos. También son problemáticas las traducciones de las plazas, centers, squares y places[23]​ ya que habitualmente no se emplean equivalentes para designar edificios de oficinas de países hispanohablantes.

Aquellos edificios que se llaman buildings o towers, al igual que las tours, menara, turm… de otros idiomas, tienen una traducción más fácil, pero lo cierto es que hemos visto que se suelen usar ciertos nombres con estos términos en el idioma local,[24]​ por tanto no es una suposición razonable pretender traducirlas todas sin respaldo de fuentes fiables.

Por último, la traducción de muchos edificios puede, además de ser artificial, no ser única. World Trade Center puede traducirse como "Centro del Comercio Mundial" o "Centro Mundial del Comercio." Muchos nombres son difíciles o imposibles de traducir, como Tomorrow Square, The Met o The River. Todo esto no hace sino generar confusión en el lector de Wikipedia, en contra de lo indicado por las convenciones de títulos. Esta confusión también la puede generar el empleo de nombres en otros idiomas cuando en español es más frecuente una traducción, por ejemplo con la Torre Eiffel, la Torre de Tokio, la Sede de la Organización de las Naciones Unidas o la Sede del Banco Central Europeo.

Sobre la división en parte común y parte propiaEditar

Algunas opiniones defienden la división de los nombres de rascacielos en parte común y parte propia, lo que implica la traducción de la parte común.[25]​ En mi opinión, esta aproximación es errónea en la gran mayoría de casos, ya que habitualmente el supuesto término común forma parte intrínseca del nombre del edificio. En nombres propios con significado (como World Trade Center, Tomorrow Square…) esta traducción generaría nombres realmente extraños.[26]​ Ya hemos comentado la imposibilidad de traducir algunos de los "nombres comunes" que suelen aparecer en nombres de rascacielos como plaza (el término plaza no se suele utilizar en español para rascacielos), square (ídem), place (lugar no resulta natural en español)… Sería posible traducir otros como tower o building, pero de nuevo repetimos que no debe hacerse si este no es el más común en español y no se cuenta con el respaldo de fuentes fiables.

PolíticaEditar

En esta sección concretaremos la política propuesta para artículos de rascacielos según todo lo argumentado anteriormente. Para determinar el nombre de un edificio situado en un país con el que compartimos alfabeto se seguirán los siguientes criterios:[27][28]

  1. Nombre más común, según las convenciones de títulos. En la práctica solo será posible determinarlo con garantías en artículos de edificios antiguos o muy conocidos a nivel mundial. Para usar una traducción será necesario aportar fuentes fiables que la usen ya que Wikipedia no es una fuente primaria.
  2. Nombre oficial del edificio en su idioma de origen. Será el nombre a usar generalmente cuando no se pueda determinar el nombre más común, y obviamente también cuando sea el nombre más común en español. Evidentemente, este criterio no será de aplicación si el nombre más común es distinto.
  3. En caso de duda, generalmente será de aplicación el segundo criterio, pero se recomienda consultarlo en la discusión del Wikiproyecto:Rascacielos.

En cuanto a los edificios situados en países que usan otros alfabetos, se deben aplicar los mismos criterios anteriores, con la salvedad de que si el nombre oficial es en el idioma local se deberá de transliterar al español. En ocasiones la situación puede ser más compleja, por tanto se recomienda consultar lo expuesto en la sección dedicada a tal efecto. Por último, se debe señalar que, como cualquier norma de Wikipedia, no es fija sino que está sujeta a excepciones y sometida siempre al sentido común.

NotasEditar

  1. Es cierto, sin embargo, que se han realizado varias discusiones en el café sobre la traducción de nombres propios. No obstante, la mayoría de estos temas tratan de otros asuntos (como el empleo de topónimos de Cataluña en español o catalán) y en los pocos que puedan tener alguna relación, no se ha tocado el tema concreto. Se pueden consultar todas estas discusiones aquí.
  2. Posteriormente desgranaremos algunas de las ideas manejadas en esta discusión, en particular la imposibilidad de traducir porque Wikipedia no es una fuente primaria y la posibilidad de traducir la "parte común" de los nombres.
  3. Refutaremos sus argumentos principalmente en la sección "Políticas de Wikipedia," aunque ya recibió una respuesta en la que se explican estos motivos de manera resumida.
  4. Algo cuanto menos curioso ya que en un país hispanohablante hay un edificio con un nombre muy similar. Volveremos luego a este asunto.
  5. En cualquier caso, como sobre cualquier política de Wikipedia, se deben de aplicar los principios generales de incumplir las normas si estas contradicen el sentido común.
  6. Sucede esto en numerosos extranjerismos y préstamos de otras lenguas que se usan sin traducir y sin adaptar, sean del idioma que sean, como genius loci, zeitgeist, leitmotiv, chef, software, hippie, pizza... También es frecuente esto entre nombres propios, tema más cercano a la cuestión que nos ocupa. Como ejemplo pondremos Wall Street, Central Park, Columbus Circle, Abbey Road, Via Veneto, Premier League, Palau Sant Jordi, Silicon Valley, Miami Beach, Stamford Bridge... Resulta muy cuestionable intentar traducir estos nombres ya que se suelen usar en español con el nombre original.
  7. Cuidado con las implicaciones de esta política. Afirma que, ante la discrepancia de la traducción en distintos países hispanohablantes, se use el nombre en su idioma original. En este caso, se incumple claramente WP:ENESPAÑOL y también WP:UNC ya que el nombre más común será una de las traducciones.
  8. Esto ya se señaló en la discusión del café de 2013. En concreto, WP:FP califica de "material inaceptable" los "artículos que redefinen o reformulan de manera original términos y teorías ya existentes."
  9. Pondremos algunos ejemplos para que se vea claramente este predominio: en el Empire State Building el nombre original gana por 47-13, en el Chrysler Building por 28-7, en la Bank of America Tower por 19-2, en el Columbia Center por 17-0, en Wells Fargo Plaza por 16-0, en el Shanghai World Financial Center por 23-7, en el Central Plaza por 19-1, en la Tour Montparnasse por 16-9, en la Tour First por 15-0, en la Messeturm por 24-2, en la Europaturm por 10-0, en Menara Telekom por 15-2, en Tokyo Skytree por 32-4…
  10. Por ejemplo, en las Torres Petronas predominan las traducciones por 25-18, en la Torre Eiffel por 79-3, en la Torre de Tokio por 20-12, en la Torre CN por 20-18, y en la Sede del Banco Central Europeo por 7-0. En realidad, el margen de victoria de las traducciones en algunos de estos edificios no es muy amplio, pero estoy totalmente a favor de que se traduzcan.
  11. Nótese que estamos excluyendo idiomas con alfabetos distintos al latino. Además, hay contadas excepciones como las Petronas Towers (en malayo Menara Berkembar Petronas), edificio que según nuestra opinión se debe traducir.
  12. Véase como muestra los edificios más altos de España, Francia, Italia o Alemania.
  13. El texto completo es:
    Definition: The primary source for each building name is the building's owner. In case the building owner does not provide the information, a developer, architect, or other company with a close involvement to the structure may submit its name.
    Abstract: The official or most recognized name for a structure.
  14. Véanse la discusión de café, a propósito del Empire State Building, y la CAD de Trump International Hotel & Tower.
  15. Por ejemplo, esto sucedió, aunque en menor medida, en la CAD de Trump International Hotel and Tower.
  16. A continuación enumeramos algunos datos obtenidos de este modo: ganan los nombres originales en edificios como Empire State Building (459 000-73 200), Chrysler Building (217 000-125 000), Tour First (13 600-1320), Tour Montparnasse (77 900-47 700), Commerzbank Tower (3820-2700), Northeast Asia Trade Tower (579-1), Aon Center (7370-754), Bank of America Tower (11 300-988), Heron Tower (13 400-360), Bank of China Tower (15 600-1120), Carlton Centre (7560-848), Canton Tower (80 600-12 500) o Eurotower (41 200-1150); mientras que ganan las traducciones en edificios como Torre CN (196 000-128 000), Torres Petronas (280 000-56 900), Sede del Banco Central Europeo (52 400-891), Sede de la Organización de las Naciones Unidas (488 000-1630), Torre Perla Oriental (186 000-59 400) o Torre de Shanghái (56 300-43 400).
  17. Para más información sobre el funcionamiento y posibilidades de uso del NGram Viewer véase esta página.
  18. En concreto, el Empire State Building, el Chrysler Building, el Seagram Building/Edificio Seagram (muy igualado), el Flatiron Building, el Woolworth Building, el World Trade Center, el Rockefeller Center, la Torre Sears, el John Hancock Center, las Torres Petronas, la Torre Eiffel, la Tour Montparnasse y la Torre CN. Nótese que se ha usado el nombre más común del edificio según la herramienta. Además, podemos observar que la mayoría no se traducen, incluso edificios muy conocidos entre el público, que siempre son más proclives a ser traducidos.
  19. Nótese que ahora ya podemos resolver algunos conflictos que surgen cuando solo hablamos de la percepción de cada uno. En concreto, podemos recordar la discusión del café en la que yo afirmaba que Empire State Building era más común que Edificio Empire State en español, contra las opiniones de algunos usuarios (e incluso algunos argumentos falaces usando el NGram Viewer). Cada uno puede tener su opinión, pero los hechos dicen que se usa el nombre original en aproximadamente el 90% de los casos según el Ngram Viewer.
  20. En la CAD de Trump International Hotel & Tower reclamaba un cierto "rigor" que evitara que se usara una abreviatura, un apodo o una incorrección en lugar del nombre más apropiado. Me remito a los argumentos y ejemplos que aporte allí.
  21. Como veremos luego, existe una excepción cuando el nombre usado en el idioma local emplea caracteres latinos, situación que se produce en algunas ocasiones, como veremos posteriormente.
  22. Nótese que para que se aplique esto, es decir, permitir la traducción original del nombre del edificio a la manera del inglés u otras lenguas, debe acreditarse que el nombre inglés no se usa ni tal cual ni transliterado en el idioma original, y que el nombre se ha traducido a otros idiomas.
  23. Como ejemplos, Shanghai Wheelock Square, First Canadian Place, Shimao International Plaza...
  24. Véase la nota 18.
  25. Véase la discusión del café.
  26. Lo cierto es que esta división en parte común y parte propia no se suele realizar en términos semejantes como plazas o calles: no se suele decir Plaza San Pietro sino Plaza de San Pedro, ni Plaza de la République en lugar de Plaza de la República, del mismo modo que no se suele decir Calle Wall en lugar de Wall Street ni Calle Abbey en lugar de Abbey Road. En realidad, a menudo sucede que o se traduce entero o no se traduce nada, obviamente hablando de nombres propios en los que todas las palabras tienen significado. Véase también la nota 6.
  27. En realidad, esta política es una adaptación de la propuesta por Doblecaña en la discusión del wikiproyecto.
  28. Me parece apropiado señalar que se puede ver la similitud de los dos primeros puntos con las normas de topónimos de la RAE, expuestas en una sección anterior.