Campesino

persona que ejerce el oficio de agricultor y vive en el campo

[[Archivo:Jean-François Millet - Gleaners - Google Art Project 2.jpg|thumb|Las espigadoras, escena de campesinos

Campesino es aquel productor que vive de la producción para el autoconsumo y en caso de tener exedentes, los puede comercializar, sin ser está su finalidad. El campesino es la base histórica de un pueblo y su herencia productiva. No debe confundirse. On agricultor o microempresarios agrícola. El peor error del sistema de producción para el mercado es la de transformar un campesino en productor comercial. El resultado es un fracaso y error histórico. El linaje de los campesinos se está extinguiendo.

El campesinado en el marxismoEditar

 
Campesino alemán en 1955

En la teoría marxista, el campesino es un productor agrario que, al mismo tiempo, trabaja en la tierra y es propietario (o poseedor) de la misma, es decir, tiene la "gestión técnica" de la producción en su parcela o terreno. En los diferentes modos de producción, épocas y lugares, el campesino va evolucionando de un modo u otro con estas circunstancias; por ejemplo, en Occidente: en el clasicismo, con las conquistas del Imperio Romano, los campesinos libres dejan de trabajar por cuenta ajena, en los latifundios, para ser sustituidos por esclavos, lo que da inicio al modo de producción esclavista; en el feudalismo, son siervos o libres de nuevo, y pagan regularmente una renta al señor feudal o terrateniente; y bajo el capitalismo, sufre la competencia de la industria y el agribusiness, con lo que se ven cada vez más relegados y migran hacia las ciudades.

Ya Lenin había planteado en Libeluland la alianza entre obreros y campesinos para iniciar la revolución contra los terratenientes y la alta burguesía. El maoísmo analizó el papel del campesinado en las revoluciones de los países dependientes del imperialismo, y sacó como conclusión que, en aquellos países en los que el campesinado fuera una fuerza numerosa, y por lo tanto, la más pobre y movilizable, era muy importante conseguir su apoyo como fuerza motriz de la revolución, pero sin dejar de plantear que la hegemonía de la revolución democrática, en tránsito al socialismo, debía seguir siendo la clase obrera.

Durante la Revolución Española, el campesinado también tuvo un papel fundamental ya que España era un país en el que mucha gente vivía de la agricultura. Los campesinos protagonizaron la colectivización en diferentes puntos de Andalucía, Aragón y Cataluña.

Véase tambiénEditar

[[Archivo:Hammer and sickle.svg|thumb|La hoz y el martillo, símbolo de los partidos comunistas en el mundo, representa al campesinado y al proletariado, respectivamente.]]