Éter (mitología)

dios primordial griego

En la mitología griega, Éter (griego antiguo: Αἰθήρ, romanización: Aithḗrpronunciación: a͜ɪtʰɛː́r (clásica), ɛːtʰˈeːr (koiné), eθˈir (bizantino)) es una de las deidades primordiales. Éter es un elemento más puro y más brillante que el aire, y a la vez la región que ocupa este elemento por encima del cielo. También es la personificación de la luminosidad y el brillo. Es el dios del cielo superior y representación de la luz nacido de la oscuridad (Érebo) y la noche (Nix). Algunos autores antiguos identifican a Éter como diversos primordiales, como Acmón en Alcmán o el Aire, en Aristófanes.

Éter luchando contra un gigante

Significado y etimología del nombreEditar

El uso más general del vocablo αἰθήρ lo identifica con "cielo" y "aire",[1][2]​ o con un elemento más puro y brillante, por encima del aire.[3]​ Es el aire superior.[4]

El nombre Αἰθήρ contiene la raíz aidh- que en la épica arcaica forma palabras relacionadas con las acciones de "quemar" y "brillar", como el verbo αἴθω: "encender".[5]

Versiones del mitoEditar

HomeroEditar

En los poemas homéricos, el Éter es concebido como una región por encima del ἀήρ (aér, "aire")[f 1]​ que a su vez está bajo el Οὐρανός (ouranós, "firmamento")[f 2]​ pero guardan una estrecha relación conceptual.[f 3]

Es la región donde habitan los dioses,[f 4]​ y el dominio de Zeus tras el reparto del mundo.[f 5]​ Puede contener nubes, atributo de Zeus;[f 6]​ estas surgen del Éter según su voluntad.[f 7][6]

En los Himnos homéricos, El Sol está en el Éter.[f 8]​ Los vientos como el Céfiro soplan desde esta región por mandato de Zeus.[f 9]​ En el Himno homérico a los Dioscuros (v. 13), éstos son presentados como moradores del Éter, desde donde también pueden controlar los vientos.

HesíodoEditar

Según Hesíodo, fue hijo de: Érebo (la oscuridad) y Nix (la noche), y es hermano y consorte de Hemera (el día), siendo Éter la personificación de la luz.[7]​ Según la Teogonía de Hesíodo se distingue claramente a Éter, elemento más bien abstracto que simboliza la región superior, del Cielo propiamente dicho, Urano, de carácter más personal.[8]​ Al menos una fuente, atribuida espuriamente a Hesíodo, nos dice que de Éter y Hemera nació Broto; relacionado por el autor como uno de los autóctonos.[9]

EurípidesEditar

Se conservan fragmentos de obras de Eurípides en los que señala que el Éter es consorte de Gea.[f 10]

AristófanesEditar

Para Aristófanes, el Éter fue también el padre, por sí mismo, de las ninfas de las nubes: las néfeles. También lo identifica como el Aire (Aer), y lo considera hijo de Erebo.[f 11]

Cosmogonías órficasEditar

La tradición órfica afirmaba que el Éter era hijo de Chronos y Ananké, y hermano de Caos y Érebo,[f 12]​ hermano también de Eros o Fanes.[f 13]​ El V Himno órfico está dedicado al Éter, y lo nombra como un elemento divino que domina todo.

HiginoEditar

La versión trasmitida por Higino en el prólogo de sus Fábulas lo presenta como hijo del Caos y de la Oscuridad,[10]​ y junto con el Día (Hemera) el engendra a la Tierra, el Cielo y el Mar[11]​ (Gea, Urano y Ponto). Unido a Gea engendra a una serie de personificación de abstracciones tales como el Dolor, la Astucia, la Ira, la Pesadumbre, la Mentira, el Juramento, la Venganza, el Exceso (Intemperantia), la Disputa, el Olvido, la Cobardía, el Miedo, la Soberbia, el Incesto (Incestum) y la Lucha.[12]​ En realidad, este Éter de Higino es equiparable con el Urano de Hesíodo, sin que su cosmogonía tenga un equivalente claro del Éter hesiódico. De esta manera hace a Éter y la Tierra como los progenitores de las razas de los gigantes Uránidas: Océano, Temis, Tártaro, Ponto, Briareo, Giges, Estéropes, Atlante, Hiperión, Polo (Ceo), Saturno (Crono), Ops (Rea), Moneta (Mnemósine), Dione, Alecto, Megera y Tisífone (Higino confunde a varios personajes entre los que se citan en otras fuentes como titanes, primordiales, centímanos, cíclopes y erinias).[13]

Otras fuentes mitográficasEditar

Alcmán nos habla de Acmón (esto es «cénit»), quien poseía todos los cielos, identificado de manera natural con Éter. Urano es descrito como hijo de Acmón, y que sus hijos reciben los patronímicos de Acmónidas.[14]Calímaco[f 14]​ y Cicerón[f 15]​ también coinciden en considerar que Urano surge desde el Éter.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

FuentesEditar

  1. Ilíada XIV, 288
  2. Homero, Ilíada II, 458; 11, 54; XIII, 837; XVII, 425
  3. Ilíada VIII, 555 y ss.; XVI, 300
  4. Ilíada, II, 412; IV, 166; XIV, 258; XV, 610; XIX, 351; Odisea V, 50; XV, 293; 524; XIV, 540.
  5. Ilíada XV, 192.
  6. Ilíada XV, 20.
  7. Ilíada XVI, 364 y ss.
  8. Himno homérico a Deméter 70
  9. Himno homérico a Apolo 434.
  10. fr. 839, 941, 1023.
  11. ARISTÓFANES: Las nubes 569 y ss; Las aves 264 y ss.
  12. Fragmentos órficos 54, donde se divide el "aire" o espacio aéreo en tres denominación; el Éter es su cénit, el Erebo su nadir y entre ellos se ubicaba el Caos
  13. Argonáuticas órficas 15.
  14. fr. 498
  15. CICERÓN: Sobre la naturaleza de los dioses 3, 17

EstudiosEditar

  1. LIDDELL, Henry George; SCOTT, Robert. «Éter, definición como cielo, y aire». A Greek-English Lexicon (en inglés). Consultado el 1 de abril de 2012. 
  2. SLATER, William J. «Éter, definición como cielo.». Lexicon to Pindar (en inglés). Consultado el 1 de abril de 2012. 
  3. LIDDELL, Henry George; SCOTT, Robert. «Éter, definición como "lo que está arriba y es brillante y más puro que el aire"». An Intermediate Greek-English Lexicon (en inglés). Consultado el 1 de abril de 2012. 
  4. AUTENRIETH, Georg. «Éter, definición como "el aire superior"». A Homeric Dictionary (en inglés). Consultado el 1 de abril de 2012. 
    • AUTENRIETH, Georg: Diccionario homérico para escuelas e institutos (A Homeric Dictionary for Schools and Colleges). Harper and Brothers. Nueva York. 1891.
      • Texto inglés, con índice electrónico, en el sitio del Proyecto Perseus.
        • Georg Autenrieth (1833 - 1900): filólogo alemán.
          • El título original alemán de la obra es Wörterbuch zu den Homerischen Gedichten (Diccionario de los poemas homéricos), y fue publicada en 1873; la 9ª ed. es de 1902. La traducción inglesa se publicó por primera vez en 1880.
        • Harper and Brothers: después, HarperCollins.
  5. PHILIPP, Rosemarie: Lexikon des Frühgriechischen epos (Vocabulario del publo de la Antigua Grecia) s. v. «αἰθήρ».
  6. Lexicon Homericum, pág. 47, s. v. «αἰθήρ».
  7. Hesíodo: Teogonía 124
  8. RUIZ DE ELVIRA, Antonio: Mitología clásica, pág. 37.
  9. Etymologicum Magnum, s. v., 215, 37. La fuente cita a Evémero de Mesenia, y constituye el fragmento hesiódico 400 (West)
  10. Caligo. Higinio es el único autor que introduce a las Tinieblas u Oscuridad antes que a Caos, siendo también el único que ha divinizado esta abstracción y le ha conferido este sentido propio a la palabra.
  11. En el mismo proemio del texto de Higinio se especifican dos identidades diferentes para referirse al mar, como Ponto (proemio 3) y como Mare (proemio 2). Esta forma femenina es identificada, por tanto, con Talasa.
  12. Toda esta nómina de abstracciones personificadas está basada en la Teogonía (221) de Hesíodo, en donde se nos dice que la Noche, por sí sola, fue la madre de una prole muy similar: Moros, Ker, Tánatos, Hipnos, los Oniros, Momo, Ezis, las Hespérides, las Keres, las Moiras, Némesis, Ápate, Filotes, Geras y Eris. Higino también mezcla a los hijos de la Discordia, que también son descritos unos versos más abajo.
  13. Antonio Ruiz de Elvira: Mitología clásica, pág. 59 (editorial Gredos)
  14. Alcmán, fr. 61 (de Eustacio, sobre la Ilíada); Calímaco, fr. 498

BibliografíaEditar

FuentesEditar

  • HESÍODO (1997). Obras y fragmentos: Teogonía. Trabajos y días. Escudo. Fragmentos. Certamen. Madrid: Editorial Gredos. ISBN 978-84-249-3517-7. 

EstudiosEditar

  • H. Ebeling, ed. (1987). Lexicon Homericum. Georg Olms Verlag. 
    • Heinrich Ebeling (1840 - 1913): filólogo clásico alemán.
    • Lexicon Homericum (Vocabulario homérico): obra publicada por primera vez en Leipzig, en dos volúmenes (1880-1885).
    • Georg Olms Verlag: editorial alemana dedicada a las humanidades.
  • SNELL, Bruno, ed. (1956). Lexicon des Frühgriechischen epos. Vandenhoeck & Ruprecht. ISBN 978-3-525-25016-7. 
    • Vandenhoeck & Ruprecht: editorial académica alemana fundada en 1735, y con sede en Gotinga.

Enlaces externosEditar