Vladimiro Montesinos

político peruano

Vladimiro Ilich Lenin Montesinos Torres (20 de mayo de 1945) es un exmilitar, abogado y político peruano que fue asesor presidencial del expresidente Alberto Fujimori entre 1990 y 2000.

Vladimiro Montesinos
Vladimiro Montesinos.jpg

Jefe de facto del Servicio de Inteligencia Nacional del Perú
1990-3 de octubre de 2000

Información personal
Nombre de nacimiento Vladimiro Ilich Lenin Montesinos Torres[1]
Nombre en español Vladimiro Ilich Lenin Montesinos Torres Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 20 de mayo de 1945
(75 años)
Bandera de Perú Arequipa, Perú
Nacionalidad peruano
Partido político Cambio 90 Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educado en Escuela Militar de Chorrillos.
Información profesional
Ocupación Militar, abogado, sociólogo, relacionista público y analista de inteligencia y de amenazas de contrainteligencia
Información criminal
Cargo(s) criminal(es) Asesino, asesinato, peculado y enriquecimiento ilícito Ver y modificar los datos en Wikidata
Firma Vladimiro montesinos signature.jpg
Notas
En prisión (2001-presente)

En 1976 habría proporcionado a los EE.UU. una lista que detallaba el armamento de origen soviético del Perú y las nuevas adquisiciones de armas para una posible guerra con el Chile de Pinochet.[2]​ Por ese hecho fue procesado ante el Fuero Privativo Militar, sin embrargo en noviembre de 1984 el Consejo de Guerra de la Segunda Zona Judicial del Ejército sobreseyó la causa al no haberse acreditado ninguno de los hechos investigados.[cita requerida]

Al ganar Alberto Fujimori las elecciones presidenciales de 1990, designa a Montesinos como Jefe del Servicio de Inteligencia Nacional del Perú (SIN), Consejero de Seguridad del Gobierno y el principal asesor presidencial entre 1990 y el año 2000. Colaboró en el diseño de la estrategia política para enfrentar a las redes terroristas de Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA). Asimismo, organizó desde el SIN el Sistema de Contrainteligencia (SICON) con el cual se neutralizaron las acciones encubiertas de espionaje chileno desarrolladas en la década de 1990.[cita requerida]

En septiembre de 2000, se develó un vídeo (el primer vladivideo) a todo el país, en el que Montesinos le entregaba 15 mil dólares al congresista de la oposición Alberto Kouri para que se pasara a las filas del partido de Fujimori. Una semana después fugó del Perú hacia Panamá. Debido a la estrategia de Montesinos por grabar todas sus reuniones (sin conocimiento de sus interlocutores), se cuenta con una gran cantidad de filmaciones y grabaciones de voz en donde se le observa en la cúspide de su poder repartiendo dinero y favores a empresarios y políticos peruanos. Estos hechos marcaron el fin del Fujimorato.

Está encarcelado en la prisión de máxima seguridad de la base naval del Callao y enfrenta al menos 8 juicios más en los próximos años. En total fue acusado de sesenta y tres delitos que van desde el narcotráfico hasta el asesinato.[cita requerida]

En septiembre de 2006 fue condenado a una pena de 20 años de prisión por su participación directa en un acuerdo ilegal para proporcionar 10.000 armas de asalto a las FARC. Montesinos fue el centro de una intrincada red de negociaciones para transportar los fusiles de asalto desde Jordania a la selva colombiana.[3]

El 1 de octubre de 2010, fue sentenciado a 25 años de pena efectiva junto a otros integrantes militares del Grupo Colina, por la matanza de Barrios Altos y la muerte de Pedro Yauri. El expresidente Alberto Fujimori fue igualmente sentenciado como «autor mediato» por este caso y la masacre de La Cantuta.[4]

Primero años y educaciónEditar

Nació en Arequipa en 1945, hijo de Francisco Montesinos y de Elsa Torres Vizcarra. Desciende del político y orador arequipeño Andrés Martínez de Orihuela, quien fuera ministro de Hacienda en 1833.

CarreraEditar

Vladimiro Montesinos, se graduó como alférez de artillería en 1966. Tercero entre 14 artilleros. Con el golpe militar de octubre de 1968, encabezado por el General Juan Velasco Alvarado fue destinado a un cuartel militar en Lima, su relación amical con el hijo del general Ernesto Montagne le favoreció para obtener los permisos para concurrir a la universidad a continuar sus estudios de abogacía y sociología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos; y Relaciones Públicas en la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Montagne pasó al retiro a fines de 1972, y su puesto fue asumido por el Canciller, General Edgardo Mercado Jarrín, También arequipeño. Al salir Montagne, Montesinos perdió influencia y recibió la noticia de que sería destinado a servir en un cuartel lejano de provincia. Montesinos preparó un trabajo sobre los objetivos estratégicos de las Fuerzas Armadas en cuanto a superación del concepto tradicional de Seguridad Nacional y acudió con Mercado ofreciéndole el trabajo como base de un discurso. Luego de ello, Mercado le indicó presentarse en su despacho, para asumir las funciones de asesor suyo. Montesinos se halló en el centro del poder y de la información y fue la mano derecha de Mercado como primer Ministro, ministro de Guerra y Comandante General del Ejército durante el gobierno de las Fuerzas Armadas.

Escándalo de espionajeEditar

En 1976, el mayor José Fernández Salvatteci del Servicio de Inteligencia Militar del Ejército, acusó a Montesinos de los delitos de espionaje y traición, acusándolo de entregar documentos militares a la embajada de los Estados Unidos en Lima. Los documentos incluían una lista de armas que Perú había comprado a la Unión Soviética. Poco después, el general Mercado ordenó que las acusaciones fueran retiradas.

Se sabe que Montesinos realizó un viaje de dos semanas a Washington DC pagado por el gobierno de los Estados Unidos. A su regreso a Lima, fue arrestado por no haber obtenido el permiso oficial del gobierno para realizar el viaje. Las investigaciones posteriores revelaron que tenía en su poder documentos de máximo secreto, y que los había fotografiado y entregado copias a la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA). Montesinos había viajado a los Estados Unidos sin autorización del comando del ejército, y había falsificado documentos militares para permitirle completar el viaje sin ser detenido. Visitó varias instituciones extranjeras como representante oficial del ejército peruano, también sin autorización. Por estos hechos, fue dado de baja deshonrosamente del ejército y condenado a un año en prisión militar. Esta fue una sentencia mucho menos severa que la pena de muerte habitual que era el castigo para los traidores durante el régimen militar.

Años más tarde, los documentos desclasificados del Departamento de Estado de EE. UU. revelaron el motivo del interés de la CIA en Montesinos. En la década de 1970, Perú estaba gobernado por el único régimen de izquierda en América del Sur, un continente dominado por gobiernos de derecha. Encerrado en la Guerra Fría con la Unión Soviética y temiendo su influencia en la región, así como la del gobierno comunista de Cuba, Estados Unidos buscaba información sobre las actividades militares del Perú. Montesinos conjuró y contó una historia sobre una posible intervención armada del Perú contra Chile, que era gobernado por Pinochet, aliado de los Estados Unidos. La operación militar contaría con el respaldo del régimen cubano y tenía el objetivo de recuperar el territorio que Perú había perdido después de la Guerra del Pacífico.

Luego de la vida militarEditar

Al pasar a la situación militar de retiro en septiembre de 1976, falsificó documentos para fingir que continuo sus estudios de Derecho en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Dos años después, el 24 de julio de 1978, Montesinos recibe el título de abogado. Según varios informes periodísticos, no está asentada la graduación ni titulación como abogado en ningún libro de la Oficina de Registro Central de la Universidad de San Marcos. Por lo que Montesinos nunca obtuvo de modo regular su título profesional de Abogado, a falta de documentos sustentatorios de la emisión de dicho título.

Se inscribió como abogado en la Corte Superior de Lima el 15 de agosto de 1978 y luego se incorporó en el Colegio de Abogados de Lima, comenzando a representar legalmente a narcotraficantes colombianos y peruanos en los tribunales y a policías involucrados en el narcotráfico; en la década de 1980. En 1985, defendió a todos los Jefes de la Policía y empresarios acusados por el caso "Villa Coca Padrino", el narcotraficante más poderoso en ese entonces. Se exculpó a los acusados quienes fueron absueltos de la acusación fiscal durante el gobierno Aprista de Alan García Pérez.[cita requerida]

Entre 1980 y 1983, colaboró con el diario Kausachum, dirigido por el exvocero del depuesto presidente Juan Velasco Alvarado, Augusto Zimmerman, con datos de espionaje telefónico en el seno del ejército; de esta forma se denunciaba a los militares. El Comandante General de Ejército Carlos Briceño como represalia lo hizo denunciar por traición a la patria, entonces Montesinos viajó a Buenos Aires. En 1984 su caso fue nuevamente archivado al haberse sobreseído la causa por no haberse acreditado dicho delito y su responsabilidad penal, cuyo fallo de la Justicia Militar tiene la calidad de cosa juzgada. Así regresó al Perú.

Durante el fujimoratoEditar

Represión políticaEditar

En 1990, retomó notoriedad pública por defender al candidato del partido Cambio 90, Alberto Fujimori, de acusaciones de fraude y de transacciones irregulares en bienes raíces. El entonces asesor de Fujimori, Absalón Vásquez, lo presenta como abogado y poco después se desvirtuaron las pruebas de sus delitos por el asesoramiento legal de Montesinos.

Luego de asumir Fujimori el gobierno, fue elevado a la condición de Asesor del Jefe del Servicio de Inteligencia. El 5 de abril de 1992, Fujimori procede a suspender la Constitución de 1979, disolver el Congreso y ordena la reorganización del Poder Judicial. Montesinos ejerció influencia para que despidan a los jueces que no se sometieran a los designios de su jefe y se tomaron medidas contra toda la prensa escrita y hablada, censurando los medios de información desde la noche del golpe.

Fujimori siguió con su campaña de copamiento político, destituyendo a varios generales de la Policía que eran contrarios a su gobierno.

Acciones antiterroristasEditar

Montesinos colaboró en la legislación sobre arrepentimiento materializada en el Decreto Ley N° 25497 que se promulgó el 16 de mayo de 1992 durante el gobierno del presidente Fujimori, cuya norma legal fue concebida y diseñada desde el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), con la finalidad de obtener valiosa información para el Sistema de Inteligencia Nacional (SINA) y golpear a los aparatos partidarios de dichas redes.

Durante la vigencia de la Ley de Arrepentimiento, se acogieron 8,226 terroristas a los beneficios que en ella se establecía, después de haberse cumplido con los procedimientos para la reducción, exención y remisión de la pena, según sea el caso y el valor de la información aportada. Uno de esos arrepentidos fue el senderista Luis Alberto Arana Franco alias Manuel quien fue la persona que brindó, a los miembros del GEIN de la DINCOTE, la información que posibilitó la ubicación y captura de Abimael Guzmán de Elena Iparraguirre Revoredo y de tres integrantes del Comité Central. A cambio de esa valiosa información a Arana Franco se le cambió de identidad al igual que a su mujer y se les prometió que saldrían del del país para radicar en el extranjero, compromiso que a la fecha no se ha cumplido.[5]

 
Primer encuentro entre Montesinos y Abimael Guzmán en 1992.

Alberto Fujimori dispuso que Vladimiro Montesinos, como funcionario del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) tomara contacto con estos terroristas para que depusieran su actitud y cesara la violencia en el país. Así, dando cumplimiento a dicha tarea, Montesinos formuló el Plan de Inteligencia "Misti 92" que consistía en entablar conversaciones con los cabecillas terroristas con la finalidad de buscar la paz.[6]

El plan culminó a fines del año 1995, logrando que la red terrorista Sendero Luminoso se divida o escinda en dos bloques antagónicos entre sí:[7]​ El bloque escisionista "PROSEGUIR", que buscaba la continuación de la guerra interna en el país y era comandado por Óscar Ramírez Durand (a) Feliciano y tenía como sus lugartenientes a Víctor Quispe Palomino (a) José y Leonardo Huamaní Zúñiga (a) Alipio, estableciendo como su área de sus operaciones el VRAEM. El otro bloque, conducido por Abimael Guzmán, proponía el cese de las operaciones terroristas en todo el país bajo las consignas de «pasar de tiempos de guerra a tiempos de paz» y de «lucha política con armas a lucha política sin armas».

Estos hechos han sido reconocidos por la Comisión de la Verdad y Reconciliación en su libro "Hatun Willakuy" en donde se señala: «El único punto concedido por Montesinos fue facilitar el desplazamiento de dirigentes senderistas por las prisiones para conseguir alinear a los militantes con la propuesta de Guzmán. Su evidente propósito era lograr la escisión del PCP-SL, objetivo que consiguió y que constituye su logro más importante».[8]

En 1996, el Congreso de la República (ya en manos de Fujimori) rechazó un proyecto de la oposición de investigar a Montesinos. Ese mismo año el narcotraficante Demetrio Chávez, alias Vaticano, fue arrestado, para luego declarar que pagaba mensualmente a Montesinos 50 mil dólares a cambio de su protección. Más adelante, se retractó de lo dicho. Las declaraciones de este narcotraficante, dieron lugar en el año 2001 a un largo proceso judicial en donde la Cuarta Sala Penal Liquidadora de la Corte Superior de Justicia de Lima, el 20 de diciembre de 2013 lo absolvió del presunto delito. La causa fue elevada a la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia de la República, entidad que ratificó la absolución de Vladimiro Montesinos.

En 1999 fue intervenido en la localidad de Cochas Chico, en las inmediaciones de Huancayo, Oscar Ramírez Durand (a) Feliciano, el cabecilla más emblemático del bloque escisionista "PROSEGUIR". Al ser traído a Lima, fue conducido y alojado en las instalaciones del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN). La información brindada por 'Feliciano' permitió conocer las diversas formas de reclutamiento de nuevos cuadros senderistas en el bloque "PROSEGUIR" y el empleo de los denominados «niños pioneritos».

En 1997, la cadena de televisión Frecuencia Latina perteneciente al empresario Baruch Ivcher, de quien se sospecha tenía una sociedad comercial con Montesinos -pero según la periodista Sally Bowen "por razones hasta hoy desconocidas" terminó peleado con éste- emitió una denuncia donde la agente del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE) Leonor La Rosa, fue torturada por agentes militares. Ese caso, demostró a la larga ser falso.[9][10][11]​ Ese mismo año se encontró el cuerpo decapitado de otra agente del SIE, Mariella Barreto. El gobierno le retiró la nacionalidad peruana al dueño del canal.

CaídaEditar

 
Vladivideo donde se aprecia a Vladimiro Montesinos entregando 350 mil dólares a Ernesto Schutz para controlar la línea editorial de Panamericana Televisión (1998).

En septiembre de 2000, los congresistas Fernando Olivera Vega y Luis Iberico mostraron un vídeo (el primer vladivideo) a todo el país, en el que Montesinos le entregaba 15 mil dólares al congresista de la oposición Alberto Kouri para que se pasara a las filas del partido de Fujimori, Perú 2000. Cuando el vídeo fue emitido en señal abierta por medio del Canal N, Fujimori decidió intervenir la casa de su exesposa, Trinidad Becerra, con el nombre de un falso fiscal para sacar pruebas que pudieran inculparlo. Una semana después, Montesinos viajó a Panamá y en octubre vuelve al Perú para luego partir en un velero hacia un paradero desconocido. Mientras que Fujimori fingía realizar esfuerzos tratando de localizarlo en un suburbio de Chaclacayo. Debido a la estrategia de Montesinos por grabar todas sus reuniones (sin conocimiento de sus interlocutores), se cuenta con una gran cantidad de vladivideos y vladiaudios (filmaciones y grabaciones de voz) en donde se le observa en la cúspide de su poder repartiendo dinero y favores a empresarios y políticos peruanos, entre ellos el empresario televisivo Ernesto Schutz Landazuri, el banquero Dionisio Romero Seminario y a algunos empresarios chilenos (véase Caso Lucchetti).

Estadía en VenezuelaEditar

En junio de 2001, es encontrado en una finca rural en Venezuela y deportado al Perú para enfrentar juicios por narcotráfico de los cuales fue absuelto, enriquecimiento ilícito, autor mediato de homicidio en la lucha contraterrorista y lavado de dinero (absuelto). Su estadía en Venezuela fue tema de política interna. Desde meses antes que fuera capturado, la prensa venezolana publicaba periódicamente indicios de la presencia de Montesinos y los políticos de oposición acusaban al gobierno de protegerlo, hechos que el gobierno negaba y algunas veces ridiculizaba. Por su investigación sobre la presencia de Montesinos en Venezuela la periodista Patricia Poleo, recibió el Premio de Periodismo Rey de España en 2001. Durante ese período, representantes del gobierno peruano visitaron a Venezuela en varias ocasiones y la agencia oficial de prensa de Perú informó que en una de esas visitas el Ministro del Interior de ese país había entregado pruebas de la presencia de Montesinos en Venezuela al gobierno venezolano. Esa información no fue confirmada oficialmente por ninguno de los dos gobiernos.

Juicio y prisiónEditar

Actualmente, está recluido en la Base Naval del Callao, compartiendo, de manera separada, reclusión con los cabecillas de las redes terroristas de Sendero Luminoso: Abimael Guzmán Reinoso (a) Gonzalo, Oscar Ramírez Durand (a) Feliciano y Florindo Flores Hala (a) Artemio y del MRTA: Víctor Polay Campos (a) Rolando y Miguel Rincón Rincón (a) Francisco, contra quienes combatió desde el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) en la década de los noventa.

En 2002 la Oficina Federal de Justicia de Berna (OFI) informó que el procurador anti-corrupción del Perú, Julio Arbizu estuvo de gira en Berna para rastrear cuentas congeladas a nombre de Vladimiro Montesinos que luego fueron repatriadas a Lima[12]​ y que sumaban unos 49.5 millones de dólares producto de delitos de la corrupción y de comisiones ilegales en la entrega de armas al estado peruano.

El 1 de octubre de 2010, la Primera Sala Penal Especial, resolvió sentenciar como «autor mediato» a 25 años de pena efectiva a Vladimiro Montesinos y a otros integrantes militares del Grupo Colina, por la matanza de Barrios Altos y la desaparición y muerte de Pedro Yauri. La sentencia fue confirmada por la instancia Suprema como en el caso del expresidente Alberto Fujimori quien igualmente fue sentenciado a la pena de 25 años como «autor mediato» por el caso Barrios Altos y La Cantuta. Lamentablemente, esta sentencia tiene serios cuestionamientos puesto que el juez César San Martín tuvo que escribir correos electrónicos a sus pares españoles solicitándoles consejos y ayuda para poder sentenciar a Alberto Fujimori. La autoría mediata quiere decir que Alberto Fujimori, por el solo hecho del ser presidente, debió conocer al Grupo Colina y, por consiguiente, debió saber de sus acciones, siendo culpable por ser el Comandante de las Fuerzas Armadas. Asimismo, en el juicio, no se pudo comprobar la tesis de que él controlaba al Grupo Colina, siendo declarado culpable del cargo de Autoría mediata.

PublicacionesEditar

Montesinos es autor de seis libros sobre temas de inteligencia y contrainteligencia:

  • Peón de Ajedrez, análisis político sobre la izquierda latinoamericana.
  • Ídolos de Barro, análisis y estudio de las redes de inteligencia cubana y venezolana sudamérica.
  • Guerra Sin Rostro, análisis de las redes terroristas Al Qaeda, Hamas e Hezbolá.
  • Sin Sendero, Alerta Temprana, examina acción de la red terrorista Sendero Luminoso en el siglo XXI.
  • Espionaje Chileno, Operaciones Especiales de Inteligencia contra el Estado Peruano», describe cómo operan sus aparatos de inteligencia militar en Perú.
  • Sin Sendero, Alerta Temprana II, advierte sobre las implicancias que representa para la Seguridad Nacional la reconstitución de la red terrorista Sendero Luminoso.
  • Operación militar Chavín de Huántar. CON EL TERRORISMO NO SE NEGOCIA, narra los antecedentes y detalles de cómo fue planificada y ejecutada.[13]

ReferenciasEditar

  1. Wiener, Raúl A. (mayo de 2016). Colectivo Raúl Wiener Fresco, ed. Bandido Fujimori - El Reeleccionista (III edición). Perú. p. 23. 
  2. (Gustavo Gorriti, "El Traidor de la Democracia Peruana. Montesinos, el Svengali de Fujimori", documento de La República, 4.7.94, originalmente publicado en la revista norteamericana Covert Action)
  3. «¿Tambores de salida? Los casos de Vladimiro Montesinos, Alex Kouri, Antauro Humala y Fernando Zevallos». Consultado el 15 de marzo de 2020. 
  4. «¿Tambores de salida? Los casos de Vladimiro Montesinos, Alex Kouri, Antauro Humala y Fernando Zevallos». Consultado el 15 de marzo de 2020. 
  5. «Testigo clave Arana Franco pide garantías para su vida». Consultado el 11 de marzo de 2020. 
  6. Montesinos, Vladimiro (2009). Sin Sendero. Alerta Temprana. Lima: EZER editores. p. 162. Consultado el 12 de febrero de 2017. 
  7. Montesinos, Vladimiro (2011). Sin Sendero. Alerta Temprana II. Lima: EZER editores. p. 103. Consultado el 12 de febrero de 2017. 
  8. «Hatun Willakuy. Versión abreviada del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación. | Centro de Documentación e Investigación». lum.cultura.pe. Consultado el 12 de noviembre de 2019. 
  9. «Caso Leonor La Rosa: La Gran Estafa». www.blogcyh.com. Consultado el 8 de febrero de 2017. 
  10. http://www.rpp.com.pe/2013-02-03--caso-leonor-la-rosa-puede-implicar-estafa-contra-el-estado-noticia_563868.html
  11. «Copia archivada». Archivado desde el original el 19 de mayo de 2014. Consultado el 19 de mayo de 2014. 
  12. «"Suiza transferirá a Perú el dinero bloqueado"». Portada - SWI swissinfo.ch. 3 de octubre de 2012. 
  13. «Vladimiro Montesinos: Así fue la presentación del libro del ex asesor». Peru21. 24 de enero de 2017. Archivado desde el original el 11 de febrero de 2017. Consultado el 8 de febrero de 2017. 

Enlaces externosEditar