Nix

deidad de la mitología griega

En la mitología griega, Nix,[1]Nyx[2][3]​ o simplemente Noche[4]​ (en griego antiguo, Νύξ) era la diosa primordial de la noche. También es llamada Nicte,[5]​ y en los textos romanos que tratan este tema griego, su nombre se traduce como Nox.[6]​ Algunos autores la representan alada y rauda,[7]​ en tanto que otros a veces dicen que iba montada en un carro, cubierta con un vestido oscuro y acompañada de las estrellas a su paso.[8]​ Se dice que su residencia se encuentra en las tinieblas más profundas del Hades.[9]

Nix representada en los Salterio de París (siglo X)

EtimologíaEditar

Noche (del latín nox; ctis)[10]​ o bien Nyx griego antiguo: Νύξ[11]​, romanización: Nýxpronunciación: clásica: [nʉ́kʰs], Koiné: [nykʰs], bizantina: [nyks], literalmente: «Noche»

Nix según HesíodoEditar

En la Teogonía de Hesíodo, «del Caos surgieron Érebo y la negra Nicte». Su descendencia es mucha, y reveladora. Con su hermano Érebo (Oscuridad), la Noche concibió a una pareja de dioses primordiales: Éter (Puro brillo, Luminosidad) y Hemera (el Día).[12]​ Más tarde «dio a luz sin acostarse con nadie» a varios démones alados: Moro (Destino), a la negra Ker y a Tánato (Muerte); también a Hipno (Sueño) y la muchedumbre de los Oniros (los Sueños); a Momo (Burla), a Ezis pletórica de dolores, a las Hespérides (hijas del atardecer); a las Moiras (Destino) y las Keres inhumanas, vengadoras implacables; a Némesis (castigo divino), azote para los hombres mortales; a Ápate (Engaño), a Filotes (Amistad o Ternura), al abrumador Geras (Vejez) y a la tozuda Eris (Discordia)».[13][14]

Más adelante en su descripción del Tártaro, Hesíodo añade que Hemera y Nicte ya forman parte del ciclo del día y la noche, y así «cuando una va a entrar, ya la otra está yendo hacia la puerta, y nunca el palacio acoge entre sus muros a ambas». Así una espera en el Tártaro la llegada de la otra, la saluda y entonces la releva una vez más en su carro. Y así «una ofrece a los seres de la tierra su luz penetrante; la otra les lleva en sus brazos al Sueño, hermano de la Muerte, la funesta Noche, envuelta en densa niebla».[15]​ Esto asemeja el retrato de Ratri (‘noche’) en el Rig-veda (el texto más antiguo de la India, de mediados del II milenio a. C.), donde ésta trabaja en estrecha colaboración pero también en tensión con su hermana Usha (‘amanecer’).

Nix según HomeroEditar

En el Libro 14 de la Ilíada de Homero hay una interesante cita de Hipnos, el dios menor del sueño, en la que recuerda a Hera un antiguo favor después de que ésta le pida que haga dormir a Zeus. Hipnos hizo dormir anteriormente a Zeus una vez a instancias de Hera, lo que le permitió causar grandes infortunios a Heracles (quien regresaba por mar de la Troya de Laomedonte). Zeus montó en cólera y habría arrojado a Hipnos al mar si este no hubiera huido asustado hasta Nix, su madre. Zeus, temiendo enfadar a Nix, contuvo su furia y de esta forma Hipnos logró escapar. Este mito convierte a Nix en la única divinidad a la que realmente temía Zeus, pues ya se nos dice que «se contuvo por respeto para no hacer nada que desagradara a la veloz Noche».[16]

Nix en la poesía órficaEditar

La Noche adquirió un papel incluso más importante en varios poemas fragmentarios atribuidos a Orfeo. En ellos, la Noche el principio fundamental junto con su padre Caos. La Noche ocupaba una cueva o adyton, donde da oráculos.[17]​ Fue ella la que sugirió a Zeus que embriagara a Crono con hidromiel.[18]​ Fuera de la cueva, Adrastea tañe címbalos y golpea su tympanon, moviendo el universo entero en una eufórica danza al ritmo del canto de Nix.

Otros textos griegosEditar

La Noche también es el principio en el coro de apertura de Las aves de Aristófanes, que puede ser de inspiración órfica. En esa obra la Noche es descrita como hermana de Caos, Erebo y Tártaro.[19]​ También pudiera ser la madre de Caronte y Ptono, pero ningún autor ha atestiguado tal filiación.

En la tragedia Heracles de Eurípides, Lisa (personificación de la locura) dice que es hija de la Noche y de la sangre de Urano.[20]

El tema de la cueva u hogar de la Noche, allende el océano (como en Hesíodo) o en algún lugar al borde del cosmos (como en el orfismo) puede haber tenido su eco en el poema filosófico de Parménides. El investigador clásico Walter Burkert ha especulado que la casa de la diosa a la que el filósofo fue transportado es el palacio de la Noche. Esta hipótesis, sin embargo, debe tomarse con cautela.

Cultos de la NocheEditar

En Grecia, la Noche rara vez es destinataria de cultos. De acuerdo con Pausanias,[21]​ tenía un oráculo en la acrópolis de Megara. Más frecuentemente, Nix merodea en el fondo de otros cultos. Por eso había una estatua llamada Noche en el templo de Artemisa en Éfeso. Los espartanos rendían culto al Sueño y a la Muerte, concebidos como gemelos:[22]​ sin duda la Noche era su madre. Títulos de culto compuestos por la partícula nix- eran otorgados a varios dioses, notablemente a Dioniso Nyktelios (‘nocturno’)[23]​ y Afrodita Philopannyx (‘la que ama la noche entera’).[24]​ Virgilio describe como Eneas le ofrece a la Noche unas ovejas negras en su honor, como madre de las Furias.[25]​ De la misma manera nos han sobrevivido dos cultos en la antigua Roma. Ovidio dice que durante las Lemurias se le hacían ofrendas,[26]​ y Estacio que se le ofrendaban bellos toros negros especialmente escogidos para la ocasión. [27]

Familia de la NocheEditar

 
La Nuit de William-Adolphe Bouguereau (1883).

Véase tambiénEditar

FuentesEditar

HESÍODO: Teogonía.

  • HARD, Robin (2003). «The beginnings of things». The Routledge Handbook of Greek Mythology: Based on H.J. Rose's Handbook of Greek Mythology [El gran libro de la mitología griega: basado en el manual de mitología griega de H. J. Rose] (7 edición). Nueva York: Routledge. ISBN 9780415186360. Consultado el 18 de agosto de 2012. 

Notas y referenciasEditar

  1. Término como Nix:
  2. Algunos autores, para evitar confusión, prefieren la grafía Nyx frente a Nix ya que esta última significa 'nieve' en latín como se aclara en la siguiente referencia: El wikcionario también define a Nix como palabra latina de nieve:
  3. Término como Nyx:
  4. Varios autores prefieren utilizar el nombre directamente con su significado español (Noche):
  5. Término como Nicte:
  6. Otros autores optan por la forma latina Nox:
  7. Eurípides: Orestes 176
  8. Eurípides: Ion, 1150; Teócrito: Idilios II; Himnos órficos. 2. 7; Virgilio: Eneida. V 721; Tibulo II 1. 87; Valerio Flaco III 211
  9. Hesíodo: Teogonía 748; Eurípides: Orestes 175; Virgilio: Eneida VI 390.
  10. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española. «noche». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Consultado el 16 de abril de 2012. 
  11. AUTENRITH, Georg. «Νύξ (Nix)». A Homeric Dictionary (en inglés). Consultado el 16 de abril de 2012. 
    • AUTENRIETH, Georg: Diccionario homérico para escuelas e institutos (A Homeric Dictionary for Schools and Colleges). Harper and Brothers. Nueva York. 1891.
      • Texto inglés, con índice electrónico, en el sitio del Proyecto Perseus.
        • Georg Autenrieth (1833 - 1900): filólogo alemán.
          • El título original alemán de la obra es Wörterbuch zu den Homerischen Gedichten (Diccionario de los poemas homéricos), y fue publicada en 1873; la 9ª ed. es de 1902. La traducción inglesa se publicó por primera vez en 1880.
        • Harper and Brothers: después, HarperCollins.
  12. Hesíodo: Teogonía 124-126
  13. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p Hesíodo: Teogonía 211-225
  14. Hard, 2003 p.25
  15. Hesíodo: Teogonía 544 - 758
  16. Homero: Ilíada XIV 233 - 262
  17. Papiro de Derveni X,9 y XI,1.
  18. PORFIRIO: El antro de las ninfas (De antro nympharum) 16.
  19. Aristófanes, Las aves 685 ss
  20. EURÍPIDES: Heracles 844.
  21. PAUSANIAS: Descripción de Grecia i.40.1.
  22. Descripción de Grecia iii.18.1.
  23. Descripción de Grecia i.40.6.
  24. Himnos órficos 55.
  25. Virgilio: Eneida VI 250 ss
  26. Ovidio: Fastos V 421 ss
  27. Estacio: Tebaida I 497 ss
  28. Hesíodo: Teogonía 123; Nono: Dionisíacas 31, 115
  29. Argonáuticas órficas 12, Fragmento órfico 101
  30. a b Hesíodo: Teogonía 124; Cicerón: De Natura Deorum III 17
  31. Baquílides, fr. 7
  32. Argonáuticas órficas XII, Fragmento órfico del papiro Deveni
  33. Himno órfico VII
  34. Quinto de Esmirna II 549
  35. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r Higino: Prefacio de las Fábulas 1
  36. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p Cicerón: Sobre la naturaleza de los dioses III 17
  37. Pausanias VII 5, 3
  38. Esquilo: Euménides 321; Licofrón 432; Virgilio: Eneida VI 250; Ovidio: Metamorfosis VI 453
  39. Baquílides, fr. 1B

Enlaces externosEditar