Conflicto israelí-palestino

Conflicto entre comunidades judías y musulmanas en Israel

El conflicto israelí-palestino (en hebreo: Ha'Sikhsukh Ha'yisraeli-Falestini; en árabe: النزاع الفلسطيني - الإسرائيلي, al-Niza'a al'Filastini al 'Israili) es el conflicto social y armado en curso entre israelíes y palestinos por el control de la tierra de Palestina, que se remonta a principios del siglo XX.[3]

Conflicto israelí-palestino
Parte de conflicto árabe-israelí
Mapa terriotorios palestinas con colonias de israel.GIF
Israel y los Territorios Palestinos en 2007.
Fecha
  • Desde principios del siglo XX
  • Conflictos bélicos desde 1948[1]
Lugar Bandera de Israel Israel
Bandera de Palestina Palestina
Casus belli
  • Sionismo.
  • Panarabismo.
  • Búsqueda de un asentamiento para la comunidad judía.
  • Levantamiento árabe en armas por partición del territorio de Palestina para construir un Estado judío y otro árabe (1947).
Resultado

En curso

Cambios territoriales
  • Creación del Estado judío por parte de las Naciones Unidas en Palestina (1947).
  • Franja de Gaza en manos egipcias, división de Jerusalén, Cisjordania queda en manos de Jordania.
  • Luego de diferentes acontecimientos, la Franja de Gaza y Cisjordania quedan supeditadas a la Autoridad Nacional Palestina (a pesar de los terrenos ocupados por asentamientos israelíes).
  • Proclamación del Estado de Palestina.
  • Beligerantes
    Bandera de Israel Israel

    Respaldado por:

    Bandera de Palestina Palestina

    Respaldado por:

    intercommunal conflict in Mandatory Palestine Conflicto israelí-palestino

    En respuesta al creciente antisemitismo contra los judíos que se vivía en Europa, a finales del siglo XIX surgió un movimiento sionista que defendía el establecimiento de los judíos en Palestina. Muchos judíos emigraron a allí después de la Primera Guerra Mundial, antes, durante y al término de la Segunda Guerra Mundial, principalmente a causa del Holocausto Nazi.

    Debido al incremento masivo de población judía en Palestina, aparecieron brotes de violencia cada vez más intensa entre las poblaciones judías y árabes. Como intento de solución, Naciones Unidas aprobó la partición de lo que había sido el mandato británico en Palestina en dos: Una parte judía y una parte árabe. El Estado judío supondría un 55% del territorio del Mandato, incluido el desierto del Néguev, y su población estaría formada por 500.000 judíos y 400.000 árabes palestinos. En ese momento, los judíos solo poseían el 7% de las tierras de Palestina. El Estado árabe palestino tendría el 44% del territorio del Mandato y una población de 725.000 árabes palestinos con una minoría de unos 10.000 judíos.[4]​ Los judíos aceptaron el plan mientras que los árabes lo rechazaron. Estalló entonces una guerra civil en el mandato entre judíos y palestinos que desencadenó la expulsión o huida de dos tercios de la población palestina. El 14 de mayo de 1948, coincidiendo con la declaración de independencia de Israel, los Estados árabes vecinos declararon la guerra al recién creado estado de Israel, aunque finalmente fueron derrotados por los israelíes. A la conclusión de la guerra, Israel se negó a aceptar el retorno de los más de 700.000 refugiados palestinos, que han vivido desde entonces en campamentos de refugiados y ciudades de Líbano, Siria, Jordania, la Franja de Gaza y Cisjordania, entre otros lugares.

    El conflicto es de gran envergadura, y el término se utiliza también en referencia a las primeras fases del mismo, que enfrentó a las poblaciones judías (Yishuv) y árabes que vivían en Palestina bajo el Imperio otomano[5]​ y posteriormente el Mandato británico de Palestina, como parte de la partición del Imperio otomano. Forma además parte del conflicto árabe-israelí.

    Tradicionalmente se han identificado cuatro escollos principales para la resolución del conflicto: el establecimiento de fronteras seguras y definidas, el control de Jerusalén, los asentamientos israelíes y el derecho de retorno de los refugiados palestinos, a los que deben sumarse otras claves como el reconocimiento mutuo, los derechos del agua, los asesinatos de civiles palestinos (incluidos niños y mujeres), el terrorismo palestino, la libertad de movimiento palestino, la seguridad israelí y otros problemas de derechos humanos. La violencia resultante del conflicto ha llevado a diversas posturas internacionales en torno al conflicto.

    Se han hecho muchos intentos para negociar una solución de dos Estados, lo que implicaría la creación de un Estado de Palestina independiente junto al Estado de Israel, concebido en su origen como un Estado judío.

    Dentro de las sociedades israelí y palestina, el conflicto genera una gran variedad de puntos de vista y opiniones. Esto pone de relieve las profundas divisiones que existen no solo entre israelíes y palestinos, sino también dentro de cada sociedad. Un sello distintivo del conflicto ha sido el nivel de violencia que lo ha protagonizado durante casi toda su duración. Ha habido enfrentamientos entre ejércitos regulares, grupos paramilitares, células terroristas y ciudadanos independientes. Estos enfrentamientos no se han limitado estrictamente al campo militar y han causado un gran número de víctimas mortales en la población civil de ambas partes.

    Hay importantes actores internacionales involucrados en el conflicto. Las dos partes que participarían en las conversaciones directas de paz en caso de que las hubiere son el Gobierno de Israel, actualmente liderado por Naftali Bennett, y el Estado de Palestina, actualmente presidido por Mahmud Abbas. El Cuarteto sobre Oriente Medio, compuesto por un enviado especial de los Estados Unidos, otro de Rusia, un tercero de la Unión Europea y uno de las Naciones Unidas, media en las negociaciones oficiales. La Liga Árabe es otro actor importante que ha propuesto un plan de paz alternativo. Egipto, miembro fundador de la Liga Árabe, ha sido históricamente un participante clave.

    Desde 2007, la parte palestina se ha visto fracturada por el conflicto entre las dos facciones principales: Fatah, el partido tradicionalmente dominante, y su posterior rival electoral, Hamás. A raíz de la victoria de Hamás en las elecciones parlamentarias de 2006 y de su toma del poder en la Franja de Gaza en junio de 2007, el territorio controlado por la Autoridad Nacional Palestina (el gobierno interino palestino) se divide entre Fatah en Cisjordania y Hamás en la Franja de Gaza. La división del mando entre las partes ha provocado el colapso del gobierno bipartito de la Autoridad Nacional Palestina. Las negociaciones directas entre el Gobierno israelí y el liderazgo palestino se iniciaron en septiembre de 2010, y se dirigían a alcanzar un acuerdo sobre el estatus oficial final, aunque poco después se vieron interrumpidas indefinidamente.

    Fundamentos históricos del conflictoEditar

     
    Mapa basado en el Libro de Josué entre el 1200 y el 1050 a. C. donde se sitúan las 12 tribus de Israel previo a la unificación y al sudoeste el territorio ocupado por la pentápolis filistea.

    Más allá de la coyuntura política que bajo el control británico originó el conflicto, ambas posturas recurren a reclamaciones históricas para justificar sus derechos sobre los territorios en litigio. El Estado de Israel fundamenta su existencia en la necesidad de un estado judío que no solo represente y acoja a dicha colectividad sino también que cumple con exigencias propias de la fe de dicha religión, puesto que en el judaísmo se habla del pueblo hebreo como el "pueblo elegido de Dios" e Israel se trataría de su "tierra prometida", siendo que la colectividad judía se auto-reivindica como descendiente del antiguo pueblo hebreo, así como también hay reivindicaciones acerca de la ampliación del actual estado de Israel a sus fronteras bíblicas descritas en el libro del Génesis 15:18-21, que supondría una ampliación considerable de los territorios israelíes y la anexión de naciones enteras correspondiente con el concepto de Gran Israel.[6]

    En tanto, los palestinos se fundamentan en los casi trece siglos de dominación musulmana (638-1920) sobre la región de Palestina, que estuvo controlada consecutivamente por los califatos ortodoxo, omeya, abasí y fatimí, los turcos selyúcidas, los mamelucos y el Imperio otomano. Además, argumentan que la presencia judía en la región se basa principalmente en la inmigración masiva de judíos durante finales del siglo XIX y todo el siglo XX, a raíz de la popularización del sionismo, así como en la expulsión de más de 700 000 palestinos antes, durante y después de la guerra árabe-israelí de 1948, en un fenómeno conocido como la Nakba, y de otros muchos palestinos y musulmanes en general desde el inicio del conflicto. Por último, basan también su reivindicación histórica en su origen como descendientes de los filisteos.[7]

    Ambas colectividades, judíos israelíes y palestinos, se auto-reivindican como descendientes de dos pueblos antiguos que habitaron la región, los hebreos y los filisteos, y utilizan esa reivindicación como fundamentación histórica para reclamar como propio el territorio. Sin embargo, ninguno de estos pueblos antiguos, hebreos y filisteos, tiene sus orígenes en el Levante mediterráneo sino que se asentaron parcialmente en la región desplazando o conquistando a los cananeos, sus primeros habitantes; según las Biblia y las tradiciones hebraicas (orales y escritas), los hebreos son originarios de Mesopotamia, en tanto los filisteos, denominados como uno de los "pueblos del mar", llegaron desde el Mar Mediterráneo y su origen no ha podido ser determinado hasta ahora, si bien se suele hablar de Creta como su tierra de origen.[8]

    Según los textos bíblicos y hebraicos, los filisteos llegaron y se asentaron en la región constituyendo una pentápolis al sudoeste de los territorios donde los hebreos se habían establecido, entre el Reino de Israel y Egipto, y manteniendo conflictos con ambas naciones. Por su parte, según la Biblia, los hebreos se habrían restablecido en Canaán dos siglos antes de la llegada de los filisteos, poco después del éxodo. Ambos pueblos serían conquistados por babilonios y asirios y, posteriormente, por persas, macedonios y romanos. Luego de una breve independencia hebrea, el Imperio Romano invadió y conquistó la región, constituyendo varias provincias: Samaria, Galilea, Perea y Judea; esta última unía los territorios del antiguo Reino de Judá con el que correspondía a los filisteos, que cortaba a Judá la salida al mediterráneo. La dificultad de los romanos para mantener su hegemonía sobre los hebreos y las constantes revueltas provocaron la toma de medidas cada vez más extremas y, tras la rebelión de Bar Kojba, el Imperio romano optó por prohibir y castigar muchas de las tradiciones hebreas con la intención de hacer desaparecer la identidad hebrea, provocando así también un supuesto éxodo masivo de hebreos.[9]​ El imperio, asimismo, optó por modificar la división territorial en este contexto y así las provincias que hacían alusión al territorio hebreo se unieron en una única gran provincia, la provincia de Siria y optaron por recurrir a la antigua identidad del pueblo filisteo, reemplazando el nombre de la provincia de Judea por el de Palestina. Cabe destacar que a estas alturas hacía siglos que los filisteos habían perdido su identidad y se habían asimilado a los cananeos y a otros pueblos conquistadores como los babilonios; sin embargo, la denominación de Palestina como región geográfica persistió en el tiempo y dicha división administrativa fue adoptada y utilizada por casi todos los poderes políticos que ocuparon la región durante los siguientes dos milenios.[10]

    Sin embargo existe una realidad y es que la reivindicación de ambas colectividades sobre dichos pueblos antiguos es en cierta forma limitada; como hemos dicho, ninguno de los dos pueblos antiguos es originario de la región sino que la ocuparon y combatieron entre sí hasta ser conquistados por terceros y, además, no existe una relación directa entre las comunidades actuales y aquellos pueblos ya que tanto los filisteos como los hebreos desaparecieron como pueblos, los actuales judíos heredaron cierto legado cultural de los antiguos hebreos pero se trata de una colectividad difusa que si bien es heredera de costumbres y creencias antiguas fueron muy influenciados por la cultura y las costumbres de los pueblos nativos de los múltiples lugares a donde emigraron las primeras comunidades y con quienes se mezclaron, generando divisiones en grupos con diversos orígenes y grupos con costumbres distintas entre sí dentro de la propia judeidad tan variados como los Asquenazí de Europa Central y Oriental emparentados con pueblos germánicos y sobre todo eslavos y caucásicos, que tienen hasta su lengua propia, el Yidis, hasta los Beta Israel, los etíopes o los youtai en China. En tanto, el pueblo palestino poco y nada tiene que ver desde lo cultural con los antiguos filisteos, cuya cultura se disolvió entre cananeos y babilonios y desapareció en los siglos posteriores; la población palestina actual tiene su origen en los antiguos filisteos, en los cananeos y en los árabes pero es la cultura árabe musulmana la que define la identidad palestina.[8][11]

    Períodos de conflictoEditar

    Desde el Siglo XIX el conflicto palestino-israelí, comenzó a internacionalizase, debido al auge del movimiento sionista y a las sucesivas migraciones masivas de población judía (aliá) a territorio Palestino. La caída del imperio otomano traía consigo el auge del sentimiento común de los árabes, y marcó el comienzo de los conflictos que perduran hoy día.

    Durante este período de dominio otomano, los árabes del Eyalato de Siria eran parte de los territorios árabes que estaban bajo el imperio otomano. Durante ese período, las diferencias entre judíos y árabes palestinos tenían un cariz principalmente económico y religioso, no nacional, y los conflictos intercomunitarios eran escasos.[12]

    Siglo XIX a 1917Editar

    A finales del siglo XIX se desarrolla en Europa la doctrina del sionismo, que promueve la emigración de los judíos a Palestina para crear allí un Estado propio y liberarse así del creciente antisemitismo europeo.

    Aparición SionismoEditar

    Como respuesta al antisemitismo existente en Europa, en 1881 se crea en Rusia el movimiento Amantes de Sion, por León Pinsker, con la intención de retornar a Sion al pueblo judío de su diáspora. También publicó en 1882 su panfleto Autoemancipación, analizando el problema.

    En 1896 el escritor autrohúngaro Theodor Herzl publica su libro El Estado Judío, en el que se concreta la necesidad y esboza la estructura de un futuro Estado Judío, como solución al antisemitismo existente en el mundo. Esto supuso un impulso ideológico notable al pensamiento sionista que ya existía anteriormente. Aunque ya se había escrito sobre el asunto, hasta entonces no había obtenido la notoriedad y alcance social para movilizar a la población judía del mundo. Causó mayor impacto debido a su sencillez, el entusiasmo que consiguió transmitir en su texto, y las circunstancias sociales del momento; como el Caso Dreyfus, que evidenció un auténtico problema social en Europa, pendiente de afrontar, y que a su vez impactó también en Herzl. En su texto Herzl propone dos posibles territorios para el establecimiento del Estado Judío: Argentina y Palestina.

    La Argentia es, por su naturaleza, uno de los países más ricos de la tierra, de superficie inmensa, población escasa y clima moderado.


    Palestina es nuestra inolvidable patria histórica. Su solo nombre sería, para nuestro pueblo, un llamado poderosamente conmovedor.
    El Estado Judío, Theodor Herlz

    En el verano de 1897, Herzl convoca el Primer Congreso Sionista, en el que se crearía la Organización Sionista Mundial, fijando como objetivo principal la creación en Palestina de una patria para el pueblo judío.

    Rebelión árabeEditar

     
    Emir Faisal lider árabe

    En 1915, Gran Bretaña necesitaba aliados en la Primera Guerra Munidal. El Secretario de Estado para la Guerra británico, Lord Kitchener envió una carta al Jerife de Meca, Jusayin Ibn Ali, invitándole a unirse a la guerra contra el imperio turco. Las negociaciones continuaron mediante Correspondencia Husayn-McMahon. En ella se ofrecía a los árabes apoyo a su rebelión y el reconocimiento de un Estado Árabe en la zona.

    En junio de 1916 estalla la Rebelión árabe, iniciada por Husayn ibn Ali y liderada militarmente por su hijo, el Emir Faisal, contra el imperio otomano, con la intención de crear un estado árabe unificado. Este movimiento estaba alimentado ideológicamente por un Renacimiento Cultural (Nahda) y toma de conciencia de una cultura común árabe. En ella participó el oficial británico Thomas Edward Lawrence (Lawrence de Arabia), como Oficial de enlace y coordinador de las fuerzas árabes, en apoyo de los objetivos de los aliados contra el Imperio Turco.

    La rebelión duró hasta 1919 y se vio extinguida por la entrada en vigor del previo Acuerdo secreto Sykes-Picot (1916), que repartía los territorios conquistados entre Francia y Gran Bretaña, como potencias ganadoras de la Guerra.

    AliásEditar

    Uno de los factores principales del conflicto palestino-israelí, parte la serie de aliyás que llevaron, de manera progresiva y constante, a de miles de judíos europeos a la Palestina otomana primero, y al Mandato británico de Palestina después. Sin embargo, durante el periodo de guerra, las autoridades del Imperio otomano detuvieron casi por completo la emigración judía.

    En 1882 la población estaba formada por mayoría musulmana:

    • Musulmanes: En torno a un 85%,
    • Cristianos: En torno a un 9%
    • Comunidad judía indígena: No superaba el 3%, unos 24.000 miembros, concentrada principalmente en Jerusalén, Hebrón, Tiberíades y Safad.

    Comenzaron entonces los movimientos masivos de población judía hacia palestina:

    A partir de 1882, la población árabe de Palestina comenzó a sentir inquietud ante el incremento de la inmigración judía. La prensa e intelectuales comenzaron a condenar abiertamente el sionismo.[15]

    1917 a 1947Editar

    La caída del Imperio turco permitió el reparto de Palestina entre las potencias vencedoras. Gran Bretaña fue la principal promotora de la creación del Estado Judío en Palestina.

    Declaración de BalfourEditar

    El 2 de noviembre de 1917. El ministro de Relaciones Exteriores británico, Arthur James Balfour, tras años de presiones del líder sionista Jaim Weizmann, publica un documento que pasaría a la historia con el nombre de la Declaración Balfour. Este documento expresa la disposición del gobierno británico a favor del establecimiento de un "hogar nacional para el pueblo judío" en Palestina.

    El gobierno de Su Majestad ve con buenos ojos el establecimiento en Palestina de una patria para el pueblo judío, y dedicará sus mejores afanes a facilitar la consecución de ese objetivo, en el bien entendido de que no deberá hacerse nada que pudiera perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías que ya existen en Palestina, ni los derechos ni la posición política de que hoy disfrutan los judíos que residen en cualquier otro país.
    Arthur Balfour, Ministro Asuntos Exteriores

    La derrota otomana en la Primera Guerra Mundial llevó consigo el establecimiento del Mandato británico de Palestina, que se hizo oficial por comunicado de la Sociedad de Naciones el 12 de agosto de 1922.[16]

     
    Página de la firma del Acuerdo Faisal Weizmann 1919, con la condición de Faisal y traducción de Lawrence.

    Acuerdo Faisal-WeizmannEditar

     
    Weizmann (izq.), con vestimena árabe como signo de amistad junto a Faisal, Siria 1918

    El 3 de enero de 1919 se firma el acuerdo Faisal-Weizmann[17]​ entre el Emir Faisal y Jaim Weizmann (representante de la Organización Sionista Munidial) que reconoce a los sionistas su derecho a desarrollar la Declaración Balfour, cediendo Palestina al movimiento sionista, a condición de que los aliados atendieran a las demandas relacionadas con la creación de un reino árabe. Los sionistas, por su parte, deberían apoyar activamente la creación de un Estado árabe unificado en toda la región (excluida Palestina).

     
    El general Edmund Allenby entra en Jerusalén 1917

    El 1 de noviembre de 1919, Gran Bretaña declaró que se retiraría de Siria y Líbano para transferir su autoridad a Francia. En respuesta, el Congreso General Sirio elaboró una declaración de independencia, basada en el Informe King-Crane, nombrando a Faisal rey del Reino Árabe de Siria que incluía a Palestina y Líbano. Unos 2.000 voluntarios árabes fueron derrotados por las tropas francesas en la Batalla de Maysalun, comenzando de esta forma el periodo de ocupación colonial.[15]

    Los inmigrantes judíos venidos desde Europa alteraron el equilibrio demográfico y se encontraron con una creciente hostilidad por parte de la población árabe autóctona. El malestar se debía a la vasta extensión de tierras compradas, que llevó aparejado el desahucio de numerosos campesinos palestinos, también en parte a la propia Declaración Balfour, y a las aspiraciones políticas sionistas a un Estado judío.

    Primeros disturbios árabes israelíesEditar

     
    Manifestación contra el sionismo en la Puerta de Damasco de Jerusalén, 8 marzo 1920.

    En 1920 estallaron disturbios en Jerusalén y en 1921 en Jaffa, saldándose con 95 judíos y 64 árabes muertos, y cientos de heridos.

    En 1929 estallaron más brotes violentos en Jerusalén, Matanza de Hebrón, Safed y Jaffa, muriendo 133 judíos y 116 árabes.[15]

    En respuesta a estos altercados, la comunidad judía creó la organización paramilitar Haganá para defensa armada de los intereses sionistas.

    En julio de 1922, Winston Churchill, publicaría un Libro Blanco, para calmar los recelos de los árabes, en el que matizaba los puntos de la Declaración Balfour.

    Los términos de la Declaración Balfour no contemplaban que el conjunto de Palestina acabara convertido en patria nacional de los judíos, sino que que afirmaban que dicho hogar debía hallar fundamento en Palestina.
    Wiston Churchill

    A este libro blanco le sucederían varios otros documentos, entre ellos el Libro Blanco de lord Passield, recomendando limitar compra de tierras y la inmigración sionista para evitar futuros problemas. Esto consiguió frenar la inmigración entre 1929 y 1931. Finalmente en 1931, tras intensas presiones de la Organización Sionista mundial y de la Agencia Judía de Palestina sobre el gobierno en minoría del primer ministro Ramsay MacDonald, este emitió una carta rechazando las limitaciones a los sionistas. Esta carta pasó a llamarse "Carta Negra" por su oposición al Libro Blanco. La vida social entró en una espiral, cada vez más violenta, de migración sionista en constante crecimiento junto a su adquisición de tierras, los británicos intentando limitar esa inmigración, y protestas de los árabes autóctonos.[15]

    En 1933 la Agencia Judía para Israel estableció el Acuerdo Haavara con las autoridades de la Alemania Nazi, para permitir la salida de judíos a Palestina, a cambio de permitirles sortear el bloqueo económico y comercial al que estaba sometida.[18]​ No obstante, las organizaciones judías estaban divididas.

    Rebelión palestinaEditar

     
    Tren blindado británico con rehenes palestinos usados como escudo humano. Revuelta árabe 1936-1939.
     
    Izzedin al-Qassam lider de la rebelión palestina.

    El malestar de la población árabe era mayor en las clases campesinas, pues estaban viendo sus puestos de trabajo desplazados por los sionistas. Por esta causa, dejaron de confiar en las élites políticas de la ciudad. En 1935 estalló una revuelta armada dirigida por el clérigo Izzedin al-Qassam. En un control del ejército británico se entabló una lucha en la que resultó muerto el clérigo y varios de sus hombres. Su funeral y entierro se celebro como el de un mártir, a pesar de los intentos de las autoridades británicas por impedir esa connotación. Desde ese momento, la población palestina dejó de confiar en las élites de la urbe, pues llevaban quince años negociando con los británicos sin conseguir frenar el avance sionista.

    En 1936 el Alto Comité Árabe, recién creado, convocó una huelga general que se acompañó de violentos ataques contra las fuerzas británicas y colonos judíos (Revuela árabe de Palestina 1936-1939, llamada por los palestinos La Gran Rebelión Palestina). Gran Bretaña respondió envió 20.000 nuevos efectivos y recurrió a los países vecinos para que convencieran a los palestinos de buscar una solución pacífica.

    Planteamiento particiónEditar

    Tras la huelga general, los británicos realizaron una investigación. Emitieron el informe de la Comisión Peel, en la que los británicos reconocían por primera vez que los levantamientos de Palestina eran consecuencia de movimientos nacionales enfrentados.

    En los estrechos límites de un pequeño país ha surgido un irrefrenable conflicto entre dos comunidades nacionales.

    ...

    Cerca de un millón de árabes se hallan en lucha, abierta o larvada con unos cuatrocientos mil judíos. No existe punto de acuerdo posible entre ambas partes.
    Lord Peel

    La solución propuesta era la partición. Dejando las zonas más fértiles al Estado Judío y a mayor parte del litoral. A los árabes les correspondían las zonas menos productivas, entre ellas el Desierto de Néguev, el Valle de Aravá, Cisjordania y la Franja de Gaza. Además, la distribución demográfica no se correspondía con los límites geográficos propuestos, y se proponía que los territorios árabes se anexionaran a Transjordania. Como solución a la distribución demográfica diferente a la existente, se proponía traslados de población.

    Eso nos dará algo que nunca hemos tenido, ni siquiera cuando nos hemos regido por una autoridad propia.
    David Ben-Gurión, presidente de la Agencia Judía.
     
    1938, protesta de judíos británicos contra restricciones a migración a Palestina, tras la Noche de los Cristales Rotos.

    La solución fue aceptada por la Agencia Judía y por el Emir Abd Allá de Transjordania. Los palestinos declararon la guerra a los británicos y a los sionistas. Los británicos combatieron la revuelta enviando a 25.000 soldados y policías a Palestina y estableciendo un régimen militar y una represión brutal. En los años 1938 y 1939 se ejecutó a más de 30 árabes. Entre 1936 y 1940 se destruyeron unas 2.000 casas de palestinos. Se usó a los palestinos como escudos humanos para disuadir de las minas que los insurgentes colocaban en las carreteras.

    Para 1939 los palestinos eran ya incapaces de luchar, con 5.000 muertos y 10.000 heridos. Un 10% de la población palestina estaba afectada directamente por la lucha, entre muertos, heridos, encarcelados y exiliados.[15]

    En 1939 se emitió otro Libro Blanco que imponía límite a la inmigración judía y la sometía a la aprobación de la mayoría árabe. La adquisición de tierras tendría serias restricciones y Palestina obtendría su independencia en el plazo de 10 años, regida por un gobierno formado por árabes e israelíes. La comunidad judía rechazó el acuerdo y los extremistas del movimiento Irgún, y de la Banda de Stern, empezaron a luchar, mediante ataques terroristas, contra la presencia de Gran Bretaña en Palestina. También se creó la organización Mossad le'Aliyah bet, para introducir judíos en territorio palestino, en contra de las restricciones británicas.

    Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, aumentó la resistencia interna de las colonias británicas, siendo cada vez más un problema que una parte productiva del Imperio Británico. Ya había estallado un golpe de estado en Irak, los independentistas de Egipto se alinearon con las Potencias del Eje, descontentos con la independencia simbólica que disfrutaban; lo que debilitaba cada vez más las capacidades británicas en sus colonias.

    El Irgún, que en un principio estaba en contra de Gran Bretaña por sus limitaciones a la inmigración, al comenzar la guerra se alió con ella. Sin embargo, apareció una escisión de este grupo que pasaría a llamarse Leji o banda de Stern, que seguía considerando a Gran Bretaña como ocupante ilegítimo. Leji intentó establecer alianza con el Régimen Nazi, lo que le supuso que el Irgún pasara informes de inteligencia a Gran Bretaña para luchar contra el Leji, hasta que en 1942 varios oficiales británicos mataron a Abraham Stern en Tel Aviv, sucediéndole en el liderazgo Isaac Shamir. Esto supuso una reducción de su actividad que continuó hasta 1948.[15]

    Algunas autoridades palestinas también intentaron buscar apoyo en Alemania, llegando a entrevistarse el Gran Muftí de Jerusalén, Amin al-Husayni, con Adolf Hitler.

    Sionistas contra Gran BretañaEditar

     
    Hotel Rey David, tras atentado 1946.

    Al término de la Segunda Guerra Mundial, Gran Bretaña se vio obligada afrontar una lucha Judía contra el mandato británico de Palestina de magnitud superior a las revueltas que habían tenido que afrontar anteriormente por parte de los árabes, y que terminarían forzando su retirada del mandato británico.

     
    Ferrocarril de la Palestine Railway de la línea Jaffa a Jerusalén saboteado por insurgentes judíos, 1946.
     
    Puente ferroviario Yarmuk de la Palestine Railways saboteado el 17-jun-1946

    Ante las severas restricciones británicas a la inmigración judía a territorio palestino[19]​, en 1944 un joven líder judío Menájem Beguin, lider de Irgún, junto con Isaac Shamir, lider de Leji, declaró la guerra al Mandato Británico.[20]​ El mismo año, los miembros del Lehi asesinaron al ministro británico en Medio Oriente, Lord Moyne. En 1945 la Haganah hundió dos barcos de patrulla de la policía británica e interrumpió el funcionamiento de la red ferroviaria con alrededor de quinientas explosiones. En 1946 tres campos de aviación británicos fueron atacados, destruyendo veinte aviones. En abril del mismo año, siete paracaidistas murieron en un ataque del Lehi en Tel Aviv. El 16 de junio una operación judía destruyó diez de los once puentes (por carretera y tren) de Palestina, aislándola temporalmente del resto del Medio Oriente.

     
    Civiles judíos esperando para ser interrogados, julio 1946.

    Entre el 29 de junio y el 1 de julio de 1946 las autoridades británicas detuvieron a más de 2.700 miembros de la comunidad judía, confiscando la documentación de la Agencia Judía y enviándola al Secretariado del Mandato Británico, con sede en un ala del Hotel Rey David. Esto comprometería a la Agencia Judía y a la Haganá pues probaría su relación con los atentados terroristas contra los británicos. El 1 de julio la Haganá ordenó a Irgún lanzar un ataque terrorista contra el Hotel Rey David, que ya tenía planeado con antelación.[15]

    El 22 de julio de 1946 tuvo lugar el atentado al Hotel Rey David, causando 92 muertos (incluido un terrorista), 18 de los cuales eran judíos.

    AliásEditar

     
    Estudio de inmigración del comité anglo-americano de investigación de Palestina, 1946.

    En este período también se produjeron migraciones masivas a territorio palestino.

    • la Tercera Aliyá: Llevó a Palestina en tan solo cuatro años (1919-1923) a unos 40.000 judíos de Europa del Este.[21]
    • Cuarta Aliyá: Llevó a unos 82.000 judíos a Palestina entre 1924 y 1929, la mitad de ellos polacos y el resto rusos, rumanos o lituanos, así como numerosos judíos iraquíes y yemeníes.[22]
    • Quinta alyá: La cifra de emigrantes siguió creciendo en la quinta aliyá (1929-1939), en la que unos 250.000 judíos llegaron a tierras palestinas.[23]

    1947 a 1949Editar

     
    Buque Exodus tras retención por los británicos. El cartel dice: Buque de Haganah, Exodus 1947.

    Ante la incapacidad de Gran Bretaña de solucionar el grave conflicto creado en Palestina, en febrero de 1947 remite el asunto a la recién creada Organización de las Naciones Unidas. Estas crearon un comité especial para estudiar el asunto, UNSCOP (United Nations Special Committee on Palestine). Mientras tanto continuaban llegando a Palestina oleadas de inmigrantes judíos procedentes de Europa, muchos de ellos supervivientes del Holocausto. Entre ellos destacó el caso del buque Exodus, con 4.500 pasajeros.

    El 29 de julio de 1947 los británicos ejecutaron a tres terroristas de Irgún. En represalia, Irgún ahorcó a dos sargentos británicos. Esto generaría manifestaciones anti-judías en Inglaterra y Escocia, y asaltos a propiedades y sinagogas; llegando a aparecer esvásticas y eslóganes antisemitas en las calles británicas.

    Ya en agosto de 1947, los delegados de la UNSCOP eran conscientes de la complejidad de la situación, por lo que recomendaron el fin del mandato británico, tan pronto como fuera posible, y la partición de Palestina en dos estados, uno judío y otro árabe.[1]

    El 26 de septiembre Gran Bretaña anunció que se retiraría unilateralmente del mandato cediendo sus responsabilidades del mandato a las Naciones Unidas. Fijaron como fecha prevista de retirada el 14 de mayo de 1948. En ese momento los terroristas de Irgún y Leji ya habían conseguido un paso decisivo hacia el establecimiento del Estado Judío, la expulsión de los británicos.[15]

    Decisión de Partición, resolución 181Editar

     
    Resultados de las votaciones 29-nov-1947

    El 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprueba la resolución 181, que prevé la creación de un Estado árabe y otro judío en los territorios del antiguo Mandato británico de Palestina.

    1. El mandato sobre Palestina terminará lo antes posible, pero en ningún caso después del 1º de agosto de 1948.

    ...

    3. Los Estados independientes árabe y judío y el Régimen Internacional especial para la Ciudad de Jerusalén, establecido en la Parte III de este Plan, empezarán a existir en Palestina dos meses después de concluido el retiro de las fuerzas armadas de la Potencia Mandataria, pero en ningún caso después del 1º de octubre de 1948.
    Resolución 181, 29-nov-1947
     
    Ruinas del Grand Serai, Jaffa. Un camión cargado de explosivos, aparcado a la entrada el 4-ene-1948 por Leji. Resultaron muertos 26 civiles palestinos.

    Se generó una espiral de violencia que desencadenó en Guerra civil al aproximarse el final del Mandato de Palestina, entre las milicias judías del yishuv y las milicias árabes palestinas autóctonas. Una serie de ataques terroristas llevados a cabo por el Irgún, el Lehi y la Haganá hacen huir a la población palestina de sus ciudades y campos, mientras que ataques similares por parte de milicias palestinas aterrorizan a la población judía.

    La recién estrenada Organización de Naciones Unidas, intentó frenar la escalada de violencia con varias resoluciones del Consejo de Seguridad (42, 43, 44, 46, 48), llamando a treguas, negociaciones y abstención de adquisición de armas.

    No es difícil comprender la posición de los árabes palestinos. En el año 1947, los árabes de Palestina constituían una mayoría demográfica integrada por más de un millón docientos individuos, esto es, aproximadamente, las dos terceras partes de la población total, ya que el número de judíos de Palestina se elevaba a seiscientos mil individuos.

    ...

    Además los árabes poseían el 94 por 100 del total de las tierras de Palestina, así como cerca del 80 por 100 de los campos de cultivo del país.
    Los Árabes, Eugene Rogan

    Destacó la Masacre de Deir Yassin, en la que asesinaron a unos 110 habitantes, y que provocó la condena unánime del mundo, tanto por la masacre de aldeanos inocentes como por la brutal degradación de los supervivientes. Los palestinos ya habían comenzado a huir del territorio al comienzo de la primavera, pero tras la matanza de Deir Yassin, el flujo de refugiados se convirtió en un torrente. En represalia, cuatro días después, un grupo de combatientes palestinos atacaron un convoy médico bien identificado como tal, en el que masacraron a 76 civiles, entre ellos médicos y enfermeras.[15]

     
    Ruinas a las Puertas de Jaffa.

    Haifa cayó en poder de la Haganá el 23 de abril, aprovechando que las fuerzas británicas se estaban retirando de sus posiciones, y provocando otra conmoción en toda Palestina. Las fuerzas judías llevaban meses planeando el ataque a la ciudad. El ataque de se llevó a cabo con morteros y aviación sobre los barrios árabes. A comienzos de mayo no quedaban en Haifa nada más que unos 3.000 o 4.000 árabes de una población que superaba los 70.000 individuos.

    El Irgún tomó Jaffa el 13 de mayo, tras varios días de intensos bombardeos de cañón sobre la ciudad. Cuando entraron en la ciudad, solo quedaban, al igual que en Haifa, 3.000 o 4.000 de una población de 70.000.

    El 11 de mayo la Haganá tomo Safad, una población de 12.000 árabes y 1.500 judíos. El 12 de mayo conquistaron Beisán, con 3.000 habitantes.

    Al terminar la guerra, el último día del Mandato Británico, los judíos estaban en poder de las principales llanuras de la costa y de la franja de Galilea. [15]

    1ª Guerra árabe-IsraelíEditar

    Para cuando David Ben-Gurión declara la independencia del Estado de Israel, el 14 de mayo de 1948, entre 250.000 y 300.000 civiles palestinos ya habían huido o habían sido expulsados de sus hogares por las tropas judías, en un proceso que acabaría conociéndose en el mundo árabe como la Nakba (la catástrofe).

    El día siguiente, 15 de mayo de 1948, las tropas británicas abandonan su antiguo Mandato en Palestina y los ejércitos expedicionarios de cuatro países vecinos (Egipto, Transjordania, Siria e Irak) se adentran en Palestina para hacer frente a las tropas israelíes. Estallando de esta forma la que sería 1ª Guerra Árabe-Israelí,[24]

     
    Refugiados palestina 1948

    La coalición árabe entró en la guerra con serias divisiones internas y por intereses diversos, no solo la defensa de los palestinos. El rey Abdalá de Transjordania había tenido negociaciones secretas con con Golda Meir, sobre no agresión y reconocimiento del Estado de Israel, a cambio de la cesión de la zona de Cisjordania. Por ello, Siria, Egipto y Arabia Saudí, se concentraron en bloquear las ansias de expansión de Transjordania. Los Iraquíes sentían rencor hacia Amin al-Husayni por su respaldo al golpe de estado de Rashid Ali al-Gailani, contra la monarquía hashemita. Sin embargo, la supremacía Israelí, se debió más a su número y capacidad de fuego que a su determinación, pues el 15 de mayo las fuerzas árabes no superaban los 25.000 hombres mientras que las judías contaban con 35.000, que seguirían aumentando progresivamente, contando en diciembre con unos 96.000 hombres.[15]

     
    Palestinos huyendo de Galilea 30-oct-1948

    En la primera fase de la guerra, ambos bandos sufrieron pérdidas y la posición de Israel era más difícil, debido a que tenia que luchar en muchos frentes contra un gran número de ejércitos a la vez. Durante la segunda fase los israelíes consiguieron hacer valer su superioridad numérica y capacidad de fuego. Esto no hizo más que incrementar la animadversión entre los estados árabes haciendo que sus acciones fueran menos coordinadas. Naciones unidas, preocupada ante la crisis humanitaria, emitió varias resoluciones y creó la misión de mediación UNTSO, enviando observadores. Pero las treguas no fueron respetadas y fueron aprovechadas por ambas partes para adquisición de armamento.[25]

     
    Campo refugiados palestinos en Siria 1948

    La guerra árabe-israelí de 1948, concluiría con una total victoria israelí y el asentamiento definitivo del Estado de Israel. Transjordania [26]​ se anexiona Cisjordania y Jerusalén Este. Egipto ocupa la Franja de Gaza. Palestina prácticamente desaparece, Israel ocupa el 70% del territorio frente al 55% que le otorgaba el plan de partición inicial de Naciones Unidas.

    Se produce la expulsión o huida de más de 700.000 civiles palestinos que pasan a vivir en campos de refugiados de todo Oriente Próximo. [27]

    El 4 de marzo 1949 Israel es aceptado como miembro 107 de las Naciones Unidas en la resolución 69 del consejo de Seguridad.

    En 1949 se celebró la Conferencia de Lausana de 1949 para intentar llegar a un acuerdo, sobre las fronteras y los refugiados. No se llegó a ningún acuerdo.

    El Estado árabe de Palestina previsto en la resolución 181 de la Asamblea General de las Naciones Unidas no llegaría nunca a materializarse.

    1967 a 1993Editar

    1967 Guerra de los Seis Días: Enfrentamientos entre Siria, Egipto, Jordania, Irak e Israel, en las que Israel ocupa la Franja de Gaza, Cisjordania, Sinaí, Altos del Golán y Jerusalén Este.

    El período comprendido entre la Guerra de los Seis Días, la Primera Intifada (1987-1993), y los Acuerdos de Oslo (1993), en los que las partes en conflicto residen en las áreas abordadas por el Plan de Partición de las Naciones Unidas que estaban bajo el control del Estado de Israel.

    1993 a 2000Editar

    El período comprendido entre los Acuerdos de Oslo y la Segunda Intifada, en la que Israel existía junto al gobierno autónomo, la Autoridad Palestina.

    2000 a 2005Editar

    El período entre el comienzo de la Segunda Intifada hasta la retirada unilateral de Israel de la Franja de Gaza

    2005 a 2021Editar

    El período posterior a la retirada unilateral de Israel de la Franja de Gaza. Después de la retirada Hamás arrebata el control de la Franja de Gaza a su rival político, Fatah.

    Eventos de gran magnitud en todo el conflictoEditar

    Resoluciones de la ONUEditar

    La Organización de las Naciones Unidas ha ido emitiendo a lo largo del tiempo una serie de pronunciamientos en torno al conflicto israelí-palestino, tanto por medio de su Asamblea General como de su Consejo de Seguridad.

    Resoluciones de la Asamblea General de la ONUEditar

    Resolución 181Editar

    La resolución 181 de la Asamblea General de Naciones Unidas, votada el 29 de noviembre de 1947, recomienda la partición de Palestina en un Estado judío, un Estado árabe y una zona bajo régimen internacional particular.

    Resolución 273Editar

    La resolución 273 de la Asamblea General de Naciones Unidas, admitió a Israel como estado miembro de la organización.

    Resolución 67/19Editar

    La resolución 67/19 de la Asamblea General, aprobada el 29 de noviembre de 2012, acordó la admisión de Palestina como Estado observador no miembro de la Organización.

    Resolución 10/L22Editar

    El 21 de diciembre de 2017, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución A/ES-10/L.22[29]​ que versa sobre las «medidas ilegales israelíes en la Jerusalén Oriental Ocupada y el resto del Territorio Palestino Ocupado» en la cual reitera que todas las decisiones y los actos que pretendan modificar el carácter, el estatuto o la composición demográfica de Jerusalén no tienen efecto jurídico alguno, son nulos y sin valor y deben revocarse en cumplimiento de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad. Asimismo, exhorta a todos los Estados a que se abstengan de establecer misiones diplomáticas en la Ciudad Santa de Jerusalén.[30][31]

    Resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONUEditar

    Resolución 242Editar

    Adoptada por unanimidad en el Consejo de Seguridad el 22 de noviembre de 1967, seis meses después de la guerra de los seis días, la resolución “exige la instauración de una paz justa y perdurable en Oriente Medio”, que pasa por “la retirada del ejército israelí de territorios ocupados durante el reciente conflicto” y el “respeto y reconocimiento de la soberanía y la integridad territorial y la independencia política de cada Estado de la región, y su derecho a vivir en paz en el interior de fronteras reconocidas y seguras, al abrigo de amenazas y actos de fuerza”. Esta resolución ha permanecido como referencia en todas las negociaciones posteriores.

    Resolución 338Editar

    Adoptada por el Consejo de Seguridad el 22 de octubre de 1973, durante la guerra del Yom Kippur, la resolución confirma la validez de la resolución 242 y recomienda el alto al fuego y el inicio de las negociaciones en vista de “instaurar una paz justa y duradera en el Oriente Medio”.

    Resolución 446Editar

    Adoptada por el Consejo de Seguridad el 22 de marzo de 1979, esta resolución declara que la creación de asentamientos por parte de Israel en los territorios árabes ocupados desde 1967 no tiene validez legal y constituye un serio obstáculo para el logro de una paz completa, justa y duradera en el Oriente Medio. Además, exhorta a Israel para que, como potencia ocupante, respete escrupulosamente el Convenio de Ginebra relativo a la protección de personas civiles en tiempo de guerra, rescinda sus medidas anteriores y "desista de adoptar medida alguna que ocasione el cambio del estatuto jurídico y la naturaleza geográfica y que afecte apreciablemente la composición demográfica de los territorios árabes ocupados desde 1967, incluso Jerusalén, y, en particular, que no traslade partes de su propia población civil a los territorios árabes ocupados".

    Resolución 478Editar

    Fue adoptada, con la única abstención de los Estados Unidos, por el Consejo de Seguridad el 20 de agosto de 1980, tras la aprobación de la Ley de Jerusalén por el Parlamento israelí el 30 de julio de 1980, que proclamó a la ciudad de Jerusalén, "entera y unificada", como capital de Israel. La resolución "censura en los términos más enérgicos" la Ley de Jerusalén y afirma que esta ley es una violación del derecho internacional y no afecta a la continua aplicabilidad en Jerusalén del Convenio de Ginebra relativo a la protección de personas civiles en tiempo de guerra. Además, determina que la Ley de Jerusalén y todas las demás medidas y actos legislativos y administrativos adoptados por Israel, la potencia ocupante, que han alterado o pretendan alterar el carácter y el estatuto de Jerusalén "son nulos y carentes de valor y deben dejarse sin efecto inmediatamente". La resolución "no reconoce" la Ley de Jerusalén y demás medidas de Israel y hace un llamamiento a todos los miembros de la ONU para que acaten esta decisión y para que retiren las representaciones diplomáticas que hayan establecido en Jerusalén. La resolución también afirma que la Ley de Jerusalén es un serio obstáculo para el logro de una paz completa, justa y duradera en el Oriente Medio.

    Resolución 2334Editar

    La Resolución 2334 fue adoptada por el Consejo de Seguridad el 23 de diciembre de 2016, la cual se pronunció reafirmando «que el establecimiento de asentamientos por parte de Israel en el territorio palestino ocupado desde 1967, incluida Jerusalén Oriental, no tiene validez legal» y «expresando grave preocupación por el hecho de que la continuación de las actividades de asentamiento israelíes están poniendo en peligro la viabilidad de la solución biestatal basada en las fronteras de 1967».[32][33][34][35]

    Proceso de pazEditar

    Acuerdos de OsloEditar

     
    Yitzhak Rabin, Bill Clinton, y Yasser Arafat durante los Acuerdos de Oslo 13 de septiembre de 1993.

    En 1993, los funcionarios israelíes dirigidos por Yitzhak Rabin y los líderes palestinos de la Organización para la Liberación de Palestina dirigida por Yasser Arafat se esforzó por encontrar una solución pacífica a través de lo que se conoce como el proceso de paz de Oslo. Un hito fundamental en este proceso fue la carta de Arafat que reconoce a Israel el derecho a existir. En 1993 los Acuerdos de Oslo concluyeron como marco para el futuro de las relaciones palestino-israelíes. El quid de estos acuerdos era que Israel gradualmente cediera el control de los territorios palestinos a los palestinos a cambio de paz. El proceso de Oslo era delicado y avanzó a tropezones. Tuvo un punto de inflexión con el asesinato de Yitzhak Rabin y fracasó finalmente cuando Arafat y Ehud Barak no llegaron a un acuerdo en Camp David en julio de 2000. Robert Malley, asistente especial del Presidente de los Estados Unidos para asuntos árabe-israelíes, ha confirmado que, si bien Barak no hizo ninguna oferta formal por escrito a Arafat, el principal defecto de los palestinos es que desde el comienzo de la cumbre de Camp David en adelante no pudieron ni decir que sí a las ideas de Estados Unidos, ni presentar una contrapropuesta propia específica y contundente.

    Cumbre de Camp David 2000Editar

    En julio de 2000, el presidente de EE. UU. Bill Clinton convocó a una cumbre de paz entre el líder palestino Yasser Arafat y el primer ministro israelí, Ehud Barak. Barak habría ofrecido al líder palestino aproximadamente el 95 % de Cisjordania y la Franja de Gaza, así como la soberanía palestina sobre Jerusalén Este, y que 69 de los asentamientos judíos (que comprenden el 85 % de los asentamientos judíos en Cisjordania) sería cedido a Israel. También propuso "control temporal israelí" de forma indefinida en un 10 % del territorio de Cisjordania en un área que incluye muchos de los asentamientos judíos. Según fuentes palestinas, el resto del área estaría bajo control palestino, aunque algunas zonas se rompería por las carreteras de circunvalación y puestos de control israelíes. Dependiendo de cómo se configuraran los caminos de seguridad, estas carreteras israelíes podrían impedir la libre circulación de los palestinos en todo su Estado. Se propuso además reducir la capacidad de absorción de los refugiados palestinos. Arafat rechazó la oferta. El Presidente Clinton pidió informes para que Arafat hiciera una contraoferta, pero no propuso ninguna. El excanciller israelí Shlomo Ben Ami, que llevaba un diario de las negociaciones, dijo en una entrevista en 2001, cuando se le preguntó si los palestinos hicieron una contrapropuesta:

    «No. Y ese es el meollo de la cuestión y. Nunca, en las negociaciones entre nosotros y los palestinos, hubo una contrapropuesta palestina».

    No se encontró ninguna solución sostenible que pudiera satisfacer tanto las demandas israelíes como las palestinas, incluso bajo una intensa presión de EE.UU. Clinton culpó a Arafat por el fracaso de la Cumbre de Camp David. En los meses siguientes a la cumbre, Clinton nombró al exsenador de EE.UU. George J. Mitchell, para dirigir un comité de investigación, que más tarde publicó como el Informe Mitchell, para restablecer el proceso de paz.

    Cumbre de TabaEditar

    El equipo negociador de Israel presentó un nuevo mapa en la Cumbre de Taba en Taba, Egipto, en enero de 2001. Se propuso eliminar el «control temporal israelí» en determinadas áreas, y la parte palestina lo aceptó como base para futuras negociaciones. Sin embargo, el primer ministro israelí, Ehud Barak, no llevó a cabo nuevas negociaciones en ese momento y las conversaciones terminaron sin acuerdo.

    Mapa de Ruta para la PazEditar

    Una propuesta de paz presentada por el Cuarteto de la Unión Europea, Rusia, las Naciones Unidas y los Estados Unidos el 17 de septiembre de 2002, fue la Hoja de Ruta para la Paz. Este plan no ha intentado resolver las cuestiones difíciles, como el destino de Jerusalén o los asentamientos israelíes. Las deja a un lado para negociarlas en fases posteriores del proceso. La propuesta nunca llegó más allá de la primera fase, que aboga por un alto a la construcción de asentamientos israelíes y el cese de la violencia entre israelíes y palestinos. No se logró ninguno de estos dos objetivos iniciales.[36]

    Iniciativa de Paz ÁrabeEditar

    La Iniciativa de Paz Árabe (en árabe: مبادرة السلام العربية) fue propuesta por primera vez por el príncipe heredero Abdullah de Arabia Saudita en la Cumbre de Beirut. Es una propuesta de solución al conflicto árabe-israelí en su conjunto, y el conflicto israelí-palestino en particular. La iniciativa fue publicada inicialmente el 28 de marzo de 2002, en la Cumbre de Beirut, y acordada de nuevo en 2007 en la Cumbre de Riad. A diferencia de la Hoja de Ruta para la Paz, se explica como una "solución final" de las fronteras basada explícitamente en las fronteras de las Naciones Unidas establecidas antes de 1967. Se ofrece normalizar plenamente las relaciones con Israel, a cambio de la retirada de sus fuerzas de todos los territorios ocupados, incluido el Golán, y reconocer un Estado palestino independiente con Jerusalén Oriental como su capital en Cisjordania y la Franja de Gaza, así como una "solución justa" para los refugiados palestinos.

    Varios funcionarios israelíes han respondido a la iniciativa con apoyos y críticas. El gobierno israelí ha expresado sus reservas sobre la "línea roja", cuestiones como el problema de los refugiados palestinos, la seguridad y la naturaleza de Jerusalén. Sin embargo, la Liga Árabe sigue manteniendo la iniciativa como una posible solución, y se han celebrado reuniones entre la Liga Árabe e Israel.

    Evolución GeográficaEditar

       
    Propuesta 1916-1922

    Tras la 1ª Guerra Mundial, por las naciones a cargo de Palestina.

    Línea roja: Administración internacional propuesta en 1916 por acuerdo Sykes-Picot.

    Línea puntos: Propuesta por Organización Sionista 1919.

    Linea azul: Linea final del Mandato de Palestina 1923-48

    Propuesta 1937

    Primera propuesta de partición, publicada en 1937 por la Comisión Peel.

    Se propone continúe mandato sobre lugares santos de Belén y Jerusalén.

    Propuesta 1947

    Naciones Unidad propone partición (Resolución 181).

    Contempla un estatus especial para Jerusalén y los cruces de áreas no contiguas.

    Estatu quo 1947

    Durante el Mandato de Palestina el pueblo judío poseía el 6% del área.

           
    1949-1967

    Tras la guerra árabe-israelí de 1948-1949, Jordania se anexionó Cisjordania (verde claro) y Egipto se anexionó la Franja de Gaza (verde oscuro).

    1967-1994

    Tras la Guerra de los Seis Días, Israel ocupa Gaza, Cisjordania, Altos del Golán (Siria), península del Sinaí (Egipto) y Jerusalén Este.

    1994-2005

    Bajo los Acuerdos de Oslo, la Autoridad Nacional de Palestina, se crea para gobierno de las "islas palestinas" de Cisjordania y Gaza.

    2005-2021

    Tras numerosos altercados y ataques, Hamas obtiene mayor influencia principalmente en Gaza.

    Continúan estableciéndose más asentamientos judíos en los Territorios ocupados.

    Evolución demogŕaficaEditar

    Se muestra a continuación la evolución demográfica de las poblaciones israelí y palestina a lo largo de la historia[37]​:

    Evolución Demográfica Israel / Palestina
    Año Judíos No judíos Total % Judíos
    1517 5000 295000 300000 1.7%
    1533-39 5000 151000 157000 3.2%
    1882 24000 276000 300000 8.0%
    1914 94000 595000 689000 13.6%
    1918 60000 600000 660000 9.1%
    1922 83794 673388 757182 11.1%
    1931 174610 861211 1035821 16.9%
    1936 384078 982614 1366692 28.1%
    1946 543000 1267037 1810037 30.0%
    1947 630000 1324000 1970000 32.0%
    1948 716700 156000 872700 82.1%
    1950 1203000 167100 1370100 87.8%
    1955 1590500 198600 1789100 88.9%
    1960 1911300 239100 2150400 88.9%
    1965 2299100 299300 2598400 88.5%
    1970 2582000 440100 3022100 85.4%
    1975 2959400 533800 3493200 84.7%
    1980 3282700 639000 3921700 83.7%
    1985 3517200 749000 4266200 82.4%
    1990 3946700 875000 4821700 81.9%
    1995 4522300 1090000 5612300 80.6%
    2000 4955400 1413900 6369300 77.8%
    2005 5313800 1676900 6990700 76.0%
    2010 5802900 1892200 7695100 75.4%
    2015 6217400 2078000 8295400 74.9%
    2017 6484000 2196000 8680000 74.7%
    2018 6668000 2304000 8972000 74.3%
    2019 6772000 2364000 9136000 74.1%
    2020 6870000 2421000 9291000 73.9%
    2021* 6894000 2433000 9327000 73.9%

    Número de refugiadosEditar

    A día de hoy, la ONU reconoce a 5,6 millones de refugiados palestinos. Algo más de medio millón de ellos viven en campamentos en Siria, afectados por la guerra civil y en zonas sometidas a bloqueo militar.[38]

    Refugiados palestinos (junio 2021) según UNRWA [39]
    Área Población Refugiados Campos % refug
    Gaza 2.048.000 1.388.455 8 68%
    Cisjordania 3.009.000 828.328 19 28%
    Líbano 6.000.000 469.555 12 8%
    Jordania 10.172.000 2.206.736 10 22%
    Síria 19.065.000 551.873 9 3%
    Total 40.294.000 5.444.947 58 14%

    El Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) calcula que el número de refugiados alcanza 7 millones. Siendo la población israelí de unos 8 millones, de los que 1,5 millones son de origen palestino, el hecho de que Israel permitiese el retorno de los refugiados, tal y como lo exigió la ONU en su resolución 194, supondría un serio desafío al concepto de "Estado judío".[40]

    Número de colonos JudíosEditar

    A comienzos de 2021, según datos del gobierno israelí, 475.481 colonos vien en Asentamientos israelíes.

    Según BBC y El País, en 2017, más 600.000 israelíes viven en unos 140 asentamientos desde la ocupación de Israel de Cisjordania y Jerusalén Oriental[41][42]​.

    Posiciones distintasEditar

    PalestinosEditar

    De forma mayoritaria, los palestinos creen que Israel no está realmente interesado en llegar a un acuerdo, sino más bien interesados en continuar y ampliar el control de todo el territorio desde el mar Mediterráneo al río Jordán, mediante creación de nuevos asentamientos de colonos judíos.

    La OLP firmó los Acuedos de Oslo, con Israel, acordando la creación de un auto gobierno sistema político palestino (ANP), transfiriendoles competencias de gobierno, excepto Asuntos Exteriores, Defensa Nacional y Fronteras.

    Hamás, facción predominante en los territorios ocupados, principalmente en Gaza, no reconoce la legitimidad del estado de Israel, aunque en 2013 y 2017, sí aceptó la solución de los dos estados, con las fronteras anteriores a la Guerra de los Seis Días (1967). [43][44]

    IsraelEditar

    La opinión general de los israelíes es que las intenciones de los palestinos es recuperar Palestina entera. Según grupos más o menos extremistas, opinan que los palestinos pretenden desde la eliminación del estado de Israel hasta las posibles distintas soluciones, existiendo grupos de Israelíes que defienden una coexistencia en paz entre ambos pueblos.[45]

    EspañaEditar

    Por su parte, las relaciones España-Palestina son cordiales. España votó en 2012 a favor de cambiar el estatus de Palestina de entidad observadora a estado observador no-miembro [46]​.

    España mantiene (2021) acuerdos de cooperación en varios ámbitos para desarrollo de Palestina.[2]

    ONUEditar

    Las resoluciones aprobadas por la ONU al respecto siempre se han dirigido y reafirmado hacia un reconocimiento mutuo de los dos estados, el retorno o compensación de los refugiados desplazados en las distintas guerras, la retirada del ejército de Israel de los territorios ocupados y la devolución de Jerusalén a su estatus de corpus separatum bajo administración internacional.

    Unión EuropeaEditar

    En diciembre de 2014, los eurodiputados votaron por abrumadora mayoría a favor de reconocer en principio el Estado Palestino.[47]

    Actualmente (2021) mantiene un acuerdo de comercio y cooperación con Palestina. [3]

    Ammistía InternacionalEditar

    Ammistía Internacional Publica en su informe de 2020 [48]​ "Israel siguió sometiendo a discriminación institucionalizada a la población palestina que vivía bajo su dominio en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados (TPO)".

    Corte Penal InternacionalEditar

    La Corte Penal Internacional ha abierto una investigación (3 marzo de 2021) sobre la Situación en Palestina, por supuestos crímenes cometidos durante el Conflicto entre la Franja de Gaza e Israel de 2014, citando en su estudio preliminar "Existía una base razonable para creer que se han cometido Crímenes de Guerra en Cisjordania, incluyendo Jerusalén Este y la Franja de Gaza".[49]

    Corte Internacional de JusticiaEditar

    El gobierno de Israel construye, desde 2002, una barrera de separación en Cisjordania y en Jerusalén, para defensa de los ataques terroristas. La Corte Internacional de Justicia publicó en 2004 la resolución de una Opinión Consultiva, declarándolo contrario al derecho internacional, obligación de detener su construcción y restituir los daños.[50]

    Opciones posibles de solución del conflictoEditar

    Tanto dentro de los ciudadanos judíos como palestinos existe división en cuanto a las soluciones posibles.[51]

    Solución dos estadosEditar

    La solución de dos estados es apoyada por: Naciones Unidas, la Liga Árabe, la Unión Europea, Rusia y Estados Unidos

    Esta solución presenta bastantes dificultades debido a la expansión considerable de asentamientos en territorio ocupado y a los aproximadamente 600.000 colonos ya asentados en ellos.

    No obstante, desde el punto de vista de estudiosos, es la más aceptable y que tiene mayor viabilidad en el futuro. ONU la considera como única solución viable.

    En el año 2016, según un estudio realizado por el Instituto de Democracia de Israel y el Centro Palestino para Investigación Política y de Encuestas, una mayoría de israelíes y palestinos preferían los dos Estados como medio para resolver el conflicto.[52]​ Por otra parte, una considerable mayoría de la población judía considera justa la exigencia palestina de creación de un Estado independiente y cree que Israel puede aceptar el establecimiento de tal Estado. La mayoría de los palestinos y los israelíes ven a Cisjordania y la Franja de Gaza como el lugar ideal del hipotético Estado palestino en una solución de dos Estados. Sin embargo, hay áreas importantes de desencuentro sobre la forma de un acuerdo final y también en cuanto al nivel de credibilidad que cada lado aprecia en el otro en la defensa de los compromisos básicos.[53]

    Estado binacional o de un estadoEditar

    Solución de un estado que daría la misma ciudadanía y derechos a todos los residentes de Israel y los territorios palestinos.

    El crecimiento demográfico palestino compromete la existencia de un "Estado Judío", e intentar garantizarlo por ley crearía categorías distintas de ciudadanía, que serían inaceptables desde el punto de vista del derecho internacional.

    La solución de un estado le presenta a Israel una disyuntiva existencial. Puede ser un Estado judío o un Estado democrático, pero no ambos.
    Philip J. Crowley, ex subsecretario de Estado de EE.UU.

    Un Israel fuerteEditar

    Opción propuesta solo por los grupos más radicales de la extrema derecha en Israel. Plantean que la solución es un solo, gran y poderoso Estado judío de Israel, sin considerar a los palestinos. A su vez continuaría la política de expansión de los asentamientos de colonos judíos.

    Sin embargo esta opción es contraria totalmente al derecho internacional.

    Tres estadosEditar

    Se consideraría a Gaza (controlada por Hamas), Cisjordania (controlada por la Autoridad Nacional Palestina) y el Estado de Israel.

    Sin embargo, esta opción iría en contra de todos los acuerdos y resoluciones tomados anteriormente y supondría un debilitamiento de la influencia palestina, lo que la haría inaceptable para el pueblo palestino.

    JerusalénEditar

    La frontera de Jerusalén es un tema particularmente delicado. Las tres principales religiones abrahámicas —el judaísmo, el cristianismo y el Islam— tienen a Jerusalén como un lugar importante para el establecimiento de sus relatos históricos religiosos.

    En 1947 la ONU estableció en un Corpus separatum que debía estar bajo control internacional. Tras la guerra de 1948, quedó dividida en la ciudad antigua (Jerusalén Este) bajo control jordano y ciudad moderna (Jerusalén Oeste) bajo control israelí.

    Desde 1967, tras la Guerra de los seis días, Israel controla toda la ciudad. Los palestinos reclaman al menos las partes de la ciudad que no formaban parte de Israel antes de junio de 1967.

    En 2005, había más de 719.000 personas judías viviendo en Jerusalén (en su mayoría viven en el oeste de Jerusalén) y 232.000 eran musulmanes (en su mayoría habitantes de Jerusalén oriental).

    Actualmente, las altas instituciones de Israel, entre ellas el Gobierno, la Knesset y el Tribunal Supremo, tienen sus sedes en la "ciudad nueva" de Jerusalén occidental y las han tenido desde la fundación de Israel en 1948. Después de que Israel capturara Jerusalén Oriental a Jordania, que la controló hasta la Guerra de los Seis Días, el estado judío asumió el control administrativo completo de Jerusalén oriental. En 1980 Israel promulgó una nueva ley conocida como Ley de Jerusalén que establece que "Jerusalén, completa y unida, es la capital de Israel", rechazada por la comunidad internacional en la resolución 478 del Consejo de Seguridad de la ONU.

    En la Cumbre de Paz de Camp David (2000) y la Cumbre de Taba (2001), los Estados Unidos propusieron un plan en el que las partes árabes de Jerusalén se daría al propuesto Estado palestino, mientras que la parte judía de Jerusalén sería retenida por Israel. Todos los trabajos arqueológicos en el Monte del Templo serían controlada conjuntamente por los gobiernos israelí y palestino. Ambas partes aceptaron la propuesta, en principio, pero solo en las cumbres y no en última instancia.

    Israel tiene serias preocupaciones sobre el bienestar de los santos lugares judíos bajo un posible control palestino. Cuando Jerusalén estaba bajo control jordano, los no judíos fueron autorizados a visitar el Muro Occidental y los otros lugares santos judíos, y el cementerio judío del Monte de los Olivos fue profanado. La Tumba de José (sagrada para judíos y musulmanes) fue saqueada en 2000[54]​ e incendiada en 2015[55]​ por turbas palestinas. Los organismos de seguridad israelí vigilan de manera rutinaria y detienen a los extremistas judíos que atacan la explanada de las mezquitas. Israel ha dado una autonomía casi completa a los musulmanes en el Monte del Templo.

    Videos explicativosEditar

    Véase tambiénEditar

    ReferenciasEditar

    1. Palestina, a 70 años del Nakba. Pedro Brieger YouTube
    2. v7inter_ El difícil camino hacia la paz (conflicto israelí-palestino) YouTube (Visión 7 Internacional)
    3. «A History of Conflict: Introduction» (en inglés). BBC News. Consultado el 27 de diciembre de 2013. 
    4. Black, Ian (2017). Enemies and Neighbours: Arabs and Jews in Palestine and Israel, 1917-2017 (en inglés). Londres: Penguin Books. p. 107. ISBN 9780241004432. Consultado el 11 de marzo de 2019. «On 29 November 1947 the UN General Assembly voted to partition Palestine into Jewish and Arab states, leaving Jerusalem under UN supervision as a “corpus separatum”. (…) The proposed Jewish state was to consist of 55 percent of the country, including the largely unpopulated Negev desert.Its population would comprise some 500.000 Jews and 400.000 Arabs –a very substantial minority. Jews, at that point, owned just 7 percent of Palestine’s private land. The Arabe state was to have 44 percent of the land and a minority of 10.000 Jews. Greater Jerusalem was to remain under international rule.» 
    5. Culla, Joan B. (2005). La tierra más disputada: el sionismo, Israel y el conflicto de Palestina. Alianza Editorial S.A. p. 67. ISBN 84-206-4728-4. 
    6. «Génesis 15:18-21 - RVR - En aquel día hizo Jehová un pacto con Abram dic...». Bible Study Tools. Consultado el 16 de abril de 2018. 
    7. Brasil, SoulDigital. «Universal». www.universal.org.ar. Consultado el 16 de abril de 2018. 
    8. a b «Diferencias entre israelita, israelí, judío, hebreo y semita - Enlace Judío». Enlace Judío. 9 de abril de 2013. Consultado el 16 de abril de 2018. 
    9. Sand, Shlomo (2011). La invención del pueblo judío. AKAL. p. 148-150. ISBN 9788446038108. Consultado el 3 de marzo de 2011. «En ninguna parte de la abundante documentación romana se menciona una deportación de Judea. Tampoco se ha encontrado ninguna huella de grandes poblaciones de refugiados por los bordes de Judea después del levantamiento, como habría habido si se hubiera producido una huida masiva.» 
    10. «La destrucción del templo de Jerusalén». www.nationalgeographic.com.es. Consultado el 16 de abril de 2018. 
    11. «¿Cuál es la diferencia entre judíos askenazi y sefaradí?». #CulturaInmigrante. Consultado el 16 de abril de 2018. 
    12. Black, Ian (2017). Enemies and Neighbours: Arabs and Jews in Palestine and Israel, 1917-2017 (en inglés). Londres: Penguin Books. p. 20. ISBN 9780241004432. Consultado el 29 de marzo de 2020.
    13. Bernstein, Deborah S. Pioneers and Homemakers: Jewish Women in Pre-State IsraelState University of New York Press, Albany. (1992) p.4
    14. Jewish Virtual Library. «The First Aliyah». Consultado el 29 de marzo de 2020. 
    15. a b c d e f g h i j k Rogan, Eugene (2010). Los Árabes. CRÍTICA S. L. ISBN 978-84-9892-138-0. 
    16. «Mandate for Palestine - League of Nations (12 August 1922)». unispal.un.org. Consultado el 29 de agosto de 2021. 
    17. «Faisal-Weizmann agreement/Non-UN document (3 January 1919)». unispal.un.org. Consultado el 29 de agosto de 2021. 
    18. Klaus Polkehn. Klaus Polkehn, The Secret Contacts - Zionism and Nazi Germany, 1933 - 1941 (en english). Consultado el 5 de septiembre de 2021. 
    19. desde el Libro Blanco de 1939
    20. Silver, E. (1984): Begin. Londres. Citado por Fraser (2004), p.17. 
    21. Jewish Virtual Library. «The Third Aliyah» (en inglés). Consultado el 29 de marzo de 2020. 
    22. Jewish Virtual Library. «The Fourth Aliyah». Consultado el 29 de marzo de 2020. 
    23. Jewish Virtual Library. «The Fifth Aliyah». Consultado el 29 de marzo de 2020. 
    24. También llamada: Guerra de la Independencia para Israel, Guerra árabe-Israelí de 1948, o Nakba (catástrofe) para los palestinos.
    25. Carmen Pérez González y Pedro Sánchez Herráez. «EL CONFLICTO PALESTINO ISRAELÍ II». 
    26. Al poseer ya las dos riveras del rijo Jordán, pasaría a llamarse Jordania.
    27. Según fuentes israelíes 538.000. Según ONU 726.000. Según Fuentes palestinas 850.000.
    28. «Israeli-Palestinian conflict» (en inglés). Fundación Thomson Reuters. 12 de diciembre de 2012. Archivado desde el original el 31 de diciembre de 2013. Consultado el 29 de diciembre de 2013. 
    29. undocs.org/es (22 de diciembre de 2017). «esolución A/ES-10/L.22». Consultado el 22 de diciembre de 2017. 
    30. efe.com (22 de diciembre de 2017). «La Asamblea General de la ONU exige a EE.UU. dar marcha atrás sobre Jerusalén». Consultado el 22 de diciembre de 2017. 
    31. hispantv.com (22 de diciembre de 2017). «ONU condena abrumadoramente decisión de Trump sobre Al-Quds». Consultado el 22 de diciembre de 2017. 
    32. www.bbc.com (23 de diciembre de 2016). «Naciones Unidas desata la ira de Israel al aprobar con la abstención de EE.UU. una resolución que pide poner fin a los asentamientos judíos en territorios palestinos». Consultado el 23 de diciembre de 2016. 
    33. www.elcomercio.pe (23 de diciembre de 2016). «ONU aprueba resolución contra los asentamientos israelíes». Consultado el 23 de diciembre de 2016. 
    34. www.clarin.com (23 de diciembre de 2016). «Con la abstención de EE.UU., la ONU condenó los asentamientos de Israel en Palestina». Consultado el 23 de diciembre de 2016. 
    35. www.elpais.es (23 de diciembre de 2016). «El Gobierno de Obama se abstiene en una resolución de la ONU contra Israel». Consultado el 23 de diciembre de 2016. 
    36. «Israeli- Palestinian conflict issues and history in brief...» (en inglés). MIDEastWEB. Consultado el 29 de diciembre de 2013. 
    37. «Jewish & Non-Jewish Population of Israel/Palestine (1517-Present)». www.jewishvirtuallibrary.org. Consultado el 11 de junio de 2021. 
    38. «Los refugiados y refugiadas de Palestina». UNRWA. Consultado el 7 de junio de 2021. 
    39. «UNRWA - Agencia de la ONU para refugiados palestinos». UNRWA. Consultado el 19 de junio de 2021. 
    40. «IEEE - La propuesta de Trump para Palestina: condiciones leoninas para un acuerdo imposible.-José Ignacio Castro Torres». www.ieee.es. Consultado el 15 de junio de 2021. 
    41. «¿Cuáles son las alternativas a la "solución de dos Estados" para el conflicto entre israelíes y palestinos?». BBC News Mundo. Consultado el 25 de junio de 2021. 
    42. Sanz, Juan Carlos (5 de junio de 2017). «50 años de ocupación: entre la Biblia y el Consejo de Seguridad». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 26 de junio de 2021. 
    43. Press, Europa (31 de enero de 2013). «El líder de Hamás acepta la solución basada en dos estados». www.europapress.es. Consultado el 20 de junio de 2021. 
    44. «Hamas acepta la idea de un Estado palestino dentro de las fronteras anteriores a 1967». CNN. 2 de mayo de 2017. Consultado el 20 de junio de 2021. 
    45. «Highlights». B'Tselem (en inglés). Consultado el 26 de junio de 2021. 
    46. Internet, Unidad Editorial. «España votará a favor de que Palestina sea Estado observador de la ONU». www.elmundo.es. Consultado el 26 de junio de 2021. 
    47. «La UE y el proceso de paz en Oriente Próximo | Noticias | Parlamento Europeo». www.europarl.europa.eu. 22 de junio de 2016. Consultado el 31 de julio de 2021. 
    48. «Todo lo que necesitas saber sobre los derechos humanos en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados». www.amnesty.org. Consultado el 31 de julio de 2021. 
    49. «Statement of ICC Prosecutor, Fatou Bensouda, respecting an investigation of the Situation in Palestine». Corte Penal Internacional. 3 de marzo de 2021. Consultado el 20 de junio de 2021. 
    50. «Corte Internacional de Justicia | Corte Internacional de Justicia». www.icj-cij.org. Consultado el 23 de junio de 2021. 
    51. «¿Cuáles son las alternativas a la "solución de dos Estados" para el conflicto entre israelíes y palestinos?». BBC News Mundo. Consultado el 25 de junio de 2021. 
    52. «Solo la mitad de los israelíes y palestinos apoya la solución de dos estados». La Vanguardia (Grupo Godó). EFE. 22 de agosto de 2016. Consultado el 12 de marzo de 2017. 
    53. «History of the Israeli-Palestinian Conflict» (PDF). PROMISES • TIMELINE (en inglés). American Documentary, Inc. Diciembre de 2001. Archivado desde el original el 24 de enero de 2014. Consultado el 29 de diciembre de 2013. 
    54. «El eterno polvorín de Tierra Santa - TUMBA DEL PATRIARCA JOSÉ. Nab... | Internacional | EL MUNDO». ELMUNDO. 17 de octubre de 2015. Consultado el 30 de julio de 2021. 
    55. «Palestinian rioters torch Jewish holy site Joseph's Tomb». BBC News (en inglés británico). 16 de octubre de 2015. Consultado el 30 de julio de 2021.