Barrio

subdivisión municipal en países hispano-hablantes

Un barrio (del árabe hispánico bárri, ‘exterior’, y este del árabe برّيّ [barrī ], ‘salvaje’[1]​), en algunos países también colonia, es toda subdivisión, con identidad propia, de una ciudad, pueblo o parroquia (corregimiento). Su origen puede ser una decisión administrativa, inferior al municipio y al distrito, una iniciativa urbanística (p. ej. el conjunto de casas que una empresa construye para los obreros de una de sus fábricas) o, simplemente, un sentido común de pertenencia de sus habitantes basado en la proximidad o historia, y muchas veces reforzado por el antagonismo con otro barrio contiguo. Es importante no confundir con “vecindario”, puesto que este último implica “condición de vecino” o de proximidad más directa, por ejemplo, en el barrio de Gracia, en Barcelona (España), las vecindades estarían definidas por cada una de sus plazas o calles principales (y que a su vez pueden confirmarse por la existencia de distintas asociaciones de vecinos).

Las ciudades y sus barrios no son solamente una suma de edificios, sino sobre todo un conjunto de relaciones sociales desarrolladas por sus habitantes. Las ciudades y sus barrios se caracterizan por una amplia variedad de grupos sociales y estilos de vida. Una estructura urbana representa un conjunto urbano que adquiere un orden formal, de modo que la misma no está ligada a un fenómeno aleatorio, sino a una intervención dominada y entendida como tal. La estructura urbana es al conjunto urbano lo que la composición arquitectónica es para un edificio. Este concepto es común tanto a la arquitectura como a los conjuntos urbanos. La principal propiedad de la composición es que transforma un conjunto posiblemente disperso en un todo coherente, resolviendo las contradicciones que surgen cuando los requisitos y condiciones del proyecto son numerosos. Las formas espaciales y las composiciones urbanas se construyen a lo largo del tiempo, más largo que el de la composición arquitectónica.[2][3][4]

LocalismosEditar

 
Letrero del barrio Denver Harbor en Houston, Texas, Estados Unidos.

MéxicoEditar

En México, a los barrios de las ciudades se les denomina colonias; la Ciudad de México, en particular, está dividida, administrativamente, en delegaciones que, a su vez, se subdividen en colonias, pero algunas colonias muy antiguas siguen llamándose barrio, incluso oficialmente: Barrio de San Diego, Barrio de San Mateo Churubusco, Barrio de San Lucas, Barrio de Santa Catarina. La mayoría utiliza el nombre de colonia como las reconocidas, Colonia del Valle, Colonia Roma, Colonia Polanco, Colonia Nápoles, Colonia San José Insurgentes, etcétera. En algunos estados de México, como Yucatán, también se les denomina repartos.[cita requerida]

ArgentinaEditar

En la República Argentina, barrio es el nombre de la entidad en la que se dividen distintas secciones de una ciudad. Por ejemplo, la Ciudad de Buenos Aires, está dividida en 48 barrios los cuales se encuentran dentro de 15 comunas y la Ciudad de Santa Fe está dividida en 127 barrios los cuales se encuentran dentro de 8 Distritos. También, en las letras de tango, se suele oponer el barrio (o “rioba”, en vesre) al centro de la ciudad.

Estados UnidosEditar

En Estados Unidos se ha adoptado la voz española para designar a los barrios de las ciudades estadounidenses habitados predominantemente por inmigrantes hispanos. En particular El Barrio de Nueva York es un barrio de más de 100.000 habitantes en el noreste de la isla de Manhattan.

UrbanismoEditar

Barrios no oficialesEditar

En diversas ciudades algunos de sus sectores reciben el nombre informal de barrio aunque dicho sector se encuentre ubicado dentro de otro barrio oficial o incluso abarque más de un barrio o partes de diferentes barrios. Tal suele ser frecuentemente el caso de los barrios chinos.

Un par de ejemplos interesantes son el Barrio "bravo" de Tepito en Ciudad de México, ubicado en la intersección de las colonias Morelos y Guerrero al norte del Centro Histórico de la ciudad y el Barrio de La Lagunilla ubicado entre las colonias Centro Histórico y Guerrero.

Otro ejemplo es el Barrio Latino de París que cubre el V distrito y parte del VI distrito. También está el barrio Leopold (en francés: Quartier Léopold) que cubre las áreas de los municipios de la ciudad de Bruselas, Etterbeek, Ixelles y Saint-Josse-ten-Noode en Bélgica. El barrio contiene el Parlamento Europeo y otras oficinas de la Unión Europea por lo que una parte considerable de su superficie ha pasado a llamarse Barrio europeo de Bruselas.

Un barrio rojo o zona de tolerancia es donde se concentran la prostitución u otros negocios relacionados con la industria del sexo. Se conocen algunos orígenes del término en relación con el empleo de luces rojas para que los clientes pudiesen identificar la naturaleza de los negocios. Otras áreas urbanas cuya población es en un alto porcentaje de personas, del colectivo LGBT, son denominadas como barrio gay. Este tipo de barrios además frecuentemente contienen una serie de establecimientos de ambiente como bares gay, discotecas gay, saunas, restaurantes, librerías u otros negocios orientados a este público.[5]

En América Central y América del SurEditar

En Panamá y República Dominicana se denomina barrio a cada una de las zonas deprimidas de las ciudades, caracterizadas por la construcción de viviendas precarias y la carencia parcial o total de servicios básicos; corresponde a lo que en que en otros países denominan: favela (Brasil); chabolas (España); villa miseria (Argentina); cantegril (Uruguay); población callampa (Chile); pueblo joven (Perú); Invasión o Colonias (Colombia y Ecuador).

Barrios educadoresEditar

Los barrios educadores son aquellos que tomando el ejemplo de las Ciudades Educadoras promovidas por la UNESCO, se asumen como entidades que fomentan intencionalmente la educación permanente de sus habitantes, de tal manera que el barrio forma a sus habitantes y estos humanizan las condiciones del barrio.[6]

En mayo de 2015, en la colonia “Santa Fe”, Barrio “El Flamenco”, en San Juan Bautista Tuxtepec, Oaxaca, México, el comunicador y gestor cultural Luis Fernando Paredes Porras, el escritor y educador Abel Pérez Rojas y la coreógrafa Eréndira Armas Aguirre, redactaron la Carta del Barrio Educador,[7]​ el cual se ha convertido en un documento de consulta para guiar los esfuerzos de los barrios con vocación formativa.[8]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «barrio», Diccionario de la lengua española (vigésima segunda edición), Real Academia Española, 2001.
  2. Capel, Horacio (mayo 1975). «LA DEFINICIÓN DE LO URBANO». 
  3. Hernández Aja, Agustín (1997). «La ciudad de los ciudadanos». 
  4. Ayala García, Erika Tatiana (30 de marzo de 2017). «La ciudad como espacio habitado y fuente de socialización». 
  5. Levine, Martin P. 1979. Gay Ghetto pp. 182-204.
  6. «Barrios educadores, con vida propia a las ciudades». Periódico Notus. 20 de octubre de 2015. Consultado el 7 de enero de 2019. 
  7. Redacción. «Carta del Barrio Educador». www.sabersinfin.com (en inglés). Consultado el 7 de enero de 2019. 
  8. «2015, el año de la Carta de Barrios Educadores | e-consulta.com 2019». e-consulta Puebla | Referencia obligada. 31 de diciembre de 2015. Consultado el 7 de enero de 2019. 

Enlaces externosEditar