Abrir menú principal

Biblia del rey Jacobo

(Redirigido desde «Biblia del Rey Jacobo»)

La Biblia del rey Jacobo o Versión Autorizada del Rey Jacobo (en inglés, King James Version (KJV), Authorized Version (AV) o King James Bible (KJB)) es una traducción al inglés de la Biblia. Fue publicada por primera vez en 1611 y ha tenido un enorme impacto sobre las posteriores traducciones al inglés del texto bíblico y sobre la literatura inglesa en general. Las obras de escritores famosos, como John Bunyan, John Milton, Herman Melville, John Dryden y William Wordsworth, muestran una fuerte influencia de su léxico y sintaxis.

The Holy Bible
KJV-King-James-Version-Bible-first-edition-title-page-1611.jpg
Portada de la primera edición por Cornelis Boel, Londres, Robert Barker, 1611
Abreviatura KJV o AV.
Otros nombres

Authorized Version (versión autorizada)

King James Version (versión del rey Santiago)
Idioma inglés moderno temprano.
País Reino UnidoBandera de Reino Unido Reino Unido.
Publicación de la biblia completa 1611.
Base textual

AT:texto masorético.

Septuaginta y
NT:Textus Receptus.
Afiliación religiosa Iglesia de Inglaterra.

LenguajeEditar

Fue escrita en el denominado inglés moderno temprano (Early Modern English), aun cuando algunas estructuras lingüísticas y gramaticales utilizadas en ella ya se consideraban arcaicas en la época en que se publicó.

Además de aludir a esta versión como Biblia de 1611, en Estados Unidos se la denomina habitualmente King James Version, en tanto que en el Reino Unido se la llama Authorised Version. Debe su nombre al monarca Jacobo I de Inglaterra.

Fuentes bíblicas utilizadasEditar

El texto griego utilizado por los traductores de la King James Version es llamado comúnmente Textus Receptus, el cual tuvo a su vez sus inicios a comienzos de 1500, cuando se hicieron los primeros textos griegos impresos. La Biblia Complutense era una Biblia políglota, publicada en varios volúmenes. El quinto volumen, el cual incluía el texto griego del Nuevo Testamento, fue impreso en 1514. No obstante, el texto griego de Erasmo, impreso en 1516, fue el primero en ser comercializado. Por esta razón y otras, el texto preparado por Erasmo sobrepasó al texto Complutense en popularidad y ejerció la influencia más grande sobre todos los textos que surgieron durante los siglos posteriores.

Después de que el texto de Erasmo hubiese afrontado varias revisiones, Robert Estienne, llamado comúnmente Estefanus, publicó ediciones sucesivas del texto griego. Sus dos primeras ediciones eran compuestos del texto de Erasmo y el texto Complutense. Sin embargo, la tercera edición (1550) estaba basada principalmente en la cuarta y quinta edición del texto de Erasmo. Esta edición de 1550 ganó una vasta aceptación en Inglaterra, y para muchos es sinónimo del Texto Recibido.

No obstante, hasta 1624 no se había acuñado realmente apelación Texto Recibido, o en latín Textus Receptus, pero luego ésta estuvo desde el prólogo hasta la tercera edición del texto griego publicado por Bonaventure y Abraham Elzevir. Las palabras eran, como fueron descritas por Bruce Metzger, parte de "una más o menos frase causal anunciando la edición (lo que los modernos publicadores podrían llamar la 'propaganda')". La frase alardeaba en latín de que el texto presentado era "el texto que es ahora recibido por todos." Así nació la frase Textus Receptus, o Texto Recibido.

El texto publicado por los hermanos Elzevir fue tomado principalmente del texto publicado por Teodoro Beza en 1565. El texto de Beza mostraba su herencia del de Estefanus, y, finalmente, del de Erasmo. En este texto básico, común a Erasmo, Estefanus, Beza y los hermanos Elzevir, reposan todas las traducciones protestantes al inglés que fueron hechas del idioma griego antes del siglo XIX, incluyendo la King James Version. Según la Nueva Enciclopedia de Conocimiento Religioso, de Schaff-Herzog, "El Textus Receptus... se resuelve en sí esencialmente en aquello de la última edición de Erasmo".

Como lo declaramos antes, ninguna traducción se debe a la reverencia que muchos tienen hacia la King James Version o versión del rey Jacobo. Es más, aun cuando la King James Version represente la traducción erudita del griego, debido al texto griego que yace detrás de ella, ésta incluso es quizá algo menos merecedora de tan alta estima que algunas otras traducciones. Bruce Metzger escribe:

"Tan supersticiosa ha sido la reverencia otorgada al Textus Receptus que en algunos casos los intentos por criticarlo o enmendarlo han sido considerados como semejantes a sacrilegio. Si bien su base textual es esencialmente un puñado de minúsculos manuscritos coleccionados recientemente y al azar, y en una docena de pasajes su interpretación esté sustentada por testigos griegos no conocidos" (The Text of the New Testament, p. 106).

La vasta mayoría de las variaciones textuales entre el Textus Receptus y textos posteriores (las cuales en gran parte están basadas en manuscritos más antiguos que han sido descubiertos o han sido puestos a disposición sólo en los últimos 150 años) no son de importancia alguna. Con frecuencia, las variantes son tales que no se distinguen en absoluto después de haber sido traducidas al inglés. En otros tiempos, las variantes representaban el esfuerzo de algún escriba para suplementar un registro sinóptico con un detalle legítimamente provisto en el registro de algún otro sinóptico. No obstante, ocasionalmente las variantes son más serias.

Erasmo de Róterdam como influenciaEditar

Aunque se le debe mucho crédito a Erasmo de Rotterdam por haber hecho disponible realmente el texto griego, el texto que él presentó no era de buena calidad. La mitad de la docena de manuscritos utilizados por Erasmo eran todos de origen reciente. La mayoría, si no todos, eran del siglo XIV, aun cuando dos pudieron haber estado elaborados ya en el XII. Él tenía sólo un manuscrito que contenía el libro del Apocalipsis, y a éste le faltaba la hoja final, la cual contenía los últimos seis versos del Apocalipsis. Para estos versos, Erasmo recurrió a la Vulgata, una traducción en latín de las escrituras. Erasmo tradujo el latín nuevamente al griego. Así, para esos versos, se ideó el texto griego que en el futuro vino a ser traducido al inglés en la King James Version. Aun cuando su suposición pueda estar cerca, no será exactamente correcta. Así, algunas palabras que nunca han sido halladas en ningún manuscrito griego de tipo alejandrino, fueron incorporadas en el texto de Erasmo, y a su vez, en el Textus Receptus y en la King James Version. Por ejemplo, en Apocalipsis 22:19, la frase "libro de la vida" en la King James Version debería ser "árbol de la vida", según todos los manuscritos griegos conocidos.

En otros pasajes Erasmo colocó también en su texto palabras y frases halladas en la Vulgata en latín, pero no sustentadas virtualmente por ningún manuscrito griego. Así, en Hechos 9:5-6, la King James Version hereda de la Vulgata por vía de Erasmo las siguientes palabras:... es duro para ti dar puntapiés contra las punzadas. Y él temblando y atónito dijo, Señor, ¿qué quieres tú que yo haga? Y el Señor le dijo...

Debemos notar que estas palabras en efecto pertenecen legítimamente al registro de Pablo de su conversión como es registrado por Lucas en Hechos 26 (versos 14-15), y, por lo tanto, ningún error fáctico ha sido introducido en esta instancia.

La biblia del Rey Jacobo y la Biblia de GinebraEditar

Una versión anterior fue la Biblia de Ginebra. Fue la Biblia principal del protestantismo inglés del siglo XVI y utilizada por William Shakespeare, Oliver Cromwell, John Knox, John Donne y John Bunyan, autor de El progreso del peregrino (1678). Fue una de las Biblias llevadas a América en Mayflower (el Museo Pilgrim Hall ha recopilado varias Biblias de pasajeros de Mayflower). La Biblia de Ginebra fue usada por muchos disidentes ingleses, y aun así fue respetada por los soldados de Oliver Cromwell en el momento de la Guerra Civil inglesa, en el folleto "La Biblia de bolsillo de los soldados de Cromwell". Compitió hastaque quedó prohibida la edición de Ginebra para que la Biblia del Rey Jacobo fuera la única en Inglaterra en 1644.

Nueva Biblia del rey JacoboEditar

La New King James Version (Nueva Versión del Rey Jacobo), (NKJV), es una traducción moderna de la Biblia publicada por Thomas Nelson, Inc. El Nuevo Testamento fue publicado en 1979. Los Salmos en 1980. La Biblia completa salió a luz en 1982. Tomó un total de 7 años para completarse. La edición anglicanizada fue conocida originalmente como la Revised Authorized Version (Versión Autorizada y Revisada), pero el título NKJV se usa ahora universalmente.

TraducciónEditar

Al igual que la traducción de William Tyndale y la Biblia de Ginebra, la Versión autorizada se tradujo principalmente de los textos en griego, hebreo y arameo, aunque con una referencia secundaria tanto a la Vulgata latina como a las versiones académicas más recientes en latín; dos libros de Apócrifos fueron traducidos de una fuente latina. Siguiendo el ejemplo de la Biblia de Ginebra, las palabras implicadas pero no en realidad en la fuente original, se distinguieron por estar impresas en un tipo distinto (aunque de manera inconsistente), pero de lo contrario los traductores rechazaron explícitamente la equivalencia palabra por palabra. FF Bruce da un ejemplo del capítulo 5 de Romanos:

2 Por quien también tenemos acceso por fe, a esta gracia en la cual estamos, y gozamos en la esperanza de la gloria de Dios. 3 Y no solo así, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia:

Los términos en inglés "regocijo" y "gloria" representan la misma palabra en el original griego (Χαριε). En Tyndale, Ginebra y la Biblia de los Obispos, ambas instancias se traducen como "regocijo". En el Douay - Nuevo Testamento de Reims - ambos se traducen como "gloria". Solo en la versión autorizada la traducción varía entre los dos versos.

En obediencia a sus instrucciones, los traductores no proporcionaron una interpretación marginal del texto, pero en unos 8.500 lugares una nota marginal ofrece una redacción en inglés alternativa. La mayoría de estas notas ofrecen una representación más literal del original (introducido como "Heb", "Chal", "Gr" o "Lat"), pero otras indican una lectura variante del texto de origen (introducida por "o"). Algunas de las variantes anotadas se derivan de ediciones alternativas en los idiomas originales, o de formas variantes citadas en los padres. Sin embargo, más comúnmente, indican una diferencia entre la lectura del idioma original literal y la de las versiones latinas recientes preferidas por los traductores: Tremelio para el Antiguo Testamento, para los apócrifos. En trece lugares del Nuevo Testamento (por ejemplo, Lucas 17:36 y Hechos 25: 6) una nota marginal registra una variante de lectura en algunas copias manuscritas griegas; en casi todos los casos reproduciendo una nota textual de contraparte en el mismo lugar en las ediciones de Beza. Algunas notas más extensas aclaran los nombres bíblicos y las unidades de medida o moneda. Las reimpresiones modernas rara vez reproducen estas variantes anotadas, aunque se encuentran en la Nueva Biblia de párrafos de Cambridge. Además, originalmente había unas 9,000 referencias cruzadas de las Escrituras, en las que un texto estaba relacionado con otro. Estas referencias cruzadas habían sido comunes durante mucho tiempo en las Biblias latinas, y la mayoría de las de la versión autorizada se copiaron sin alteraciones de esta tradición latina. En consecuencia, las primeras ediciones de la KJV conservan muchas referencias de versos de la Vulgata, por ejemplo, en la numeración de los Salmos. Al comienzo de cada capítulo, los traductores proporcionaron una breve descripción de su contenido, con números de versos; estos rara vez se incluyen en forma completa en las ediciones modernas.

También en obediencia a sus instrucciones, los traductores indicaron palabras 'suministradas' en un tipo de letra diferente; pero no se intentó regularizar los casos en que esta práctica se había aplicado en las diferentes compañías; y especialmente en el Nuevo Testamento, se usó con mucha menos frecuencia en la edición de 1611 que en el futuro. En un verso, 1 Juan 2:23, se imprimió una cláusula completa en tipo romano (como también lo había sido en la Great Bible y la Biblia de los Obispos); que indica una lectura derivada principalmente de la Vulgata, aunque una para la que las últimas ediciones de Teodoro de Beza habían proporcionado un texto griego.

En el Antiguo Testamento, los traductores traducen el Tetragrammaton YHWH por "el SEÑOR" (en ediciones posteriores en mayúsculas como "the LORD"), o "el SEÑOR Dios" (para YHWH Elohim, יהוה אלהי), excepto en cuatro lugares por " IEHOVAH " ( Éxodo 6: 3, Salmo 83: 18, Isaías 12: 2 e Isaías 26: 4) y tres veces en una forma combinada (Génesis 22:14 , Éxodo 17:15, Jueces 6:24). Sin embargo, si el Tetragrammaton ocurre con la palabra hebrea adonai (Señor), entonces se traduce no como el "Señor Jehová" sino como el "Señor Dios" (Salmo 73:28, etc.). En ediciones posteriores como "Señor DIOS" con "DIOS" en mayúsculas pequeñas que indican al lector que el nombre de Dios aparece en el hebreo original.

Antiguo TestamentoEditar

Para su Antiguo Testamento, los traductores utilizaron un texto que se originó en las ediciones de la Biblia rabínica hebrea de Daniel Bomberg (1524/5), pero lo ajustaron para ajustarse a la LXX griega o Vulgata latina en pasajes a los que la tradición cristiana había Se adjunta una interpretación cristológica. Por ejemplo, la lectura de la Septuaginta "Me traspasaron las manos y los pies" se usó en el Salmo 22:16 (frente a la lectura de los masoretas del hebreo "como leones en las manos y los pies"). Sin embargo, sin embargo, la Versión Autorizada está más cerca de la tradición hebrea que cualquier otra traducción anterior en inglés, especialmente en el uso de los comentarios rabínicos, como Kimhi, para esclarecer pasajes oscuros en el Texto Masorético; las versiones anteriores habían sido más propensas a adoptar lecturas LXX o Vulgata en tales lugares. Siguiendo la práctica de la Biblia de Ginebra, los libros de 1 Esdras y 2 Esdras en el Antiguo Testamento de la Vulgata medieval pasaron a llamarse 'Ezra' y 'Nehemiah'; 3 Esdras y 4 Esdras en los Apócrifos que pasaron a llamarse '1 Esdras' y '2 Esdras'.

Nuevo TestamentoEditar

Por su Nuevo Testamento, los traductores utilizan principalmente las ediciones 1598 y 1588/89 griegas de Teodoro de Beza, que también presente versión latina de Beza del griego y Stephanus edición de la Vulgata Latina. Se hizo referencia a estas dos versiones, ya que los traductores realizaron todas las discusiones entre ellos en latín. FHA Scrivener identifica 190 lecturas en las que los traductores de la Versión Autorizada se apartan del texto griego de Beza, generalmente para mantener la redacción de la Biblia del Obispo y otras traducciones anteriores en inglés. En aproximadamente la mitad de estos casos, los traductores de la Versión Autorizada parecen seguir el anterior 1550 griego Textus Receptus de Stephanus Biblia de Obispos. Para la otra mitad, Scrivener usualmente pudo encontrar lecturas griegas correspondientes en las ediciones de Erasmus o en la Políglota Complutense. Sin embargo, en varias docenas de lecturas, señala que ningún texto griego impreso corresponde al inglés de la Versión Autorizada, que en estos lugares se deriva directamente de la Vulgata. Por ejemplo, en Juan 10:16 , la Versión autorizada dice "un pliegue" (al igual que él, y en las versiones vernáculas del siglo XVI producidas en Ginebra), siguiendo la Vulgata latina "unum ovile", mientras que Tyndale había estado más de acuerdo con el griego "one flocke" (μία ποίμνη ). La versión autorizada del Nuevo Testamento le debe mucho más a la Vulgata que el Antiguo Testamento; aun así, al menos el 80% del texto está inalterado de la traducción de Tyndale.

ApócrifosEditar

A diferencia del resto de la Biblia, los traductores de Apócrifos identificaron sus textos de origen en sus notas marginales. De estos se puede determinar que los libros de los Apócrifos se tradujeron de la Septuaginta, principalmente de la columna del Antiguo Testamento griego en el Políglota de Amberes, pero con una referencia extensa al texto homólogo de la Vulgata latina y a la traducción latina de Junius. Los traductores registran referencias a la Septuaginta sixtina de 1587, que es sustancialmente una impresión del texto del Antiguo Testamento del Codex Vaticanus Graecus 1209 , y también a la edición de la Septuaginta griega de Aldus Manutius en 1518. Sin embargo, no tenían textos griegos para 2 Esdras, o para el Oración de Manasés, y Scrivener descubrió que aquí usaban un manuscrito latino no identificado.

FuentesEditar

Al parecer, los traductores no realizaron ningún estudio de primera mano de fuentes de manuscritos antiguos, ni siquiera aquellos que, como el Codex Bezae, hubieran estado fácilmente disponibles para ellos. Además de todas las versiones anteriores en inglés (incluidas, y contrariamente a sus instrucciones, el Nuevo Testamento Rheimish, que en su prefacio criticaron); hicieron un uso amplio y ecléctico de todas las ediciones impresas en los idiomas originales de entonces disponibles, incluido el antiguo Nuevo Testamento siríaco impreso con un brillo latino interlineal en el Políglota de Amberes de 1573. En el prefacio, los traductores reconocen las traducciones y los comentarios de consultoría en caldeo, hebreo, sirio, griego, latín, español, francés, italiano y alemán.

Los traductores tomaron la Biblia de los Obispos como su texto de origen, y donde se apartaron de eso en favor de otra traducción, esta fue la Biblia de Ginebra más comúnmente. Sin embargo, el grado en que las lecturas de la Biblia del Obispo sobrevivieron hasta el texto final de la Biblia King James varía enormemente de una compañía a otra, al igual que la propensión de los traductores de King James a escribir sus propias frases. Las notas de John Bois del Comité General de Revisión muestran que discutieron lecturas derivadas de una amplia variedad de versiones y fuentes patrísticas; incluyendo explícitamente tanto la edición de Henry Savile en 1610 de las obras de San Juan Crisostomo como el Nuevo Testamento de Reims, que fue la fuente principal de muchas de las lecturas alternativas literales proporcionadas para las notas marginales.

Las variaciones de traducciones recientesEditar

Varios versículos bíblicos en la versión King James del Nuevo Testamento no se encuentran en traducciones bíblicas más recientes, donde se basan en textos críticos modernos. A principios del siglo XVII, los textos griegos de origen del Nuevo Testamento utilizados para la producción de versiones bíblicas protestantes dependían principalmente de manuscritos del tipo de texto bizantino tardío, y con variaciones menores contenían lo que se conoció como Textus Receptus. Con la identificación posterior de manuscritos mucho más antiguos, la mayoría de los estudiosos textuales modernos valoran la evidencia de manuscritos pertenecientes a la familia de Alejandría como mejores testigos del texto original de los autores bíblicos, Sin darle, ni ninguna familia, preferencia automática.

El estilo y la críticaEditar

Una de las principales preocupaciones de los traductores era producir una Biblia apropiada, digna y resonante en la lectura pública. Aunque el estilo escrito de la Versión Autorizada es una parte importante de su influencia en el inglés, la investigación ha encontrado solo un verso, Hebreos 13: 8, por el cual los traductores debatieron los méritos literarios de la redacción. Si bien en el prefacio declararon que utilizaban la variación estilística, encontraban múltiples palabras en inglés o formas verbales en lugares donde el idioma original empleaba la repetición, en la práctica también hacían lo contrario; por ejemplo, se tradujeron 14 palabras hebreas diferentes a la palabra inglesa "príncipe".

En un período de cambio lingüístico rápida los traductores evitarse expresiones contemporáneas, que tiende hacia formas vez que ya estaban ligeramente arcaica, como en verdad y aconteció. Los pronombres thou / thee y también ye / you se usan consistentemente como singular y plural respectivamente, aunque en este momento a menudo se lo encontró como singular en el uso general del inglés, especialmente cuando se dirige a un superior social (como se evidencia, por ejemplo, en Shakespeare). Para el posesivo del pronombre en tercera persona, la palabra su primero registrada en el Oxford English Dictionary en 1598, se evita. El mayor de los suyos suele emplearse, como por ejemplo en Mateo 5:13: "si la sal ha perdido su sabor, ¿con qué se sazonará?"; en otros lugares del mismo , del mismo o desnudo se encuentran. [f] Otro signo de conservadurismo lingüístico es el uso invariable de -eth para la tercera persona presente forma singular del verbo, como en Mateo 02:13: "el ángel del Señor aparece ETH a José en un Dreame". El final rival - (e) s, tal como se encuentran en la actual inglés, fue ya ampliamente utilizado por este tiempo (por ejemplo, predomina -eth en las obras de Shakespeare y Marlowe). Además, los traductores preferían cuál a quién o quién como pronombre relativo para las personas, como en Génesis 13: 5: "Y Lot, que también iba con Abram, tenía bandadas y carpas" [154], aunque quién (m) también se encuentra. [sol]

La versión autorizada es notablemente más latina que las versiones anteriores en inglés, especialmente la Biblia de Ginebra. Esto se debe en parte a las preferencias estilísticas académicas de varios de los traductores, varios de los cuales admitieron estar más cómodos escribiendo en latín que en inglés, pero también fue, en parte, una consecuencia de la prohibición real contra las notas explicativas. Por lo tanto, donde la Biblia de Ginebra podría usar una palabra inglesa común y glosar su aplicación particular en una nota marginal, la versión autorizada tiende a preferir un término técnico, frecuentemente en latín anglizado. En consecuencia, aunque el Rey había instruido a los traductores a usar la Biblia de los Obispos como texto base, el Nuevo Testamento en particular le debe mucho estilísticamente a los católicos. El Nuevo Testamento de Reims, a cuyos traductores también les había preocupado encontrar equivalentes en inglés para la terminología latina. Además, los traductores de los libros del Nuevo Testamento transcriben los nombres encontrados en el Antiguo Testamento en sus formas griegas en lugar de las formas más cercanas al hebreo del Antiguo Testamento (por ejemplo, "Elías" y "Noe" para "Elías" y "Elías"). Noah ", respectivamente).

Si bien la Versión Autorizada se encuentra entre las traducciones críticas más vendidas del Nuevo Testamento moderno, difiere sustancialmente de ella en varios pasajes, principalmente porque se basan en manuscritos originales a los que no se puede acceder (o que no son tan apreciados) a principios del siglo XVII. En el Antiguo Testamento, también hay muchas diferencias con respecto a las traducciones modernas que se basan no en las diferencias del manuscrito, sino en una comprensión diferente del vocabulario o la gramática del hebreo antiguo por parte de los traductores. Por ejemplo, en las traducciones modernas, está claro que Job 28: 1–11 se refiere a las operaciones mineras, que no se desprende en absoluto del texto de la Versión Autorizada.

Traducciones erróneasEditar

La versión King James contiene varias traducciones erróneas; especialmente en el Antiguo Testamento, donde el conocimiento del hebreo y las lenguas afines era incierto en ese momento. La mayoría de estos son menores y no cambian significativamente el significado en comparación con el material de origen. Entre los errores más comúnmente citados se encuentra el hebreo de Job y Deuteronomio, donde רֶאֵם "Re'em" con el significado probable de "salvaje-buey, aurochs", se traduce en el KJV como "unicornio"; siguiendo en esto la Vulgate unicornis y varios comentaristas rabínicos medievales. Los traductores de la KJV notan la representación alternativa, "rhinocerots" en el margen en Isaías 34: 7. En una nota similar, la traducción alemana de Martín Lutero también se basó en la Vulgata latina en este punto, traduciendo consistentemente רֶאֵם usando la palabra alemana para unicornio, "Einhorn". De lo contrario, los traductores en varias ocasiones interpretaron erróneamente una frase descriptiva hebrea como un nombre propio (o viceversa); como en 2 Samuel 1:18, donde 'el Libro de Jasher' סֵפֶר הַיׇּשׇׁר se refiere adecuadamente a una obra de un autor con ese nombre, sino que debe interpretarse como "el Libro del Montante".

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar