Carne de cerdo

producto cárnico procedente del cerdo
Asado de carne de cerdo.
Carne de cerdo en un cuadro del pintor francés Paul Gauguin (1848-1903).
Manitas de cerdo.

La carne de cerdo, carne de marrano, carne de cochino, carne de porcino o carne de chancho es un producto cárnico procedente del cerdo. Es una de las carnes más consumidas en el mundo. Algunas religiones la consideran un alimento prohibido. Por ejemplo, el judaísmo la considera treifá y el islamismo, haram. Es además una de las más aprovechadas, porque se utiliza casi todo el cuerpo del animal, así como muchos de sus subproductos: jamón, chorizo, panceta, morcilla, tocino, paté, etc.

Índice

DespieceEditar

 
Representación esquemática de las partes de un cerdo

Los mayores productoresEditar

 
Un plato tradicional austriaco con cerdo, servido con rösti de patatas, vegetales, setas y gravy (salsa espesa).

El país mayor productor de carne de cerdo en todo el mundo es China, seguido de Estados Unidos y Alemania. Otros países que son grandes productores en Europa son España, Francia, Polonia, Dinamarca e Italia.

LOS MAYORES PRODUCTORES DEL MUNDO (2004)
 Rango  País  Producción 
(en Kt)
 Rango  País  Producción 
(en Kt)
   1   China    47.753    10   Rusia    1.750
   2   Estados Unidos    9.332    11   Vietnam    1.700
   3   Alemania    4.366    12   Italia    1.618
   4   España    3.335    13   Filipinas    1.400
   6   Francia    2.290    14   Países Bajos    1.245
   7   Polonia    2.100    15   Corea del Sur    1.100
   8   Canadá    1.970    16   México    1.100
   9   Dinamarca    1.762    17   Bélgica    1.050
Fuente: HandelsblattDie Welt in Zahlen (2005)

PreparaciónEditar

La carne de cerdo tiene innumerables formas de preparación y las diferentes culturas del mundo lo preparan empleando diversos métodos de cocinado.

AhumadoEditar

Existen algunos empleos de la carne de cerdo ahumada, como el jamón (Jamón de la Selva Negra) y el bacón. También se pueden ahumar las chuletas.

Al hornoEditar

Existen diversas formas de hacerse al horno, una de ellas muy conocida en la gastronomía de Castilla y León emplea un cerdo joven entero en un horno, el cochinillo o tostón tal y como puede degustarse en la provincia de Segovia y en Arévalo en la de Ávila. Otro platillo equivalente es la lechona colombiana.

También se preparan de esta forma el cerdo despresado, principalmente el pernil (muy común en la gastronomía navideña venezolana).

AsadoEditar

 
Un cerdo asado en unos pinchos.

Los filetes a la plancha, los escalopes (filetes empanados), se elaboran la mayoría de las veces a la parrilla, asados, braseados, rellenos, fritos a la sartén.

EmbutidosEditar

Es una de las formas más frecuentes de los empleos de la carne de cerdo, se puede ver en salchichas, en embutidos finos como salami, chorizo, morcilla, génova, etc.

FritoEditar

En Venezuela es muy común preparar el cochino frito, el cual se consume acompañado de cachapas, arepas, yuca, papas fritas y/o casabe.

SalazónEditar

El salazón de la carne de cerdo como método de conservación fue muy empleado por los marineros europeos del siglo XVII. Algunas piezas encontradas en salazón hoy en día suelen ser las costillas y el tocino.

NutriciónEditar

Debido al contenido en mioglobina de la carne de cerdo ésta presenta un color rojo antes de ser cocinada y cuando se expone a los calores de la cocina se pone ligeramente más blanca.

EnfermedadesEditar

Existen algunas enfermedades asociadas al consumo de carne de cerdo:

  • Triquinosis. Si se consume carne de cerdo cruda, poco cocinada y sin control sanitario. Se recomienda colocar la carne en agua hirviendo y dejar que la carne se cocine por completo, sólo así la triquina (el parásito que produce esta enfermedad) morirá, para luego recién consumirla. El freír la carne directamente no matará a la triquina; para poder consumirla frita, se recomienda primero sancocharla (colocarla en agua hirviendo) y una vez sancochada, recién freírla para luego consumirla.

Un cerdo enfermo puede tener lo que coloquialmente se llama «granillo».

Prohibiciones religiosasEditar

Las dos religiones que prohíben la ingesta de la carne de cerdo son:

Para la mayoría de los cristianos protestantes y católicos se considera crucial la frase de Pablo en su Epístola a los colosenses (2, 16), que dice: «Nadie os juzgue en comida o en bebida». No obstante, hubo una ley tácita que prohibía a los cristianos consumir carne (incluyendo, por tanto, la de cerdo) todos los viernes del año. Actualmente esa prohibición sólo se aplica al Viernes Santo, Miércoles de Ceniza y todos los viernes de Cuaresma.

Algunas iglesias protestantes no aprueban el consumo de carne de cerdo.

Véase tambiénEditar

Notas y referenciasEditar

Enlaces externosEditar