Autarquía

característica de la autosuficiencia, generalmente aplicada a los Estados políticos o a sus sistemas económicos

La autarquía es la característica de autosuficiencia, generalmente aplicada a sociedades, comunidades, estados y sus sistemas económicos.

La autarquía como ideal o método ha sido adoptada por una amplia gama de ideologías políticas y movimientos, especialmente de izquierda, ideologías como el socialismo africano, el mutualismo, el comunismo de guerra,[1]​ el comunismo consejista, el comunalismo, swadeshi, sindicalismo (especialmente anarcosindicalismo) y populismo de izquierda, generalmente en un esfuerzo por construir estructuras económicas alternativas o para controlar recursos contra estructuras que un movimiento particular considera hostiles. Los movimientos conservador, centrista y nacionalista también han adoptado la autarquía en un intento de preservar parte de un orden social existente o de desarrollar una industria en particular. Algunos movimientos como el populismo de derecha y la extrema derecha ocasionalmente adoptaron la autarquía como meta.

Los defensores de la autarquía han abogado por la autosuficiencia nacional para reducir las influencias económicas, políticas y culturales extranjeras, así como para promover la paz internacional.[2]​ Los economistas generalmente apoyan el libre comercio.[3]​ Existe un amplio consenso entre los economistas de que el proteccionismo tiene un efecto negativo en el crecimiento económico y el bienestar económico, mientras que el libre comercio y la reducción de barreras comerciales tiene un efecto positivo en el crecimiento económico[4][5]

La autarquía puede ser una política de un estado o de algún otro tipo de entidad cuando busca ser autosuficiente como un todo, pero también puede limitarse a un campo estrecho como la posesión de una materia prima clave. Algunos países tienen una política de autarquía con respecto a los alimentos[6]​ y agua por razones de seguridad nacional. La autarquía puede resultar del aislamiento económico o de circunstancias externas en las que un estado u otra entidad vuelve a la producción localizada cuando carece de moneda o de un exceso de producción para comerciar con el mundo exterior.[7][8]

Una economía autárquica que tampoco puede o no puede realizar comercio exterior se conoce como "economía cerrada".[9]

EtimologíaEditar

La palabra autarquía proviene del en griego, αὐτάρκεια, que significa "autosuficiencia" (derivado de αὐτο-, "yo" y ἀρκέω, "suficiente"). El término a veces se confunde con autocracia (griego: αὐτoκρατία "gobierno por un solo gobernante absoluto") o autarquía (griego: αὐταρχία - la idea de rechazar el gobierno y gobernarse a uno mismo y a nadie más).

FilosofíaEditar

En el estoicismo el concepto de autarquía representa la independencia de cualquier cosa externa, incluida la independencia de las relaciones personales, de modo que uno sea inmune a los caprichos de la fortuna. El estoico sabio es autárquico al depender sólo de su propia virtud.[10]

En el epicureísmo el concepto de autarquía representa tener la menor cantidad de requisitos posibles para vivir una vida de placer, libre de dolor (aponia).[11]

HistoriaEditar

Antigüedad y edad mediaEditar

Las primeras sociedades estatales que pueden considerarse autárquicas incluyen el pastoralismo nómada y la economía palatina, aunque con el tiempo tienden a volverse menos autosuficientes y más interconectadas. La última Edad del Bronce, por ejemplo, vio que las economías palaciegas que antes eran autosuficientes dependían más del comercio, lo que puede haber sido un factor que contribuyó al eventual colapso de la edad del bronce tardía cuando se produjeron varias crisis y golpes a esos sistemas a la vez. Después de ese colapso, el ideal de autarkeia formó parte de la cultura política griega emergente, enfatizando la autosuficiencia económica[12]​ y autogobierno local.

La filosofía populista china de agriculturalismo, prominente en los períodos de primavera y otoño y estados en guerra, apoyó la igualdad y la autosuficiencia[13]​ como un antídoto contra la guerra desenfrenada y la corrupción.

Durante la caída del imperio romano occidental, algunas rebeliones y comunidades persiguieron la autarquía como una reacción tanto a la agitación como para contrarrestar el poder imperial. Un ejemplo destacado es el Bacaude, que se rebelaron repetidamente contra el imperio y "formaron comunidades autónomas" con sus propia[14]​ economía interna y acuñación.

Las comunas medievales combinaron un intento de autosuficiencia económica general mediante el uso de tierras y recursos comunes con el uso de pactos de defensa mutua, asambleas vecinales y milicias organizadas para preservar la autonomía local[15]​ acontra de las depredaciones de la nobleza local. Muchas de estas comunas se convirtieron más tarde en potencias comerciales como la Liga Hanseática. En algunos casos, las economías de las aldeas comunales mantuvieron su propio sistema de deuda[16]​ como parte de una economía autosuficiente y para evitar depender de intereses aristocráticos o comerciales posiblemente hostiles. La tendencia hacia la "autosuficiencia local" aumentó[17]​ después de la Peste Negra, inicialmente como reacción al impacto de la epidemia y más tarde como una forma de que las comunas y las ciudades-estado mantuvieran el poder contra la nobleza.[18]

También hay un debate considerable sobre cómo fueron las culturas autárquicas que resistieron la expansión del capitalismo temprano. Las comunidades de piratas de la edad de oro han sido denominadas sociedades fuertemente autárquicas donde[19]​ "los merodeadores... vivían en pequeñas democracias autónomas "y como un" anti-autarquía "debido[20]​ a su dependencia de las incursiones.

Aunque es más raro entre los estados imperiales, algunas autarquías ocurrieron durante períodos de tiempo específicos. La dinastía Ming, durante su período posterior, más aislacionista, mantuvo una economía cerrada que prohibía el comercio exterior y se centró en la distribución centralizada de bienes producidos en granjas y talleres localizados.[21]​ Una jerarquía de burócratas supervisó[22]​ la distribución de estos recursos desde depósitos centrales, incluido uno masivo ubicado en la Ciudad Prohibida. Ese depósito era, en ese momento, la base logística más grande del mundo. El Imperio Inca también mantuvo un sistema de autarquía en toda la sociedad basado en impuestos comunitarios de bienes específicos y "suministro por orden".

Siglos XIX y principios del XXEditar

En algunas áreas del sur anterior a la guerra, las poblaciones negras esclavizadas y libres forjaron economías autosuficientes en un esfuerzo por evitar la dependencia de la economía más grande controlada por la aristocracia plantadora. En el este de Carolina del Norte, las comunidades, a menudo basadas en áreas pantanosas, utilizaron una combinación de agricultura y pesca para forjar una "economía oculta" y asegurar la supervivencia.[23]​ La relativa autosuficiencia de estas poblaciones afroamericanas marítimas proporcionó la base para una cultura política fuertemente abolicionista.[24]​ que hizo demandas cada vez más radicales después del comienzo de la Guerra Civil Estadounidense. Debido a las tensas relaciones con algunos comandantes de la Unión y facciones políticas durante y después de esa guerra, estas comunidades "centraron sus esfuerzos organizativos en desarrollar sus propias instituciones, su propio sentido de autosuficiencia y su propia fuerza política".[25]

[26]​ También se puede ver en la reacción populista del Partido Popular (Estados Unidos) a las explotaciones del libre comercio a fines del siglo XIX y en muchos movimientos tempranos del socialismo utópico. Sociedades de ayuda mutua como la Grange y los soberanos de la industria intentaron establecer economías autosuficientes (con diversos grados de éxito) en un esfuerzo por ser menos dependientes de lo que vieron como un sistema económico explotador y por generar más poder para impulsar reformas.

Los primeros movimientos socialistas utilizaron estos esfuerzos autárquicos para construir su base con instituciones como la Bourse du Travail, los comedores socialistas y la asistencia alimentaria. Estos jugaron un papel importante en asegurar la lealtad de los trabajadores y convertir esos partidos en instituciones cada vez más poderosas (especialmente en Europa) a lo largo de finales del siglo XIX y principios del XX. A través de estas cooperativas,[27]​ "Los trabajadores compraron pan socialista y zapatos socialistas, bebieron cerveza socialista, organizaron vacaciones socialistas y obtuvieron una educación socialista".

Las autarquías agrícolas locales y regionales en muchas áreas de África y Sudeste de Asia fueron desplazadas[28]​ por las administraciones coloniales europeas a finales del siglo XIX y principios del XX, que buscaban empujar a las aldeas minifundistas a plantaciones más grandes que, aunque menos productivas, podían controlar más fácilmente. Las comunidades y sociedades autosuficientes que terminaron con el colonialismo fueron citadas más tarde como un ejemplo útil por los anarquistas africanos.[29]​ a finales del siglo XX.

Los movimientos comunistas adoptaron o rechazaron la autarquía como un objetivo en diferentes momentos. En su estudio del anarquismo a finales del siglo XIX, Voltairine De Cleyre resumió[30]​ los objetivos autárquicos de los primeros socialistas y comunistas anarquistas como "comunas pequeñas, independientes, autosuficientes y que operan libremente". Peter Kropotkin en particular abogó por la autarquía local y regional[31]​ integrando la agricultura y la industria, en lugar de la división internacional del trabajo. Su trabajo repetidamente presentó a las comunidades "que no necesitaban ayuda ni protección desde afuera" como un modelo más resistente.[32]

Algunas comunidades socialistas como Charles Fourier lucharon por la autosuficiencia. La temprana URSS en la Guerra Civil Rusa luchó por una economía autosuficiente[33]​ con el Comunismo de guerra, pero más tarde prosiguió el comercio internacional vigorosamente bajo la Nueva Política Económica. Sin embargo, si bien el gobierno soviético durante el último período alentó el comercio internacional, también permitió e incluso alentó[34]​ las autarquías locales en muchas aldeas campesinas.

A veces, los grupos de izquierda se enfrentaron por proyectos autárquicos. Durante la guerra civil española, el anarcosindicalista CNT y el socialista UGT habían creado cooperativas económicas en el Levante español que ellos reclamaron[35]​ estaban "gestionando la vida económica de la región independientemente del gobierno. Pero las facciones comunistas respondieron tomando medidas enérgicas contra estas cooperativas en un intento por devolver el control económico a manos del gobierno central.

Hay gobiernos totalitarios de derecha que también se han esforzado por lograr la autarquía, desarrollar la industria nacional e imponer aranceles elevados, pero que han aplastado a otros movimientos de autarquía. En 1921, los fascistas italianos atacaron los proyectos autárquicos de izquierda existentes a instancias de los grandes terratenientes, destruyendo aproximadamente 119 cámaras laborales, 107 cooperativas y 83 oficinas campesinas solo ese año.[36]​ La Alemania nazi bajo el ministro de Economía Hjalmar Schacht, y más tarde Walther Funk, todavía persiguieron un importante comercio internacional, aunque bajo un sistema diferente, para escapar de los términos del Tratado de Versalles, satisfacer a las élites empresariales y prepararse para la guerra. El régimen continuaría realizando intercambios comerciales, incluso con países como Estados Unidos, incluidas las conexiones con importantes empresas como IBM y Coca-Cola.[37]

Después de la Segunda Guerra MundialEditar

La autosuficiencia económica fue perseguida como objetivo por algunos miembros del movimiento de los países no alineados, como India bajo Jawaharlal Nehru[38]​ y Tanzania,[39]​ bajo la ideología de Ujamaa[40]​ y el Movimiento Swadeshi. Eso fue en parte un esfuerzo por escapar de la dominación económica tanto de Estados Unidos como de la Unión Soviética mientras se moderniza la infraestructura de los países.

Las autarquías a pequeña escala fueron utilizadas a veces por el movimiento de derechos civiles, como en el caso del boicot de autobuses de Montgomery. Los boicoteadores establecieron su propio sistema autosuficiente de tránsito barato o gratuito para permitir que los residentes negros se pusieran a trabajar y evitar el uso de los sistemas públicos entonces segregados en un esfuerzo exitoso para ejercer presión política.

Los esfuerzos autárquicos por la soberanía alimentaria también formaron parte del movimiento de derechos civiles. A finales de los 60, la activista Fannie Lou Hamer fue una de las fundadoras de Freedom Farms Cooperative, un esfuerzo[41]​ para redistribuir el poder económico y construir la autosuficiencia en las comunidades negras. "Cuando tienes 400 litros de verduras y sopa de gumbo enlatada para el invierno, nadie puede presionarte o decirte qué decir o hacer", resumió Hamer como el fundamento de la cooperativa. Los esfuerzos fueron ampliamente dirigidos[42]​ por segregacionista autoridades y la extrema derecha con medidas que van desde la presión económica hasta la violencia abierta.

Después de la Segunda Guerra Mundial, esfuerzos autónomos en Europa adoptaron proyectos autárquicos locales en un esfuerzo por crear espacios de izquierda antiautoritarios, especialmente influyendo en el centro social y el movimiento okupa. Estos esfuerzos siguen siendo una característica común de los movimientos autonomistas y anarquistas en el continente en la actualidad. El centro social Micropolis en Grecia, por ejemplo, tiene gimnasios, restaurantes, bares, espacios para reuniones y distribución gratuita de alimentos y recursos.[43]

Alrededor de 1970, el Partido Pantera Negra se alejó del internacionalismo comunista ortodoxo hacia el "intercomunalismo", un término acuñado[44]​ por Huey P. Newton, "para retener lo local cuando el resto del pensamiento radical parecía moverse globalmente". El intercomunalismo atrajo[45]​ proyectos autárquicos de izquierda como clínicas médicas gratuitas y programas de desayuno, expresamente articulados como intentos de llenar un vacío dejado por el fracaso del gobierno federal para proporcionar recursos tan básicos como alimentos a las comunidades negras.

La autarquía es una parte clave de las ideas del Comunalista de Murray Bookchin, quien escribió[46]​ que en un futuro más liberado "cada comunidad se aproximaría a la autarquía local o regional" y se referiría a la autarkeia como parte esencial[47]​ de la historia de los esfuerzos izquierdistas por la liberación local. Las ideas de Bookchin, perfeccionadas desde la década de 1960 hasta principios de la década de 2000, tuvieron una influencia en múltiples cepas modernas de anarquismo y socialismo libertario, incluida la economía de Rojava.

El influyente[48]​ El libro anarquista de 1983 bolo'bolo , de Hans Widmer, defendía el uso de la autarquía entre sus utópicas comunas anticapitalistas (conocidas como bolos), afirmando que "el poder del Estado se basa sobre el suministro de alimentos. Sólo sobre la base de un cierto grado de autarquía pueden los bolos entrar en una red de intercambio sin ser explotados ".[49]​ Widmer teorizó que a través de la "autarquía táctica"[50]​ tales comunas podrían evitar el regreso de estructuras opresivas y una economía monetaria.[51]

Los esfuerzos autárquicos para contrarrestar la privatización forzosa de los recursos públicos y mantener la autosuficiencia local también formaron una parte clave de los esfuerzos alter-globalization. La guerra del agua de Cochabamba hizo que los bolivianos se opusieran con éxito a la privatización de su sistema de agua para mantener el recurso en manos públicas.[52]

ContemporáneoEditar

Hoy en día, las autarquías económicas nacionales son relativamente raras. Un ejemplo comúnmente citado es Corea del Norte, basado en la ideología gubernamental de Juche (autosuficiencia), que se preocupa por mantener su economía local localizada en el rostro de su aislamiento. Sin embargo, incluso Corea del Norte tiene comercio extenso con Rusia, China, Siria, Irán, Vietnam, India y muchos países de Europa y África. Corea del Norte tuvo que importar alimentos durante una hambruna generalizada en la década de 1990.

Un mejor ejemplo moderno a nivel social es la región autónoma de Rojava, la región autónoma del norte de Siria. En gran parte aislado del comercio internacional, enfrentando múltiples enemigos y luchando por una sociedad basada en el comunalismo, el gobierno y la constitución de Rojava enfatizan la autosuficiencia económica[53]​ dirigido por los ayuntamientos y ayuntamientos. La sociedad y la economía de Rojavan están influenciadas por las ideas de Bookchin, incluido el énfasis en el autogobierno local y regional. Según los cambios realizados en 2012, la propiedad y los negocios pertenecen a quienes viven en ellos o los utilizan para lograr estos objetivos, mientras que la infraestructura, la tierra y los principales recursos son bienes comunes administrados por los consejos locales y regionales. Bookchin, sin embargo, estaba preocupado por los efectos del autarkismo aislacionista con respecto al cierre de una comunidad y, por lo tanto, siempre enfatizó la necesidad de un equilibrio entre el localismo y el globalismo.[54]

Un ejemplo de un esfuerzo contemporáneo en la autarquía localizada, incorporando la historia del concepto de nacionalismo negro, Ujamaa, y el movimiento de derechos civiles, tomó el concepto de Cooperación Jackson,[55]​ un movimiento destinado a crear una economía de clase trabajadora negra autosuficiente en Jackson, Misisipi. El movimiento ha apuntado[56]​ asegurar la tierra y construir cooperativas y lugares de trabajo autosuficientes "para transformar democráticamente la economía política de la ciudad" y rechazar la gentrificación. Cooperación Jackson también vio una ganancia en el poder político electoral cuando su participación resultó fundamental para la elección de alcalde de 2013 de Chokwe Lumumba y la elección de 2017 de su hijo, Chokwe Antar Lumumba.

Apoyo y oposiciónEditar

Autarquía localEditar

Autarquía socialEditar

SoporteEditar

OposiciónEditar

Teoría macroeconómicaEditar

SoporteEditar

OposiciónEditar

Teoría microeconómicaEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Van Oudenaren, John (1991). «7: Economics». Détente in Europe: The Soviet Union and the West Since 1953. Durham, North Carolina: Duke University Press. p. 255. ISBN 9780822311416. Consultado el 28 de marzo de 2019. «After veering toward autarky under war communism, in the 1920s the Soviet authorities began restoring business relations with traditional partners.» 
  2. Helleiner, Eric (5 de enero de 2021). «The Return of National Self-Sufficiency? Excavating Autarkic Thought in a De-Globalizing Era». International Studies Review. ISSN 1521-9488. doi:10.1093/isr/viaa092. 
  3. Krueger, Anne O. (2020). International Trade: What Everyone Needs to Know. Oxford University Press. ISBN 9780190900465. doi:10.1093/wentk/9780190900465.001.0001. 
  4. See P.Krugman, «The Narrow and Broad Arguments for Free Trade», American Economic Review, Papers and Proceedings, 83(3), 1993 ; and P.Krugman, Peddling Prosperity: Economic Sense and Nonsense in the Age of Diminished Expectations, New York, W.W. Norton & Company, 1994.
  5. «Free Trade» (en inglés estadounidense). IGM Forum. March 13, 2012. 
  6. «Archived copy». Archivado desde el original el 20 de enero de 2014. Consultado el 18 de enero de 2014. 
  7. Mansfield, Edward D.; Pollins, Brian M., eds. (15 de septiembre de 2009). «Computer Simulations of International Trade and Conflict». Economic Interdependence and International Conflict: New Perspectives on an Enduring Debate: 333. ISBN 978-0472022939. 
  8. Judt, Tony (1 de mayo de 2011). Socialism in Provence, 1871–1914. p. 263. ISBN 9780814743553. 
  9. «closed economy». Oxford Reference (en inglés). Consultado el 14 de abril de 2021. 
  10. Avishai Margalit, "Autonomy: Errors and Manipulation", Jerusalem Review of Legal Studies, Vol. 14, No. 1 (2016), p. 102 December 20, 2016
  11. Nietzsche's Therapeutic Teaching: For Individuals and Culture edited by Horst Hutter, Eli Friedland, Bloomsbury Academic, September 21, 2013, pp 107-108
  12. Mossé, Claude (1969). The ancient world at work.. New York: Norton. pp. 27–28. ISBN 978-0393053982. OCLC 66672. 
  13. Denecke, Wiebke (5 de enero de 2011). The Dynamics of Masters Literature. Harvard University Asia Center. ISBN 978-1-68417-058-6. doi:10.2307/j.ctt1dnn8mc. 
  14. Federici, Silvia. (2004). Caliban and the witch. New York: Autonomedia. p. 50. ISBN 1-57027-059-7. OCLC 53122730. 
  15. Bookchin, Murray (2017). Urbanization without cities : the rise and decline of citizenship. Montréal. pp. 105-108. ISBN 9781551646237. OCLC 1046676911. 
  16. David., Graeber (2011). Debt : the first 5,000 years. Brooklyn, N.Y.: Melville House. ISBN 978-1612191294. OCLC 426794447. (requiere registro). 
  17. Federici, Silvia. (2004). Caliban and the witch. New York: Autonomedia. p. 62. ISBN 1-57027-059-7. OCLC 53122730. 
  18. Bath, B. H. S. Van. (1963). The Agrarian History of Western Europe, A.D. ISBN 9780713153354. OCLC 650486546. 
  19. Ritchie, Robert C., 1938- (1998). Captain Kidd and the war against the pirates. New York, N.Y.: Barnes & Noble Books. ISBN 0-7607-0840-1. OCLC 48085772. 
  20. Kuhn, Gabriel. (August 2020). Life under the Jolly Roger : reflections on golden age piracy. Oakland, Calif. p. 41. ISBN 978-1-62963-803-4. OCLC 1159982546. 
  21. Ray., Huang (1981). 1587, a year of no significance : the Ming dynasty in decline. New Haven: Yale University Press. ISBN 0300025181. OCLC 6280586. 
  22. Hucker, Charles O. (1970). The traditional Chinese state in Ming times (1368-1644). Tucson: University of Arizona Press. ISBN 0816500932. OCLC 906066347. 
  23. S., Cecelski, David. The waterman's song : slavery and freedom in maritime North Carolina. Chapel Hill. pp. 128-130. ISBN 9781469602356. OCLC 605086965. 
  24. S., Cecelski, David. The waterman's song : slavery and freedom in maritime North Carolina. Chapel Hill. pp. 179-201. ISBN 9781469602356. OCLC 605086965. 
  25. S., Cecelski, David (February 2015). The fire of freedom : Abraham Galloway and the slaves' Civil War. Chapel Hill. ISBN 978-1469621906. OCLC 900011294. 
  26. Lawrence., Goodwyn (29 de marzo de 1978). The Populist moment : a short history of the agrarian revolt in America. New York. ISBN 978-0195024173. OCLC 3650099. (requiere registro). 
  27. Tuchman, Barbara W. (2012). The Guns of August: The proud tower. MacMillan, Margaret. New York, NY: Library of America. p. 1046. ISBN 978-1598531459. OCLC 731911132. 
  28. C., Scott, James (1998). Seeing like a state : how certain schemes to improve the human condition have failed. New Haven: Yale University Press. ISBN 978-0300070163. OCLC 37392803. 
  29. Mbah, Sam. (1997). African anarchism : the history of a movement. Igariwey, I. E. Tucson, Ariz.: See Sharp Press. pp. 27-53. ISBN 1-884365-05-1. OCLC 37510629. 
  30. De Cleyre, Voltairine, 1866-1912 (2016). The selected works of Voltairine de Cleyre : poems, essays, sketches and stories, 1885-1911. Berkman, Alexander, 1870-1936,, Havel, Hippolyte. Chico, CA. ISBN 978-1-84935-256-7. OCLC 938996661. 
  31. Kinna, Ruth (2007). «Fields of Vision: Kropotkin and Revolutionary Change». SubStance 36 (2): 67-86. ISSN 0049-2426. JSTOR 25195126. S2CID 143622322. doi:10.1353/sub.2007.0032. 
  32. Kropotkin, Petr Alekseevich, kni︠a︡zʹ, 1842-1921. (2006). Mutual aid : a factor of evolution (Dover edición). Mineola, N.Y.: Dover Publications. pp. 119. ISBN 0-486-44913-0. OCLC 62282705. 
  33. Bruce., Lincoln, W. (1999). Red victory : a history of the Russian Civil War (1st Da Capo Press edición). New York: Da Capo. ISBN 978-0306809095. OCLC 40510540. 
  34. Lewin, Moshe (1994). The making of the Soviet system : essays in the social history of interwar Russia. New York: New Press. ISBN 978-1565841253. OCLC 30841557. 
  35. Abel, Paz (June 2011). Story of the iron column : militant anarchism in the Spanish Civil War. Sharkey, Paul. Oakland, California. p. 170. ISBN 9781849350655. OCLC 896845543. 
  36. De Grand, Alexander J. (2000). Italian fascism : its origins & development (3rd edición). Lincoln: University of Nebraska Press. pp. 31-33. ISBN 978-0803266223. OCLC 42462895. 
  37. Edwin, Black (2001). IBM and the Holocaust : the strategic alliance between Nazi Germany and America's most powerful corporation (1st edición). New York: Crown Publishers. ISBN 978-0609607992. OCLC 45896166. 
  38. NAYAR, BALDEV RAJ (1997). «Nationalist Planning for Autarky and State Hegemony : Development Strategy Under Nehru». Indian Economic Review 32 (1): 13-38. JSTOR 24010467. 
  39. Malima, Kighoma A. (1979). «Planning for Self-Reliance Tanzania's Third Five Year Development Plan». Africa Development 4 (1): 37-56. JSTOR 24498250. 
  40. Jan., Blommaert (2014). State Ideology and Language in Tanzania : Second and Revised Edition. (2nd edición). Oxford: Oxford University Press. ISBN 9780748668267. OCLC 1024254210. 
  41. White, Monica M. «"A pig and a garden": Fannie Lou Hamer and the Freedom Farms Cooperative». Food and Foodways (en inglés) 25 (1): 1-20. ISSN 0740-9710. 
  42. Edge, John T. (6 de mayo de 2017). «Opinion | The Hidden Radicalism of Southern Food (Published 2017)». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 11 de noviembre de 2020. 
  43. activist), Bray, Mark (Political (2017). Antifa : the anti-fascist handbook. Brooklyn, NY. ISBN 978-1612197036. OCLC 984595655. 
  44. «Huey Newton introduces Revolutionary Intercommunalism, Boston College, November 18 1970». libcom.org (en inglés). Consultado el 12 de mayo de 2018. 
  45. «The Havoc of Less». The New Inquiry (en inglés estadounidense). 15 de septiembre de 2017. Archivado desde el original el 6 de febrero de 2018. Consultado el 22 de septiembre de 2021. 
  46. Bookchin, Murray, 1921-2006. (2004). Post-scarcity anarchism (3rd edición). Edinburgh: AK Press. p. 82. ISBN 978-1-904859-06-2. OCLC 56806454. 
  47. Bookchin, Murray (2017). Urbanization without cities : the rise and decline of citizenship. Montréal. ISBN 9781551646237. OCLC 1046676911. 
  48. Gordon, Uri, 1976- (2008). Anarchy alive! : anti-authoritarian politics from practice to theory. London: Pluto Press. p. 45. ISBN 978-1-84964-367-2. OCLC 664263431. 
  49. P. M. (2011). Bolo'bolo (30th anniversary edición). Brooklyn, N.Y.: Autonomedia. p. 89. ISBN 978-1-57027-241-7. OCLC 753622961. 
  50. P. M. (2011). Bolo'bolo (30th anniversary edición). Brooklyn, N.Y.: Autonomedia. p. 97. ISBN 978-1-57027-241-7. OCLC 753622961. 
  51. P. M. (2011). Bolo'bolo (30th anniversary edición). Brooklyn, N.Y.: Autonomedia. p. 139. ISBN 978-1-57027-241-7. OCLC 753622961. 
  52. Oscar., Olivera (2004). Cochabamba!: Water War in Bolivia. Lewis, Tom. Cambridge, Massachusetts: South End Press. ISBN 9780896087026. OCLC 56194844. 
  53. Strangers In A Tangled Wilderness, ed. (2015). A small key can open a large door: the Rojava revolution. United States. ISBN 978-1938660177. OCLC 900796070. 
  54. Bookchin, Murray (1990). The meaning of confederalism. «Sin los cambios culturales y políticos holísticos que he defendido, las nociones de descentralismo que enfatizan el aislamiento localista y un grado de autosuficiencia pueden conducir al provincianismo cultural y al chovinismo. El parroquialismo puede conducir a problemas tan serios como una mentalidad “global” que pasa por alto la singularidad de las culturas, las peculiaridades de los ecosistemas y ecorregiones, y la necesidad de una vida comunitaria a escala humana que haga posible una democracia participativa.» 
  55. «Welcome». Cooperation Jackson (en inglés estadounidense). Consultado el 15 de julio de 2018. 
  56. Akuno, Kali; Nangwaya, Ajamu (2017). Jackson rising : the struggle for economic recovery and black self-determination in Jackson, Mississippi. Nangwaya, Ajamu,, Cooperation Jackson. Montreal, Quebec. ISBN 9780995347458. OCLC 976416348. 
  57. Gorz, Andre. "Towards a Dual Society." Adieux au proletariat, translated by Mike Sonenscher, Pluto Press London, 1982. pp. 102-103.