Abrir menú principal

Pedro Ruiz II de Villegas

Señor feudal y adelantado mayor de Castilla
(Redirigido desde «Pedro Ruiz de Villegas II»)

Pedro Ruiz de Villegas (Burgos, c. 1304 - Medina del Campo, 1355) fue un noble castellano de la Casa de Villegas, y un descendiente de las Casas de Cevallos y de Lucio, que por mayorazgo de su propio blasón, recibió los señoríos de Villegas, Manquillos, Castillo Pedroso, Moñux, Pedrosa del Páramo, Manciles, Valdegómez y el palacio de Sasamón, y por voluntad regia durante la guerra civil castellana en que se disolvió la liga de Blanca de Borbón, y volviendo a la obediencia real, recibió el castillo y villa de Caracena, unas mercedes en la villa de Toro y el nombramiento como Adelantado Mayor de Castilla en el año de 1354.

Pedro Ruiz de Villegas
Escudo Señorial de la Casa Mayor de Villegas.jpg
Escudo Señorial de la Casa de Villegas.
Información personal
Nombre secular Pedro Ruiz de Villegas Lucio y de Cevallos, IV Señor de la Casa de Villegas y de diversas baronías.
Nacimiento ca. 1304.
Burgos
Fallecimiento 1355[1]
Medina del Campo.
Predecesor Ruy Pérez de Villegas I.
Sucesor Ruy Pérez de Villegas II.
Familia
Padre Ruy Pérez de Villegas I.
Madre Teresa González de Cevallos.
Consorte Teresa González de la Vega.
Descendencia Ruy Pérez de Villegas II, Pedro Ruiz de Villegas “el segundón-bis” , Olalla Ruiz de Villegas, y el obispo de Coria Alfonso Ruiz de Villegas.

Fue asesinado por orden de Pedro I de Castilla en 1355.[1]

Orígenes familiaresEditar

Pedro Ruiz de Villegas nació en la ciudad de Burgos hacia 1304. Fue hijo de Ruy Pérez de Villegas I y de Teresa González de Cevallos.

 
Batalla de las Navas de Tolosa en 1212. Óleo de Van Halen (del siglo XIX, Palacio del Senado en Madrid).

Ruy Pérez de Villegas I y Teresa González Cevallos tuvieron cuatro hijos:

BiografíaEditar

Real de Escalona y Caballero de la Orden de la BandaEditar

 
Estandarte de la Orden Real de la Banda.

El 26 de marzo de 1328, Pedro Ruiz de Villegas II estuvo junto a rey Alfonso XI de Castilla con el Señor de las 27 behetrías, Juan Martínez de Leiva y otros personajes, en el castillo-palacio de Escalona en donde se emitió la carta de nombramiento como Adelantado Mayor de Murcia a Pedro López de Ayala I y también, a la ciudad de Lorca para que le recibiese.

En el año de 1332 el rey Alfonso fundó la Orden de la Banda, intentando cimentar su poder sobre la levantisca nobleza, ordenando que ciertos caballeros de su Hueste Real vistieran como él, con paños blancos y una banda de tafetán carmesí que él mismo había diseñado. Sus miembros debían tener un escrupuloso e impecable comportamiento cortesano, participar en justas, ser solidarios y sobre todo, leales al rey.

De esta manera, Pedro Ruiz de Villegas II, fue nombrado caballero de la Orden Real de la Banda junto a su hermano menor, Lope Ruiz de Villegas[2]

Matrimonio y venta de señoríos a la Casa de la VegaEditar

Pedro Ruiz de Villegas II se había unido en matrimonio alrededor del año 1348 con Teresa González de la Vega (n. c. 1328), hija de Gonzalo Ruiz de la Vega señor de los Nueve Valles de Cantabria por voluntad regia desde el 30 de octubre de 1340, y por herencia desde 1338 de Cieza, Collado, Arenas y la casona de Tudanca (doce años después del fallecimiento de su padre Garcilaso I de la Vega).

El 19 de marzo de 1351, Pedro y Teresa vendieron a su tío-paterno Garcilaso II de la Vega la mayor parte de sus propiedades desde Pie de Concha hasta el mar (de sur a norte) y desde Piedra Fita hasta Lobado (de oriente a occidente), que incluía a los Nueve Valles de Cantabria, Molledo, Polanco, Tagle, Villanueva de la Barca y Villa de Vega, y además otras heredades aisladas como ser Arenas, el castillo de Cieza y la casona de Tudanca, sumando unos 19 señoríos en total.

Funciones administrativasEditar

A principios del año 1350, el Tello de Castilla, hijo de Alfonso XI de Castilla y de Leonor de Guzmán, heredó a los trece años de edad de su padre el rey, diversos señoríos, convirtiéndose en administrador de sus bienes Pedro Ruiz de Villegas II, nombrándole mayordomo mayor, y que le costaría posteriormente perder bienes propios durante la posterior guerra civil del reino.

Primera Guerra Civil CastellanaEditar

Coronación de Pedro I de Castilla, su política de gobierno y consecuenciasEditar

 
La Corona de Castilla hacia 1400.

Fallecido el rey Alfonso XI de Castilla en Gibraltar, el 26 de marzo de 1350, asumió el trono el príncipe Pedro quien sólo tenía 16 años de edad, abandonando el ideal de [Reconquista]] de su padre y predecesor, e impulsando leyes destinadas a recortar el poder de la nobleza en favor de la propia Corona y la burguesía; además tomó otras medidas impopulares en ese entonces, como la protección a la minoría judía. Cuando los nobles se rebelaron en defensa de sus privilegios, el rey respondió con una crudeza inusitada y hubo varias ejecuciones, entre ellas la del suegro de Pedro Ruiz de Villegas II.

A esto se le sumó que en 1351 fuera mandada asesinar, por orden de la reina viuda María de Portugal, a la amante del difunto Rey, Leonor de Guzmán que hacía ya un año que le tenía prisionera en Talavera de la Reina, siendo madre de los gemelos Fadrique y Enrique, este último ya casado en secreto en el palacio real de Sevilla con Juana Manuel de Villena, el 27 de julio de 1350, por el consejo de su ya difunta madre, y quienes sumados a la alta nobleza, harían estallar la Primera Guerra Civil Castellana.

El Papa Clemente VI, en connivencia con el rey Juan II de Francia, dirigió a la reina madre María de Portugal diversas misivas desde Aviñón aconsejándole reforzar la alianza con el vecino reino, mediante un enlace matrimonial, y viendo el joven rey cómo sus hermanos ganaban cada vez más adeptos en las ciudades castellanas y por presión de la reina madre y el Canciller Mayor de Castilla Juan Alfonso de Albuquerque para aceptar dicho enlace, el joven soberano decidió entablar negociaciones con el reino de Francia, aceptando dichos consejos, el cual podría ser un poderoso aliado para sus fines, no sólo en lo militar, sino también en lo económico. La guerra con sus medio-hermanos hizo que el rey Pedro finalmente aceptara los consejos de su madre y de Albuquerque, pidiendo la mano de la viuda reina madre de Francia Blanca de Navarra pero al recibir el rechazo por parte de ella, se eligió a la hija mayor del duque de Borbón, llamada Blanca, pactando una dote de 300 mil florines de oro, y de esta manera, el 2 de julio de 1352 se firmó el tratado de alianza entre ambos reinos y el contrato matrimonial, el cual fue ratificado cinco días después por el rey Juan II en el reino de Francia, y el 4 de noviembre del mismo año, por Pedro I en el reino de Castilla.

Arrebatamiento de Moñux, partido de Blanca de Borbón y nombramiento regioEditar

Como Pedro Ruiz de Villegas II era mayordomo mayor del infante Tello de Castilla, y éste habiéndose rebelado al monarca que le ocupó varias fortalezas, también le arrebató el señorío de Moñux al barón de la Casa de Villegas el 14 de septiembre de 1352, y sabiendo que el monarca les seguía tuvieron que desplazarse desde Aranda a Monteagudo, en cuyo camino se toparon con una caravana de animales que salían de Burgos y se dirigían a la feria de Alcalá de Henares, quedándose con las mismas. Luego, hallánrose ambos en Soria, el 10 de octubre del mismo año, enfrentándose directamente con el rey y su caballería, quien trataba de sofocar la defección de ambos, pero tuvo que marcharse al tener noticias de parte del prior Toribio Fernández sobre su señorío de la Puebla de Santa María de Guadalupe que el abad de Sahagún, Diego, y el arcediano del Bierzo, Eugenio — ambos Colectores de la Cámara Apostólica — se quedaran con las rentas, evitándolo mediante la emisión de cuatro cartas regias, ya que ejercía patronato sobre la iglesia del pueblo.

Además, el Papa Inocencio VI fue informado en Aviñón de las desdichas de la reina consorte Blanca de Borbón — hermana gemela de Juana quien fuera la reina consorte de Francia, y enviada por su padre, el duque Pedro I de Borbón, sin la dote monetaria de 300 mil florines de oro, pactada por los negociadores castellanos — por lo cual, consiguió que el rey pasase en Valladolid dos días más al lado de Blanca pero no hizo caso a tales quejas, pues ya tenía tratos de compromiso con la viuda Juana de Castro, a pesar de que vivían su esposa Blanca y su amante María. Los encuentros entre el Rey y María de Padilla cesaron por la condena papal pero también por los nuevos amoríos entre Pedro I y Juana de Castro que derivó en matrimonio una vez anulado el que contrajo con Blanca, en la primavera de 1354, en la iglesia de San Martín de Cuéllar pero la abandonó pocos días después, por lo cual su hermano Fernando de Castro, con sed de venganza, acaudilló una nueva rebelión.

 
Villa de Caracena
 
Castillo de Caracena

De esta manera el partido de Blanca de Borbón, llegó a contar con la ayuda de los hermanastros del rey, Fadrique y el conde Enrique de Trastámara — además del ex Canciller Mayor de Castilla Juan Alfonso de Alburquerque, de los infantes de Aragón Fernando y Juan, de la reina consorte Leonor — viuda de Alfonso IV de Aragón — de la reina madre María de Portugal, de la poderosa familia Castro de Galicia y muchos otros nobles más, todos los cuales exigían con las armas que Pedro hiciera vida conyugal con Blanca, la reina consorte. La realidad de todo esto era puro pretexto, lo que en verdad reclamaban era recuperar su influencia perdida en la Corte. El jefe de la liga era Alburquerque que terminó falleciendo en Medina del Campo en octubre de 1354, muy probablemente envenenado por orden del propio rey.

En Tejadillo, entre Toro y Morales, conferenció Pedro I con los nobles de la liga, pero no se pudo llegar a un acuerdo. Como Toro era la villa de la reina madre y se convirtió en el cuartel general de los confederados, juzgó prudente trasladarse a dicha plaza, en la que se le trató con respeto aunque él mismo consideróse prisionero, cediendo en apariencia a cuantas demandas le hicieron, ganando en secreto a los infantes de Aragón con magníficas promesas y cesiones de tierras y, por un acuerdo con Pedro IV, rey de Aragón, le fue devuelto a Pedro Ruiz de Villegas II en noviembre del citado año, siendo el primero en volver a la obediencia regia, el señorío de Moñux, concediéndole también el castillo y villa de Caracena, además de otorgarle unas mercedes en Toro, y nombrándole Adelantado Mayor de Castilla — que tenía García Fernández Manrique I pero para compensarle le entregó la villa de Algeciras — y sin olvidar las devoluciones de las otras casas-fuertes y castillos al Infante Don Tello a quien le ofreció el señorío de Vizcaya. Esto mismo practicó con otros caballeros para ganar más adeptos. De esta forma, con los ofrecimientos a los infantes y demás nobles, se terminó diluyendo la liga, y los otros ricoshombres y caballeros de menor poder, solicitaron purgar la culpa de su alianza, volviendo a la obediencia del rey ya que la necesidad les hizo olvidar los crueles efectos de su venganza. De esta manera y aprovechando un día de caza, pudo huir a Segovia en diciembre de 1354.

Asesinato de Pedro Ruiz de Villegas (1355)Editar

El rey Pedro I de Castilla, después de huir hacia Segovia, se dirigió a Burgos, donde reunió unas Cortes que le concedieron subsidios para someter a los rebeldes. Y en abril de 1355, por mandato del rey de Castilla, fueron asesinados en Medina del Campo, Pedro Ruiz de Villegas, mientras dormía, al igual que a su escudero Martín Núñez de Carandia y al noble Sancho Ruiz de Rojas que fue el merino mayor de Burgos, a quien también le había cedido unas mercedes en Toro.

Notas y referenciasEditar

  1. a b García Díaz, 1991, p. 77.
  2. Lope Ruiz de Villegas había fallecido antes de realizar el libro Becerro de Castilla, por lo cual, figura como señor de behetría su hijo Alfonso López de Villegas.

FuentesEditar

  • “Historia de Cantabria” (por Consejería de Cultura y Deporte).
  • “Revista Hidalguía” (año 1979).
  • “Alrededor de los Parientes en España de los siglos XVI y XVII” (de Augustin Redondo).
  • “Prueba de Hidalguía” del marqués de Paradas, Fernando de Villegas (1675).
  • “Nobiliario…” (manuscrito de Jerónimo de Aponte).
  • “Anales de Aragón” (de Zurita)
  • Padrón antiguo de Cóbreces (s. XV).
  • Padrón antiguo de Ocaña (s. XV, en Cóbreces).

BibliografíaEditar

  • García Díaz, Isabel (1991). «La Orden de la Banda». Archivum Historicum Societatis Iesu (Roma: Institutum Historicum Societatis Iesu) (LX): 29-91. ISSN 0037-8887. Archivado desde el original el 25 de diciembre de 2014. Consultado el 17 de febrero de 2014. 

Enlaces externosEditar