Álvaro Gómez Hurtado

Político colombiano

Álvaro Gómez Hurtado (Bogotá, 8 de mayo de 1919 - Bogotá, 2 de noviembre de 1995) fue un abogado, político, escritor y periodista colombiano. Era hijo de Laureano Gómez, quien fue presidente de Colombia entre 1950 y 1953. Gómez Hurtado fue Cofundador de la Universidad Católica de Colombia y de la Universidad Sergio Arboleda.

Álvaro Gómez Hurtado
Alvarogomez1.jpg

Bandera de ColombiaBandera de Estados Unidos
Embajador de Colombia en Estados Unidos
9 de marzo de 1983-7 de abril de 1985
Presidente Belisario Betancur Cuartas
Predecesor Jorge Salazar
Sucesor Rodrigo Lloreda Caicedo

Senado de Colombia.png
Senador de la República de Colombia
por Bogotá
20 de julio de 1962-20 de julio de 1970

Cámara de Representantes de Colombia.png
Miembro de la Cámara de Representantes de Colombia
por Bogotá
20 de julio de 1945-20 de julio de 1951

Información personal
Nacimiento 8 de mayo de 1919
Bandera de Colombia Bogotá, Colombia
Fallecimiento 2 de noviembre de 1995 (76 años)
Bandera de Colombia Bogotá, Colombia
Causa de la muerte Asesinato Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Colombiana Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Católica
Partido político Partido Conservador Colombiano
Movimiento de Salvación Nacional
Familia
Padres Laureano Gómez
María Hurtado Cajiao
Cónyuge Margarita Escobar López
Hijos Álvaro José †, Mauricio, María Mercedes
Educación
Alma máter Pontificia Universidad Javeriana
Información profesional
Ocupación Abogado, Periodista, Político
Distinciones
[editar datos en Wikidata]

Índice

BiografíaEditar

EstudiosEditar

Álvaro Gómez inició sus estudios en Bruselas (Bélgica) y regresó a Bogotá para realizar sus estudios secundarios en el Colegio Mayor de San Bartolomé, concluidos en 1936.[1]

Posteriormente, ingresó a la Pontificia Universidad Javeriana a estudiar Ciencias Jurídicas. Su tesis de abogado de 1941 se tituló "Influencias del Estoicismo en el Derecho Romano".

Trayectoria políticaEditar

Álvaro Gómez inició su carrera política desde muy joven y ocupó los cargos de concejal de Bogotá, Representante a la Cámara, Senador de la República, Ministro Plenipotenciario, Delegado en diferentes ocasiones a conferencias internacionales, embajador ante las Naciones Unidas, embajador en Suiza, Italia, Estados Unidos y Francia.

Candidato a la presidencia de ColombiaEditar

Álvaro Gómez Hurtado fue candidato presidencial en tres ocasiones, en 1974 contra Alfonso López Michelsen, en 1986 contra Virgilio Barco, y en 1990 a la cabeza de un movimiento suprapartidista, el Movimiento de Salvación Nacional, con el que obtuvo la segunda votación de los comicios. Solo fue superado por el candidato César Gaviria Trujillo.

SecuestroEditar

El 29 de mayo de 1988 fue secuestrado en Bogotá por el movimiento guerrillero Movimiento 19 de abril (M-19). Al atribuirse el secuestro, el grupo insurgente pide a cambio de su liberación la instalación de nuevos diálogos de paz y el establecimiento de una Asamblea Nacional Constituyente. Durante su cautiverio Gómez tuvo un extenso intercambio de cartas filosóficas con Carlos Pizarro Leongómez y fue liberado 53 días más tarde, el 20 de julio.[2]

Asamblea Nacional ConstituyenteEditar

Tres años después fue elegido miembro de la Asamblea Nacional Constituyente que adoptó la Constitución de 1991. En el seno de dicha asamblea fue elegido Presidente de la Corporación, en una figura colegiada, que compartió con Horacio Serpa Uribe y Antonio Navarro Wolf.

Retirado después a la vida académica, comenzó a formular demoledoras críticas a lo que llamó "el Régimen". Muchos creyeron que Gómez, con esta idea, hablaba solo de derrocar al presidente Ernesto Samper Pizano.

AsesinatoEditar

 
Busto de Álvaro Gómez en Teusaquillo.
 
Tumba de Álvaro Gómez Hurtado en el Cementerio Central de Bogotá.

Álvaro Gómez fue asesinado en Bogotá a las 10:20 a.m. del jueves 2 de noviembre de 1995,[3]​ víctima de un atentado cuando salía de las instalaciones de la Universidad Sergio Arboleda, donde dictaba la cátedra de "Historia Política y Constitucional de Colombia". Con su asesinato, se ponía fin a uno de los más duros opositores del presidente en ejercicio, razón por la cual el exministro Fernando Botero Zea y muchos otros han calificado el magnicidio como crimen de estado en el gobierno del expresidente Ernesto Samper Pizano, quien ha sido investigado directamente por dicho crimen junto a su entonces Ministro del Interior, Horacio Serpa Uribe.

Hipotesis del narcotraficoEditar

Declaraciones de jefes paramilitares como Ever Veloza, alias HH, el narcotraficante Santa Lopesierra y de algunos miembros del Cartel del Norte del Valle, incriminan al entonces presidente Ernesto Samper Pizano y a Horacio Serpa Uribe, afirmando que Gómez Hurtado estaba incitando a un golpe de estado por medio de militares y empresarios, además de considerar a Gómez una amenaza para Samper y la alianza narco-paramilitar, la cual estaba intentando llegar a un acercamiento con el Gobierno de la época. La orden de Samper de eliminar al excandidato la habrían llevado a los jefes del Cartel del Norte del Valle. El asesinato habria sido organizado por el comandante del grupo GAULA de la época, el coronel Danilo Gonzalez, segundo comandante del Bloque de Búsqueda, en conjunción con oficiales de la Policía de la localidad de Chapinero para ejecutar el crimen y alterar las evidencias intentando inculpar al Ejercito y desviar la atención de los medios.[4]​ Samper ha sido señalado como el autor intelectual del magnicidio en repetidas ocasiones por importantes criminales de la época, hoy sometidos a la justicia.[5]​ Esto, según las declaraciones, fue a consecuencia de unas declaraciones hechas por Gómez Hurtado en entrevista al Noticiero 24 Horas, afirmando que algunos sectores políticos, sindicalistas, militares y estudiantiles podrían levantarse contra el gobierno del presidente Samper, quien para la época del magnicidio estaba siendo investigado en el marco del Proceso 8000 por la financiación de su campaña electoral con dineros del Cartel de Cali; esto, sumado a los artículos escritos en su periódico El Nuevo Siglo, donde denunciaba la impunidad con que se manejaba dicho proceso en la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes y los juicios morales que les hacía al gobierno de Samper y a otros políticos involucrados en el caso.

Tanto el expresidente Samper como su entonces ministro del interior, Horacio Serpa, han negado categóricamente su participación en tales hechos, y han argüido que el asesinato podría haberse originado en un intento de implicarles falsamente y de tal manera desestabilizar el gobierno de Samper,[6][7][8]​ y han acusado formalmente a miembros de la familia de Gómez Hurtado de instigar tales acusaciones a pesar de las evidencias en contra de ellas.[9]​ La Fiscalía no ha encontrado mérito en la hipótesis de la participación de Samper y Serpa, y ha señalado inconsistencias y contradicciones en las declaraciones de "Rasguño,"[10]​ en tanto que la Corte de Nueva York que condenó a este por 30 años de carcel determinó que todas las declaraciones de Rasguño hacían parte de una estrategia que buscaba reducciones en su condena.[11]

Hipótesis de los militaresEditar

El exembajador de los Estados Unidos en Colombia, Myles Frechette, férreo contradictor del gobierno de Samper, confirmó que la idea de un golpe de Estado en contra del presidente le fue sugerida por varios líderes militares colombianos y ha apoyado la tesis de que el asesinato pudo haberse debido al rechazo de Gómez a liderar tal golpe, afirmando que las acusaciones contra Samper y Serpa son falsas.[12]

En 2015, la Fiscalía de la Nación adelantó la hipótesis de que en el asesinato estuvieron implicados miembros de las fuerzas militares, particularmente el cuestionado general retirado Rito Alejo del Río, quien se encuentra preso por vínculos con el paramilitarismo, gracias a las declaraciones en 2005 del paramilitar desmovilizado Edwin Zambrano (William).[10]​ A mayo de 2017 no hay un solo capturado por el asesinato. Sin embargo, el general Del Río está procesado judicialmente por otros cargos como la ejecución de un líder campesino en Chocó y ser uno de los determinadores del asesinato del periodista Jaime Garzón en 1999.

Durante el transcurso de los años la hipótesis de que un sector del Ejército Nacional de Colombia organizó el crimen ha ido cobrando fuerza. En diciembre de 1998 un testigo codificado con el nombre de Emilio primero testificó que miembros del batallón de inteligencia y de contraguerrilla No 2 de Bucaramanga conocidos como "Grupo Cazador" habrían organizado el crimen junto con elementos de la tristemente celebre Brigada 20 de inteligencia de Bogotá y que se había financiado con dineros del fondo rotatorio del ejército acusando al comandante de la brigada 20 Bernardo Ruiz e implicando a altos generales como Harold Bedoya e Iván Ramírez Quintero. A su vez declaro que este conglomerado de militares también ordenaron el atentado contra el abogado Antonio José Cancino, famoso por estar a cargo de la defensa de Ernesto Samper durante su juicio ante el congreso por la entrada de los dineros del narcotráfico a su campaña.

Durante diciembre de 2000, cuando la Fiscalía General de la Nación estaba llevando a cabo las investigaciones contra el sargento del Ejército Evangelista Basto Bernal por el atentado contra el presidente de Fenaltrase, Wilson Borja, se hallaron en su casa (la cual fue ubicada gracias a un celular que uno de los sicarios que intentó matar a Borja había dejado en el lugar del atentado) documentos de inteligencia y órdenes codificadas de asesinatos contra determinadas personas, entre estas, dos investigadores de la unidad de derechos humanos del CTI y dos testigos clave en el magnicidio de Gómez Hurtado, quienes componían la investigación sobre la participación de militares en el magnicidio. Hasta ahora, después de la absolución del coronel Bernardo Ruiz en 2003, no hay más oficiales del Ejército que estén vinculados a la investigación, salvo el general Del Río.

Crimen de lesa humanidadEditar

El 19 de diciembre de 2017, la Fiscalía General de la Nación declaró el magnicidio como crimen de lesa humanidad, al considerar el crimen como una forma de "política de exterminio o aniquilamiento de personas que se convertían en adversarios por las posturas que asumían frente al fenómeno del narcotráfico o por la defensa de la extradición” para la época de los hechos. También el ente acusador aduce como los principales responsables de este asesinato a miembros del Cartel del Norte del Valle que ya empezaban su camino en la criminalidad, iniciando las respectivas indagaciones contra algunos miembros del extinto cartel y exmiembros de la Policía Nacional implicados en el magnicidio.[13][14]

Despues de su asesinatoEditar

Despues del asesinato de Gomez Hurtado se cometieron varios asesinatos de personas que la fiscalia considera estarian vinculados al magnicidio del lider conservador.

El 2 de febrero de 1996 la comerciante de caballos Elizabeth Montoya de Sarria conocida como "la monita retrechera" es muerta a tiros en una residencia exclusiva de Bogota. Dias antes se presto a atestiguar sobre la entrada de dineros del narcotrafico a la campaña Samper presidente.

El 16 de febrero de 1996 en extrañas circunstancias fue asesinado el médico Germán Cifuentes Vivas, hijo del entonces general Ricardo Emilio Cifuentes, comandante de la Segunda División del Ejército, quien días antes había renunciado públicamente argumentando que Samper no merecía su respaldo.

El 19 de febrero son asesinados en la carrera 19 con calle 27 en Bogotá Clara Valencia Linares y Hugo Roberto Otálora. La primera era investigadora de la Procuraduría, que averiguaba anomalías de agentes de la Dijín relacionados con el asesinato de Gomez Hurtado. El segundo era su esposo.

El 12 de mayo de 1998 en la calle 118 en Bogotá, sicarios asesinaron al exministro de Defensa, general (r) Fernando Landazábal. Según el excongresista Pablo Victoria, días atrás le había dicho que ya sabía quién había asesinado a Álvaro Gómez.

El 15 de septiembre de 1999 en la Universidad Nacional, cuando se dirigía a un salón de la División de Contaduría, fue asesinado el excomisionado de Paz Jesús Antonio Bejarano. Tiempo después se supo que había declarado en la investigación por el magnicidio de Gómez Hurtado argumentando que tanto el como el lider conservador se negaron a encabezar un golpe de estado contra el presidente Samper.

El 25 de marzo del 2004 Cuando ingresaba a su oficina, al norte de Bogotá, fue asesinado el coronel (r) de la Policía Danilo González, quien hizo parte de Los Pepes en la persecución contra Pablo Escobar, y terminó siendo uno de los hombres claves de los capos del cartel del norte del Valle y hombre clave en la planeacion del magnicidio.

El 19 de abril del 2009 en una cafetería de Armenia (Quindío) fue asesinado a tiros el exrepresentante a la Cámara y abogado de capos del cartel de norte del Valle, Carlos Oviedo Alfaro. El abogado había purgado una condena por doble asesinato y por el delito de enriquecimiento ilícito. Dias antes habia declarado contra el ex-congresista Alberto Santofimio Botero por el magnicidio de Luis Carlos Galan y en la vispera de su asesinato habria estado haciendo un trato con la fiscalia de declarar lo que sabia del caso Gomez Hurtado a cambio de proteccion.

El 15 de julio de 2010 en una calle de Armenia fue asesinado el exviceministro Rommel Hurtado, quien pagó condena por el Proceso 8.000. En una caja fuerte en su casa, durante un allanamiento, fueron encontrados documentos relacionados con el supuesto intento golpista contra el presidente Samper denominada "el acto de los golpitas".

El 20 de julio del 2015 en una calle de Cartago (Valle) fue asesinado el entonces candidato a la Alcaldía del municipio, Ignacio Londoño Zabala. Según las investigaciones de la familia Gómez Hurtado, este personaje de la política era la pieza clave del magnicidio de Álvaro Gómez y los nexos del cartel del norte del Valle ya que se creeria habria llevado el mensaje del presidente Samper a la mafia para asesinar al lider conservador.[15]

Obras publicadasEditar

  • El paraíso perdido de los soviets, 1938
  • Sobre la significación histórica de Bolívar, 1957
  • La revolución en América, 1958
  • Hoy en el pensamiento de Alvaro Gómez, 1967
  • Diccionario político, 1973, Alberto Bermúdez, comp.
  • La otra opinión: editoriales del siglo, 1977
  • Planeación: una solución para la democracia, 1979
  • Posiciones: editoriales de El Siglo de 1978, 1980
  • La calidad de la vida: editoriales de El siglo de 1979 1981
  • Temas cardinales, 1981
  • Las letras y el talante, 1983
  • Soy libre, 1989
  • Choque de culturas: síntesis de la cátedra de cultura colombiana dictada en la Universidad Sergio Arboleda durante los años 1994 y 1995, 1998 (3 volúmenes)
  • Pensando en ti, Margarita, 1999

ReferenciasEditar

  1. «Biografía de Álvaro Gómez Hurtado». Banco de la República. Consultado el 22 de marzo de 2011. 
  2. «1988-Álvaro Gómez, secuestrado por el M-19». El Espectador. 14 de julio de 2008. 
  3. «Un magnicidio impune». El Espectador. 30 de octubre de 2010. 
  4. [1]
  5. [2]
  6. «"A nadie más que a mí le interesa que se aclare magnicidio de Gómez": Samper». ElEspectador. Consultado el 17 de enero de 2017. 
  7. «Horacio Serpa insiste en que no tiene que ver con crimen de Álvaro Gómez». ElEspectador. Consultado el 17 de enero de 2017. 
  8. «Crimen de Álvaro Gómez fue parte de la "conspiración" contra Samper: Serpa». ElEspectador. Consultado el 17 de enero de 2017. 
  9. Radio, Caracol (4 de noviembre de 2015). «Samper y Serpa denunciarán a familia de Álvaro Gómez Hurtado». Caracol Radio. Consultado el 17 de enero de 2017. 
  10. a b «Magnicidio de Álvaro Gómez: un crimen sin castigo». www.semana.com. Consultado el 17 de enero de 2017. 
  11. «¡Está loco!». www.semana.com. Consultado el 17 de enero de 2017. 
  12. «'Samper y Serpa no están tras la muerte de Álvaro Gómez': Frechette». www.semana.com. Consultado el 17 de enero de 2017. 
  13. http://www.vanguardia.com/colombia/419145-declaran-crimen-de-alvaro-gomez-hurtado-como-de-lesa-humanidad
  14. http://www.vanguardia.com/colombia/419161-estas-fueron-las-pruebas-que-hicieron-declarar-crimen-de-gomez-hurtado-como-de-lesa-
  15. https://www.elespectador.com/noticias/judicial/una-cadena-de-impunidad-articulo-596364

Enlaces externosEditar