Abrir menú principal

Legado de Madonna en la historia del videoclip

Madonna durante el Rebel Heart Tour (2015).

Madonna, es una artista y empresaria estadounidense. Se convirtió en la primera mujer en explotar plenamente el concepto de los vídeos musicales y más que cualquier otro músico, es el que ayudó a establecer el estándar para el formato.[1][2][n. 1]​ Al igual que Michael Jackson, expertos en música y cultura popular la han denominado como «el artista más grande de los vídeos musicales de todos los tiempos».[3][4]VH1 la colocó en el puesto uno de la lista sobre las «50 mujeres más importantes de la época del video».[5][n. 2]

A lo largo de su carrera ha grabado más de 69 videoclips, de los cuales algunos han sido considerados por críticos, periodistas y analíticos como obras de arte. También han dado lugar a un alto grado de escrutinio académico, llegando a ser un enfoque paradigmático en el debate de la filosofía y la teoría social de los estudios culturales.[6]​ De naturaleza interdisciplinaria, podemos encontrar estudios del feminismo, de la psicoanálisis o sobre multiculturalismo en las reseñas.

Madonna es conocida por inducir controversias en sus vídeos musicales, especialmente por explorar temas tabú como el voyeurismo, la masturbación, pederastía, blasfemia, el asesinato o hasta incesto.[7]​ Sin embargo, expertos concuerdan que esto solo ha afirmado su centralidad cultural y la hizo más exitosa comercialmente hablando.[8]​ Entre los comentarios más positivos se encuentran el de Christopher Rosa, autor de VH1 quien dijo que Madonna prácticamente inventó el vídeo musical.[9]​ Varios contribuidores de la revista Rolling Stone, escribieron que los vídeos musicales de la cantante cambiaron la era MTV y la cultura popular para siempre.[10]

Madonna es considerada como la «reina del vídeo».[11]​ La cantante ha sido honrada con 20 MTV Video Music Awards, más que cualquier otro artista después de Beyoncé.[12]​ En 1986 se convirtió en la primera mujer en ganar el Video vanguardia de la MTV, otorgado por sus contribuciones e impacto en el formato.[13]​ Además, varios artistas se han inspirado en los vídeos musicales de la cantante para la elaboración de sus propios clips, desde Britney Spears, Christina Aguilera y Lady Gaga hasta Selena Gomez o Beyoncé.[14]

Índice

ContextoEditar

Los vídeos musicales de Madonna han jugado un papel importante en su significado político y cultural desde que iniciara su carrera.[15]​ El biográfo J. Randy Taraborrelli en Madonna: An Intimate Biography explica que para la década de 1970, la era disco había producido muchos hits pero muy pocos memorables artistas. Sin embargo, fue hasta los años de 1980 —época cuando debutó Madonna— donde los artistas empezaron a ganar popularidad con los videoclips.[16]​ Analíticos ponen en manifiesto que la cadena MTV fue vital al mostrar el arte y el poder del clip, y supuso un cambio en la industria musical y el panorama cultural de la época ya que los artistas vendían más registros musicales con el rodaje de ellos.[17]​ Madonna fue una de las primeras cantantes que ayudó a incrementar la popularidad de MTV y la más que más beneficio obtuvo.[18][19]

De lo anterior mencionado, los vídeos han sido un modo clave de publicidad en la carrera de la cantante, pero también una vía para expresar formas artísticas de sus deseos, fantasías y narcisismo,[20]​ siendo al mismo tiempo, una especie de pequeñas películas en las que puede ser protagonista.[21]​ También los ha utilizado para evadir o resistir las creencias de ortodoxia.[20]​ El sociológo estadounidense George Ritzer apunta que Madonna utiliza un arsenal de elementos y estrategias de mercadeo en sus vídeos a fin de abastecer a un público amplio y diverso para llevarlos a los medios de comunicación de masas.[22]​ En este contexto, podemos ver ejemplos de varias prácticas sexuales e imaginaria de varias subculturas, así como elaboradas rutinas de atletismo.[23][24]bell hooks hizo hincapié en la fascinación de la artista por los elementos de la cultura negra para la elaboración de los clips.[23]​ Ritzer destaca las influencias hispanas.[22]​ El decano Anthony Julian Tamburri señala que la religión y la raza juegan parte importante de sus vídeos.[25]

Los primeros vídeos musicales de Madonna estaban enfocados en su público juvenil que se les conocía como «Madonna wannabes». Sin embargo, estos se fueron haciendo más complejos y políticos a medida que se orientaba a las audiencias de gais, lesbianas, feministas, académicas o diferentes grupos étnicos.[22][26]​ Aunque Taraborrelli destacó artistas como Michael Jackson, Cindy Lauper o Prince, apuntó que fue Madonna la que tuvo más eficacia y tomó un mejor aprovechamiento del medio.[16]

ContribucionesEditar

 
Madonna se convirtió en el primer artista en recrear sus vídeos musicales en sus actuaciones en directo.[27]

El trabajo de Madonna en la evolución del videoclip ha sido descrito como «pionero», «sin igual» e «innovador»,[28][10]​ siendo aprovechado por la cantante como una forma de arte.[29]​ Ella misma reclama que los vídeos que «aborda» no son típicos.[30]

En la cobertura hecha por MTV News durante el New Music Seminar de 1984, Madonna defendió el formato de los vídeos musicales de las críticas del panel, ya que ellos pensaban que restaba valor a la música. Dijo: «Lo siento. Los niños de hoy aman la televisión, por lo que creo que es una manera de llegar a ellos».[31]​ El periodista Chris Connelly en el artículo Madonna goes all that way para Rolling Stone, le hizo la pregunta a la cantante de ¿cómo se las arreglaba para exponer su sexualidad cuando tantos [artistas] lo han intentado y han fracasado? a lo que ella le respondió que «no estaban en contacto con ese aspecto de sus personalidades».[31]​ En palabras de la propia cantante, la sexualidad de sus vídeos es «política».[32]

Michael Campbell en el libro Popular Music in America: The Beat Goes On (2012) apuntó que el vídeo de «Like a Prayer» demuestra drásticamente la aparición del vídeo musical como una identidad distinta a la canción, ya que fusiona imagen y movimiento. Concluye que en este contexto, demuestra la rápida evolución del videoclip, no solo en el propio trabajo de la artista, sino en los medios en general.[33]

En el aspecto técnico de los vídeos de la artista, el historiador Paul Rutherford en el libro A World Made Sexy: Freud to Madonna (2007) señala que se han utilizado variedad de tomas y técnicas: panorámicas, primer plano, cortés rápidos alternados con imágenes en blanco y negro, borrosas o nítidas, así como ángulos cambiantes, imágenes superpuestas y textos en pantallas.[34]

En líneas generales, Madonna es el primer artista que recrea sus vídeos musicales en directo.[27]​ También se convirtió en el primer músico en estrenar un vídeo musical en la red social Snapchat con «Living for Love». «Justify My Love» es el primer vídeo en formato de sencillo en la historia.[3][35]

Análisis académicosEditar

«Se ha derramado una gran cantidad de tinta en el debate sobre la imagen de la estrella del pop, Madonna y las narrativas que ha promulgado para el vídeo musical».
—La musicóloga Susan McClary hablando sobre el impacto de Madonna por sus vídeos entre los círculos académicos.[36]

Los vídeos musicales «interpretados» por Madonna han dado lugar a un alto grado de escrutinio académico enfocado en varias disciplinas, como lo son el feminismo, la psicoanálisis o sexualidad. El académico Douglas Kellner explica que la mayoría de los vídeos musicales de la cantante demandan una interpretación ya que contienen estructuras estéticas complejas que expresan ideas y el estilo propio de Madonna, por lo que requiere de un trabajo interpretativo ya que produce lecturas polivalentes.[37]

El periodista musical Adam Sexton en el libro Buscando desesperadamente a Madonna: En busca del significado de la mujer más famosa del mundo comenta que en las circunstancias en que la artista se atreve a crear «visiones liberadoras», él siente una mayor necesidad de «leer» de manera urgente, sus vídeos musicales.[38]​ Con esto, el autor de referencia llega a la conclusión que las imágenes visuales parecen «hablar más fuerte» que la música —al menos, los críticos de los vídeos musicales de Madonna han encontrado difícil notar la música, debido a la naturaleza provocativa de las imágenes—.[38]Rodrigo Fresán, por ejemplo, añade que se habla más de sus vídeos que de su música.[39]​ La profesora E. Ann Kaplan aclara que la razón de esto es porque sus vídeos ponen a un lado la música.[36]

Para los expertos en teoría musical, John Rahn y Benjamin Boretz, cada uno de los vídeos musicales de Madonna se acoplan a su nexo de problemas sociales e ideológicos. Afirman que entre los clips, hay un contrapunto entre lo musical y el desarrollo visual.[40]​ En este mismo sentido, Fresán plantea que sus clips son metafóricos pero planos y de simbología obvia, esa es la clave.[41]​ La musicóloga Laura Viñuela para la Universidad de Oviedo llega a la conclusión que «Madonna usa los videoclips para dar mensajes diferentes a los de sus canciones».[42]

Uno de los puntos en que la mayoría de los autores coinciden a la hora de analizar los vídeos, es que Madonna juega varios roles y personajes (o áltares ego) en sus clips.[43]​ La autora Abigail Garner apunta que la artista ha cambiado de estilos y sonidos en sus vídeos. Según Garner, esta observación nos orienta hacia la idea de que es un aspecto fundamental en el «personaje Madonna» y que quizás lo más evidente es que cada uno de los vídeos cuenta con una encarnación diferente de ella.[44][45]​ En este mismo sentido, Annalee Newitz indica que esto nos da una idea de que ella «sigue siendo Madonna».[44]​ El decano Tamburri analiza que la «visión del mundo» en la figura de Madonna es la sexualidad, religión y el género, combinados con la raza. Esto forma una diferencia y supera en su naturaleza provocativa la mayor parte de los llamados vídeos convencionales que tiene, mencionó el académico.[25]

El arzobispo Graham Cray aclara que la mayoría los vídeos de Madonna dejan una imagen clara de alguien que en última instancia está a cargo de su vida y de las circunstancias.[46]​ Sin embargo, las profesoras Shari Benstock y Suzanne Ferriss en Oh Fashion (1994) apuntaron que ejemplos como «Express Yourself» son a menudo elusivo y difícil de entender en cuanto a su mensaje y significado.[47]

 
La Universidad de Oviedo ha sido una de las entidades académicas que han evaluado los vídeos musicales de la cantante. El curso «Madonna audiovisual: los videoclips y el cine» incluido en el aula de extensión Who's that girl? Madonna y la cultura pop contemporánea se llevó a cabo entre septiembre a diciembre del 2015.[42]

Enfocada más en los estudios de género, la autora Cathy Schwichtenberg despliega que la noción de la performatividad de género en la teoría de Judith Butler, tiene que ver con los vídeos musicales de Madonna ya que implantan coherentemente las estrategias de simulación y transforman en verdad el género en cuestión.[48]​ En la obra Madonna T/Races: Music Videos through the Prism of Color, los autores se enfocaron en un análisis de raza y género en los vídeos de Madonna donde concluyeron a través de un cuestionario que contestaron 257 estudiantes universitarios, que todos los grupos raciales interpretan de distintas maneras los vídeos.[49]

Otra parte importante señalada por los autores ha sido la liberación sexual o empoderamiento que ha demostrado en sus vídeos, especialmente enfocados en los adolescentes y mujeres. Por ejemplo, en los vídeos que filmó en la etapa de 1984 a 1986 podemos encontrar que se negó a someterse a las reglas impuestas por un novio en «Borderline», al dinero en «Material Girl» o a un padre en «Papa don't preach».[50]​ Los vídeos que Madonna ha rodado desde el 2005, como «Hung Up», «Give it 2 Me» o «4 Minutes» son interpretados por algunos autores como una muestra de la artista en desafiar las normas culturales del envejecimiento de la sexualidad femenina.[44]​ Las autoras de la obra Mujeres, violencia y posfeminismo en los vídeos de Madonna para la Universidad Complutense de Madrid llegan a la conclusión que las modulaciones de la feminidad propuestas en los vídeos musicales de la cantante, hacen que esta rehúya la posición de víctima y encarne una figura agresiva.[51]

Kaplan ofrece otro punto, donde ha estudiado meticulosamente la relación de Madonna con sus fanes y de las conexiones entre sus vídeos y la historia del cine. Por ejemplo, «Express Yourself» con la película Metrópolis y «Oh Father» que alude a Citizen Kane.[52]​ Fresán matiza el pastiche de Hollywood en «Material Girl».[41]

El cientifíco social originario de Alemania, Matthias Groß creó un libro llamado Madonna On the Couch: A psychoanalytic view on Madonna's music videos, donde analiza los vídeos de Madonna desde el punto de vista de la psicoanálisis y la teoría más propia de su fundador, Sigmund Freud.[53]

ControversiasEditar

Véase también: §Percepción contradictoria sobre Madonna
 
Madonna en concierto durante el 2015. La utilización de imaginaria cristiana en sus vídeos y presentaciones ha sido punto de controversias en varios sectores de la sociedad.

Madonna ha sido apodada como la «reina de los vídeos controversiales».[54]​ Posiblemente, es la artista con más videoclips censurados en la historia. Aunque los expertos indican que en esto, la cantante siempre encontró beneficios.[55]​ En este sentido, el profesor Richard Burt indica que «la censura en los vídeos musicales de Madonna solo ha afirmado su centralidad cultural y la ha hecho más exitosa comercialmente» hablando.[8]

El ministro Bruce Forbes de la Iglesia metodista unida señala que esto ha originado debates análogos sobre varios de sus videoclips. Concuerda con Jeffrey Mahan, el co-autor del libro Religion and Popular Culture in America (2005) que la artista a menudo utiliza la ironía y promueve la controversia; es así como intensifica los problemas sobre la interpretación general de los textos, dando como resultado, una gama de significados.[56]​ La autora Carla Freccero explica que muchos de sus vídeos habilitan algunas lecturas de oposición y describen un discurso «teológico-político».[57]

El historiador Rutherford, menciona que durante 1986 a 1993, la cantante filmó sus vídeos más destacados y polémicos: «Express Yourself», «Like a Prayer», «Justify My Love» y «Erotica».[50]​ La profesora asociada Judith Peraino pone en relieve algunos temas explorados por Madonna, como una larga lista de transgresiones: voyeurismoOpen Your Heart», «Justify My Love»), sadomasoquismo («Express Yourself», «Justify My Love», «Human Nature»), masturbaciónLike a Virgin», «Take a Bow»), blasfemia («Like a Prayer»), fascismo («Express Yourself»), asesinatoBad Girl»), pederastía («Open Your Heart», «Like a Prayer», «Cherish») o incluso conqueteos con el incesto en «Oh Father».[7]​ La académica Karlene Faith comenta que la primera década en vídeos de Madonna, fueron trucos para estar encima de las inhibiciones sobre el sexo y el cuerpo.[58]​ En 1994 durante el rodaje de su vídeo musical «Take a Bow» en España, ciudadanos y miembros de la Real Maestranza de Caballería de Ronda se opusieron a la filmación del clip al considerarla una «profanación».[59]

Muchos de sus vídeos han sido criticados por yuxtaponer el sexo con la religión. El Vaticano especialmente la ha acusado de hacer vídeos blásfemos.[60]​ La directora Mary Lambert, habitual colaboradora de la artista durante años, la defendió y dijo: «Madonna es una persona muy religiosa, a su manera».[16]​ El profesor Pellegrino D'Acierno explica que el catolicismo siempre está presente en sus vídeos, ya que como su nombre, es parte de su identidad cultural.[61]

ReconocimientosEditar

 
Madonna en los premios MTV de 2009. Fue hasta el 2016, el artista más condecorado en la historia de los galardones que reconocen lo mejor en el mundo del vídeo musical.

Muchos adjetivos y denominativos se le han atribuido a Madonna por sus contribuciones en el desarrollo del vídeo musical y por el impacto que ha tenido. Por ejemplo, la escritora feminista Andi Zeisler considera de ella como la estrella más grande de MTV —quizás, de todos los tiempos—.[62]​ La académica Pamela Robertson llega a conclusión que la cantante es «la última estrella del vídeo posmoderno».[63]​ Según el escritor Alberto Fuguet, la artista es la «reina del vídeo».[11]

Los vídeos musicales de Madonna han obtenido varios premios y nominaciones. La cantante ha sido honrada con 20 MTV Video Music Awards, más que cualquier otro artista después de Beyoncé.[12]​ En 1986 se convirtió en la primera mujer en ganar el Video vanguardia de la MTV, otorgado por sus contribuciones e impacto en el formato.[13]​ Además, varios artistas se han inspirado en los vídeos musicales de Madonna para la elaboración de sus propios clips, desde Lady Gaga, Christina Aguilera, Britney Spears, Selena Gomez o Beyoncé.[14]

Por lo general, los medios de comunicación elaboran listas sobre los vídeos musicales de Madonna en diversos temas: «los mejores», «los más infravalorados», «los más caros», etc. También es frecuente ver a Madonna en las listas de los mejores vídeos musicales de todos los tiempos. Por ejemplo, Slant Magazine elaboró en 2003 el conteo de «The 100 Greatest Music Videos», donde fue Madonna la artista con más clips, con un total de once. «Express Yourself» se ubicó en primer lugar.[64]​ También figura más que cualquier otro cantante en el top diez de los vídeos más revolucionarios, encuesta realizada por MTV. El primer lugar de la lista fue para «Like a Prayer».[65][66]​ Algo similar ocurrió en la lista «100 Greatest Videos of All Time» de VH1 donde la artista figuró en seis posiciones, más que cualquier otro. «Like a Prayer» se ubicó en esta ocasión, en el segundo puesto.[67]

En términos generales, el vídeo de «Vogue» es considerado como el segundo mejor videoclip de la historia, solo detrás de «Thriller» de Michael Jackson en listas de medios como TV Guide, Rolling Stone o MTV.[68][69][70]​ En el aspecto comercial, su vídeo «Ray of Light» es el más vendido desde que empezó a operar Nielsen SoundScan.[71]​ Además, «Justify My Love» permance como el vídeo sencillo más vendido de todos los tiempos.[35]

El vídeo de «Bedtime Story» figura en una exposición permanente de arte del museo MoMA en Nueva York.[29]​ Madonna es el artista con los vídeos musicales más caros jamás filmados, con tres entre los primeros cinco lugares. Aunque el puesto número uno pertenece a Michael y Janet Jackson con «Scream», en dos ocasiones fue la artista quién ostentó el récord con «Express Yourself» y «Bedtime Story».[29]

LegadoEditar

 
Madonna es el músico que dio forma al concepto del videoclip y ha cambiado por sí sola, la forma en que los artistas y la música se consumen a través de ellos.[n. 1]

A través de las décadas, los medios de comunicación han considerado a Madonna como el artista más grande de los vídeos musicales de todos los tiempos y en «retrospectiva la que prácticamente inventó el vídeo musical» según el especialista de VH1, Christopher Rosa.[3][9]​ A pesar de esto otros medios de comunicación como la revista Rolling Stone han nombrado a Michael Jackson como el artista visual más grande de la historia.[72]​ En este punto, Sarah Frink del sitio especializado en música, Consequence of Sound da crédito que aunque tenemos que agradecer a Jackson por sus contribuciones al mundo del videoclip, fue Madonna la que ayudó a establecer el estándar para el formato.[2]​ Sal Cinquemani y Ed González de Slant Magazine lo explicaron de esta manera:

«...El vídeo musical ha evolucionado poco a poco en algo más que una herramienta de mercadeo. Inicialmente, los videos eran más que otra forma de promocionar discos, pero los realizadores se dieron cuenta rápidamente que [se podía] mostrar arte [a través de ellos]. Ningún otro artista ha plasmado este ideal más que Madonna, quien ha empujado continuamente los límites del arte del vídeo y ha cambiado por sí sola, la forma en que se consumen los artistas y la música».[64]

El teórico Marko Ampuja afirma que los vídeos de la cantante han sido un ejemplo de capitalismo global.[73]​ Los autores a menudo afirman que son sus vídeos los responsables de brindarle la fama a Madonna y la han ayudado a convertirse en una estrella multimedia de la cultura popular.[28]​ En este punto encontramos la opinión del director canadiense Gary Burns quien expresa que a pesar de que las actuaciones en directo de Madonna se han celebrado como eventos teatrales, su fama se debe principalmente a la circulación de vídeos caseros, transmisión por cable y repeticiones. Según Burns, esto le ha ayudado a permanecer como una estrella multimedia, pero más que cualquier otro músico, le debe su estrellato al vídeo musical.[74]Douglas Pratt contribuidor de la revista Rolling Stone llega a la conclusión que «los mejores productos de Madonna han sido sus vídeos, que a menudo son mini-películas y son esfuerzos por lo general atractivos».[75]

Retrospectivamente, la autora Abigail Garner en el libro Rock On: Women, Ageing and Popular Music (2016) apunta que «la singularidad de su persona articulada a través de sus vídeos y la duración de su popularidad/éxito la harán permanecer sin rivalidad entre las estrellas pop femeninas».[15]​ Garner también recuerda que los vídeos de la cantante han sido utilizados como un sitio que hizo posible articular ideas feministas o de provocación sexual.[15]​ En este sentido, la poeta Lisa Lewis señala que quizás la influencia más grande, es como Madonna estableció con los vídeos una nueva forma en la dirección del feminismo y representaciones culturales de la adolescencia y el género, principalmente en Gran Bretaña y Estados Unidos.[15]​ La profesora Karen Fournier hace mención del análisis de Lewis y recuerda que Madonna fue fundamental en lo que ella llama female-address videos en donde las artistas femeninas tomaron el centro del escenario en las narraciones visuales diseñadas para reflejar sus experiencias de género y con ello compensar la devaluación de la perspectiva femenina en los vídeos orientados a los hombres transmitidos en MTV y otros canales de música.[76]​ Las autoras de la obra Mujeres, violencia y posfeminismo en los vídeos de Madonna para la Universidad Complutense de Madrid, llegaron a conclusión de que el excesivo control en la producción de su propia imagen visual ha llevado a que sea definida como la estrella perfecta de la era de la MTV, e incluso como una image-fascist.[51]

Una parte importante de los estudios y análisis sobre los vídeos de Madonna, es que se han convertido en un enfoque paradigmático en el debate de la filosofía y la teoría social de los estudios culturales.[6]​ El psicólogo John Fiske sostiene que un análisis de los estudios culturales se centra básicamente en los significados codificados en un texto cultural, como un vídeo de Madonna y las formas en que las audiencias descodifican y utilizan el texto.[77]​ A grandes rasgos, sus vídeos a parte de generar varias interpretaciones sobre sexo o religión, inspiraron conversaciones sobre moda y lo que se podía o no, mostrar en televisión.[78]

Con sus vídeos musicales, Madonna ha inspirado varios tendencias de moda, especialmente en la década de 1980.[79]​ Introdujo el estilo camp nuevamente en la cultura popular,[80]​ siendo ella su máximo exponente.[81]José Joaquín Blanco afirma que junto a Jackson, los vídeos de ambos «introdujeron en la cultura infantil el sobamiento a la bragueta y al brasier como esencial parte video hit de la música juvenil».[82]​ Tras la censura de MTV por el vídeo de «Justify My Love», Madonna decidió lanzarlo como sencillo lo que significó la primera publicación de este formato y un hecho sin precedentes en la industria del vídeo.[8]

Notas aclaratoriasEditar

  1. a b Así como existen varios autores con autoridad en el tema que afirman que Madonna es el músico que cambió el concepto del videoclip (sin importar género), hay otros que apuntan por Michael Jackson (especialmente por el video de «Thriller»). A la vez, estos autores han justificado la posición exacta de Madonna como Sarah Frink del sitio especializado en música, Consequence of Sound quien dijo que aunque tenemos que agradecer a Jackson por sus contribuciones al mundo del videoclip, fue Madonna la que ayudó a establecer el estándar para el formato.[2]
  2. Hay varios medios que han dado trato similar a Michael Jackson. En el caso de la cantante fue la cadena especializada MTV la que nombró a Madonna como «La estrella más grandiosa de los videoclips».[4]​ La justificación de MTV fue: «La creatividad, innovación y contribuciones de Madonna al arte del videoclip es la razón por la cual ganó este premio». Otros autores como Enric Díaz de Nerdist dijo que Jackson tiene el mejor video con «Thriller», pero en términos de cantidad de videos musicales clásicos, ella supera a casi cualquier otro artista. Madonna es el mejor músico de videoclips de todos los tiempos afirmó Díaz.[3]

Véase tambiénEditar

FuentesEditar

  1. O'Brien, Lucky. «Madonna biography at Encyclopædia Britannica» (en inglés). Encyclopædia Britannica. Consultado el 25 de agosto de 2016. 
  2. a b c Frink, Sarah (1 de mayo de 2010). «Rock History 101: Madonna – “Like a Prayer”» (en inglés). Consequence of Sound. Consultado el 10 de agosto de 2016. 
  3. a b c d Diaz, Eric (8 de febrero de 2015). «THE 13 GREATEST MADONNA MUSIC VIDEOS OF ALL TIME» (en inglés). Nerdist Industries. Consultado el 10 de agosto de 2016. 
  4. a b Landrum, 2007, p. 258
  5. «50 Greatest Women of the Video Era» (en inglés). VH1. 2010. Consultado el 26 de agosto de 2016. 
  6. a b Forbes y Mahan, 2005, p. 77
  7. a b Peraino, 2005, p. 144
  8. a b c Burt, 1994, pp. 217
  9. a b Rosa, Christopher (16 de agosto de 2016). «Madonna’s 10 Most Underrated Music Videos» (en inglés). VH1. Consultado el 31 de agosto de 2016. 
  10. a b Johnston, Maura; Newman, Jason; Ebiri, Bilge; Weingarten, Christopher R. (7 de julio de 2016). «Strike a Pose: Madonna's 20 Greatest Videos». Rolling Stone (en inglés). Consultado el 31 de agosto de 2016. 
  11. a b Fuguet, 2011
  12. a b McCluskey, Megan (29 de agosto de 2016). «Beyoncé Breaks Madonna’s Record With More VMAs Than Any Artist Ever». Time (en inglés). Consultado el 31 de agosto de 2016. 
  13. a b «Who has won the most MTV Video Music Awards?». Vibe (en inglés) (Time Inc.) 16 (2): 58. marzo de 2008. ISSN 1070-4701. 
  14. a b Fernandez, Celia (23 de diciembre de 2015). «Here's How Madonna Inspired Selena Gomez's "Hand to Myself" Music Video». Latina (en inglés). Consultado el 31 de agosto de 2016. 
  15. a b c d Garner, 2016, p. 140—141
  16. a b c Taraborrelli, 2001, p. 79
  17. «MTV changed the music industry on August 1, 1981» (en inglés). CNN. 31 de julio de 1998. Consultado el 25 de agosto de 2016. 
  18. Rich, Joshua (20 de noviembre de 1998). «Madonna Banned». Entertainment Weekly (en inglés). Consultado el 25 de agosto de 2016. 
  19. Metz y Benson, 1999, p. 161
  20. a b Rutherford, 2007, p. 181
  21. Pendle, 2001, p. 412
  22. a b c Ritzer y Smart, 2001, p. 399
  23. a b Garner, 2016, p. 147
  24. Lenig, 2010, p. 143
  25. a b Tamburri, 2002, p. 56
  26. McGuigan, 1997, p. 35
  27. a b «Madonna Biography» (en inglés). The Breeze. Consultado el 30 de junio de 2015. 
  28. a b Chapman, 2010, p. 333
  29. a b c McIntyre, Hugh (24 de agosto de 2014). «The 5 Most Expensive Music Videos Of All Time». Forbes (en inglés). Consultado el 31 de agosto de 2016. 
  30. Forbes y Mahan, 2005, p. 75
  31. a b Gnojewski, 2007, p. 72
  32. Fresán, 2010, p. 83
  33. Campbell, 2012, p. 340
  34. Rutherford, 2007, p. 179
  35. a b «Madonna, 'Justify My Love' (1990) | The 15 Most NSFW Music Videos of All Time». Rolling Stone (en inglés). Consultado el 30 de junio de 2015. 
  36. a b Dirks, Eley y Ortner, 1994, p. 459
  37. Kellner, 2003, p. 293
  38. a b Sexton, 1992, p. 5
  39. Fresán, 2010, p. 84
  40. Rahn y Boretz, 2014, p. 23
  41. a b Fresán, 2010, p. 85
  42. a b García Áviles, Sergio (9 de octubre de 2015). «Madonna usa los videoclips para dar mensajes diferentes a los de sus canciones». El Comercio. España. Consultado el 31 de agosto de 2016. 
  43. Garner, 2016, p. 143
  44. a b c Garner, 2016, p. 145
  45. Garner, 2016, p. 146
  46. Cray, Graham (julio-agosto de 1991). «Post-modernist Madonna». ThirdWay (en inglés) 14 (6): 7—10. Consultado el 1 de septiembre de 2016. 
  47. Benstock, Ferriss, p. 181
  48. Garner, 2016, p. 142
  49. Pendle y Boyd, 2016, p. 530
  50. a b Rutherford, 2007, p. 182
  51. a b Tortajada Giménez, Iolanda; Araüna, Nuria (noviembre de 2014). «Mujeres, violencia y posfeminismo en los vídeos de Madonna» (en inglés y español). España: Universidad Complutense de Madrid (UCM). Consultado el 10 de agosto de 2016. 
  52. Forbes y Mahan, 2005, p. 79
  53. Groß, 2008, p. 4
  54. Wills, Kate (16 de agosto de 2013). «Happy 55th Birthday Madonna! Here are 55 ways you changed the world». Daily Mirror (en inglés). Consultado el 24 de agosto de 2016. 
  55. Semonche, 2007, p. 162
  56. Forbes y Mahan, 2005, p. 88
  57. Pendle y Boyd, 2016, p. 529
  58. Peraino, 2005, p. 147
  59. Narváez, Diego (2 de noviembre de 1994). «Madonna, torea en Ronda». El País. España. Consultado el 15 de septiembre de 2016. 
  60. Gerstner, 2012, p. 373
  61. D'Acierno, 1999, p. 494
  62. Zeisler, 2008, p. 86
  63. Gnojewski, 2007, p. 70
  64. a b Cinquemani, Sal; Gonzalez, Ed (30 de junio de 2003). «The 100 Greatest Music Videos». Slant Magazine (en inglés). pp. 1—20. Consultado el 31 de agosto de 2016. 
  65. Hernández, Clara (25 de julio de 2006). «El vídeo 'Like a prayer' de Madonna, el más escandaloso de la historia». 20 minutos (España). Consultado el 31 de agosto de 2016. 
  66. «"Like a prayer" de Madonna fue elegido el video más revolucionario de la historia». Chile: Cooperativa. 25 de junio de 2006. Consultado el 31 de agosto de 2016. 
  67. Reuters (1 de mayo de 2001). «Polémico video de Madonna entre los más destacados de la historia». Chile: EMOL. Consultado el 1 de septiembre de 2016. 
  68. Mitoma y Zimmer, 2013, p. 17
  69. Lamb, Bill. «Top 10 Madonna Music Videos» (en inglés). About.com. Consultado el 31 de agosto de 2016. 
  70. «MTV: '100 Greatest Music Videos Ever Made'» (en inglés). Rock On The Net. Consultado el 31 de agosto de 2016. 
  71. «VIDEO SINGLES LOOK FOR HIGUER RETAIL PROFILE». Billboard (en inglés) 110 (29): 83. 18 de julio de 1998. ISSN 0006-2510. Consultado el 31 de agosto de 2016. 
  72. «Michael Jackson's 20 Greatest Videos: The Stories Behind the Vision». Rolling Stone (en inglés). Consultado el 6 de diciembre de 2016. 
  73. Ampuja, 2012, p. 309
  74. Inglis, 2013, p. 128
  75. Pratt, 2005, p. 754
  76. Fournier, 2015, p. 21
  77. Hammer y Kellner, 2009, p. 21
  78. Johnston, Maura; Newman, Jason; Ebiri, Bilge; Weingarten, Christopher R. (25 de febrero de 2015). «Express Yourself: The Making of Madonna's 20 Greatest Music Videos». Rolling Stone (en inglés). Consultado el 31 de agosto de 2016. 
  79. Cohen y Jones, 2014
  80. Taraborrelli, 2001, p. 78
  81. López Penedo, 2008, p. 208
  82. Joaquín Blanco, 2002, p. 51

BibliografíaEditar

ConsultadaEditar

En españolEditar

AdicionalEditar

ExternasEditar

Enlaces externosEditar