Profeta

persona que sostiene comunicarse con divinidades

El término profeta en la creencia religiosa se refiere a una persona que sirve como intermediario entre la humanidad y la divinidad. Estrictamente hablando, un profeta es alguien que sostiene haber tenido una experiencia personal de Dios recibiendo de él la misión de comunicar sus revelaciones y, como consecuencia de ello, habla en su nombre a los seres humanos. El profeta posee cualidades de intercesor por el pueblo ante Dios y a su vez es mensajero de su palabra. Su carisma de interpretar la historia desde la perspectiva de Dios recibe el nombre de don de profecía.

Grünewald, Profeta hebreo (Nabí), 1515.[1]

A veces, se utiliza el término para designar a alguien que predice acontecimientos futuros, generalmente cuando lo hace interpretando señales o basado en una revelación sobrenatural; pero ello puede dar lugar al malentendido, por lo que suele en tal caso emplearse vidente, de modo de diferenciarlo de los profetas, quienes comunican la palabra de Dios.[2]

Si bien la palabra profeta deriva del griego profētēs (προφήτης, cuyo significado es el de ‘mensajero’, ‘portavoz’ e ‘incidente político’),[3]​ el uso de la palabra profeta con sentido estrictamente monoteísta se remonta a la cultura de los hebreos a través de la palabra naví (נְבִיא),[4]​ término que gradualmente fue introducido y empleado por los cultos judío, cristiano y musulmán (en árabe: نبيnabi).

Etimología editar

La palabra profeta es la transliteración de un vocablo griego compuesto derivado de pro (antes / hacia) y phesein (decir); así, un προφήτης (prophḗtēs) es alguien que transmite mensajes de lo divino a los humanos, incluyendo, ocasionalmente, que predice eventos futuros. En una interpretación diferente, significa defensor u orador. Es utilizado para traductor el vocablo hebreo נָבִיא (nāvî) en la Septuaginta y el vocablo árabe نبي (nabī) entre otros.

En hebreo, el vocablo נָבִיא (nāvî), "portavoz", tradicionalmente, traducido como "profeta". La segunda subdivisión del Tanaj, (Nevi'im), es devota a los profetas hebreos. El significado de Navi es, tal vez, descrito en Deuteronomio 18:18, donde Dios dice, "... y pondré mis palabras en su boca, les diré todo lo que les ordenaré." Así, el Navi fue pensado ser la "boca" de Dios. Una tradición judía fue que la raíz nun - bet - alef ("Navi") se basa en una raíz de dos letras nun - bet la cual denota vacío o apertura; para recibir sabiduría transcendental, uno debe hacerse "abierto". El vocablo árabe نبي (nabī) es un cognado del vocablo hebreo.

Religiones abrahámicas editar

Judaísmo editar

En añadidura de mensajes escritos y hablados de Dios, los israelitas o judíos nevi'im ("portavoces", "profetas"), a menudo, ilustraban parábolas proféticas en sus vidas. Por ejemplo, en orden de contrastar la desobediencia del pueblo con la obediencia de los Recabitas, Dios hace que Jeremías invite a los Recabitas a beber vino, en desobediencia del comando de sus antepasados. Los Recabitas se rehusaron, por lo cual Dios los elogia. Otras parábolas proféticas ilustradas por Jeremías incluyen enterrar un cinturón de lino, así que se arruina para ilustrar como Dios intenta arruinar el orgullo de Judá. Asimismo, Jeremías compró una vasija de barro y la aplastó en el valle de Hinón en frente de los ancianos y sacerdotes para ilustrar que Dios aplastará la nación de Judá y la ciudad de Judá más allá de la reparación. Dios instruyó a Jeremías para hacer un yugo de madera y bandas de cuero y ponerlo en su propia nuca para demostrar como Dios pondrá la nación bajo el yugo de Nabucodonosor, rey de Babilonia. De igual manera, el profeta Isaías tuvo que caminar despojado y descalzo por tres años para ilustrar la cautividad venidera, y el profeta Ezequiel tuvo que acostarse de lado por 390 días y comer comida medida para ilustrar el sitio que venidera.

La asignación profética es, usualmente, representada como rigurosa y exigente en la Biblia Hebrea, y los profetas fueron, a menudo, el blanco de persecución y oposición. La predicción personal de Dios para Jeremías, "y pelearán contra ti, pero no prevalecerán contra ti" fue interpretado, varias veces, en la narrativa bíblica como Jeremías advirtió la destrucción de aquellos quienes continuaron rechazando el arrepentimiento y aceptar más consecuencias moderadas. En cambio por su adherencia a la disciplina de Dios y por hablar la palabra de Dios, Jeremías fue atacado por sus propios hermanos, golpeado y puesto en el cepo por un sacerdote y falso profeta, apresado por el rey, amenazado de muerte, tirado en una cisterna por oficiales de Judá, y opuesto por un falso profeta. Asimismo, Isaías le fue dicho por sus oyentes que rechazaron su mensaje, "¡Deja el camino! ¡Apártate del camino! ¡No escuchemos más del Santo de Israel!" La vida de Moisés siendo amenazada por el faraón es otro ejemplo.

De acuerdo a Samuel 9:9, el nombre antiguo de navi es ro'eh, רֹאֶה, el cual literalmente significa "vidente". Que puede documentar un cambio antiguo, de ver a los profetas como videntes para contratarlos a verlos como profesores morales. L. C. Allen (1971) comentó que en la Era del Primer Templo, hubo, esencialmente, sacerdotes - videntes pertenecientes al gremio, que interpretaron adivinación, rituales, y sacrificios, y fueron escribas; y al lado de aquellos fueron profetas canónicos, que no hicieron estas cosas (y condenaron la adivinación), pero vinieron a entregar este mensaje. Los sacerdotes - videntes eran, usualmente, adjuntados a un santuario local o templo, tal como Silo, e inició a otros en el sacerdocio, actuando como un artesano místico con aprendices y reclutamiento. Los profetas canónicos no fueron organizados de esta forma.

Algunos ejemplos de profetas en el Tanaj incluyen a Abraham, Moisés, Miriam, Isaías, Samuel, Ezequiel, Malaquías, y Job. La tradición judía - a diferencia de la práctica cristiana e islámica - don considera a Daniel como un profeta.

Una tradición judía sugiere que hay dos veces más profetas que el número que dejó Egipto, lo cual haría 1,200,000 profetas. El Talmud reconoce 48 profetas hombres que han legado mensajes permanentes a la humanidad. De acuerdo al Talmud, hay, también, siete mujeres contadas como profetizas cuyos mensajes llevan relevancia para todas las generaciones: Sara, Miriam, Débora, Ana (madre del profeta Samuel), Abigail (una esposa del rey David), Hulda (de los tiempos de Jeremías), y Esther. El comentador Talmúdico y Bíblico Rashi apunta que Rebeca, Raquel y Lea fueron, también, profetisas. Isaías 8:3 - 4 se refiere a su esposa como "profetiza", quien lleva a su hijo Maher-shalal-hash-baz; no se le refiere así en otra parte.

Los profetas en el Tanaj no son, siempre, judíos; note por ejemplo el profeto no judío Balaam en Números 22. De acuerdo con el Talmud, de Abdías se dice haber sido un converso al judaísmo.

El último nevi'im mencionado en la Biblia Judía son Hageo, Zacarías, y Malaquías, todos de los cuales vivieron al final de los 70 años de exilio babilónico de c. 586 a 539 b. C. El Talmud (Sanedrín 11a) establece que Hageo, Zacarías, y Malaquías fueron los últimos profetas, y tiempos tardíos han conocido solo el "Bath Kol" (בת קול, lit. hija de una voz, "voz de Dios").

Cristianismo editar

Los cristianos se definen de forma general como aquellas personas que creen que el Mesías narrado y prometido al pueblo de Israel se cumplió en Jesús de Nazaret, de hecho a Jesús se le suele llamar Jesús-cristo o Cristo, que es la forma griega de decir Mesías. Los cristianos creen que con la llegada del Mesías empezó una Nueva Alianza, por consiguiente, aceptan los profetas narrados del Tanaj, y a las leyes hebreas les llaman Antiguo Testamento.

En el Antiguo testamento, la era de los profetas finalizó, pero con la llegada del Mesías, se necesitaron nuevos profetas que enseñaran el Nuevo Pacto. El último profeta antes de la llegada de Jesús, es Juan el Bautista. Los pasajes del Nuevo Testamento que explícitamente discuten a los profetas que existieron después de la muerte y resurrección de Cristo incluyen Revelaciones 11:10, Mateo 10:40 - 41 y 23:34, Juan 13:20 y 15:20 y Hechos 11:25 - 30; 13:1 y 15:32.

En cristianismo, un profeta (o vidente) es uno inspirado por Dios a través del Espíritu Santo para entregar un mensaje. Esto incluye a los profetas del Antiguo y Nuevo Testamento.

La Biblia aplica la apelación "falso profeta" a cualquiera que predica un Evangelio contrario a aquel entregado a los apóstoles y registrado en la Escritura Sagrada. Un texto del Antiguo Testamento en Deuteronomio contiene una advertencia contra aquellos que profesan eventos en los cuales no vienen a pasar y dicen deberían ser puestos a muerte. En cualquier otro lugar un falso profeta puede ser alguien que esta tratando a propósito engañar, bajo la influencia de Satanás o esta hablando desde su propio espíritu.

Profecía en curso editar

A diferencia de los judíos que dieron final a la era de los profetas, ese consenso no se ha alcanzado entre los cristianos.

Los cristianos por lo general están de acuerdo que los milagros y eventos sobrenaturales se presentan por obras del Espíritu Santo, tales como la profecía, hablar en lenguas, habilidad de sanidad milagrosa, y discernimiento. Los cristianos que creen que las obras del Espíritu Santo continúan en curso se llama Continuismo y aquellos que creen que las obras del Espíritu Santo cesaron cuando murió el ultimo apóstol se llama Cesacionismo.

El Didaché da extensiva instrucción en como distinguir entre profetas verdaderos y falsos. Ireneo escribió de creyentes del siglo II con el don de la profecía, mientras Justin Martyr argumenta en sus Dialogue with Trypho que los profetas no se encontraban entre los judíos en su tiempo, pero que la iglesia tenía profetas. El Pastor de Hermas describe revelación en una visión considerando la propia operación de profecía en la iglesia. Eusebio menciona que Cuadrado y Ammia de Filadelfia fueron ambos prominentes profetas que siguen la era de los Doce Apóstoles. Tertuliano, que escribió en la iglesia reuniones de los Montanistas (a quienes él pertenecía), describió en detalle la práctica de la profecía en la iglesia del siglo II.

Un número de santos cristianos tardíos se les clamó tener poderes de profecía, tales como Columba de Iona (521-597), Malaquías de Armagh (1094-1148) o el padre Pío (1887 - 1968). Las apariciones marianas como aquellas de Fátima en 1917 o a Kibeho en Ruanda en los 1980s, a menudo, incluían predicciones proféticas que consideran el futuro del mundo tanto como las áreas locales en donde ocurren.

Movimientos proféticos en particular pueden ser trazados a través de la historia de la iglesia cristiana, expresándose en (por ejemplo) el Montanismo, el Novacianismo, el Donatismo, el Fransicanismo, el Anabaptismo, el entusiamo Camisardo, Puritanismo, Quakerismo, Luteranismo y Pietismo radical. Los Modernos Pentecostales y Carismáticos, miembros de movimientos los cuales juntos comprenden aproximadamente 584 millones de personas para el 2011, creen en la función contemporánea del don de profecía, y algunos en esos movimientos, especialmente, aquellos en el Movimientos Apostólico - Profético, permiten ideas que Dios puede continuar otorgándole a la iglesia con algunos individuos que son profetas.

Algunas denominaciones cristianas reconocen la existencia de profetas del "día moderno". Una de tales denominaciones es La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la cual enseña que Dios aun se comunica con la humanidad a través de la profecía. También se observa como la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional afirma tener profetas en la actualidad, y mediante la imposición de las manos, practica la profecía auricular.

Islam editar

El Shahada y primera ley en el Islam declara: «No hay más dios que Alá, y Mahoma es su profeta». El Corán identifica un número de hombres como "Profetas" (árabe: نبي nabī; pl. أنبياء anbiyāʾ), los musulmanes creen que a tales individuos les era asignado una misión especial por Dios de guiar a la humanidad. Al lado de Mahoma, esto incluía a profetas tales como Abraham (Ibrāhīm), Moisés (Mūsā) y Jesús (ʿĪsā).

Aunque solo veinticinco profetas son mencionados por nombre en el Corán, un Hadiz (no. 21257 en Musnad Ahmad ibn Hanbal) menciona que habían (más o menos) 124,000 profetas en total en la Historia. Otras tradiciones sitúan en número de profetas en 224,000. Algunos eruditos sostienen que hay un aun mayor número en la Historia de la humanidad, y que solo Dios sabe. El Corán dice que Dios envía un profeta a cada grupo de personas a lo largo del tiempo y que Mahoma es el profeta último y el mayor de todos. El mensaje de todos los profetas se cree es el mismo. En el Islam, todos los mensajeros proféticos son profetas (tales como Adán, Noé, Abraham, Moisés, Jesús y Mahoma) aunque no todos son mensajeros proféticos. La distinción primaria es que un profeta se requiere demostrar la ley de Dios a través de sus acciones, carácter y conducta sin necesariamente llamar personas para seguirlo, mientras un mensajeros profético se requiere para pronunciar la ley de Dios (ejemplo revelación) y llama a su gente para entregar y seguirlo. Mahoma se distingue del resto de los mensajeros proféticos y profetas en que Dios lo comisiona a ser un mensajero profético para toda la humanidad. Varios de estos profetas son, también, encontrados en los textos del Judaísmo (La Tora, los Profetas, y las Escrituras) y el cristianismo.

Los musulmanes, a menudo, se refieren a Mahoma como "el Profeta", en la forma de un sustantivo. Jesús es el resultado del nacimiento virginal en el Islam tal como en el cristianismo, y se considera como un profeta.

Tradicionalmente, cuatro profetas se cree haberles sido enviado libros sagrados: la Torá (Tawrat) a Moisés, los Salmos (Zābūr) a David, los Evangelios (Injil) a Jesús y el Corán a Mahoma; esos profetas son considerados "Mensajeros" o rasūl. Otros profetas principales son considerados mensajeros o nabī, aun si ellos no recibieron un libro de Dios. Ejemplos incluyen los profetas - mensajeros Aarón (Hārūn), Ismael (Ismāʿīl) y José (Yūsuf).

Aunque ofrece varios incidentes de las vidas de varios profetas, el Corán se focaliza con especial narrativa y énfasis retórico en las carreras de los primeros cuatro de esos cinco profetas mayores. De todas las figuras antes que Mahoma, el significado de Jesús en el Islam se refleja en ser mencionado en el Corán en 93 versos con varios títulos adjuntos tales como "Hijo de María" y otros términos relacionados, mencionados directamente e indirectamente, sobre 187 veces. Él es así la persona más mencionada en el Corán por referencia; 25 veces por el nombre Isa, 48 veces por tercera persona, 35 veces por primera persona, y el resto como títulos o atributos. Moisés (Musa) y Abraham (Ibrahim) también, son referidos frecuentemente en el Corán. Tal como el quinto, el Corán es, frecuentemente, llamado directamente a Mahoma, y, a menudo, discute situaciones encontradas por él.

Varios exponentes prominentes de los Fatimí Ismailí Imames explican que a través de la Historia ha habido seis enunciadores (natiqs) que trajeron la revelación exotérica (zahir) a los humanos, nombrados: Adán, Noé, Abraham, Moisés, Jesús y Mahoma. Ellos hablan de siete enunciadores (natiq), el Resucitador (Qa'im), quien desvelará el significado esotérico (batin) de todas las revelaciones previas. Él se cree ser el pináculo y propósito de la creación. Los enunciadores (sing. natiq) quienes son los Profetas y los Imams en sus respectivos tiempos, son el alto jerarca (hadd). Los enunciadores (natiqs) señalan el inicio de una nueva era (dawr) en la humanidad, mientras los Imams desvelan y presentan el significado esotérico (batin) de la revelación a la gente. Estos individuos son tan conocidos como el "Señor de la Era" (sahib al-asr) o el "Señor del Tiempo" (sahib al-zaman). A través de ellos, uno puede conocer a Dios, y su invitación a los humanos para reconocer a Dios es llamada la invitación (da'wa).

De acuerdo con el Islam chiita, todos los Profetas y Imams son infalibles y la creencia en su abstinencia de pecados intencionales y no intencionales es una parte del creedo. Así, de acuerdo, se cree que son los ejemplos a seguir y que actúan como ellos predican. Esta creencia incluye algunos ʾAwliyāʾ tales como la dama Fátima y la dama María.

Ifá y otras religiones tradicionales africanas editar

La adivinación permanece como un aspecto importante de las vidas de la gente de la África contemporánea, especialmente, entre los segmentos usualmente rurales, socialmente tradicionalistas de su población. En posiblemente su manifestación más influenciable, el sistema de profecía practicado por los Babalawos e Iyanifas de las regiones históricas Yoruba de África Occidental ha legado al mundo un cuerpo de metodologías poéticas adivinatorias tan intrincadas que han sido añadidas por la UNESCO a su oficial Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Nativos americanos editar

El Gran Pacificador (algunas veces llamado como Daganawida o Dekanawida) cofundó la Liga Haudenosaunee en tiempos pre-colombinos. En retrospectiva, su profecía del niño vidente puede aparecer referirse al conflicto entre nativos y europeos (serpiente blanca).

De 1805 hasta la Batalla de Tippecanoe cuando falseó sus predicciones en 1811, el "Profeta Shawnee" Tenskwatawa guio una alianza para detener a los europeos de tomar más y más tierra hiendo hacia el oeste. Él reportó visiones que tuvo. Se dice que él dijo haber predicho en forma precisa un eclipse solar. Su hermano Tecumseh reestableció la alianza para la Guerra de Tecumseh, que terminó con la muerte del último en 1813. Tecumseh peleó junto con fuerzas británicas que, en el área de los Grandes Lagos, ocuparon, esencialmente, el territorio actual de Canadá.

Francis, el Profeta, influenciado por Tecumseh y Tenskwatawa, fue un líder de la facción Bastones Rojos de los indígenas Creek. Él viajó a Inglaterra en 1815 como un representante de las "cuatro naciones indias" en un intento sin éxito para convencer a Gran Bretaña para ayudarlos a resistir el expansionismo de los colonos blancos.

20 años después (1832), Wabokieshiek, el "Profeta Winnebago", por quien Prophetstown ha sido nombrado, (también llamado "White Cloud") proclamó que fuerzas británicas apoyarían a los indios en la Guerra de Black Hawk contra los Estados Unidos tanto como 20 años antes (basado en "visiones"). Ellos no hicieron así que él no fue considerado más un "profeta".

En 1869, Paiute Wodziwob fundó el movimiento Danza de los espíritus. Los rituales de danza fueron una ocasión para anunciar sus visiones de un terremoto que se tragaría a los blancos. Parece haber muerto en 1872.

El Paiute del Norte, Wovoka, proclamó que tuvo una visión durante el eclipse solar del 1 de enero de 1889, en la cual los Paiute muertos volverían de regreso y los blancos se desvanecerían de América; proporcionó a los nativos interpretar la danza de los espíritus. Esta idea se esparció entre otros pueblos Norte Americanos. El gobierno estuvo preocupado por una rebelión y envió tropas, las cuales guiaron a la muerte de Sitting Bull y la masacre de Wounded Knee en 1890.

Uso secular editar

La designación de "profeta victoriano" ha sido utilizado en referencia a críticas culturales de la era, tales como Thomas Carlyle y John Ruskin.

En el siglo XX tardío, la apelación de profeta ha sido utilizado para referirse a individuos particularmente exitosos en análisis del campo de economía, tales como en el profeta despectivo de la codicia. Alternativamente, comentadores sociales que sugirieron crisis creciente, a menudo, son llamados profetas de la fatalidad.

Científicos que analizan datos de pronóstico de eventos futuros pueden, también, ser considerados profetas en un sentido secular. En 2020, Ann Druyan estableció que, "Los únicos profetas de quien estoy, realmente, impresionada son los científicos climáticos de los pasados setenta años." Ella incluyó a su último esposo, Carl Sagan, entre los profetas modernos, con el descargo de responsabilidad que "(un) poco de cosas acerca que él especuló no ha resultado ser verdad, pero todas aquellas personas son humanos. Ellos solo estaban utilizando su conocimiento y su inteligencia para hacer buenas conjeturas."

En la tradición judeocristiana editar

 
Otorgamiento de la Ley: Moisés recibe los Diez Mandamientos. Gebhard Fugel, 1900.
 
El Profeta Isaías. Rafael Sanzio, 1511-1512. Fresco en Sant'Agostino, Roma.

La palabra profeta proviene de la Septuaginta, donde traductores usan el vocablo griego profētēs para el término hebreo nāḇîʾ; sin embargo, cuando la palabra hebrea nāḇîʾ se refiere a profetas que no hablan de parte del dios de Israel o que dicen falsedades, suele traducirlo como «pseudoprofētēs», o sea, «pseudoprofeta».

Por nǝḇîʾîm (profetas) se entiende, además, la segunda gran sección de la Biblia hebrea. Figura entre la Torá (Ley, Instrucción o Pentateuco) y los Ketuvim (Escritos). Los nǝḇîʾîm comprenden dos subgrupos: los profetas Iniciales (נביאים ראשונים i nǝḇîʾîm rishônim, con la narrativa de los Libros de Josué, Jueces, Samuel y Reyes) y profetas últimos (נביאים אחרונים o nevi'im aharonim, con la narrativa de los Libros de Isaías, Jeremías, Ezequiel y los Doce Profetas Menores).[5]​ Profetas son también los tres grandes gobernantes de Israel durante los tiempos de su unidad territorial como reino (monarquía unida), es decir, Saúl, David y Salomón (1030-926 a. C.).

Es importante indicar que no todos los Profetas de Israel figuran necesariamente en la segunda gran sección de la Biblia hebrea. Dentro de ella, y según la tradición judía, se consideran también profetas a diferentes figuras bíblicas cuya narrativa figura ya sea en la primera sección de la Biblia hebrea (Moisés, Aarón, Miriam) o bien en la tercera sección de la misma (Job, Ester, Daniel, Esdras, Nehemías).

El judaísmo agrupa a los profetas del siguiente modo:

Profetas de la Torá

Profetas primeros

4 Profetas mayores

  • Isaías
  • Jeremías
  • Ezequiel
  • Daniel

12 Profetas menores

  • Oseas
  • Joel
  • Amós
  • Abdías
  • Jonás
  • Miqueas
  • Nahum
  • Habacuc
  • Sofonías
  • Hageo
  • Zacarías
  • Malaquías

Profetas bíblicos, conocidos también como los Profetas del pueblo de Israel,[19]​ presentados por orden alfabético

Cristianismo editar

Para el cristianismo, el término se refiere tanto a los profetas anteriores a Jesús como a quienes, posteriormente, cumplieron una función profética en la iglesia cristiana. A través de la Vulgata la palabra profeta pasó al latín como prophēta y de allí a las lenguas románicas y germánicas.

Dentro del cristianismo, Juan el Bautista es considerado el último profeta precediendo a Jesús de Nazaret, quien, además de sus otros títulos (Mesías, Salvador, Rey de reyes, Hijo de Dios, etc.), es a su vez considerado el mayor Profeta.[53]

Profetas post-bíblicos editar

El cristianismo enseña que el último profeta de la Antigua Alianza fue Juan el Bautista.[55]​ A pesar de esto, en el nuevo testamento también se menciona en repetidas ocasiones la existencia de profetas tras la muerte de Jesús,[56]​como Felipe el Diácono[57]​y Silas.[58]

La validez de los profetas post-bíblicos varía según la denominación. La iglesia ortodoxa reconoce a Malaquías como el último profeta que habló directamente con Dios.[59]​ La iglesia católica no es clara sobre el tema,[60]​pero en varias ocasiones se han referido a ciertas personas como profetas, aunque no necesariamente en el sentido de alguien que habla con Dios o predice el futuro.[60]​ En las iglesias protestantes, especialmente en la rama evangelista, y en los movimientos restauracionistas, se suele tratar al fundador o líder como profeta.

Reconocidos por la iglesia católica editar

La iglesia católica se ha referido a algunos santos y beatos como profetas, aunque nunca ha entregado dicho título de forma oficial.

Profetas católicos editar
Reconocidos por otras denominaciones editar
Sin reconocimiento/reclamantes editar

Personas que reclamaron o fueron señalados de ser profetas sin tener el respaldo de alguna denominación cristiana.

En el islam editar

En el Bahaísmo editar

Véase también editar

Referencias editar

  1. Representado en el Altar de Isenheim (Museo de Unterlinden, Colmar); este profeta se halla dentro del marco de la Anunciación; posiblemente sea el profeta Isaías (740-700 a. C.).
  2. DRAE → Profeta: 1. "Poseedor del don de profecía"; 3. "Hombre que habla en nombre y por inspiración de Dios".
  3. En la religión griega, los profetas eran sacerdotes adscriptos a los templos, en especial los oraculares, que se encargaban de interpretar los vaticinios divinos.
  4. En plural, nevi'ím (נְבִיאִים); por lo general, el término plural es escrito en caracteres latinos ya sea con "v" o con "b" (navínevi'im; nabínebi'im). En el término "TaNaJ" (Biblia hebrea), la letra hebrea nun —"נ", que equivale a la letra "N" del alfabeto español e iniciala precisamente la palabra Nevi'ím, es empleada en la lengua hebrea para designar a los profetas de Israel.
  5. Jacob Neuser, « Écritures et traditions: Le judaïsme », en: Le grand atlas des religions, París: Encyclopaedia Universalis, 1990, pp. 226-228.
  6. Éxodo 2:3-4; Éxodo 15:20-21; Números 12 y Miqueas 6:4
  7. Números 11:24-29
  8. Jewish Encyclopedia: Phinehas
  9. 1 Crónicas 16:41-42; 25:1-6
  10. 1 Reyes 12:22-24
  11. 1 Reyes 4:14
  12. 2 Crónicas 16:1-10
  13. 1 Reyes 16:1,7,12; 2 Crónicas 19:2-3; New World Encyclopedia.
  14. 1 Reyes 22:1-27
  15. 2 Crónicas 20
  16. 2 Crónicas 20:35-37
  17. Jewish Encyclopedia: Zachariah ben Jehoiada
  18. 2 Reyes 22:14; Jewish Encyclopedia: Hulda
  19. Se los conoce como Profetas de Israel no por haber sido oriundos del antiguo territorio israelita sino porque fueron parte del pueblo de Jacob y su labor fue llevada a cabo fundamentalmente en relación con los israelitas (pueblo de Israel/Jacob; Am Israel).
  20. אהרן. La imagen presenta a Aarón como Sumo Sacerdote de Israel en el Tabernáculo, junto al Arca de la Alianza y la Menorá; se trata de un grabado de Carl Poellath, realizado en 1885.
  21. עובדיה
  22. אחיה
  23. עמוס
  24. דניאל
  25. דוד; considerado profeta en el judaísmo.
  26. דבורה
  27. אליהו
  28. אלישע
  29. עזרא
  30. אסתר
  31. יחזקאל
  32. חבקוק
  33. חגי
  34. ישעיהו
  35. ירמיהו
  36. איוב
  37. יואל
  38. יונה
  39. יהושע
  40. מלאכי
  41. מיכה
  42. מרים
  43. משה; considerado profeta en la literatura rabínica.
  44. נחום
  45. נתן
  46. נחמיה
  47. הושע
  48. שלמה
  49. שמואל
  50. שאול
  51. צפניה
  52. זכריה
  53. A partir de Jesús, todos los cristianos se supone que tienen una misión profética en la historia, y a muchos de ellos se les considera verdaderos profetas (fuente requerida).
  54. No considerado profeta por el judaísmo y el protestantismo.
  55. «Bible Gateway passage: Lucas 16:16 - Reina-Valera 1960». Bible Gateway (en inglés). Consultado el 24 de agosto de 2022. 
  56. «Bible Gateway passage: Apocalipsis 11:10 - Reina-Valera 1960». Bible Gateway (en inglés). Consultado el 24 de agosto de 2022. 
  57. «Bible Gateway passage: Hechos 8:26 - Reina-Valera 1960». Bible Gateway (en inglés). Consultado el 21 de octubre de 2022. 
  58. «Bible Gateway passage: Hechos 15:32 - Reina-Valera 1960». Bible Gateway (en inglés). Consultado el 21 de octubre de 2022. 
  59. «Marina Finogenova. Malachi, the “Seal of the Prophets”». OrthoChristian.Com. Consultado el 15 de diciembre de 2023. 
  60. a b Dawson, Steve; Hornbacher, Mark (10 de abril de 2019). Ordinary Christians, Extraordinary Signs: Healing in Evangelization (en inglés). The Word Among Us Press. ISBN 978-1-59325-007-2. «La iglesia católica es más "continuista", que "cesacionalista." ¿Qué significa esto? El cesacionismo es la creencia de que las señales y maravillas de la Iglesia del Nuevo Testamento (los extraordinarios dones espirituales (carismas) como lenguas, profecía o sanaciones) solo estaban destinadas a durar un tiempo y dejaron de estar presentes en la Iglesia después de que ese período de tiempo. El continuismo, por otra parte, es la creencia de que las señales y maravillas de la Iglesia primitiva continúan hasta hoy. » 
  61. «FORUM ORTHODOXE FRANCOPHONE». www.forum-orthodoxe.com. Consultado el 3 de agosto de 2022. 
  62. «www.synaxaristis - ΜΕΓΑΣ ΣΥΝΑΞΑΡΙΣΤΗΣ». www.synaxarion.gr. Consultado el 3 de agosto de 2022. 
  63. a b «El Camino de San Patricio». es.catholic.net. Consultado el 3 de agosto de 2022. 
  64. «Malaquías, profecías.». www.corazones.org. Consultado el 3 de agosto de 2022. 
  65. «Visiones». www.aciprensa.com. Consultado el 3 de agosto de 2022. 
  66. «Santa Hildegarda - Enciclopedia Católica». ec.aciprensa.com. Consultado el 3 de agosto de 2022. 
  67. «James Salomonius, Bl. | Encyclopedia.com». www.encyclopedia.com. Consultado el 3 de agosto de 2022. 
  68. «Beato Carino Pietro da Balsamo». Santiebeati.it. Consultado el 3 de agosto de 2022. 
  69. «Santa Juana de Arco, fue virgen, mártir y guerrera; también fue profetisa». Gaudium Press Español. 30 de mayo de 2022. Consultado el 3 de agosto de 2022. 
  70. «Santa Juana de Arco». www.tesorosdelafe.com. Consultado el 3 de agosto de 2022. 
  71. «Predicciones de San Juan Bosco». digilander.libero.it. Consultado el 3 de agosto de 2022. 
  72. «Padre Pio The Man - Biography». web.archive.org. 15 de diciembre de 2018. Archivado desde el original el 15 de diciembre de 2018. Consultado el 21 de octubre de 2022. 
  73. «San Oscar Romero - Informaciones sobre el Santo del día - Vatican News». www.vaticannews.va. Consultado el 15 de diciembre de 2023. 
  74. «Scheinig: Beato Pironio, un hombre y profeta de esperanza - Vatican News». www.vaticannews.va. 14 de diciembre de 2023. Consultado el 15 de diciembre de 2023. 
  75. «El Cardenal Eduardo Pironio, ‘obispo servidor de la Patria Grande’ - Vatican News». www.vaticannews.va. 9 de noviembre de 2023. Consultado el 15 de diciembre de 2023. 
  76. pensante, El. «Las profecías de Siener van Rensburg – El pensante». Consultado el 3 de agosto de 2022. 
  77. «William Marrion Branham, el profeta de la tecnología». Imagen Radio 90.5. 15 de marzo de 2017. Consultado el 3 de agosto de 2022. 
  78. «ВАНГА - VANGA - Pravoslavieto.com». www.pravoslavieto.com. Consultado el 15 de diciembre de 2023. 
  79. «Prophecy - Kenneth E. Hagin - Heritage of Faith Ministries International». hofmi.net (en inglés estadounidense). 1 de enero de 1980. Consultado el 3 de agosto de 2022. 
  80. Institute, Christian Research (12 de junio de 2009). «Benny Hinn's False Prophecies». Christian Research Institute (en inglés estadounidense). Consultado el 15 de diciembre de 2023. 
  81. «Conservative pastor claims he "healed" viewers of coronavirus through their TV screens». Newsweek (en inglés). 12 de marzo de 2020. Consultado el 3 de agosto de 2022. 

Enlaces externos editar