Presocrático

(Redirigido desde «Presocráticos»)

Los presocráticos constituyen un conjunto heterogéneo de pensadores que vivieron entre los siglos VI y IV a. C. en diversas polis del mundo griego, algunas de ellas muy distantes entre sí.[1]

La denominación que se usa para referirse a los presocráticos se basa en un criterio cronológico.[1] Los presocráticos serían los filósofos que vivieron y desarrollaron su pensamiento antes de que Sócrates irrumpiera en la escena filosófica.[1] Sin embargo, algunos de estos pensadores son contemporáneos e incluso posteriores a Sócrates, como es el caso de Demócrito.[1] Lo cierto es que inicialmente se atendió a ese criterio cronológico, pero posteriormente se prestó atención a la temática que abordaron estos filósofos y al modo de plantearla.[1]

Los filósofos presocráticos se caracterizan por:[1]

  • Considerar como objetivo fundamental de sus preocupaciones filosóficas la naturaleza.
  • Intentar encontrar cuál o cuáles son las sustancias originarias de las que habría surgido la realidad.

Índice

Escuela de MiletoEditar

A principios del siglo VI a. C. Mileto era una polis griega situada en Jonia, en las costas de Asia Menor.[1] Su dedicación al comercio, su ubicación geográfica en la frontera entre varias culturas y el elevado nivel de libertad del que gozaban sus habitantes hicieron de esta ciudad el lugar idóneo donde habría de desarrollarse el interés por un conocimiento de la naturaleza definitivamente alejado del mito.[1]

Tres son los milesios que han pasado a la historia de la filosofía: Tales, Anaximandro y Anaxímenes.[1] El pensamiento de cada uno de estos tres autores representa una serie de rasgos comunes, lo que ha provocado que se hable de la escuela filosófica de Mileto, aun cuando es muy posible que la escuela, como tal, no haya existido nunca.[1]

Los tres filosófos de Mileto proponen como arjé una realidad única que posee en sí misma el principio del movimiento, gracias al cual se transforma en toda la pluralidad de seres que se conoce.[1] Por ello, sus doctrinas pertenecen al monismo dinámico.[1] Por otra parte, en la medida en que la realidad propuesta como arjé posee en sí misma el principio del movimiento, debe ser considerada como un ser vivo.[1] Los milesios no distinguen entre materia y vida, y por este motivo se les considera hilozoístas.[1]

Presocráticos pluralistasEditar

Entre los presocraticos hay varios filósofos pluralistas. En ellos se da especialmente la cuestión porque se ocupan de los principios de que está constituida la totalidad de lo que es.

En particular son pluralistas Empédocles y Demócrito. A diferencia de Tales de Mileto, que era monista, en tanto sostenía que el agua era la sustancia primordial, Empédocles sostendrá la doctrina de los cuatro elementos fundamentales: tierra, agua, aire y fuego.

La posición de Demócrito es premonitoria en el plano científico posterior. Afirma que la realidad está compuesta de pequeñas sustancias indivisibles denominadas átomos. Es decir, en griego, lo que no puede ser dividido.

Posiciones monistas son las de Anaxímenes, al decir que todo es aire. Y en un sentido mucho más complejo pues funda la ontología occidental, Parménides, al afirmar la unidad absoluta del ser, y la no existencia del no ser.

Demócrito ha de atribuir a cada átomo las características definitorias del ser dadas por Parménides. Cada átomo es invariable en sí mismo y desplazándose en el vacío da lugar a las configuraciones que dan forma a los entes sensibles. Lo que de manera vulgar denominamos, cuerpos.

Anaxágoras también debe ser considerado en la categoría de los pluralistas. Su doctrina de las homeomerías supone una multitud de partículas que se encuentran, todas, en todos los cuerpos.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c d e f g h i j k l m n Ríos Pedraza, Francisco; Haya Segovia, Fernando (2009). «La filosofía antigua». En Amodeo Escribano, Marisa; Scott Blacud, Elizabeth; López Vera, Eduardo et al.. Historia de la Filosofía. San Fernando de Henares: Oxford Univesity Press España, Sociedad Anónima. p. 16. ISBN 9788467351477. Consultado el 17 de mayo de 2017.