Abrir menú principal
Madonna y el corsé cónico diseñado por Jean-Paul Gaultier. Una de las prendas más famosas para ambos y un artefacto de la cultura popular.[1]​ Para los expertos, marcó un antes y un después en la industria de la moda.[2][3]

Madonna se convirtió en ícono de la moda desde los inicios de su carrera en los años de 1980. Es una «artista visual» y el estilismo ha sido una parte muy importante en su carrera. Se ha reinventado con diferentes estilos y personajes visuales a lo largo de su trayectoria con sus discos, vídeos musicales, actuaciones y otras apariciones culturales, haciendo de su nombre un referente y adjetivo en la industria de la moda. Incluso, se creó el término «Madonna wannabe» para definir a las millones de jóvenes que se vestían igual a ella en diferentes partes del planeta.

La aparición de Madonna supuso un punto de inflexión en la industria de la moda en general, lo que hace concordar a muchos expertos que fue ella la que cambió y desdibujó la frontera que existía entre esta industria con la musical. Si bien ha recibido elogios por parte de expertos y estilistas, también ha sido reseñada desde perspectivas contradictorias y ambivalentes, muchas veces por su ambigüedad y declaraciones políticas que la artista hace a través de su vestimenta.

Madonna fue la primer mujer en la historia en tener control completo de su imagen y música. Autores la han alabado por definir varias décadas con sus looks y mantenerse a la vanguardia, marcando así tendencias casi en toda su carrera e influyendo a su vez en distintas generaciones. Sarah Boyd de Forbes explica que las elecciones de moda de la cantante cambiaron la forma en que las personas ven a los artistas. Jeffrey Katzenberg le da mayor significado al indicar que los cambios que hace la intérprete reflejan nuestra cultura de hoy día.

Madonna se ha vestido y colaborado con las principales casas de moda y diseñadores, además de ser la musa que le ha dado la fama a varios de sus colaboradores, como el caso de Dolce & Gabbana y Jean-Paul Gaultier. Se le hace responsable de hacer rutinarias las colaboraciones entre los artistas y diseñadores. De que participen en desfiles, pasarelas y en revistas de moda. Varias fuentes la sitúan como posiblemente la mujer más fotografiada del mundo. Además, es la primera celebridad en aparecer en la revista de moda Vogue y la persona y mujer que más portadas ha protagonizado para Vanity Fair y Rolling Stone respectivamente. También fue la primera mujer en protagonizar una portada para Forbes.

Kanye West la ha llamado «el artista más grande de la música visual de todos los tiempos». Madonna es también considerada la «Reina de la moda» y «Reina de la imagen». Según Gaultier, ella es el ícono de la moda más influyente del mundo. Varias de sus prendas han sido exhibidas en exposiciones internacionales de arte y moda. Algunas han llegado a ser parte común en las fiestas de halloween y en el Día de Todos los Santos. Artistas y celebridades como Lady Gaga, Rihanna, Britney Spears, Katy Perry, Miley Cyrus y Kim Kardashian son algunas de las personalidades que se han inspirado en Madonna en cuanto a sentido de la moda.

Índice

ObraEditar

Pilar Ángel de Terra Networks observó que tras la perdida de su madre cuando tenía 5 años de edad, Madonna reflejó su rebeldía en la ropa.[4]​ Fausto Rivera Yánez de El Telégrafo comenta que ella siempre vio en la moda un punto de fuga para expresarse con mayor fuerza y libertad.[5]​ Ferrán Farled de La Vanguardia escribió que aunque la figura de Madonna sirvió como punto de inflexión en la estética de la música popular, hay que recordar sus referentes en el mundo cinematográfico y del espectáculo como Marilyn Monroe, de la que muchas veces se inspiró.[6]

Evolución y estiloEditar

 
Madonna en 2015 durante el Rebel Heart Tour.

El estilismo de Madonna en los primeros años de la década de 1980, consistía principalmente de lazos, encajes, tules blancos, además de cruces, cadenas y guantes con los dedos cortados, así como camisetas destrozadas de tiendas de segunda mano, chamarras de mezclilla, piel pálida, colores estridentes, labios rojos y cabello rubio por el peróxido.[7][8][2]​ En su película Buscando desesperadamente a Susan de 1985 se caracterizó por utilizar labios rojos, pelo ondulado, gafas Ray-Ban, pendientes dorados, collares, camisetas y chaquetas de corte masculino.[9]​ Paloma Herce de Harper's Bazaar notó que la bisutería ahora es minimalista, pero en los años 80 cuanto más recargado mejor y cuanto más grande y dorado mejor. «Nunca era suficiente» añadió.[10]​ Entre la transición de la era True Blue y su matrimonio con Sean Penn, se cortó el pelo y apostó por camisetas XL, blazer, leggins y bolsos hippie.[9]​ En «La isla bonita», promociona variados looks, que incluyó un uso de lunar en la boca, pelo rubio, y uñas rojas.[9]​ Para el álbum Like a Prayer (1989), la cantante se tiñó la cabellera a un tono oscuro. La profesora Barbara Clare Foley escribió en una nota de 1990 en los Los Angeles Times que no había ninguna otra mujer que influyó más que Madonna en la escena de la moda durante los años 80.[11]

Para los expertos, en los años 90, su uso de la moda fue aún más ecléctico.[12]​ En el inicio del decenio, promocionó una imagen más sexual, en especial con el lanzamiento del álbum Erotica.[9][13]​ Para mitad y finales de la misma década, se inspiró en el budismo y se inclinó por las diferentes culturas practicantes para la nueva creación de sus letras, que acompañó, de una nueva imagen. A mediados de la década del 2000, se inspiró en estilos tipos wéstern para álbumes como Music y American Life con estilismos más formales y clásicos.[9][14]​ En 2005, se inspiró en el dance y sus estilismos para promocionar el disco Confessions on a Dance Floor.[15]​ Farled explicó su evolución de esta manera:

Con cada una de las fases por las que el estilo de Madonna ha ido evolucionando, la cantante quería demostrar o contar algo. Una narración a través de la indumentaria con la que no solo quedarse con la propia imagen sino que abría las puertas a reflexionar sobre su mundo interior plagado de pensamientos, sobre el antiguo Egipto, la tauromaquia o vestidos regionales entre otros, y siempre acorde con el contexto político, social o económico de un determinado momento.[6]

ColaboracionesEditar

 
Madonna en un trono de oro y falda diseñada por Riccardo Tisci de Givenchy.

Durante su carrera, Madonna se ha vestido y ha colaborado con las principales casas de moda y diseñadores del mundo, que van desde Givenchy, Gucci, Louis Vuitton, Dolce & Gabbana, Stella McCartney y Versace, hasta Prada, Miu Miu, Alexander Wang, Swarovski, Moschino y Jean-Paul Gaultier entre otros. Madonna empezó a forjar amistades y colaboraciones con varios diseñadores mucho antes de que se convirtiera en algo común entre músicos.[16]​ De todos los diseñadores, el predilecto para la artista ha sido Gaultier, y ella la musa de él. Herce comentó que el tándem cantante y diseñador no cobró nunca tanto sentido con ellos dos.[10]​ En los inicios de su carrera, conoció a la estilista Maripol con quién colaboró en sus primeras obras como Like a Virgin. Posiblemente la estilista fue más conocida por trabajar con Madonna que con cualquier otro artista.[17]

Así como Gaultier, la casa de moda Dolce & Gabbana se hizo famosa gracias a la artista. La primera colaboración fue en 1991, cuando la vistieron para la premier de su documental En la cama con Madonna llevada a cabo en el Festival de Cannes. En 1993, la casa diseñó el vestuario para el Girlie Show Tour con más de 1 500 prendas.[18][19]​ En 2009, la cantante protagonizó la campaña de verano 2010 de la marca, con fotografías por Steven Klein e inspiradas en los filmes italianos de mediados del siglo siglo xx.[20]

Madonna fue muy amiga de Gianni Versace, creador de la casa de moda que lleva su nombre.[21]​ La primera colaboración entre la artista y la casa de moda fue para su campaña de 1995, seguido del año 2005 y 2015. Donatella Versace dijo: «...es uno de los verdaderos íconos de nuestra firma».[22][16]​ En 2008, Ricardo Tisci de la marca Givenchy creó parte del vestuario del Sticky & Sweet Tour y de su presentación en 2012 del Super Bowl XLVI halftime show.[23]​ En 2015, parte del vestuario para el Rebel Heart Tour fue confeccionado por Alessandro Michele de Gucci, inspirado mayormente en un estilo chinoiserie. Justo ese año, Michele asumió el puesto de director creativo para la firma, le comentó a Suzy Menkes su anécdota de conocer a Madonna: «Fue como si estuviéramos en un templo, donde íbamos a conocer a la diosa».[24]

TendenciasEditar

N.B.: En esta sección solo se incluyen algunos ejemplos. Puedes completarla con referencias fiables.

 
Pintura en referencia al clip «Frozen». El look oriental que utilizó Madonna incrementó la popularidad de la cultura asiática en los Estados Unidos e hizo que muchas personas imitaran su estilo.

Uno de los aspectos más importantes del legado de Madonna en el mundo de la moda es hacer populares varios estilos que ha utilizado, desde las alfombras rojas, escenario y videoclips.[25]​ La estilista Maureene Dinar reseñó que su estilo fue tan único y original que rápidamente impactaron en el guardarropa de todas las jóvenes del mundo.[2]​ A este tendencia y fenómeno viral se le llamó Madonna wannabe. Uriel Ardila para Vibra FM explica que con casi nuevo álbum que saca impone una tendencia de moda, con estilismos tan diferentes desde roquera, cabaretera, gótica y mucho más.[26]

En términos generales, fue la primera en sexualizar la religión y en utilizar elementos artísticos afrodescendientes, latinos y de la comunidad LGBT.[27]​ Herce notó que ahora todos posamos haciendo muchas muecas divertidas y posando con el símbolo de la victoria. Nos parece una tendencia estética de estos días, pero Madonna lo hizo mucho antes con su amiga Rosanna Arquette. También mencionó que «antes de que Cara Delevingne creara tendencia con sus cejas pobladas, apenas sin depilar, la artista ya lo había hecho antes».[10]

En la primera presentación de los premios MTV Video Music Awards llevada a cabo en 1984, Madonna llevaba puesto el típico vestido de novia de la era Like a Virgin. Fue la primera vez en la historia de una presentación que se pudo ver la ropa interior de una artista.[28]​ Muchas otras cantantes han seguido esta tendencia impuesta por ella de enseñar su ropa interior en conciertos.[29]​ El uso del corsé como prenda de vestir exterior lo hizo popular la artista desde la década de 1980.[30]​ En una nota del diario Clarín se escribió la importancia de esta prenda y le dieron crédito al ponerla de moda desde su olvido al menos desde la década de 1920, ya que dicha prenda llegó a tener un impacto tan fuerte como lo fue en la época de Catalina de Médici.[31]​ Con el clip «Open Your Heart» puso de moda el estilo llamado buffalo e impuso tendencia con los tops en «Lucky Star».[32][3]​ El estilo español en el video «La isla bonita» se hizo popular y se reflejó en las tendencias de moda de la época, en forma de boleros, falda, rosarios y crucifijos con accesorios.[33]​ María Mérida de Vogue reflexionó:

Desde la primera vez que vimos el videoclip de «La isla bonita» algo cambió en nosotros, y aquí no nos referimos a esa aparición sorpresa de Benicio del Toro —que solo unos privilegiados han sido capaces de detectar y digerir— sino a la influencia del estilo «electro-latino». Volantes, tops ajustados, joyería barroca, toreras... El mundillo de este género musical tiene mucho que agradecer a la diva.[34]

 
El Madonna piercing la marca de belleza que popularizó y fue nombrada así en su honor.

Tras el lanzamiento del disco I'm Breathless en 1990, puso de moda el glamur de los años 1920, con joyas recargadas de brillantes, prendas doradas, guantes y plumas.[26]​ Con el estreno de la película Evita desató un revival sin precedentes del estilo de los años 1950. Estée Lauder puso a la venta esmaltes de uñas y labiales inspirados en la época. Bloomingdale's inauguró una sección con ropa y joyería.[35]​ La revista argentina Noticias escribió: «Encarnada en Madonna, Evita (Eva Perón) se convirtió en marca vendedora de ropa, maquillaje, joyas y hasta rodetes postizos».[36]​ Con el lanzamiento del disco Ray of Light los vestuarios menos extravagantes y más étnicos inspirada por la Cábala hizo que celebridades como Nicole Richie, Victoria Beckham, Ashton Kutcher y Paris Hilton siguieran este camino.[2]​ Con esta era trajo de moda lo gótico, cabello negro, lacio y muy liso.[26]

El estilismo wéstern que utilizó para promocionar su disco Music, con botas vaqueras, sombreros cowboy y pantalones acampanados fue una tendencia de aquella época.[14]​ Estas playeras (t-shirts) acompañados con los sombreros al estilo cowboy y camiseta estilo folk tuvieron gran aceptación.[37][38][39]​ Juan Sanguino, de Vanity Fair, aclara que aunque resulte difícil de creer, antes de que Madonna usara estas camisas con cuadros, hubo muchos años en las que no estaban de moda.[40]​ Con la era de Confessions on a Dance Floor puso de moda los bodysuits.[3]

Intelectuales como Douglas Kellner notaron que aunque la artista no inició los accesorios de la moda hindú, tomó el ojo público para atraer la atención de los medios globales.[41]​ Ella contribuyó a la fascinación estadounidense por la cultura asiática a tal punto que muchas personas comenzaron a imitar su estilo, usando henna y ropa con diseños asiáticos.[42]​ Medios internacionales como la Agencia EFE señalaron que, si bien la artista no inició la moda de la joyería bereber, lo llevó a un plano internacional tras su aparición en los premios MTV Video Music Awards de 2018.[43]

Madonna puso de moda las mechas rubias sobre el pelo oscuro.[44][33]​ También puso de moda los lazos en el cabello y el pelo corto, que utilizó ampliamente en los inicios de su carrera.[45]​ Popularizó la pulsura roja usada en la Cábala cuyo propósito es proteger contra el mal de ojo.[46]​ Según Marina Valera de Vogue, la artista puso de moda la coleta con el Blond Ambition Tour, que se caracteriza por ser larga, de longitud XL, algo ondulada y recogida con el propio cabello.[47]

RevisionesEditar

Madonna ocupa un mundo al estilo de Heráclito, y su vida de constante cambio la convierte en un perfecto ejemplo del «sujeto fragmentado» del postmodernismo, un collage humano de identidades múltiples y culturalmente determinadas. Una comparación obvia se puede hacer entre la evolutiva postura de [ella] y los disfraces postmodernos de Cindy Sherman (Madonna fue la patrocinadora de Film Stills, la famosa exhibición de Cindy Sherman en el MoMA en el año de 1997). Un crítico de la revista Time mencionó la afinidad entre las dos famosas: «Entre ellas, estas dos mujeres han ejecutado más cambios de imagen que cualquier otra especialista de belleza en toda su vida». En un sentido, [la cantante] toma la proposición de Sherman y eleva la apuesta, y logra en la esfera de la cultura en masa lo que la otra logra en el arte... Madonna, la absoluta diosa postmoderna del pop, ha sobrevivido al propio postmodernismo
——Chloe Wyma de Louise Blouin Media[8]

Los diferentes estilismos de Madonna y su reconocida reinvención de imagen descrita como «legendaria» por los expertos han dado lugar a diversos análisis y comentarios entre críticos de moda y autores de diferentes profesiones. La justificación de Rocío Martín de Elle en este punto, es que hacer un repaso de la vida de la cantante es hacerlo por la moda y su evolución. Señaló que ha imprimido carácter y personalidad a través de elegidos y emblemáticos estilismos.[9]

Pilar Pasamontes, directora científica del Istituto Europeo di Design explica que su mayor impacto estilístico lo encontramos en los escenarios, quizás por su capacidad para «interpretar muy bien el anhelo de la moda y cubrir huecos estéticos en cada gira» indicó.[48]​ Paloma Herce de Harper's Bazaar notó su participación en las alfombra rojas. Dice que a la artista le gusta provocar y hacerse notar. Se reinventa y tiene estilismos que solo ella puede llevar recalcó.[10]

Uno de los elementos más característicos de la indumentaria de Madonna es tocar temas sociales y su revolución de la mujer con un imaginario sexual a través de su ropa.[6][49]​ Otro punto bastante resaltado por muchos autores es que ella es una «artista muy visual» y ambigua, dejando en muchas ocasiones a la música en segundo plano. Gonzáles lo explicó de esta manera:

En Madonna se confunden por completo persona y personajes, hasta el extremo de que todo parece igualmente verdadero o igualmente falso. En este sentido, ella es símbolo de una cierta postmodernidad, una que fascina con reflejos y simulacros, que suscita la sensación de misterio por la vía de generar ambigüedades, y en la que finalmente se pierde lo real detrás de un universo de apariencias. Uno de los medios de que se ha servido Madonna para seguir alimentando su imagen de icono postmoderno en la moda.[50]

La filósofa Ana Marta Gonzáles en el libro Ficción e identidad. Ensayos de cultura postmoderna apuntó que la cantante se ha consagrado como experta en el reciclaje y mezcla de estilos, que asimila y desecha en una sucesión sin fin.[51]​ Los profesores en el libro Oh Fashion (1994) apuntaron que «el "fenómeno Madonna" sugiere que en una cultura de la imagen posmoderna se construye a través de la imagen y la moda, que involucra la propia mirada, postura y actitud». Añadieron que la moda e identidad para la artista son inseparables en sus prácticas estéticas, su cultivo e imagen en sus videoclips, películas, apariciones en televisión, conciertos y otras intervenciones culturales.[52]

No todas las revisiones han sido positivas, varias han sido ambivalentes. Hay quienes consideran que es ella es un ejemplo de lo camp. La escritora Susana López Penedo dijo que es el máximo exponente de esta tendencia, lo representa en vídeos, multitudinarios conciertos, la ambigüedad de sus gestos, los bailarines que la acompañan, siempre están abiertos a múltiples miradas e interpretaciones.[53]​ Mariela de Fashion Week Mexico comenta que «su habilidad camaleónica para transformar regularmente su look se refleja tanto en el carácter efímero de la moda como en su propia redefinición de la feminidad».[54]​ El crítico Guillermo Fadanelli comentó:

«No relaciono a Madonna con la música. Ella es más bien una imagen que se cultiva a sí misma para transgredirse. Fiel a un continuo e impredecible movimiento, me dice (ella) que la belleza es al fin y al cabo —como bien lo describió Jean Baudrillard— la consecuencia de una estrategia fatal. Se exhibe con el propósito de desaparecer. Madonna es hija de la muerte y, por lo tanto, de la belleza que causa angustia y vértigo, una belleza real —real a causa de su esencial falsedad— que se ha propuesto habitar en la imaginación y en la conciencia lúdica y visual de los espectadores. Sí: la "reina del pop"».[55]

Hugo Achugar a diferencia de la filósofa Gónzales opina que la estética que sustenta una imagen contemporánea como la de la cantante nada tiene que ver con la que vertebra la de la modernidad. Especificó que la imagen o el simulacro de imagen entre prostibularia y ordinaria de Madonna valida una noción de belleza que se apoya en una sociedad en la que la masificación es dueña y señora. También indicó que ella trasgrede el buen gusto de cierta noción de la perfección o la distinción.[56]

Legado e impactoEditar

 
Una mujer vestida como Madonna con el estilo que caracterizó a la cantante en los años de 1980. Fue en esa década que se originó el término «Madonna wannabe».

Los expertos explican que Madonna es la primer mujer en la historia en tomar control completo de música e imagen.[57][58]​ Con la aparición de la artista la moda cambió para siempre[59]​ a tal punto de crearse el término Madonna wannabe, que describía el fenómeno mundial donde millones de jóvenes se vestían como ella.[60]​ Paloma Herce de Harper's Bazaar dijo que realmente la artista creó un antes y un después en este mundo.[10]​ A esto se le añade lo que Marissa G. Muller de la revista W dijo: «Fue la primera en hacer que las colaboraciones entre artistas pop y diseñadores fuera rutinarias. Que participen en desfiles de moda, en la pasarela y en revistas de moda, ella forjó esa frontera».[61]​ El pensamiento del periodista Michal Pye al igual que otros, es que la cantante «no sólo hace moda, ella es la moda».[62]Anna Wintour de Vogue no dudó en decir que la artista «hace que suceda moda».[62]​ Además, el nombre «Madonna» se ha convertido en un referente y adjetivo en esta industria.[63]​ Como comenta el estilista Robert Verdi: «Las amigas salen de compras y dicen, "eso es tan Madonna"».[64]

En términos generales, Diana Villar de la revista Elle notó que Madonna se convirtió en un «espejo» en el que millones de personas del mundo se quisieron mirar.[65]​ Su mayor impacto fue con las adolescentes donde hizo posible que ellas pudieran crear su propia identidad, hacer sus propias declaraciones de moda y rechazar los códigos estándares.[66]​ Aún más importante, Sarah Boyd de Forbes explica que las elecciones de moda de la cantante cambiaron la forma en que las personas ven a los artistas.[67]Jeffrey Katzenberg le da mayor significado al indicar que los cambios que hace la intérprete reflejan nuestra cultura de hoy día.[68]

Los editores, intelectuales y expertos alaban la reinvención de la cantante en el sentido estético y su impacto de largo alcance en las futuras generaciones de artistas. Chloe Wyma de Louise Blouin Media comenta que esta «aptitud camaleónica de Madonna para transformar su moda se ha convertido en un hecho universalmente reconocido».[8]​ La revista Billboard declaró que «ninguna diva del pop ha reinventado su imagen de la moda con la consistencia y creatividad de Madonna... ella se ha convertido en un icono de la moda de vanguardia cuyo sentido de estilo se convirtió tan influyente como sus melodías en listas de éxitos.[69]​ Dana Oliver del Huffington Post explica que «nadie se ha transformado a sí misma como la artista. Ella ha tenido casi tantos estilos como sus registros. Su capacidad de reinventarse constantemente a sí misma y su música han ayudado a asegurar su estatus como un icono, y ella ha influido en una generación de imitadores». Oliver mencionó a Lady Gaga, Rihanna y Miley Cyrus como ejemplo y dijo que en resumen, «nadie ha tenido diversos estilos que ella».[70]​ Otras artistas que han tomado inspiración de la cantante han sido Britney Spears y Christina Aguilera, así como Katy Perry, Gwen Stefani, Pink, Cameron Díaz, Kim Kardashian y Kylie Minogue entre otros.[71]​ Mariela de Fashion Week Mexico lo dijo de esta manera:

La influencia de Madonna como una líder e ícono de la moda es innegable. Su estilo ha sido visto y copiado desde el momento en que apareció en MTV hasta el día de hoy. Continua siendo la fuente de inspiración y de imitación de muchas (si no es que de todas) de las popstars del momento, no sólo en términos musicales sino de estilo. Marcó a una generación que encontró en el pop no sólo melodías pegajosas sino un medio para expresarse, retar los roles tradicionales de género y transgredir las normas sexuales».[54]

ReconocimientosEditar

Madonna se trata de la mujer que hizo vivir y comprender la moda...Es la reina de la moda que adelanta tendencias de manera osada, pero siempre con estilo.
——La diseñadora Maureene Dinar.[2]

Madonna ha ganado varios premios y reconocimientos en la industria de la moda. Fue reconocida en los Elle Style Awards de 2007 como «el mayor icono del estilo y la moda».[72]​ Ha ganado varios VH1 Fashion Awards en categorías como «artista más de moda», «artista musical con más estilo» y el galardón especial «Premio Versace».[73]​ En los MTV Video Music Awards de 1999 fue homenajeada con un espectáculo en el que drag peformers vestían los atuendos que hasta ese entonces la artista había hecho populares.[5]​ Ingresó al Libro Guinness de los récords por el mayor número de cambios de prendas en una película con Evita donde recurrió a un cambio de vestuario unas 85 veces.[74]​ En la edición de 1994 del mismo libro, se escribió que el corsé cónico diseñado por Gaultier fue vendido en Christie's a un precio de 12 100 euros y representó el mayor pago para una prenda de ropa perteneciente a Madonna hasta aquel entonces.[75]​ Por otro lado, su canción «Vogue» se ha convertido en un himno de la moda,[54]​ y figuró en el disco recopilatorio del diseñador Gaultier.[76]​ La propia artista expuso parte de su vestuario en el Madonna's Fashion Evolution en 2017, una exposición organizada por ella misma.[77]

Muchos autores han escrito libros sobre Madonna exclusivamente dirigidos a su sentido estético y ha aparecido en numerosas portadas de las revistas de moda más importantes, siendo una constante fuente de inspiración en las pasarelas de todo el mundo.[54]​ De hecho, es la persona y mujer que más portadas ha protagonizado para Vanity Fair y Rolling Stone, respectivamente.[78][79]​ En Rolling Stone es también la primera mujer en aparecer en las ediciones especiales Collectors Edition.[80]​ También es la primera celebridad en aparecer en la portada de Vogue y primer mujer en una portada de Forbes.[81][82]​ Según varias fuentes, ella es (o posiblemente es) la mujer más fotografiada del mundo.[83][84]

Sobre la primera portada de una celebridad en Vogue donde Madonna fue la protagonista, un escritor del periódico La Voz de Asturias mencionó: «Aquella portada causó una revolución porque fue ella la que aceleró la entrada de las estrellas del cine y del pop en un terreno hasta entonces prácticamente reservado a las grandes modelos».[85]​ Anna Wintour, directora de la versión estadounidense, dijo: «La primera celebridad que puse en la portada de Vogue fue Madonna, y eso era considerado totalmente polémico en ese tiempo. Ahora ella es parte del establecimiento».[81]

La bloguera hindú Suhani Pittie dijo que es el «icono femenino de la moda más influyente de la historia» y el diseñador Gaultier considera de ella «el mayor icono de la moda».[86][87]​ Silvia Barradas de RTVE la llamó «Reina de los escenarios y las alfombras rojas».[13]​ Es también conocida como la «Reina de la moda»,[64]​ y según Alberto Fuguet es la «Reina de la imagen».[88]Kanye West la ha llamado «el artista más grande de la música visual de todos los tiempos».[89]

En la cultura popularEditar

N.B.: En esta sección solo se incluyen algunos ejemplos. Puedes completarla con referencias fiables.

Vestido de novia de Like a VirginEditar

Es un vestido de novia que se caracteriza por tener el cinturón de «Boy Toy» y que la cantante utilizó para promocionar la era de Like a Virgin. Ya que ella salía con artistas grafiteros como Keith Haring o Jean-Michel Basquiat, «Boy Toy» era la firma que solía dejar en paredes de edificios en Nueva York.[63]​ El vestido de novia «cautivó a Estados Unidos».[90][91][45]

La plataforma Stylight situó como número uno al vestido entre las diez piezas míticas de Madonna.[63]​ El equipo de redacción de la revista Vogue en su versión mexicana, llamó a este vestido «legendario».[92]​ En el vídeo de «Celebration», la hija de Madonna, «Lola», apareció en el teaser con la misma vestimenta.[63]​ En «Bitch I'm Madonna» seis niñas que aparecen al principio del clip también tienen el mismo vestido.[93]​ La revista In Style la ubicó como número uno entre los 25 looks más icónicos de la cantante.[94]​ También fue incluida en la lista de los 11 looks más representativos de la artista, recopilado por Altina Paredes para el periódico mexicano El Universal.[95]​ María Mérida de Vogue incluyó esta prenda entre los 7 looks de la cantante que nos cambiaron la vida (y el armario).[34]​ Ella dijo:

Ser ochentera, inocente y "virginal" —aunque parezca mentira— fue posible; o al menos, Madonna así lo constató. Si uno de tus looks llega a convertirse en disfraz de Halloween es que has conseguido algo importante y, a día de hoy, el estilismo que la cantante lució en el videoclip destinado a ilustrar la canción sigue siendo uno de los más vistos en la fiesta de Todos los Santos.[34]

Vestido en los Academy Awards 1991Editar

  Imagen externa
  Madonna en la ceremonia.
Atención: este archivo está alojado en un sitio externo, fuera del control de la Fundación Wikimedia.

Madonna se presentó en los premios Óscar de 1991 con un look inspirado en Marilyn Monroe. Para ello utilizó un vestido blanco estrecho de gran escote cubierto de diamantes acompañada de una estola blanca cubierta con perlas. Fue diseñado por Bob Mackie y las joyas a cargo de Harry Winston, valoradas en 20 millones de dólares.[63]

La plataforma Stylight la situó como número cuatro entre las diez piezas míticas de Madonna.[63]​ La misma academia situó al vestido y presentación entre los momentos musicales más memorables de la premiación.[96]​ También fue incluida en la lista de los 11 looks más representativos de la artista, recopilado por Paredes.[95]MTV la situó entre las mejores 14 presentaciones de los premios con mejor estilo.[97]​ Por su parte, la revista In Style la ubicó como número ocho entre los 25 looks más icónicos de la artista.[94]

Vestido rosa de «Material Girl»Editar

Es un vestido que Madonna utilizó en el vídeo de la canción «Material Girl» inspirado en Marilyn Monroe. La revista In Style la ubicó como número dos entre los 25 looks más icónicos de la cantante y mencionaron que aquí, se convirtió en una estrella e ícono de la moda en ascenso.[94]​ María Mérida de la revista Vogue en su versión española, incluyó esta prenda entre los 7 looks de la artista que nos cambiaron la vida (y el armario). Dijo que es «otro disfraz de Halloween en toda regla».[34]

Corsé de conos por Jean-Paul Gaultier (Blond Ambition Tour)Editar

El corsé cónico que Madonna utilizó en la gira del Blond Ambition Tour es una de las piezas más famosas de la cultura popular, así como de la artista y su diseñador Jean-Paul Gaultier.

Paloma Herce de la revista de moda, Harper's Bazaar señaló que «su aparición con esta femenina y provocativa prenda marcó un antes y un después en la historia de la moda, y es imposible no pensar en Madonna llevando este bustier».[10]​ Chloe Wyma de Louise Blouin Media comenta que «fue el tour Blond Ambition de 1990 que trajo consigo la provocación en la moda más icónica de la artista: el corsé de satín rosa con sostén en forma de conos de Gaultier, un artilugio fetichista basado en una forma exagerada y vulgarizada del sostén de bala de la década de los cincuenta».[8]​ En palabras de María R. López de El País esta prenda «impulsó la carrera de la maison tras tener como embajadora a la diva, incluso ha inspirado una de las fragancias de la casa francesa».[98]

El corsé se ha exhibido en diferentes exposiciones de arte y moda a nivel internacional. Un ejemplo fue en 2013 en el Barbican de la ciudad de Londres.[99]​ También figuró en la exposición internacional «The Fashion World of Jean-Paul Gaultier».[63]​ En la gira MDNA World Tour de 2012, Gaultier reinterpretó el corsé cónico en 3D.[100]​ Adicionalmente, la prenda original fue vendida por 52 000 $USD en Christie's.[63]​ Muchos artistas han versionado la prenda, incluyendo a Eminem en su vídeo musical de «Just Lose It».

María Mérida de la revista Vogue en su versión española, incluyó esta prenda entre los 7 looks de Madonna que nos cambiaron la vida (y el armario).[34]​ También fue incluida en la lista de los 11 looks más representativos de la artista, recopilado por Altina Paredes para el periódico mexicano El Universal.[95]​ La plataforma Stylight la situó como tres entre las diez piezas míticas de Madonna.[63]​ Por su parte, la revista In Style la ubicó como número seis entre los 25 looks más icónicos de la intérprete y la versión en 3D como la número 20.[94]​ La revista Quién la situó entre las 18 prendas icónicas de la cultura popular y el autor José Antonio Llaca menciona que «Madonna vuelve icónico lo que se ponga...Jean Paul Gaultier tuvo el tino de crear este bra que se convirtiera en el más famoso del mundo».[1]

En materia de ropa interior siempre ha habido dos opciones: o la ocultas o la enseñas. Hasta que llegó Madonna y decidió incluir una tercera, que implicaba la fusión de las dos anteriores. La pieza en cuestión fue un diseño exclusivo de Jean-Paul Gaultier que la Reina del Pop convirtió en icónico; y es que nunca antes llevar un sujetador puntiguado había resultado tan sexy. Dicho esto, el modelo terminó formando parte del patrimonio y legado estético de Madonna, que a día de hoy le sigue rindiendo sentidos homenajes

María Mérida de Vogue en su versión española hablando sobre el corsé.[34]

Véase tambiénEditar

Cultural
Comercial
Sexual
Femenista
LGBT

ReferenciasEditar

  1. a b Llaca, José Antonio (5 de febrero de 2014). «LAS PRENDAS ICÓNICAS DE LA CULTURA POP». Quién. Archivado desde el original el 8 de diciembre de 2015. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  2. a b c d e Camila, Hernandez (19 de agosto de 2016). «Madonna: los 9 looks más impactantes que inmortalizó la 'reina del pop'». Infobae. Consultado el 21 de abril de 2019. 
  3. a b c Chicas, Karla (16 de agosto de 2018). «¡Happy Birthday, Madonna! Échale un vistazo a su legado en el mundo de la moda». Ella (El Salvador). Consultado el 21 de abril de 2019. 
  4. Ángel, Pilar. «Madonna en tres décadas: un ícono que revolucionó la moda». Colombia: Terra Networks. Archivado desde el original el 13 de abril de 2019. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  5. a b Rivera Yánez, Fausto (16 de septiembre de 2013). «Madonna: 'Quiero controlar el mundo'». El Telégrafo. Ecuador. Archivado desde el original el 24 de septiembre de 2015. Consultado el 4 de diciembre de 2015. 
  6. a b c Farled, Ferrán (16 de agosto de 2018). «La influencia de Madonna en el mundo de la moda durante sus más de 30 años de carrera». La Vanguardia (España). Consultado el 20 de abril de 2019. 
  7. «Madonna, icono de estilo de los 80». España: Europa Press. 3 de mayo de 2010. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  8. a b c d Wyma, Chloe (27 de agosto de 2013). «MADONNA A LOS 55 AÑOS DE EDAD: ¿EXISTE OTRO MOMENTO MEJOR PARA EXAMINAR SUS CONTRIBUCIONES A LA MODA Y EL FEMINISMO?». Louise Blouin Media. Consultado el 28 de noviembre de 2015.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  9. a b c d e f Martín, Rocío (16 de abril de 2008). «LOS 1001 CAMBIOS DE UNA DIVA». Elle. ISSN 0935-462X. Archivado desde el original el 8 de diciembre de 2015. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  10. a b c d e f Herce, Paloma (4 de noviembre de 2015). «POR QUÉ MADONNA ES LA REINA DEL POP». Harper's Bazaar. ISSN 0017-7873. Archivado desde el original el 20 de abril de 2019. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  11. Foley, Barbara Clare (2 de marzo de 1990). «Thoroughly Modern Madonna : Fashion: The world's most famous chameleon is about to slip into three new looks for the '90s. Copycats take note.». Los Angeles Times (en inglés). Consultado el 20 de abril de 2019. 
  12. Benstock y Ferriss, 1994, p. 172
  13. a b Barradas, Silvia (29 de agosto de 2012). «Madonna, un camaleón de la moda». España: RTVE. Consultado el 20 de abril de 2019. 
  14. a b «Madonna y la moda: una relación simbiótica que continúa». Trendencias.com. 31 de marzo de 2012. Consultado el 29 de noviembre de 2015. 
  15. Herrera de la Riva, Marisol (16 de agosto de 2012). «La evolución del estilo de Madonna». Quién. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  16. a b Muller, Marissa G. (12 de abril de 2014). «SEE ALL OF MADONNA'S ICONIC VERSACE CAMPAIGNS FROM THE '90S UNTIL NOW» (en inglés). MTV. Consultado el 13 de abril de 2019. 
  17. Hanra, Hanna (20 de marzo de 2015). «Maripol: 'Did I discover Madonna? She discovered me!'». The Guardian (en inglés). Consultado el 20 de abril de 2019. 
  18. Tzvetkova, 2017, p. 345
  19. «Madonna». The New Yorker (en inglés) 81. 2005. p. 100. ISSN 0028-792X. Consultado el 13 de abril de 2019. 
  20. Ilari, Alessandra (1 de febrero de 2010). «Madonna: Great Material». W (en inglés). ISSN 0162-9115. Consultado el 13 de abril de 2019. 
  21. «“Te voy a echar de menos, Gianni”». El País. España. 31 de julio de 2018. Consultado el 13 de abril de 2019. 
  22. Brajos, Paola (12 de mayo de 2014). «Madonna, nueva imagen de Versace». España: Telva. Consultado el 13 de abril de 2019. 
  23. Cantalejo, Patricia (6 de febrero de 2012). «Madonna, de Givenchy en la Super Bowl». Marie Claire. ISSN 0025-3049. Consultado el 13 de abril de 2019. 
  24. Menkes, Suzy (25 de septiembre de 2015). «Vistiendo a Madonna: Alessandro Michele (de Gucci) revela casi todos los detalles a la icónica redactora». Vogue. España. ISSN 0042-8000. Consultado el 13 de abril de 2019. 
  25. Moreno, Regina (15 de agosto de 2013). «4. Su forma de vestir». Quién. Consultado el 21 de abril de 2019. 
  26. a b c Ardilla, Uriel (15 de agosto de 2018). «Cumpleaños de Madonna: Cada álbum una tendencia de moda». Colombia: Vibra. Consultado el 21 de abril de 2019. 
  27. Sandoval, Carol. «4 formas en las que Madonna cambió el mundo para las mujeres ¡Y la amamos por eso!». Vix.com. Consultado el 20 de enero de 2019. 
  28. Maestrutti, Silvia (1 de septiembre de 2015). «MTV Video Music Awards 2015: Una hoguera de vanidades». Clarín. Argentina. Consultado el 21 de abril de 2019. 
  29. «Rita Ora, la otra chica sexy de '50 sombras de Grey'». El Mundo. España. 27 de noviembre de 2014. Consultado el 21 de abril de 2019. 
  30. Paz Hinojosa, 2008, p. 55
  31. «El Viajero Ilustrado». Clarín. Argentina. 8 de septiembre de 2013. Consultado el 15 de agosto de 2018. 
  32. Lisi, 2014, p. 21
  33. a b Clerk, 2002, p. 44
  34. a b c d e f Mérida, María (24 de noviembre de 2015). «7 looks de Madonna que nos cambiaron la vida (y el armario)». Vogue. ISSN 0042-8000. Consultado el 29 de noviembre de 2015. 
  35. Tavelli, Elena (16 de agosto de 2018). «Madonna, la evolución del ícono irreverente de la moda». La Nación. Argentina. Consultado el 15 de septiembre de 2018. 
  36. «Evita». Noticias (1041-1044). Argentina. 1996. p. 274. ISSN 0328-4298. Consultado el 20 de abril de 2019. 
  37. Zapatero, Enric (3 de octubre de 2015). «Los 10 mejores discos de Madonna». Cromosomax. Consultado el 5 de octubre de 2016. 
  38. «Los looks inmortalizados por Madonna». Vanidades. México. 13 de junio de 2018. ISSN 1665-7519. Consultado el 15 de agosto de 2018. 
  39. Alonso, Marita (16 de agosto de 2018). «Repasamos los 10 looks de Madonna que nos han marcado en su 60 cumpleaños». El Confidencial. España. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  40. Sanguino, Juan (16 de agosto de 2018). «Los vídeos de Madonna, ordenados de menor a mayor apropiación cultural». Vanity Fair. España. ISSN 0733-8899. Consultado el 20 de agosto de 2018. 
  41. Hammer y Kellner, 2009, pp. 502–503
  42. Masuda, Anne (5 de agosto de 2005). «Madonnas's Impact on Society» (en inglés). Yahoo!. Archivado desde el original el 2 de julio de 2012. Consultado el 18 de junio de 2015. 
  43. Agencia EFE (19 de septiembre de 2018). «La joyería bereber no la descubrió Madonna». Consultado el 22 de septiembre de 2018. 
  44. «Los peinados que nos inspiran II. Madonna». Vogue. España. 15 de abril de 2013. ISSN 0042-8000. Consultado el 24 de agosto de 2018. 
  45. a b «13 fotos en las que Madonna marcó el camino de la moda». Perú.com. 13 de agosto de 2015. p. 1—14. Consultado el 29 de noviembre de 2015. 
  46. «A-Rod, Madonna Learn Kabbalah, Promote Jewish Identity?» (en inglés). Hillel International. 21 de julio de 2008. Consultado el 15 de agosto de 2018. 
  47. Valera, Marina (12 de mayo de 2015). «La coleta de las reinas del pop». Vogue. España. ISSN 0042-8000. Consultado el 21 de abril de 2018. 
  48. Avello, Iván (14 de agosto de 2018). «Madonna, 60 años de música y (mucha) moda». El Mundo. España. Consultado el 20 de abril de 2019. 
  49. Ferrero, Clara; Megía, Carlos (13 de agosto de 2018). «Un Podcast de Moda #28: 60 años de Madonna como gran icono de la moda». El País. España. Consultado el 20 de abril de 2019. 
  50. González, 2009, p. 16
  51. González, 2009, p. 73
  52. Benstock y Ferriss, 1994, p. 176
  53. López Penedo, 2008, p. 208
  54. a b c d Mariela (16 de agosto de 2015). «Madonna y su tributo a la moda». México: Fashion Week Mexico. Archivado desde el original el 20 de abril de 2019. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  55. Burciaga, Wenceslao (2015). «ASÍ ES SER FAN FROM HELL DE MADONNA HOY EN DÍA». Vice. México. ISSN 1077-6788. Consultado el 14 de enero de 2016. 
  56. Achugar, 1992, p. 82
  57. «100 Greatest Artists: Madonna». Rolling Stone (en inglés). ISSN 0035-791X. Consultado el 25 de junio de 2015. 
  58. Stephen Thomas Erlewine. «Madonna Biography at MTV» (en inglés). MTV. Consultado el 25 de junio de 2015. 
  59. Asitimbay, 2005, p. 148
  60. García Blesa, Óscar (18 de febrero de 2013). «Placeres culpables: “Like a virgin”, de Madonna». Efe Eme. España. Consultado el 10 de julio de 2015. 
  61. Muller, Marissa G. (16 de agosto de 2018). «The 9 Things Madonna Invented That You Didn't Realize Madonna Invented». W (en inglés). ISSN 0162-9115. Consultado el 8 de septiembre de 2018. 
  62. a b Claude, 2002, p. 37
  63. a b c d e f g h i «Madonna, un referente de moda y estilo sobre el escenario». La Vanguardia (España). 14 de agosto de 2014. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  64. a b «Madonna: la camaleónica reina de la moda». México: Terra Networks. 15 de agosto de 2008. Archivado desde el original el 20 de abril de 2019. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  65. Villar, Diana (16 de agosto de 2018). «El estilo de Madonna». Elle. ISSN 0935-462X. Consultado el 15 de septiembre de 2018. 
  66. Benstock y Ferriss, 1994, p. 166
  67. Boyd, Sarah (14 de marzo de 2016). «10 Fashion Icons and the Trends They Made Famous». Forbes (en inglés). ISSN 0015-6914. Consultado el 24 de febrero de 2018. 
  68. McGregor, Jock. «Madonna: Icon of Postmodernity» (en inglés). L'Abri. pp. 1—8. Consultado el 25 de septiembre de 2016. 
  69. «Madonna's Fashion Evolution: Her Most Iconic Looks». Billboard (en inglés). 22 de marzo de 2012. ISSN 0006-2510. Consultado el 25 de junio de 2015. 
  70. Oliver, Dana (16 de agosto de 2013). «Why Madonna Is The Ultimate Style Chameleon». The Huffington Post (en inglés). Consultado el 19 de junio de 2015. 
  71. Mathewson, Katie. «LADY GAGA, RIHANNA, AND OTHER STARS INFLUENCED BY MADONNA'S ICONIC STYLE» (en inglés). WonderWall.com. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  72. Agencia AFP (13 de febrero de 2007). «Madonna fue elegida como el mayor "icono" de la moda». Chile: EMOL. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  73. «Always in Fashion». Billboard (en inglés) (Nielsen Business Media, Inc) 107 (50): 8. 16 de diciembre de 1995. ISSN 0006-2510. 
  74. Maslin, Janet (25 diciembre de 1996). «Evita (1996) Madonna, Chic Pop Star, As Chic Political Star». The New York Times (en inglés). Consultado el 30 de junio de 2015. 
  75. McFarlan, 1998, p. 19
  76. Zapatero, Enric (19 de mayo de 2015). «Madonna, en el primer disco de Jean-Paul Gaultier». CromosomaX. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  77. Soler, Mercé (30 de abril de 2013). «La evolución de la moda en los vestidos de Madonna». El Periódico de Catalunya (España). Consultado el 20 de abril de 2019. 
  78. Wenner, Jann (4 de mayo de 2006). «Our 1000th Issue». Rolling Stone (en inglés). ISSN 0035-791X. Consultado el 8 de septiembre de 2018. 
  79. Soave, Daniela (26 de julio de 2008). «Material Girls turn50 The-weird parallels Barbie Madonna». Daily Mail (en inglés). Reino Unido. Consultado el 8 de septiembre de 2018. 
  80. «Madonna, primera mujer portada de 'Rolling Stone Collectors Edition'». Cromosomax. 2015. Consultado el 21 de abril de 2019. 
  81. a b «Anna Wintour admite que la portada de Kim y Kanye en Vogue no era de su gusto». La Prensa. Honduras. 20 de noviembre de 2014. Consultado el 15 de agosto de 2018. 
  82. Greenburg, Zack O'Malley (16 de agosto de 2018). «Madonna at 60: The Material Girl By The Numbers». Forbes (en inglés). ISSN 0015-6914. Consultado el 20 de abril de 2019. 
  83. «British Journal of Photography». British Journal of Photography (en inglés) 153 (7577-7589). 2006. p. 20. ISSN 0007-1196. Consultado el 8 de septiembre de 2018. 
  84. Barber, Nicola (1 de agosto de 2002). «Is Madonna». Q&A of the U. S. A (en inglés). Parragon. p. 233. ISBN 0752587250. Consultado el 8 de septiembre de 2018. 
  85. M. Cedrón (10 de agosto de 2018). «Madonna, un 60 cumpleaños de portada». La Voz de Asturias. España. Consultado el 15 de agosto de 2018. 
  86. Pittie, Suhani (19 de febrero de 2015). «Style Icon of The Month: Madonna» (en inglés). Suhani Pittie Blog. Archivado desde el original el 5 de marzo de 2016. Consultado el 10 de julio de 2015. 
  87. Montes-Fernández, Jesús (4 de octubre de 2012). «Jean Paul Gaultier: "Le pedí tres veces a Madonna que se casara conmigo"». El Mundo. España. Consultado el 29 de octubre de 2015. 
  88. Fuguet, 2011
  89. «kanye: 'madonna is the greatest visual musical artist'» (en inglés). Reino Unido: MTV. 21 de enero de 2014. Consultado el 21 de abril de 2019. 
  90. Willman, Chris (31 de agosto de 2012). «How Madonna’s 1984 VMAs Wedding Dress Wed Her To Pop Culture Forever» (en inglés). Yahoo! Music. Consultado el 23 de octubre de 2015. 
  91. Revista Quem (14 de agosto de 2012). «Madonna: 54 anos de polêmicas, sexo e revolta religiosa» (en portugués). Globo.com. Consultado el 23 de octubre de 2015. 
  92. «Madonna exhibe su incomparable guardarropa». Vogue. México. 24 de abril de 2013. ISSN 0042-8000. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  93. Alonso, Sebas E. (26 de junio de 2015). «‘Bitch, I’m Madonna’: tímido regreso a listas americanas (y al underground) de Madonna». Jenesaispop. Consultado el 14 de abril de 2019. 
  94. a b c d «Madonna's Most Iconic Looks Ever». In Style (en inglés). ISSN 1076-0830. Consultado el 29 de noviembre de 2015. 
  95. a b c Paredes, Altina G. (5 de enero de 2016). «La moda de Madonna». El Universal. México. Consultado el 6 de enero de 2016. 
  96. «MEMORABLE MUSIC MOMENTS» (en inglés). premios Óscar. 2014. Archivado desde el original el 20 de abril de 2019. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  97. «The 14 Oscars Musical Performances With The Best Style» (en inglés). MTV. 3 de enero de 2014. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  98. López, María R. (17 de agosto de 2015). «Madonna se rodea de grandes diseñadores en su gira ‘Rebel Heart’». El País. España. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  99. Reuters (30 de octubre de 2013). «El corsé cónico de Madonna en los 90 se exhibirá en Londres». Excelsior. México. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  100. a b Reuters (31 de mayo de 2013). «Madonna usa un vestido 3D de Gaultier en su gira». La Voz. Argentina. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 

BibliografíaEditar

Lectura complementariaEditar

Enlaces externosEditar