Mahdi

Figura mesiánica del Islam
El nombre Muhammad Al-Mahdi (el mahdi prometido para los chiíes) en caligrafía islámica

El Mahdi (en árabe, مهدي (Mahdī, en español, El Guiado)) o Mahdi prometido (y más títulos: Imam-l Asr: el Imán del "Período" y Sahib Al-Zaman: el Señor de la Época), es, según la creencia escatológica sostenida por los musulmanes, una figura mesiánica que regresará a la tierra al final de los tiempos para dirigirla los meses antes del juicio final, librándola del mal[1]​.

Índice

El Mahdi para los sunníesEditar

Para la parte mayoritaria del islam, los suníes, el concepto de Mahdi tiene una escatología según la cual el Mahdi nacerá én los Últimos Tiempos, por lo que no se admite que fuera una persona concreta que ya hubiera existido (a diferencia de los chiíes, para quienes su nombre original era Muhammad ibn Hasan al-Askari). El entendimiento suní no admite por consiguiente que el Mahdi haya ingresado en un período de ocultamiento (clave sin embargo del concepto imamí chiita), aunque se coincide en la validez de la profecía (en un hadiz atribuido al Profeta Mahoma) de que será un descendiente de los Ahl al-Bayt (la familia del mismo Profeta islámico), que en un futuro vendrá, inmediatamente antes del regreso de Jesús, que también esperan los musulmanes[cita requerida], para llenar (según palabras de Profeta Mahoma) el mundo de justicia y equidad tal y como fue llenado de injusticia y opresión, antes del Yaum al-Qiyamah (literalmente "Día de la Resurrección" o "Día de la Incorporación", equivalente al Día del Juicio Final). También se indica que acabará con la pobreza.

Hay en la actualidad importantes jeques sunníes que afirman que estamos en la época de la venida del Mahdi, incluso algunos afirman haber tenido contacto con el Mahdi.

El Mahdi para los chiíesEditar

La persona que es el Mahdi para los chiíes, nació en Irak, en la ciudad de Samarra, en el año 255 de la Hégira islámica (866 d.C) y habría vivido hasta que su padre el undécimo imán, fuera martirizado en el año 260 de la hégira islámica (871 d.C).[2][3][4]​ En ese momento, siendo un niño, las pocas personas que lo pudieron conocer, alegaron que había "desaparecido o se había ocultado" y según las creencias religiosas, viviría desde entonces en esa condición de "oculto" para en un futuro (de debatido pronóstico) volver al mundo como redentor.

Sus seudónimos más conocidos son Imam Al Asr (el Imam del "Período"), Sáhib Al-Zamán (el Señor de la Época) y Al Mahdi.

Su apodo más conocido fue Abul Qásem, que era una de las formas en la que llamaban al Profeta Mahoma.[5][6]

En esa época el gobierno Abbasí deseaba saber cuándo nacería para poder eliminarlo, por eso vigiló la casa del padre Hasan al-Askari durante mucho tiempo, porque los Abbasies habían leído en las narraciones religiosas que el hijo vendría al mundo para luchar contra los gobiernos opresores y llenaría el mundo con justicia, entre otras cuestiones.

El undécimo Iman Hasan Askari no mostró a nadie a su hijo, con excepción de los mejores de sus seguidores y por eso casi nadie supo de su existencia, o sea, del Mahdi.

Las ocultacionesEditar

Mahoma, el profeta del Islam dijo: "Si no quedara en el mundo un solo día de vida, Dios lo prolongaría hasta enviar al mundo a un hombre de mi comunidad y de mi casa (Áhlul Báit, la descendencia). Su nombre será igual al mío, llenará la tierra con equidad y justicia del mismo modo que estuvo llena de opresión y tiranía”.[7]

La causa de ocultaciónEditar

Los chiitas creen que para la ocultación existen algunas causas:

  • Una prueba para la gente

Según las narraciones una de las tradiciones de Dios es, probar a la gente para elegir los siervos puros y creyentes. Francamente este mundo es el mundo de examen y uno de ellos es la ausencia del Mahdi. Entonces quien crea en la existencia del Mahdi, que él está vivo y vive entre la gente, será una persona fiel a la promesa de Dios. Los Imames de los chiitas aconsejaron que en el periodo de ausencia del Mahdi, se deba cuidar la religión. Por otro lado en el periodo ausencia del Mahdi algunos dudarán de su existencia y esto será un examen divino para elegir a los verdaderos creyentes.[8]

Musa Al Qásem (el séptimo Imam de los chiitas) dijo:

"Cuando el quinto hijo de mis hijos no esté presente entre ustedes, ciudad de tu religión y tus creencias, y ciudad que no seas de los que salen del Islam[9][10]

Zorareh (uno de los compañeros de Jaafar Al-Sadiq) dijo: Ya'far as-Sadiq nos dijo:

"Para el Imam esperado, habrá para él una ocultación antes su venida."

Yo pregunté; ¿por qué?

Él dijo; "para mantener su vida".[10][11]

La ocultación menor (ghaybat-e sughra)Editar

La ocultación menor (ghaybat-l sughra) que comenzó el año 260 Hégira y terminó el año 329 Hégira, durante casi 70 años.

El Imam (p) eligió como delegado (Naib) especial por un tiempo a Ozman Ibn Said Umeri, uno de los compañeros de su padre y de su abuelo, quien fue su confidente y amigo de confianza. A través de este delegado el Imam respondía las preguntas y cuestiones de la shia.

Después de Ozmán fue elegido delegado del Imam (p) su hijo Muhammad Ibn Ozman Umari.

Después de la muerte de éste, el delegado especial fue Abul Qasim Husein lbn Ruh Naubajú, y cuando éste falleció, fue designado para la tarea Ali Ibn Muhanunad Simmari.

Pocos días antes de la muerte de Simmari el año 329 Hégira fue dada a conocer una disposición por el Imam Mahdi en la que comunicaba que en seis días él (el representante) moriría.

De aquí en adelante la delegación especial cesaría y comenzaría la ocultación mayor (ghaybat-l Kubra) que continuaría hasta que Dios concediera permiso al Imam Mahdi (p) para manifestarse por sí mismo.[12][13]

La ocultación mayor (ghaybat-e Kubra)Editar

La segunda, que comenzó en año 329 Hégira y continuará mientras Dios lo desee.

En este periodo Imam (p) no tiene delegado especial pero los Imames nos han mandato que nos acudamos a los delegados generales que en este periodo los que dicen las narraciones y aprehenden los mandatos de Dios por el Corán y la narración.

"Eshagh Ibn Yaaghub pidió de Muhammad Ibn Ozman que él pregunte de Imam Mahdi (p): ¿En la época ocultación a quién tenemos que suplicar?

Imam Mahdi (p) escribió en una carta para Muhammad Ibn Ozman (el segundo delegado especial): suplicad a los que narran nuestras narraciones, ellos son mis pruebas para ustedes y yo soy prueba de Dios".[14]

El Mahdi para los IsmailíesEditar

Para la rama Chií de los Septimanos o Ismailíes este es un concepto fundamental: el origen del ismailismo se remonta a la muerte, en 765, del sexto imán chiita y las discusiones a propósito de su sucesión. Dicho imán, Ya'far as-Sadiq, había nombrado sucesor a su primogénito Ismael pero este murió unos años antes que su padre. La parte de la comunidad chií que más adelante formará la rama de los imaníes decidió que le sucediera su otro hijo, Musa al-Kazim, como séptimo imán. El grupo llamado después ismailí, sin embargo, no admitió la muerte de Ismail y extendieron la creencia de que se había ocultado y que volvería al final de los tiempos como mahdi.

Movimientos sociales en torno a la creenciaEditar

Como muchas creencias similares de otros ámbitos culturales (mesianismo entre los judíos, sebastianismo en Portugal, falso Dimitri en Rusia), ésta contiene el componente milenarista que las hace tan populares. Por lo mismo, se han sucedido esporádicamente movimientos sociales y políticos originados por personas que han afirmado ser el Mahdi, no reconocidos mayoritariamente, aunque con diverso impacto temporal o local.

Así Muhammad Ahmad Ibn Abd-Allāh (1843-1885) dirigió la sublevación de los derviches en el Sudán de finales del siglo XIX. Ocupó Jartún y derrotó al general inglés Gordon (Gordon Bajá), provocando una intervención inglesa que alteró la política exterior del primer ministro Gladstone. Esta revuelta del Mahdī contra ingleses y egipcios fue el origen de la subsiguiente batalla de Omdurmán (1898), con la victoria de Lord Kitchener.

Movimientos religiosos en torno a la creenciaEditar

Diversos líderes religiosos se han autoproclamado como el profetizado Mahdi, aunque en ningún caso con aceptación de la mayoría de la población musulmana, entre ellos se incluyen los quizás más destacados:

Signos de la llegada o regreso del MahdiEditar

Una de las razones por las cuales su declaración como Mahdi no fue aceptada generalizadamente es que, según las profecías del islam, el teatro principal de los acontecimientos del Mahdi sería en las ciudades sagradas del islam en lo que hoy es Arabia Saudita, así como en Damasco, lo que no ocurrió en el caso de Muhammad Ahmad Ibn Abd-Allāh.

La posibilidad de que esta época sea entendida como la época de la venida del Mahdi (para los sunnitas) (o, para la versión chií, su regreso) se ha interpretado actualmente en relación con que uno de los signos que habrían de preceder a la venida del Mahdi según los hadices sería la presencia militar masiva de tropas cristianas en la península arábiga.

Los shaykhs sunníes, frecuentemente de afiliación espiritual sufí, que afirman que estamos ante la inminente aparición pública del Mahdi, ven allí la posibilidad de un retorno del Califato islámico.

Un shaykh sufí de ortodoxia sunní que ha sido particularmente enfático en este punto es Shaykh Nazim al Haqqani, que ha ofrecido una detallada descripción acerca de la época del Mahdi, con base en los hadices del profeta del Islam así como a lo que vendría a ser el depósito de conocimiento tradicional de la tariqa de la que forma parte. La afirmación le ha valido algunas críticas, si bien su reputación en el círculo de otros shaykhs sufíes por lo general ha permanecido como bien considerada, y en los últimos años han surgido otros shaykhs que afirman algo parecido a pesar de proceder de tendencias muy distintas entre sí.[15]

Características del "MAHDI"Editar

Dentro de toda creencia debe saberse que todo ungido, son personas elegidas por el mismo DIOS, y en base a esta filosofía, Se cree que el Elegido "MAHDI", aunque puede ser cualquier Ser humano común y corriente, este candidato debería ser una persona con ciertas Cualidades y Características que lo hacen diferente de cualquier otro individuo común y corriente.

Entre algunas de sus características que se dice podría tener:

  • El MAHDI, solo por Agradar a DIOS, Toma a pecho el Trabajo y la Misión de ayudar a Salvar la humanidad. (y los que merezcan ser salvos, los inocentes, que son llamados también el verdadero "pueblo de Dios", que son aquellos humanos que hacen la voluntad de Dios con sus buenos actos.)
  • Ciertos Dones:

Inteligencia, Sabiduría, Experiencia, Agilidad, Valentía, Honestidad, Responsabilidad, Carisma, Bondad, Liderazgo, Madurez, Gran Humildad y Sencillez en su forma de ser, Amabilidad y Seriedad, El Goza de buena Salud y Protección Divina, El Mahdi, es tocado por DIOS, y se dice que tiene contacto Directo y Habla Permanentemente con DIOS, y DIOS le responde, se dice también que caminan Juntos (Espiritual-Mente), y juntos hablan sobre La Salvación de La Tierra y los Inocentes...

  • Ciertos Poderes:

Por ser Cercano a DIOS, Aparentemente debería tener ciertos poderes humanos y sobre naturales que se dice que talvez podría tener:

  • Tiene el poder del tercer ojo.

-Poder de Visión, Ver y conocer los pensamientos y acciones de otros (y a distancia), así mismo puede tener cierta visión del futuro. -Poder de Telequinesis, puede hacer que se creen eventos de MetaFísica, e influenciar en la vida, puede influenciar y hacer materializar parte de su imaginación. -Poder de Comunicación Mental o Telepática, con Dios, Con animales, con otros Seres Humanos, No Humanos y Espirituales. -Sus ojos viven las 2 dimensiones, vé el mundo terrenal y El mundo espiritual, en simultanea a la misma vez. -Se dice que Espiritual-Mente, tiene acceso y comunicación al Mundo Espiritual, al Ades, y al Reino de los Cielos. -Poder de Sanidad.., y también se dice que puede acudir ante Dios, por la vida. -Entre otros..


-También se dice que, de cierta manera sobrenatural, ante su presencia, se puede manifestar que hay momentos que sucedan cosas extrañas, eventos raros, vientos, presencias, variaciones electromágneticas, o eléctricas, o de la energía, o de la luz, o también sucesos climáticos.. - (comprobado..)


Estas características son dadas, de acuerdo a que esta persona aparentemente madura (de unos 40 años aprox. que es la madurez sugerida), en sí, es una persona que aunque está actualizada con su generación, toda su vida a llevado en su mente y en su corazón Solo a Dios, "todo el tiempo". - Hasta que así mismo Dios, le unge y lo usa como el instrumento para salvar la creación.

NotasEditar

  1. https://www.britannica.com/topic/mahdi
  2. Bihār al-Anwār.Mulla Muhammad Baqir Majlisi (d. 1110/1698). T51.P31. Teherán. 1365 H.
  3. Sheij Mufid. Al-Irshad.P346.Maktabat Al-Basirat.Qom.1406 H
  4. Osul Al-Kafi. Muhammad Koleini. Maktabat Al-Sadoq. Teherán.1381 H
  5. Isbat Al-Wasiyah. Masoodi. P284. Al-Motabat Al-Heydariyah. Nayaf. 1374 H
  6. Sirehye Pishvayan. P 345. Mahdi Pishvayi.Instituto de Imam Sadiq. Qom. 1380
  7. Alam Al-Vara bi Alam Al-Hoda. P331. Fazle Ibn Hasan Tabarsi. Instituto Alo Al-Bayt.1417 H
  8. Bihār al-Anwār.Mulla Muhammad Baqir Majlisi (d. 1110/1698).T 51.P 361. Teherán. 1365 H
  9. Sirehye Pishvayan. P 350. Mahdi Pishvayi.Instituto de Imam Sadiq. Qom. 1380
  10. a b Al-Ghaybat. P242 y 243. Muhammad Ibn Hasan, Sheij Tusi. Instituto Al-Maaref Al-Islamiyah. Qom. 1408 H
  11. Wasayel Al-Shiah. T18. P99. Sheij Hor Amoli. Dar Al-Ihyae Al-Toras Al Arabi. Beirut. 1381 H
  12. Ayan Al-Shiah. T2.P48. Saayed Mohsen Amin Amoli. Dar Al-Talif. Beirut. 1421 H.
  13. Al-Gheybat. P33. Muhammad Ibn Ibrahim Noomani. Nashr Sadogh. Teheran. 1376 H.
  14. Sirehye Pishvayan. P 330. Mahdi Pishvayi.Instituto de Imam Sadiq. Qom. 1380
  15. Profecías del islam acerca de la venida del Mahdi y el regreso de Jesús.